"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

21 dic. 2013

Cuento gilipollas de navidad

El buen amigo @rayjaen de La Taberna Galáctica ha tenido a bien proponerme que escriba un cuento gilipollas de navidad que, en su voz, adquiere una dimensión de la que mi prosa carece. 

AQUI va en exclusiva solo para Audiorelatos el especial cuento gilipollas de navidad 2013.

AQUI pueden escuchar todo el podcast correspondiente a Diciembre donde se incluye el cuento.

Gracias a todos y disfruten del podcast y de las navidades.




8 dic. 2013

Aquellos maravillosos 80s (3)

El Rotring. Lo que significó el Rotring para la paciencia de los adolescentes de los 80s no tiene comparación con ninguna otra enfermedad conocida o por conocer. Tener un Rotring y conseguir hacer una linea sin que al final una gruesa gota apareciese lentamente para joder el ejercicio era una tarea mas imposible que ver las fotos de verano de la Duquesa de Alba y conseguir retener el desayuno en el estómago. Y además eran caros de narices con lo que no podías decirle a tus padres que aquel invento era una mierda del carajo porque llevabas varios curso suplicándoles para que te los comprasen y ser el mas molón de la clase. La escala social se representaba en el numero de grosores que tuvieses en tu poder. Los pobres teníamos uno del 0,5 que apretábamos suavemente para hacerlo mas fino o deslizábamos con lentitud para hacerlo mas grueso. Los ricos tenían dos docenas de grosores, una casa en la playa y un criado llamado Sebastián que rotulaba los ejercicios por ellos. Sepan ustedes que los pobres odiamos lavar platos siendo adultos como consecuencia del hastío por limpiar cientos y cientos de veces los putos Rotring de los cojones bajo el grifo. Con perdón. A los ricos no les sucede eso porque han cambiado a Sebastián por un lavavajillas ultimo modelo. 


ZX Spectrum. Si algún lector o lectora de este lamentable blog tiene la desgracia de padecer colesterol o la tensión alta entonces es que ha jugado con un Spectrum de 48k. Se llama "tener una edad". Se desconoce si el colesterol o la hipertensión son consecuencia de esta consola pero solo los viejunos recordamos la primera consola (popular) de juegos. Por aquel entonces alucinábamos con unos gráficos con pixeles tan grandes como la nariz de Karl Malden (otro chiste para hipertensos). Era una época en la que no importaba ser el que mas fornicaba, el que era mas guapo, mas alto o mas inteligente. Quien tenía éxito en la red social de la vida era el poseedor de un ZX Spectrum. Tu pequeña habitación se llenaba de amigos que observaban con ansia como una cinta de cassete giraba y giraba durante minutos y minutos para al final dar un error de carga. De ahí que haya tanto mercado homosexual para gente de mediana edad. Selección natural se llama: todos en una habitación sudando de la emoción y el puñetero videojuego no cargaba. ¿Qué otra cosa podíamos hacer? Además de por provocarte colerterol o ser gay, la ZX Spectrum también provocaba rampas en los dedos de tanto teclear una teclas diminutas para que algo de colores que parecía un coche no chocase contra algo de colores que pretendía ser un árbol.


Los calentadores. Otro de los inventos mas imbéciles de los maravillosos 80s fueron los calentadores. ¿Calentadores de que? Deberían haberse llamado calentadores de tobillos porque el pie estaba desnudo y de la rodilla para arriba todo seguía también igual de frío (a no ser que los luciese una ninfómana diagnosticada). En España se pusieron de moda gracias "Fama" o "Flashdance" aunque en ese escenario tenían su lógica porque los calentadores servían para que las bailarinas calentasen los gemelos al comenzar a ensayar para evitar lesiones (la ninfómana declarada también calentaba gemelos: se llamaban Paco y Manolo y vivian en el piso de arriba). ¿Qué diablos pintaban unos calentadores en una adolescente de Motilla del Palancar con sobrepeso e intentando entrar sin demasiado éxito en la discoteca de dos pueblos mas al norte? Los 80s era una época en la que copiábamos cosas sin el menor sentido porque creíamos que era más importante la estética que la función (como cuando vemos una película porno por primera vez). Contemplar una discoteca en los 80s con todas las mujeres con calentadores era como entrar a una taberna en pleno Tibet y saber que vas a acabar en la cama del Yeti. ¿Que fue de los calentadores? Ahora se llaman calefactores y los tenemos en el baño.


