"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

20/8/2014

20 de Agosto

¿Han escuchado ustedes en las películas norteamericanas eso de "llegar a la segunda base" cuando los adolescentes hablan de quedar con una moza? Imagino al traductor rompiéndose los cascos para conseguir traducir tan hilarante metáfora a nuestra cultura patria. La explicación de la metáfora es la siguiente:

Primera base: besar la boca, especialmente la boca abierta, incluyendo la lengua.
Segunda base: fuerte estimulación entre el cuello y la cintura, por lo general sin camisa o debajo de la camisa.
Tercera base: la estimulación manual u oral de los genitales.
Home run (cuarta base): el acto sexual con penetración.

¿Cómo traducir esto a la cultura hispana? Voy a intentarlo con un símil futbolistico

Primera parte: Calentamiento, entreno y comenzar a correr, es decir, pillar cacho por encima de la ropa con algo de lengua y ocasionalmente un pescozón del padre.
Media parte: Descanso para hidratarse, o sea, beber agua para hidratar la lengua para permitir una mayor exploración para la segunda parte.
Segunda parte: Intentar meterla a toda costa.
Prorroga: Esa media hora de mas para conseguir el éxito.
Penalty: Olvidar ponerte la gomita y joderte el resto de la vida.

Pues va a ser que no... ¿verdad?

El problema que compartimos americanos y españoles es que por muchos símiles que utilicemos, pretendemos llevar a la cuarta base sin pasar por las otras tres.

Pues claro, somos hombres.




19/8/2014

19 de Agosto



Ayer estuve consultando el precio de los billetes de avión a Noruega, ese maravilloso país que ostenta el récord de personas que se acuestan con otras personas (que no son ellas mismas) en la primera cita. Por desgracia, el precio de un solo billete supera con creces todo cuanto he ahorrado en los últimos treinta años, así que me resignaré a quedarme en mi ciudad para continuar intentando aparcar el autobús del amor en aparcamiento desconocido (aunque cercano).

Si han leído ustedes las ultimas 18 entradas correspondientes a mis 18 últimos días, sabrán que todo ha salido mal, desde coger una insolación a emborracharme casi a diario, pasando por golpes y fracasos diversos. Aunque todo esto no es diferente del resto del año. ¿Que hacer ahora? Quizás el error sea pensar que la única manera de disfrutar del verano sea disfrutar del amor horizontal. Debería ser así pero no es. Y a pesar de no ser, voy a continuar buscándolo. ¿Por qué? Simple: soy hombre. El hombre busca el sexo como el perro busca el hueso o el político del PP busca un sobre. Lo llevamos grabado en nuestros genes, no podemos luchar contra nuestro Mr. Hyde particular.

El éxito de toda empresa que fracasa consiste en reinventarse. Quizás mi fracaso se deba a que la táctica sea la equivocada. No puede ser por culpa mía porque yo soy perfecto. El problema está en la táctica o en el nivel de exigencia de las mujeres que es demasiado alto. El problema nunca soy yo. ¿Les suena de algo? No sean zalameros, ustedes también han pensado eso en mas de una ocasión. El problema de nuestros fracasos esta fuera de nosotros mismos.

Quizás debiera tratar a las mujeres como personas en vez de como premios, pero como nunca lo he hecho, no estoy acostumbrado a ello. ¿Ustedes saben si se puede ligar con una mujer tratándola como una persona normal? Lo dudo. Soy un animal de tiro, no me juzguen ustedes con excesiva dureza...


18/8/2014

18 de Agosto

Estamos a 18 de Agosto y no he conseguido ligar, ni tampoco he descansado, ni aun menos he hecho nada de provecho. Me gustaría que las cosas hubiesen salido de manera diferente, también me gustaría tener la colección entera de "Esclavas Anales" en Blu-Ray y media docena de cervezas siempre frías en la nevera. Hay días en las que incluso me gustaría ser mujer y estar todo el día tocándome los pechos. Pero no importa, soy quien soy y consigo lo que consigo.

El motivo de las grandes decepciones son las grandes expectativas. Yo no tengo grandes expectativas y es por eso que nunca podrán decepcionarme unas tranquilas vacaciones donde nunca pase nada. Tengo un amigo que dice que lo mejor es que nunca pase nada porque así nunca pasa nada malo. Mi amigo, como yo, es tonto y no folla.

Esta mañana de Agosto he hecho un simple ejercicio que consiste en decirle a todas las mujeres con las que me cruzo por la calle que me gustaría fornicar con ellas. La respuesta siempre es -dolorosamente- la misma. Los golpes son en lugares diferentes pero la reacción siempre es la misma. Tengo otro amigo que asegura que esto tampoco es malo, argumenta que esperar cuatro citas a que una mujer te diga que no quiere fornicar contigo es un gasto innecesario. Si sabes desde el primer momento que no quiere fornicar contigo, al menos ahorras dinero, ahorras tiempo y ahorras alimentar las expectativas con amor propio. 

