"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

30 jun. 2013

Internet Bizarro (1)


La red es un escenario propicio para que cientos de miles de personas que construimos páginas web podamos demostrar que la ignorancia no conoce límites. Yo mismo soy un buen ejemplo pero no por esta página donde ustedes están ahora leyendo esto (que también) sino porque tengo otra página donde, si ustedes ya creían que soy idiota, lo confirmo con todas las letras. Una pagina dedicada a los lavabos...



Y es que soy un gran fan de las páginas que no sirven de absolutamente nada o por el contrario, dedican esfuerzos en campañas sin futuro, o en alegrar el mundo con la inteligencia propia de alguien que se propinó un fuerte golpe en la cuna. Esta es la primera entrega de una magnifica muestra de lo que la raza humana, si se esfuerza un poco, es capaz de lograr.

MONDARINAS Esta es una de las webs mas inteligentes que he encontrado en mis continuos viajes por la red. Es tan simple como que una persona pretende que si tu, en vez de "mandarinas" dices "mondarinas" le envíes un correo electrónico. Aplausos, vuelta al ruedo y salida por la puerta grande. Si señor.

CAT BOUNCE nos regala unos gatitos botando por nuestra pantalla sin mas objeto que hace que se nos escapen los orines de la risa mientras nuestra comienza a hacer los trámites para internarnos en un sanatorio mental. Esta es la página definitiva que, cuando venga la señora del futuro con la lejía definitiva, se dará la vuelta y volverá por donde ha venido.

ORGANIZES es la pagina mas inteligente que he visto en mi vida. O la mas estúpida. Aunque definitivamente es la mas original porque juega con nuestra ambición de hacer lo contrario de lo que nos dicen que hagamos.

LALALALALALALALALA es de esas webs que hacen que nos quedemos mirando la pantalla con la vista fija sin poder pestañear mientras las tostadas se queman, el abuelo se hace pis encima y nos despiden del trabajo por faltar durante dos semanas seguidas. Deberían estar prohibidas... pero son tan cuquis...

FREE SEVIGNI es una página que he conocido hoy mismo a través de twitter y que, después de navegar por ella, aun, no se si es la mejor idea que he visto en mi vida o la cosa mas estúpida que he visto nunca. La historia es: unos tipos se unen y hacen una pagina web para recaudar dinero para decirle a la actriz Chloe Sevigni que vaya a vivir al barrio de Pinilla, en León. ¿Mi veredicto? Llevo años y años navegando por internet y puedo asegurar, sin temor a equivocarme, que Free Sevigni es la tontería mas inteligente que he visto nunca.

IS IT CHRISTMAS? es un clásico de las bizarradas en Internet. Simplemente hay que ir a la pagina y te dirá si es Navidad o no. El hecho de que una mente haya gastado su tiempo en esto demuestra que la raza humana está inexorablemente abocada a un futuro apocalíptico donde vestiremos con harapos y comeremos gatitos.

COW ABDUCTION sigue la linea de Free Sevigni de que si vas a hacer una estupidez la hagas bien y dedica todos sus esfuerzos (que son muchos) en la tarea de documentar el mundo de las vacas abducidas por extraterrestres. Está tan bien hecha que uno piensa rápidamente que no es mas que el primer paso de una campaña publicitaria de Coca-Cola o Aquarius. Pero no, simplemente es una bizarrada propia de un genio (o varios).

(continuará)








21 jun. 2013

Mitomanía geriatrica



Conste que nunca he sido un mitómano en exceso en lo que se refiere a los artistas de cante no regional. Cantantes de la tercera edad como los Pet Shop Boys, Alaska o Iggy Pop me parecen más propios del Karaoke del jueves por la tarde del asilo “El Retiro Feliz” que alguien dispuesto a dejarse una juventud -que ya no tienen- en el escenario. No digo que sean malos profesionales, estoy convencido que, cual piloto de F1, llevan al límite sus prótesis de cadera y han de hacer auténticos esfuerzos para que no les caiga la dentadura postiza cuando hacen playback de su juvenil voz. Todos tenemos derecho a alargar nuestra vida laboral hasta que el público se canse de nosotros pero no imagino a Nacho Vidal fornicando con 70 años ni a Silvester Stallone haciendo películas de acción con 70 años… bueno, lo segundo sí. Pero sigue siendo respetable, todos añoramos lo que hemos perdido y si a estos señores les pagan por demostrar que han perdido algo, bien por ellos.




