"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

25 nov. 2011

Mi primo el listo



Todos tenemos una familia. Incluso aquellos que no deberían tenerla, como los políticos o yo mismo. Ustedes ya conocen un poco acerca de mi familia pero lo que no saben es que, aunque todos nos apellidamos "Gilipollas", no todos lo son. En toda familia siempre existe la desgracia de tener un maricón (no un gay), un artista conceptual o una solterona. Nosotros tenemos la terrible desgracia de tener un listo. Y no es de esos listos que sueltan frases pretendidamente ingeniosas en las comidas familiares, me refiero a un listo de verdad. Uno de esos que estudian, leen los periódicos y se perfuman después de ducharse. Una persona casi normal, vaya. Y tener uno de esos en una familia como la nuestra es como que en el congreso de diputados haya un diputado honesto: un serio inconveniente para el resto. Mi primo el listo se llama Joaquín y mi teoría es que su inteligencia se debe a que debió darse un golpe cuando de pequeño trepaba por la biblioteca en busca de los clásicos griegos. Debo aclarar que un clásico griego no tiene nada que ver con agarrarse a la retaguardia de una jubilada, son esos libros llenos de letras que se supone que debes leer para ser mejor persona. Yo lo he intentado y solo he conseguido un mejor dolor de cabeza. Mi primo el listo lee a los clásicos griegos, hace sudokus y visita museos con la osadía de quien se detiene a mirar los cuadros. En una ocasión me llevé a mi primo a uno de los bares que frecuento y el muy descarado tuvo la poca vergüenza de ponerse a hablar de noseque tonterías sobre el universo con el camarero. Un poco mas y me quedo sin primo, debido mi continua ingesta de alcohol, erré el golpe y la botella pasó a escasos centímetros de su cabeza. ¡Se puede tener mas cara! Mis conocidos no necesitan conocer los entresijos del universo ni tampoco contemplar libros sin fotos. Mi cultura es la cultura del piropo barriobajero o la sabiduría de los trucos de bar para conseguir cervezas gratis. No necesito saber mas. Por supuesto fue la primera y única vez que me llevé a mi primo de fiesta. Todos tenemos una oveja negra en la familia y procuramos apartarla poco a poco de nosotros, no nos vaya a contagiar con sus carencias. Recuerden siempre que es mas peligroso y listo que un tonto pues el tonto se limita a reírse de sus tonterías al tiempo que trozos de comida salen despedidos entre sus escasos dientes mientras el listo se regodea en sus presuntos conocimientos mientras intenta cambiar a los demás con su peligrosa verborrea. Y encima los listos tienen la poca verguenza de no hablar cuando están masticando. En este mundo hay tres tipos de personas: los gilipollas, los listos y los colaboradores de "Sálvame". Intenten no ser los dos últimos, es letal para su salud. Hace meses que no veo a mi primo el listo, le huyo como si fuese uno de mis múltiples acreedores. Hagan ustedes lo mismo con sus listos. Como los políticos honestos, los listos son letales para el bienestar global. Si todos fuésemos listos... seríamos igual de tontos. Piensen en ello, yo como es viernes no pienso mas que en tomarme un Gin-Tonic y dormir entre los brazos de una mujer. Como siempre, solo alcanzaré lo primero (y eso si consigo engañar a algún parroquiano del bar para que me invite). Feliz fin de semana tontuelos míos.



21 nov. 2011

Retorno a las buenas costumbres


Atendiendo al cambio electoral que aconteció ayer creo que ha llegado el momento de recuperar las buenas costumbres de toda la vida que en los últimos años cierta panda de progresistas nos han arrebatado en pos de memeces tales como que todos somos iguales. Por fin volvemos a vivir en un país donde al negro podrá llamársele negro, al maricón podrá llamársele maricón y a la mujer podrá llamársela "¡Eh tu!". No somos todos iguales de la misma manera que la rectitud es la única manera de alcanzar la espiritualidad que nos lleve a poder engañar a nuestra mujer sin sentimiento de culpa.

La televisión
¿Qué es eso de una televisión donde se habla del corazón y los colaboradores son mas gays que Justin Bieber en una fiesta de la espuma? Debemos volver de inmediato a la televisión de toda la vida, esa que habla de fútbol, toros y oficios artísticos. Hay que volver a rodar series con Arturo Fernández y Lina Morgan. Es mas, voy a comenzar una campaña para que se recupere la televisión en blanco y negro con presentadoras con minifalda y jersey de cuello alto. Basta ya de programas del corazón o de atletismo femenino. Recuperemos a Alfredo Amestoy o a José Luis Balbin y "La Clave". Recuperemos los programas de 4 horas en un único escenario donde el presentador no anunciaba dietas milagrosas o yogures para combatir el colesterol y donde los tertulianos (todos hombres) fumaban en pipa y vestían sobrios trajes oscuros.