Los juguetes de boxeadores. Cuando la corrección política era solo un sueño en las mentes de los progres, los niños y las niñas de los 80s podíamos disfrutar de maravillosos juguetes que fomentaban el machismo, la violencia y la separación de géneros. Una época maravillosa para los socios del Club de Amigos de Intereconomía. De todos los juguetes que hoy en día todos prohibirían y que mas nos gustaban eran uno donde tomábamos el mando de dos boxeadores enzarzados en plástica confrontación. Y digo "plástica" por el material con el que estaban hechos, porque eran feos de cojones. Dos muñecos de plástico que manejabas con unos botones y tenían un contador de los golpes que recibías. El mecanismo siempre se encasquillaba o el muñeco tenía tanta movilidad que parecían diagnosticado de artrosis. Conseguir dar un golpe al muñeco contrincante era tan imposible  que a los pocos minutos, el histerismo se apropiaba de ti, arrojabas el juguete al suelo y pasabas a la modalidad "live" mientras tu madre gritaba desde la cocina que os estuvieseis quietos. Los juguetes de boxeadores eran a la vida real lo que los preliminares al sexo. 

(Continuará...)



13 nov. 2013

Aquellos maravillosos 80s (2)


El radiocasete extraible. Lo que el invento de radiocasete (léase "gadiocaset") extraible para coche significó en los ochenta es algo que aun hoy día los sabios aun no han aprendido a valorar en su justa medida. De repente, miles de personas, casadas o no, con hijos o no, de cualquier condición social, sexual o política se encontraron con una mascota metálica que debían pasear por todos lados. ¿Quién no recuerda aquellas barras de bar llenas de radiocasetes extraibles? La gente los cargaba como quien carga con los abuelos en vacaciones, con igual entusiasmo. Nos montábamos una hora al día en el coche pero cargábamos con el radiocasete extraible el resto del día. Para los que no lo sepan, el radiocasete extraible, como su nombre indica, se extraía completamente del coche. ¿Para que inventar algo mas práctico? Llevávamos el aparto entero lo cual era como si para que no nos robasen la moto entrásemos con la moto en el bar a tomar unas cañas. Ahora recuerdo que una vez entré en un bar con una moto pero esa es una historia que incluye alcohol, enanos, una cabra y mucho amor. Pero como no incluye un radiocasete (léase "gadiocaset") extraible me temo que la dejaré para otro momento. 


El cajero automático. Invento surgido en la década de los ochenta que nos dejó perplejos a todos por igual, en especial a las abuelas y los señores con bisoñé. Desde los tiempos de los Persas que habíamos tenido que hacer cola en la oficina bancaria para que un señor con bigotito y cara de cabreo nos diese unos billetes. Así era el mundo mis queridos niños: si querías dinero tenías que pedírselo por favor a un señor de dudosa amabilidad que comía un bocadillo de sardinas envuelto en papel de periódico. Pero de pronto, un día, aparecieron una especie de aparatos en las puertas de los bancos donde metías una tarjeta de visita de plástico y daban billetes tal que un borracho en un local de striptease. ¿Qué estaba sucediendo? Nunca lo supimos y aun hoy hay gente que busca a los enanos que hay dentro de los cajeros automáticos. Personalmente creo que es una leyenda urbana, estoy convencido que quien te da el dinero en un cajero automático es el señor de bigotito y dudosa amabilidad a quien han amputado las piernas.


El control remoto. Todo aparato electrónico que se precie ha de tener cientos de opciones, cuanto mas complejas mejor, si no es así en vez de un aparato electrónico estaríamos hablando de una sartén o de una suegra. En los primeros televisores o equipos de sonidos tenías opciones a elegir: canales, volumen, contraste, etc. Pero en esta nueva complejidad tecnológica fue que encontramos un grave inconveniente. La persona que disfrutaba del placer que le otorgaba ese aparato (no hablo de sexo) debía levantarse del sofá cada vez que quería cambiar de canal, de emisora o el volumen. Fue entonces, en la década de los sesenta cuando se inventaron los niños a quienes sus progenitores daban un pescozón para que se levantasen y oprimiesen los botones de los aparatos (tampoco nada sexual). Y fue entonces en los años ochenta que se comercializó el mando a distancia sin el cual hoy en día seríamos incapaces de vivir. ¿Cuantas veces hemos bajado al badulaque a las diez de la noche en bata de boatiné a comprar pilas porque el mando a distancia no funcionaba? Sin el mando a distancia deberíamos bajarnos del coche para abrir la puerta del parking o levantarnos del sofá para apagar la televisión cuando empieza "Sálvame". ¿Lo peor de todo? A pesar de haber inventado el control remoto, aun hay niños en el mundo lo que demuestra la inutilidad del invento. 