¿Cuál es el origen de este post?  Conozco a dos mujeres (recuerden, yo no tengo amigos) que son fans a morir de Miguel Bosé y George Michael respectivamente, fans desde que ambas eran adolescentes y ellos ya eran treintañeros. El inevitable paso del tiempo ha hecho que ellas sean unas interesantes maduritas y Miguel Bosé y George Michael sean unos ancianos que a duras penas sostienen su gloria en el escenario y a los que en vez de tangas tiran bragas-faja color carne o ojos de vidrio Pero es que además las dos están enfrascadas en una batalla por demostrar cuál de sus ídolos sigue siendo mejor. Es como si yo cogiera dos gatos atropellados en una noche de lluvia en una autopista, colocase sus cadáveres en un escenario y pretendiese descubrir cuál de los dos maúlla mejor. El contrasentido de todo esto es que en vez de asumir que sus ídolos usan pañales, se empeñan en intentar demostrar que el viejo A es mejor que el viejo B sin darse cuenta que en esta ecuación A+B = 2 viejos. Todos llegaremos a viejos, la suerte de los profanos es que envejecemos con relativa dignidad. Las viejas glorias deberían aprender un poco de su geriátrico público. He dicho.


16 jun. 2013

Las zorras literarias

Tengo un amigo (en realidad un conocido dado que mi asquerosa personalidad me aleja de cualquier amistad) que un tiempo atrás se apuntó a un taller de esos literarios donde se supone que les enseñan a hacer mejor algo que les enseñaron a hacer años atrás en la escuela: escribir. Se juntan, hablan de literatura, de estilos, de técnica, de construcción, etc. Vamos, lo que la gente normal entiende como “un auténtico coñazo”. Lo más curioso es que en estos talleres, como en los de cocina, yoga o pintura, la mayoría de la gente que acude son féminas. Cosa por otro lado lógica ¿acaso se formó algún imperio cocinando cuscús, escribiendo poemas, pintando una acuarela en el parque o haciendo yoga en lo alto de la colina junto a los cañones? Pues no. Todas esas zarandajas inútiles son propias del sexo femenino. Si hubiese cursos para conseguir sexo fácil, decir piropos o rascarse el culo, estarían llenos de hombres. Pero no. Los hombres que se apuntan a esos cursos propios de mujeres o tienen la condición propia de las mujeres (o sea, que besan a otros hombres y los poemas les hacen llorar) o quieren ir a un curso lleno de mujeres para  hacer yoga y llegar hasta la postura de "flor de loto empotrada contra el colchón". Para follar, vamos. Curiosamente no creo que mi amigo… mi conocido, se haya apuntado para ninguna de esas cosas. Pero su señora esposa no opina lo mismo. Es más, a las compañeras del curso de literatura les llama las “zorras literarias”.  

Una vez al año las zorras literarias hacen una escapada de fin de semana (a la que va el conocido esposo de mi conocida), duermen juntos, ríen juntos, beben juntos e imagino que se duchan juntos porque un hombre con tantas mujeres ha de ser realmente un lerdo para pasar dos días encerrado en una casa rodeado de mujeres… hablando de la prosa Flaubert. Fornicar no es malo, incluso los cardiólogos lo recomiendan. Fornicar con otras personas que no sean la persona con la que debes fornicar tampoco es malo, incluso los cardiólogos lo recomiendan siempre que tu señora esposa no te pille introduciendo tu sagaz pluma en tintero ajeno.

