"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

30 dic. 2009

2010: la vuelta del gilipollas.


Por problemas ajenos a mi persona he estado un tiempo alejado de todos vosotros, mis queridos animales de compañía. Cuando digo problemas ajenos a mí en realidad me refiero a mis problemas pero –como siempre- prefiero culpabilizar a los demás. Que malas habéis sido todas... con lo bueno que soy yo. Han pasado muchas cosas en todos estos meses, muchas cosas y poco sexo. Algo ha habido pero como siempre ha sucedido en esa casa al borde de la carretera con un gran neon en el techo que anuncia “la teta enroscada”. Lo siento, los lupanares son los únicos lugares donde me siento a gusto. Las mujeres me hablan, hay cerveza, las mujeres me tocan, hay cerveza y las mujeres meten su lengua en varios sitios de mi cuerpo que no son exclusivamente la boca. Sexo. El mundo sin sexo carece de sentido. Por eso mi vida carece de sentido. Pero he decidido volver. ¿Por qué? Aparte de porque alguna de mis seguidoras me han ofrecido enviarme fotos suyas desnudas a cambio de mencionarlas en mis post... porque soy consciente de que mi desgracia os hace sentir mejor. Así pues... volvamos a la carga. Feliz año nuevo a todos, sobretodo a vosotras, mis adoradas vestales. Podéis seguir enviando vuestras fotos desnudas a la dirección de siempre, yo continuare utilizando vuestras fotos para lo de siempre. Y mientras el mundo gira, los kleenex se acumulan en la basura del baño. Lo dicho, feliz 2010.