La pastilla anticonceptiva. Aunque la pastilla anticonceptiva se inventó originalmente en los años 50s no fue hasta 1978 que se introdujo (nunca mejor dicho) en España y fue en la decaída de los 80s que significó el auge de este milagro de la química que permitía a los hombres evitar que plastificasen una parte de su cuerpo en el mayor momento de gloria erótica. Pongámonos en contexto, en los 80s España aun era un país de toreros y carajillos de anís y cualquier cosa que significase fornicar sin castigar el placer, significaba un avance. Así pues, los machos hispanos decidimos dejar toda la responsabilidad en manos de las mujeres, arrojamos los condones a la basura y comenzamos a repartir nuestro amor de forma instantánea en el simple acto de bajarnos la cremallera. En caso de accidente simplemente había que decir "¿No decías que tomabas la píldora? Pues ese hijo no es mío". Por desgracia este momento de gloria masculina acabó cuando apareció una enfermedad que comenzó siendo de señores que besan a señores volvió a poner de moda el plastificarse el miembro viril y después las mujeres consiguieron el voto y vistieron trajes chaqueta y todo se fue a la mierda. Hoy en día es un invento en desuso porque el único sexo que conoce el hombre del siglo XXI es tocarse delante de una pantalla de ordenador. Sexo seguro. Seguro que si. 

(Continuará...)


3 nov. 2013

Aquellos maravillosos 80s (1)

Soy consciente que muchos de ustedes, mis amables lectores, son tan jóvenes que ni sabían que hubo un tiempo en que Bruce Willis tenía pelo, incluso puede que no sepan quien es Bruce Willis. Pues bien, deben saber que existió una época, la década de los 80s, donde se fraguó todo cuanto tenemos y somos hoy en día. Los padres del padre de nuestros padres hablaban de la guerra civil en torno a una mesa de madera con una botella de anís medio llena, los padres de nuestros padres contaban historietas de la mili con un carajillo de coñac encima de la mesa de vidrio y nuestros padres hablan de los 80s con una botella de Bailey's medio llena encima de una mesa del Ikea. Todo ser humano que se precie ha de tener una historia horriblemente aburrida que contar a sus hijos o nietos y esta sabiduría que se traspasa de generación en generación. La nostalgia es necesaria y es lo que mueve al mundo y sobre todo sirve para que podamos volver a acostarnos con nuestras ex.

Así pues hoy voy a hablar de los 80s y de esos inventos que nos ayudaron a ser lo que hoy somos. Bienvenidos al mundo de la mas innecesaria de las melancolías.

El rebobinador de cintas de vídeo. Antes de los discos duros, los DVDs y los Blue Ray, existió una cosa que se llamaba vídeo. Una especie de cinta magnética kilométrica dentro de una caja de plástico donde habían películas de Chuck Norris y grabábamos las películas de televisión sin que nadie derribase la puerta de nuestro domicilio principalmente porque la SGAE aun no se había inventado.. Lo peor de las cintas era que una vez visionadas debían rebobinarse y según los expertos del momento, el rebobinado estropeaba el motor del vídeo. Cuando llegabas al Videoclub a devolver tu película había un cartelito encima del mostrador que anunciaba que todas las cintas debían devolverse rebobinadas. Y he aquí que fue en ese terrible momento en que la evolución se había quedado encallada entre devolver o no las cintas de vídeo rebobinadas al Videoclub cuando a alguien se le ocurrió la genial idea de inventar una maquina que rebobinase cintas. De repente, en todos los hogares y junto al televisor, el vídeo y las figuritas del torito y la bailarina, había un aparato para rebobinar vídeo que podía adoptar cualquier forma, desde un coche a un diseño espacial. Posteriormente salió el DVD y alguien intentó también inventar el rebobinador de DVDs pero al parecer no resultó una idea tan genial.