Lo cual me lleva a la inevitable pregunta: ¿debo apuntarme a un curso donde hayan zorras literarias? Supongo que si pero haciendo gala de mi condición de gilipollas creo en vez de gastarme el dinero en un curso literario lo voy a gastar en amor tarificado en el club “El Conejito Feliz”. El propósito es el mismo, el gasto también, pero al menos con mi solución me ahorro escuchar coñazos sobre Flaubert y su puta madre. 

Y conste que esto último ha sido una frase hecha, desconozco si la madre de Flaubert también se dedicaba al amor tarificado.



7 jun. 2013

Twitter, resumen de Mayo






























2 jun. 2013

La técnica de la distracción lateral


Queridos míos, como bien saben, no suelo ser prolífico en lo que atañe a dar consejos para ligar. Básicamente porque nunca he conseguido tal hazaña propia tan solo de vigoréxicos o millonarios rusos. Pero, como otras veces dije, aunque no se ligar, soy un maestro en el no ligar así que una sencilla regla matemática (o filosófica... incluso culinaria) me indica el camino de lo que se ha de hacer: exactamente lo contrario. Una de las técnicas de todo pagafantas que se precie es darle a nuestra amada todo cuanto creemos que necesita, la invitamos a beber, a cenar, le guardamos el abrigo mientras liga con el tío mas mazas de toda la discoteca, la llevamos a casa en coche y le arreglamos el ordenador. Ella nos mira, sonríe con esa expresión maligna de quien se sabe poderoso, y nos da circunstancialmente un beso en la mejilla. Nosotros creemos que estamos ligando, claro, creemos que el proceso de cortejo es un proceso lento y sinuoso y también creemos que ella se acuesta con cualquiera menos con nosotros para poner a prueba nuestro amor. ¿La realidad? Somos como el aparcacoches que cree que el Ferrari es suyo solo porque lo ha llevado hasta una plaza. 

La técnica de la distracción lateral es simple y compleja al mismo tiempo. Simple porque no requiere más esfuerzo que unos segundos de comprensión y ejecución pero compleja porque ligar siempre ha sido difícil, aunque seas George Clooney sosteniendo un ristretto. La técnica de la distracción lateral consiste en ligar de lado, no de frente. Es al arte del ligoteo lo que la invención del falso 9 al fútbol. Mientras la susodicha (incluso el susodicho) habla frente a frente con otra persona, acérquense de manera lateral a su presa y comiencen una nueva conversación soltando cientos de preguntas por segundo a un volumen de voz lo suficientemente alto para hacerse oír por encima de los altavoces de la discoteca. De repente su presa, molesta por el nuevo interlocutor, desviará su vista del cachas con el que iba a acostarse en breve y se fijará en ustedes pasando a ser el cachas el elemento secundario. ¿Sencillo, eh? Ahora que hemos conseguido distraer lateralmente a nuestra presa, se preguntarán ustedes que hacer. Eso es aun mas sencillo y si lo preguntan es que no han aprendido nada de mis anteriores consejos, perros desagradecidos. A ver, les refrescaré la memoria: una vez hemos conseguido captar la atención de nuestra presa, lo siguiente es lo de siempre, sacar tres billetes de cincuenta euros y preguntar “¿en tu casa o en la mía?”. ¿Funciona? En realidad cuantos mas billetes muestren, mejor. Esa es la verdad. No he conseguido perfeccionar esta ultima parte porque soy pobre y apenas puedo mostrar unas monedas. Pero creo que funciona.

¿Mi consejo respecto a la técnica de la distracción lateral? Hablen con la boca llena, rásquense sus partes de manera mas que evidente, nunca inviten a una mujer a nada… ¿ligaran mas con eso? Por supuesto que no. Pero al menos no tendrán ustedes que fingir que son mejores. Y es mucho más barato. Ese es mi consejo para hoy, queridos.