"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

29 abr. 2009

Las locas


Todos tenemos derecho a tener una loca en nuestras vidas, es mas, debería ser una obligación el que un ser obsesivo y desequilibrado fagocitase todos y cada uno de nuestros geranios de plástico y de nuestras sabanas de raso. Deberia convertirse incluso en materia escolar. "Como follar con una loca". Los locos son personas que se meten en tu vida sin que puedas evitarlo. Es mas: no debes evitarlo. Compartir tu vida con una loca te otorga una dimensión diferente de eso que llamamos "cotidianeidad", cosas tan simples como oler tus propias ventosidades o mirar el escote de la compañera de trabajo. Nada que pase a la posteridad. Vivir con una loca te enseña el auténtico valor de las cosas por el simple hecho de perderlas. Yo hace tiempo conviví con un loca (no una de esas insignificantes locas que desde que tuvieron un accidente de moto su única vida es pulular por blogs ajenos), hablo de una loca de verdad, de las que te obligan a dormir con un cuchillo del pan debajo de la almohada (porque ellas ya se han agenciado el cuchillo jamonero). De esas locas que cuando comienzas a follar con ellas no sabes si acabarás debajo de la cama o encima de una camilla en urgencias. ¿Pero que mas da? Yo ya tuve mi loca particular, hace muchos años, no quiero más. Ya tuve mi ración de "ahora te quiero, ahora te odio", ahora solo necesito un "ahora te quiero follar, ahora te quiero volver a follar". Siento pena por los locos, claro. No siento la mas mínima pena por los desequilibrados. Son dos conceptos diferentes.

Si alguno tiene una loca o un loco en su vida, conservadlo hasta que no podáis mas, os enseñará mas de lo que creéis.
Si alguien tiene un desequilibrado en su vida: ignoradlo... es un ejercicio de lo mas gratificante.