El tabaco
Nunca he entendido que se haya prohibido el tabaco en lugares públicos. Una de las características diferenciales de nuestro país era el olor a tabaco, fritanga y sudor. Ahora, para nuestra desgracia solo olemos a fritanga y a sudor. Habría que recuperar la costumbre de celebrar la llegada de un nuevo hijo fumando un gran puro en la maternidad o de que nuestro medico de cabecera nos reciba fumando. Hay que instaurar la costumbre de que los profesores fumen incluso en las guarderías. ¿Que es un bar sin humo? Un local donde los hombres lucen una dudosa heterosexualidad, sin lugar a dudas.  El tabaco es una de las principales fuentes de ingreso para nuestro país. Hay que ayudar al país fumando mas y sobre todo educando a nuestros hijos en la cultura del cigarrillo permanentemente colgado de los labios, con ello contribuimos al negocio de dentistas, médicos y fabricantes de ceniceros a quienes tanto hemos perjudicado innecesariamente en los últimos años.

El matrimonio homosexual
No tengo nada contra el matrimonio homosexual pero opino que no debería llamarse matrimonio ni tampoco deberíamos permitir que lo hiciesen los homosexuales. Dijo la gran filosofa Ana Botella que "si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta". Se puede decir mas alto pero no mejor. Procedamos a cambiar las leyes para anular el matrimonio homosexual y a todos los homosexuales que ya se han casado hay separarlos a ciudades diferentes y ponerles películas de Alfredo Landa persiguiendo a suecas. Los valores del matrimonio se basan en la desigualdad y la sumisión de una sobre el otro y eso es algo que debemos recuperar. Me gustaría recordar aquí que la grandiosa Ana Botella es la misma filosofa que postuló esa gran frase que es "La Cenicienta es un ejemplo para nuestra vida por los valores que representa. Recibe los malos tratos sin rechistar, busca consuelo en el recuerdo de su madre."  Propongo que sea esta señora la que dirija el derribo del edificio del ministerio de la igualdad y después sea ministra de un nuevo ministerio donde se instaure de nuevo la ley de vagos y maleantes para que podamos censar a todos esos hombres que llevan pantalones ajustados, besan a otros hombres y cometieron la terrible osadía de casarse con otros hombres.

La Seguridad Social

Basta de tecnologías innecesarias, ¿qué es eso de una resonancia magnética o una reducción de estómago? Debemos exigir que el doctor de familia de toda la vida fume en la consulta y recete una aspirina y un vaso de agua para cualquier tipo de dolencia. Hay que volver a esas enfermeras con cofia o aun mejor, a esas enfermeras monjas permanentemente malhumoradas y que te dicen "no protestes" en vez de darte una pastilla para el dolor. Hay que eliminar de las farmacias todas esas tonterías que venden y volver al laudano, al Agua del Carmen y al Optalidon. ¿Y que me dicen de los psicólogos? Dos hostias dadas a tiempo ahorrarían a la seguridad social miles de euros en psicólogos y psiquiatras.

Y por último pero no menos importante...

El Gin-Tonic
Las moderneces actuales y el hecho de que a los hombres se les permita caminar de la mano de otros hombres nos ha llevado a perder la excelsa costumbre del Gin-Tonic de toda la vida. Ahora los Gin-Tonics son servidos en copas balón previamente enfriadas, con hielo puro, aromatizadas con el aceite que contiene la piel de un limón y servidas con excéntricas ginebras y tónicas propias de señores que se depilan el pecho y utilizan caras colonias. Olvídense de eso, el auténtico Gin-Tonic se sirve en vaso de tubo de plástico, con dos hielos pequeños de esos de cubitera de chinos, mucha ginebra barata (Larios a poder ser) y la tónica Schweeps de toda la vida. Es una solución barata, clásica y funcional. Solo un hombre de verdad es capaz de apreciar la calidad en la simpleza. Y nada de beber esos Gin-Tonics para modernos después de la cena como copa en locales de diseño. El Gin-Tonic se bebe en el bar de toda la vida a las cuatro de la tarde y sin sacarse el palillo de la boca.