Pulsera magnética Rayma. Este curioso artilugio lo vendían en las farmacias y consistía en una pulsera con dos bolas en los extremos que pretendidamente tenían efectos milagrosos para nuestra salud, curaban todo menos las almorranas y el cáncer.. Al final se descubrió que el único efecto milagroso que tenían era que quien la inventó se volvió millonario. Los 80s eran una época en la que creíamos que cualquier cosa que nos vendiese el farmacéutico era curativo. La estafa de la pulsera Power Balance descubierta en 2013 no deja de ser una puesta al día de la estafa de la pulsera Rayma lo cual demuestra que la raza humana (Pablo Motos incluido) es tan idiota hoy como hace treinta años. Lo mejor era la explicación científica de porque la pulsera Rayma curaba casi todo: "Entre el organismo y la pulsera se origina un efecto de inducción eléctrica. El organismo induce sobre la pulsera una determinada energía, consiguiendo que ésta entre en resonancia, generando a su vez una energía de signo contrario a la que produce la perturbación o dolencia, retornando las células faltas de energía a su normalidad biológica". Impagable...


Los mapas de plástico. Todo aquel que haya ido al colegio en los 80s recordará que nos hacían cargar con unos mapas de nuestra excelsa España fabricados en plástico donde había dibujados montañas, ríos o capitales, también tenían unos extraños agujeros que nunca entendimos para que diablos servían porque eran demasiado pequeños incluso para introducir nuestros pequeños penes por Zaragoza o el Duero. Nos veíamos obligados a cargar día tras día con varios mapas de plástico que no servían para absolutamente nada. Gracias a Dios por aquella época emitían por televisión series como "Espacio 1999" o "Galactica" donde veíamos armas que disparaban alguna especie de rayos. Al final aquellos mapas de plástico y la forma de España nos sirvieron para imaginar que teníamos pistola futuristas y nos pasábamos todo el patio disparando rayos imaginarios con un mapa de plástico. ¿Que opinaría hoy Rajoy de todo esto? ¿Y Mas?


El cubo de Rubik. Puede que para ustedes, el cubo de Rubik sea algo actual pero eso solo es consecuencia de que los hipsters haya renombrado el termino "viejo" a "vintage". Tambien puede que ustedes piensen que el cubo de Rubik es un invento inteligente e interesante que sirve para estimular la mente juvenil mas allá del cine porno. Pero nada de eso, el cubo de Rubik era tan inútil como el color blanco de la caja de ceras Dacs. En realidad el cubo de Rubik se basa en el mismo mecanismo de los puzzles: la deconstrucción sistemática. Si algo esta bien... ¿para que destruirlo? Primero hacemos algo, luego lo destruimos y entonces otro alguien paga por perder el tiempo reconstruyéndolo.  El negocio del siglo. Ahora imaginen a un señor húngaro pintando para su hijo un bonito cubo con paredes del mismo color (con ceras Dacs húngaras) y entonces va su cuñado Rubik, que ha tomado dos copas de licor de almendras de mas, y se le ocurre liar la marrana mezclando los colores. Pues bien, sepan ustedes que fue el caso mas rentable de la historia de cuñado hijoputa borracho atendiendo a que se vendieron millones de estos cubos. Para que luego digan que beber es malo.

(Continuará...)