En una encuesta hecha por la empresa Durex (si, esa, la de las gomitas), a la pregunta de cuando fornican cuando conocen a alguien que les atraiga, el 15% contestó que lo haría la primera noche, el 9% la primera semana y el 21% el primer mes. Respecto a países, Noruega es el paraíso amor horizontal, el 32% de los chicos y las chicas se acostaría con una nueva pareja la primera noche. ¿Y en España? Aquí hacemos lo que nos dejan. La realidad es que fornicamos mas en verano (pero no mucho mas) ¿Por que? Supongo que se debe al hecho que quitarse los calcetines en invierno es terrible. Pero la realidad es esa: se fornica mas en verano. 

Todos menos yo, claro.

Y ahora si me disculpan, voy a consultar cual es el precio de los billetes de avión a Noruega.


17/8/2014

17 de Agosto


Anteayer fui a una de esas fiestas de barrio tan habituales en Barcelona durante el mes de Agosto. Es realmente curioso que las mejores fiestas de barrio se hagan en Agosto que es cuando menos gente hay en la ciudad. Quizás por eso son buenas, porque los aburridos se han ido a tomar el sol al pueblo junto a las vacas, las moscas un perro apaleado y la tía Venancia. 

Las fiestas de barrio (como las fiestas de pueblo) son uno de los mejores lugares para ligar en verano porque hay alcohol a raudales y eso siempre facilita los preliminares (aunque imposibilita el tamaño en la gloria carnal). Además como es en verano, la cantidad textil de las féminas es pequeña y como hay tanta gente apelotonada siempre puedes sacar la mano tonta a pasear.

Estuve en las fiestas de Gracia, una fiesta popular que se celebra en un barrio de Barcelona donde todas las calles están decoradas de manera realmente curiosa. Pero vamos, que a mi el hecho de que lleven un año entero diseñando la decoración de las calles, me da igual, como si les pegan fuego el primer día para honrar a los valencianos. A mi lo que me importan son las mozas.

Pero tampoco ligué anoche. Hablé con muchas mujeres (si es que decir "vete a la mierda" puede considerarse como una conversación), también bebí mucha Agua de Valencia que es una bebida típica de la zona aunque estemos a más de 300 kilómetros de Valencia. En Barcelona el Agua de Valencia la hacen con cava, zumo de naranja y Ginebra, o sea, toda una invitación a acabar completamente borracho y a no ligar ni con el guardia urbano que acaba de detenerte por orinar en la vía publica desde lo alto de una farola con la técnica de la aspersión.

Las fiestas de barrio (o de pueblo) son un magnifico lugar donde ligar, el problema es el de siempre, cuando has ligado ni te das cuenta porque estás borracho o dormido. O ambas cosas.



16/8/2014

16 de Agosto

Llevo medio mes de vacaciones gastadas y no he hecho nada bueno, cosa que tampoco es excepcional pues el resto del año no es mejor. El problema de las vacaciones es que esperamos demasiado de ellas, esperamos que, apenas unos días, nos rediman del sufrimiento del resto del año. Trabajar no es bueno, incluso trabajar poco es malo. Pero pretender que las vacaciones de verano sean la mejor época del año a toda costa tampoco parece demasiado lógico. ¿Esforzarse para que? Creo qué al final resultara que estas vacaciones de verano van a ser tan aburridas e insatisfactorias como siempre. ¿Han observado ustedes a los perros cuando intuyen que les van a servir la comida o les van a sacar a la calle? Mueven el rabo de un lado a otro, nerviosos, saltando de alegría. ¿Y que sucede cuando están comiendo o en la calle? Nada, no hay alegría, se limitan a caminar o a comer. ¿Por qué digo esto? Porque deben saber ustedes que la felicidad está en la búsqueda, no en la consumación. Gastamos once meses soñando con las vacaciones y luego nos vamos con la suegra, los niños, la sombrilla, la nevera, la mujer, las sillas y las toallas, a una playa abarrotada de otros cuantos gilipollas donde permitimos que el sol nos abrase y nos cobren las cervezas a precio de Champagne francés. ¿Esto es lo que buscamos en la vida?

De acuerdo, pueden ustedes argumentar que también hay gente pasando maravillosas vacaciones en yates o mansiones al borde del mar. Pero esos no trabajan. O también pueden ustedes argumentar que hay gente que pasa once años puteada y ahorrando para irse un mes de vacaciones a Thailandia o a Argentina. De acuerdo, aceptamos pulpo como animal de compañía. Pero esos incansables viajeros pasan once meses al año puteados detrás de una mesa de despacho, soñando con colgarse una mochila a la espalda e irse donde ningún hombre (ni mujer) ha conocido antes.

A lo que vamos, que las vacaciones producen insatisfacción (ya sea por pasiva o activa) a no ser que tengas un yate o una villa en la Toscana.