Un país que pierde sus mas rancias tradiciones se convierte en un país abocado al fracaso. Países donde la memoria cede el paso a la corrección política son países que acaban oliendo a colonia de jengibre (y de todos es sabido que a las grandes potencias mundiales les encanta reírse de los países que mean colonia). Deberíamos aprovechar esta nueva coyuntura que hoy comienza para retomar la época de nuestro máximo esplendor donde todos nos admiraban por las corridas de toros, por nuestras paellas y por los hoteles a pie de playa. España no puede ser un país de homosexuales diseñando ropa, tampoco de mujeres dirigiendo nuestras empresas. Volvamos a las buenas costumbres: entre todos conseguiremos salir de la crisis. Llevamos demasiados años intentando ser modernos ¿y que hemos conseguido? Ser uno de los países que está a la cola del tren europeo. En estos últimos ocho años de libertinaje solo hemos conseguido una cosa buena: ganar el mundial de fútbol. Usamos coches eléctricos, llevamos los zapatos limpios y tenemos que salir a la calle a fumar. Algo no está funcionando y estoy convencido de que Rajoy, con la ayuda de todos los españoles de pro, conseguirá devolvernos a la época de nuestro máximo esplendor. Pongámonos a ello, entre todos podemos. He dicho "todos", masculino plural. Las mujeres que vuelvan a la cocina a hacer pasteles que para eso ha ganado el PP, que diablos.






15 nov. 2011

The Go Too P'atrás Theory



Supongo que si recuerdan mis anteriores experiencias en museos, recordarán también que la cultura no es uno de mis puntos fuertes. Si no son lectores habituales, me complace informarles que la cultura continua no siendo mi fuerte. Es mas, no tengo ni puta idea y no se diferenciar un cuadro de Van Gogh de una guía telefónica. Pero aunque a veces el escenario no es el preferido, vale la pena si consigues tu objetivo. Como un descampado en un ataque de diarrea, vamos. Así pues, los museos (mi particular descampado cultural) siguen siendo un lugar idóneo para encontrar fornicio gratuito, y digo idóneo aunque nunca haya sido idóneo para mi puesto que la idoneidad siempre es un concepto subjetivo (esto lo he leído en el dominical de "El País", no se lo que significa, espero que ustedes si). Tras un rápido sorteo decidí que comenzaría con las exposiciones del museo Thyssen, en concreto una llamada "Las Vanguardias Rusas" que imaginé que mostraría las portadas de la versión rusa del diario "La Vanguardia". Lo primero consistió en empaparme a fondo sobre el museo Thyssen para no parecer lo que siempre parezco: un gilipollas indocumentado que está en permanente fuera de juego. Para ello leí con detenimiento todos los textos que encontré en Internet, revistas y prospectos de medicamentos, leí absolutamente todo sobre el conflicto entre la baronesa Thyssen y su hijo y la neumática mujer del hijo y los hijos de la baronesa que dicen que son hijos del hijo y el hijo del hijo de la baronesa que la baronesa no conoce... etc. y de esta manera, habiendo leído todas las revistas del corazón, me dirigí al museo con paso presto y decidido que en mi caso es lo mas parecido a un elefante desbocado. Pedí una entrada para la exposición de "Las Vanguardias Rusas", pagué con billetes del Monopoly, llamaron a seguridad, me echaron del museo, volví al cabo de tres días después de tres días pidiendo dinero a la salida de las discotecas de ambiente y de esta manera tan simple me planté frente a todos aquellos cuadros a la espera de que alguna indocumentada cayese en mis brazos. 

Mientras daba vueltas por el lugar pude darme cuenta de lo torpes que eran los pintores esos rusos que leían "La Vanguardia", ni los marcos sabían escoger. Dijo el que mas sabe de esto que en el arte existe la ley de "haberlo hecho tu primero", pues parecía que aquellos rusos habían llegado tarde a todos lados. Rayas, cuadrados, cuerpos azules y rayos que partían casas. Ni un solo bodegón como Dios manda, de esos de una jarron lleno de agua, un plátano y dos manzanas. Lo de toda la vida de pintor bueno, vamos.

Al cabo de un rato se me aproximaron dos jóvenes pelirrojas con las mejillas sonrosadas y chaquetas de punto. Dos inglesas de vacaciones de esas que beben vino barato y llevan sandalias en invierno. Las víctimas perfectas para mi ejercicio de extrema seducción.

-Por favore -comenzarón ellas con un inglés dulce y armonioso- ¿dónde estar lavabos? 

Mi inglés no estaba tan oxidado como creía. Perfecto.