18 oct. 2013

La alemana ecologista



De vuelta en el mercado gracias a mi desastrosa experiencia con la de los ojos verdes, ayer tomé la decisión de apuntar a todo lo que se mueve, comenzando por una web de citas. La táctica de apuntar a todo lo que se mueve suele tener sus frutos a largo plazo, cuanto mas disparas mas posibilidades tienes de acertar por casualidad. Aunque seas mal tirador y tus balas sean de fogueo. Alguna caerá aunque sea por simpatía. Mi cita era una alemana de 1.80 quien entre sus virtudes  anunciaba ser ecologista, ir en bicicleta y beber te rojo. Sinceramente, el te rojo, las bicicletas y el ecologismo me interesan tanto como un chicle pegado en la suela de uno de mis zapatos pero la muchacha parecía atractiva así que me cité con ella en una plaza. Dicen que a los hombres nos asustan las mujeres mas altas que nosotros. Lo niego categóricamente, a los hombres lo que nos asusta es el amor, que no se nos levante y que suspendan la liga de fútbol. Al poco rato llegó una amazona teutónica de grandes pechos, excelsas caderas y delgadas piernas. Vamos, lo que solemos catalogar los entendidos como "jaca de cuidado" y fuimos caminando hasta un bar cutre (yo en realidad cual babosa dejando un rastro tras de mi) y allí pedimos unas cuantas cervezas y una tapa de patatas bravas. En realidad podría haber pedido agua de fregar y piedras del río que yo no hubiese notado la diferencia. Mis mirada estaba adherida a sus pechos cual cola de impacto. Todo parecía ir de maravilla (lo cual significa que ella no me había escupido ni pegado) hasta que la tetónica teutónica escuchó que yo iba a trabajar en moto. En ese momento, con acento de Luis Van Gaal en su famoso "tu errres muuu malo" me soltó "tu erress una mala perrrsona". 

-¿Perdón bonita? -contesté cual choni de Gandia Shore, herido en mi orgullo al tiempo que la miraba a los ojos por primera vez en la cita- No creo que ir en moto me haga mala persona.
-Lo es, contaminas. Todos los que vais en moto o en coche a trabajarrr sois malas perrrrsonas.
-¿Entonces que sucede con los que van en transporte público?
-¡Todo el mundo deberrria ir en bicicleto!
-O sea, que me estas diciendo que todos los que no vamos al trabajo en bicicleta somos malvados.
-Clarrro. No amáis la tierra. Sois malos.

Por unos instantes dudé si demostrarle lo que era la maldad abriéndole la cabeza con un botellín vacío de cerveza o obviar su comentario, asumir mi culpa y seguir en el intento de estrechar aun mas los lazos hispano-germánicos.

Dicen que los hombres carecemos de principios antes una mujer hermosa, puede que eso sea cierto pero a este completo gilipollas nadie le llama malvado ni aunque mida 1.80 y tenga unos pechos capaces de amamantar a toda la provincia de Cáceres.

-Puede que yo sea malvado -dije poniéndome de pie y enarbolando una patata brava cual estandarte patrio- pero al menos no quemo judíos en un horno.

De acuerdo, no fue la respuesta mas afortunada del mundo, sobretodo porque el abuelo de la teutónica había sido comandante de las SS durante la segunda guerra mundial y en especial porque ser políticamente correcto es, hoy en día, mas importante que la honestidad. Conste que no tengo nada contra nadie, quemen a quien hayan quemado, siempre he sido un firme defensor de la libertad individual. Pero aquella mujer había tocado lo que mas me duele.

Puede que sea un completo gilipollas, un salido, idiota, soberbio, pervertido, irracional, antiguo, mentiroso, aburrido, solitario, imprudente, celoso, envidioso, oportunista, inmaduro, asocial, reprimido, racista, negativo, antipático, desconfiado, intolerante, tacaño y egoísta. Pero no soy malo.