-Este museo es de la madre del cabezón ese que esta casado con la tia buena -informé rápidamente.
-¿Sorry? -dijo la otra.
-Si, es una zorra, por eso no quiere presentarle los hijos a su suegra hasta que le de todo el dinero.
-No entender.
-Claro que no lo entiende la suegra -continué en mi perfecto inglés hispano- pero es que parece que los hijos no son sus hijos sino los hijos de su hijo, ya sabéis, meten la pilila en un tubo, miran una peli porno y esperan. De la misma manera que estos cuadros no son cuadros, yo creo que en realidad son posters comprados en los chinos.
-¿Lavabo? -preguntaron al unísono las extranjeras.
-Exacto, una mierda. Algo digno de un lavabo.
-¿Dónde estar lavabo?
-Ah, el meodromo. Go too p'atrás -dije con mi mejor acento inglés de las islas británicas- junto a los ascensores, ese artilugio que es go too p'arriba, go too p'abajo.
-What the fuck!
-Go too p'atrás -repetí lentamente pero alzando la voz como si hablase con un sordo al que se le han agotado las pilas del Whisper XL. 

En esos instantes se acercó a mi uno de los guardas del museo.

-¿Podría bajar la voz?
-Pues claro que no -protesté airadamente- ¿No pretenderá usted que hable estirado en el suelo? Soy una persona, gorda, eso si, pero una persona al fin y al cabo. Además si bajo la voz y hablo desde el suelo estas señoritas creeran que quiero mirar debajo de sus faldas. ¿Cómo se llama usted?
-Rosario.
-Ese es nombre de mujer o de gato. No me creo que se llame Rosario.
-¿Ha bebido usted? -preguntó el guarda.
-Cada día, sigo una estricta dieta basada en cervezas y GinTonics. ¿Usted no bebe? ¡Go pa'l bar y deje de molestar, Rosario!

Cinco minutos mas tarde, varios empleados me invitaban amablemente a abandonar el museo lanzándome desde el primer piso sobre el jardín. 

Definitivamente, odio la gente sin el menor sentido de la sensibilidad artística. 



9 nov. 2011

Consultorio del doctor gilipollas (11)



Doctor Gilipollas: he cogido ladillas y como soy alérgico a los insecticidas quería saber si se pueden ahogar o resisten debajo del agua, y si es así cuánto tiempo, para darme un baño en vez de ducharme. Firmado: Alérgico,
Estimado Alérgico. Lo primero que debe hacer es comprar una lata de gasolina, cerillas y pomada para quemaduras. Después vaya a un descampado, a poder ser de día porque como se va a desnudar no sea que además de las ladillas pierda su hombría en manos de unos vagabundos de dudosa heteroseuxalidad. A continuación desnúdese, échese la gasolina por esas partes nobles donde viven las ladillas y pégueles fuego. Con que ardan veinte segundos es mas que suficiente. Se preguntará si a continuación debe aplicarse la crema para quemaduras en las quemaduras. Pues no. Olvide eso porque hay que ser idiota para pensar que unas quemaduras de primer grado se curan con una pomadita de 2 euros. Vaya corriendo a urgencias y que le ingresen. De acuerdo, es doloroso, pero mas doloroso resulta pegarle a tu mujer las ladillas. Sobre todo cuando se entere.

Hola Doctor, mi tia Elvira le pide por favor algunos consejos de lo que debe hacer para volver loco en la cama a un hombre soltero o casado(puede ser vos). Ella ya vos agradece de antemano. Firmado: Nocheluz.
Querida Nocheluz. Para volver loco a un hombre en la cama solo hay que hacer una cosa: apagar el televisor cuando den fútbol.

Querido doctor. Despues de ver el debate Rajoy-Rubalcaba creo que me he enamorado del moderador (Manuel Campo Vidal) cuando se puso a hablar en portugués. Le he pedido a mi mujer que se deje bigote y moderé entre mi suegra y yo pero ella se niega y tampoco creo que esa sea la solución. Es la primera vez que me siento atraído por un hombre y no se que hacer. Firmado: Antonio.
Querido Antonio. No importa que se enamore de un hombre hablando en portugués. Los hombres portugueses también se enamoran de personas con bigote que hablan portugués (así son las mujeres portuguesas). Lo mejor que puede hacer para salvaguardar su heterosexualidad es irse a vivir a Portugal... y dejar de mirar la tele.

Mi apreciado Señor Gili tengo un chico que está super enamorado de mi, pero yo no de él, pero cuando salgo con él mis amigas lo miran porque está muy bueno. Sé que al verme con él les da rabia que sea yo quien esté con él y no ellas. Qué debo hacer sigo con el chico aunque no lo ame, y se lo dejo a mis amigas. Firma Yo alias la egoísta
Querida amiga egoísta. , si quiere usted estar con alguien a quien no ama está en su derecho. Conozco a miles de modelos jóvenes que están con viejos adinerados por el mismo motivo y no pasa nada. Bueno, en realidad no las conozco, he oído hablar de ellas. Bueno, he visto alguna en los desplegables de alguna revista. Pero vamos, mi consejo es que siga fornicándose a ese tipo mientras le hace cortes de mangas a sus amigas. Es de lo mas liberador, créame.

Estimado Doctor. Me gusta tener sexo con desconocidos. ¿Que opina? Firmado: gafapastas.
Querida Gafapastas. Espero no conocerla nunca.






Envíen sus preguntas a completamente.gilipollas@hotmail.es o déjenlas en los comentarios. Y recuerden: cuenten siempre la verdad aunque sea mentira.

3 nov. 2011

Amor


Hay muchos tipos de amor, cientos de miles de hecho, hay casi tantos tipos de amor como aficionados histéricos a Harry Potter. El amor puede discutir desde el amor incondicional a una estatua de madera que representa a un anorexico clavado a una cruz hasta el amor exaltado de aquel capaz de pegar tiros por amor a sus ideales o a su país. Amor a los animales (tanto el moral como el amoral), amor por un potente coche (a poder ser con una rubia neumática en el asiento del copiloto) o amor por una bonita, ruidosa, reluciente y macarra motocicleta que nos haga creer que somos jóvenes pasados los 40.

El río del amor no entiende de humanidades, serpenteando por los afluentes de objetos, paisajes o intangibilidades varias. Hay gente que experimenta un desmedido amor por el dinero pero en realidad nunca han tenido ese dinero entre las manos. Ni lo tendrán. Amamos aquello que deseamos. Una utopía como el graduado escolar de Belén Esteban. Así pues deberíamos sustituir "amor" por "deseo" y entonces nos acercaríamos mas a ese sentimiento que, desde tiempos inmemoriales, el hombre intenta definir.

Amor es egoísmo.

¿Pero que es el amor cuando hablamos de personas? En el caso del hombre, el amor es esa necesidad de tener una mujer de servicio (café, copa y puro) que además te sirva en las frías noche de invierno. En el caso de la mujer el amor es un príncipe azul montado en un corcel alado. Puede que sean tópicos de lo mas rancios pero sepan ustedes que estos tópicos siguen grabados a fuego en nuestro adn, nuestra boca dice "que mujer mas inteligente" cuando nuestro fuero interno dice "menuda jamona de bellota". Y la mujer dice "que hombre mas interesante" cuando en realidad piensa "como tenga el miembro como esas inmensas manos me voy a volver loca". El amor es mentira y no porque no exista sino porque nos encanta engañamos a nosotros mismos. Nos gusta enamorarnos de cosas bonitas de esas que cuentan las novelas en cuyas tapas hay un bruñido caballero con la camisa abierta sosteniendo entre sus brazos a una despeinada dama. La realidad es que nos enamoramos del calendario de bomberos o jugadoras de waterpolo.

Amor es mentira.

Pero sucede que mi evidente estupidez me libra de todo eso. Cuando yo digo "ai jamona que te voy a poner mirando a Ceuta" no quiero decir "me pareces una mujer de lo mas interesante":  Evidentemente, mi sinceridad es mi mayor enemiga. He llegado al convencimiento de que todos queremos que nos mientan, sobre todo después de sesiones de peluquería o dieta con desafortunados resultados, Sepan ustedes que cualquier frase teóricamente amorosa que incluya la palabra "pero" es una bomba de relojería. "Te queda bien el peinado pero hay otras veces que te lo han dejado mejor" (traducción: "ese peinado te queda como el culo de un mandril, querida y ciega esposa". O "Claro que te quiero pero a veces te pones un poco pesado" (traducción: "eres un trozo de piedra caliza mas cansino que el mocito feliz"). Y así repitan ustedes la formula hasta el infinito. Desengáñense, en toda relación amorosa hay siempre un indispensable "pero" (o varios).

El amor se basa en el egoísmo y la mentira.

Cuando entiendan eso quizás entenderán el motivo por el que siendo tan feos (pero inmensamente ricos) llevan colgados de su brazo a una top-model 25 años mas joven. Imagino que sus comentarios a este texto irán en la línea de "a mi no me pasa eso" o "el amor es mas bonito de lo que dices". Lo cual confirmará mi teoría: el amor es egoísmo y mentira. Pero no se asusten, esa es la base del ser humano. Sobre todo si eres una top model de 20 años o un completo gilipollas.