15 oct. 2013

La de los ojos verdes

Aunque últimamente haya estado algo silencioso no les voy a permitir comenzar argumentar que eso se deba a que haya catado mujer que me aparte del escarnio público que significa este blog. No he catado mujer, lo he intentado con todas mis fuerzas y mis mejores armas pero no he conseguido llegar más allá de unos breves preliminares. Quizás porque mis fuerzas y mis armas no son las de antaño. Pero lo he intentado, en varias citas de las que ahora pasaré a narrar la ultima. Una cita que, aunque rodeados de vinos, no acabó en la cata de la mujer. Pero no nos avancemos, recuerden que las mayores decepciones necesitan siempre de los mejores preámbulos. Vamos a ello: la conocí como se conocen a todas las mujeres interesantes que no tarifiquen el amor por horas: en internet. Obviaré su nombre porque sé que a Amalia no le haría ninguna gracia que lo relevase. Por internet conoces a muchas mujeres aunque, en mi caso, siempre acabo descubriendo que son hombres que desean empotrarme cual armario de los años 60. No obstante, para mi alegría y posterior erección, la persona que apareció por la boca del metro era una mujer. Y que mujer… ojos verdes, cuerpo de escándalo, pelo rubio, cuerpo de escándalo, maravillosa sonrisa, cuerpo de escándalo, y unas graciosas gafas de hipster, además de un cuerpo de escándalo. Me pellizqué varias veces en el antebrazo después de que ella me saludase con dos besos, en realidad me pellizque tan fuerte que la próxima semana tengo cita para que un cirujano plástico me reconstruya el antebrazo, imaginen como era aquella mujer. Caminamos unos cientos de metros hasta una bodega de diseño donde el vino se paga a precio de oro líquido y te ponen tanta cantidad como un par de gotas de la lluvia más liviana. La mujer se sentó frente a mí, o yo frente a ella, nunca se la diferencia. Poco después apareció de la nada una especie de sumiller de dudosa sexualidad que nos hizo sentir que el mejor vino que habíamos tomado en nuestras vidas venía en un tetra brick. Siempre es un placer ir a un sitio caro, pagar el triple de lo que algo vale y que encima te hagan sentir un idiota. Pero eso poco importaba puesto que la mujer de maravillosos ojos verdes valía cualquier suerte de humillación. Estuvimos hablando un rato mientras las copas de vino desfilaban una tras otra, en realidad medias copas de vino a precio de botella entera. Pero nosotros reíamos y sonreíamos y reíamos y volvíamos a sonreír mientras las delicadas copas de vino chocaban entre sí. Y fue entonces, inmerso en esa especie de júbilo alcohólico, que recordé que soy más pobre que las ratas y que todo el dinero que llevaba en el bolsillo era un botón de nácar y media docena de cascaras de pipas. Muchos de ustedes pensaran que aquella cita había comenzado tan espectacularmente bien como espectacularmente mal iba a acabar. Pero sepan ustedes que están leyendo las palabras de un genios y los genios siempre encontramos ventajas donde otros ven adversidades. Mi plan era sencillo: seguir pidiendo una copa tras otra hasta que ella estuviese tan borracha que pagase la cuenta y acabase en mi cama sin darse cuenta. Dos pájaras de un tiro. Olviden todo eso que emborrachar a una mujer para conseguir sexo es un acto que degrada la condición femenina. No hay nada malo en eso. Lo que verdaderamente denigra a la mujer es que un hombre de mi condición no le haga el amor cada noche. O al menos eso me repito cada día cual mantra sexual. Cuatro horas y veinticuatro copas de vino más tarde nos dirigíamos tambaleantes hacia la salida y justo cuando la encargada estaba imprimiendo la factura más larga de la historia de los idiotas que quieren fornicar con mujeres de ojos verdes, mi acompañante se llevó la mano a la boca y salió corriendo a vomitar.  Pero antes de anticiparnos a lo sucedido sepan ahora ustedes que también hay rubias inteligentes. Dos horas más estuve esperando a que la de los ojos verdes volviese al local, cosa que nunca sucedió. Puede que la rubia de ojos verdes se oliese mi jugarreta y saliese corriendo, puede que se cruzase con un adonis que se aprovechase de la borrachera de ella, puede que simplemente se perdiese por las calles de la ciudad, Pero fuese el motivo que fuese lo que la impidiese volver a mis brazos, las consecuencias eran las mismas. Desde ese día debo acudir cuatro horas al día para  lavar las copas y los lavabos del local pero lo que nadie sabe es que lo hago con el mismo trapo, la venganza es un plato que se sirve húmedo. ¿La moraleja de hoy? El alcohol no es malo, lo malo es tener que pagar por beberlo.


5 oct. 2013

Nuevos candidatos a gilipollas del año

SANI VILA: Conseller de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya y demagogo de profesión. Su desafortunada frase solo es comparable a la de aquellos tontos que quieren anunciar a los cuatro vientos que la noche anterior fornicaron por primera vez desde hace mucho y meten la cuña en cuanto pueden. Les dices "buenos días" y te contestan "y tan buenos ¡anoche follé!" o les dices "Parece que va a llover" y te contestan "si quieres ver a alguien mojada te cuento la que anoche me folle" y así en un bucle infinito. El problema del discurso único es que no sirve para todo. Después echan la culpa a que son solo 140 caracteres en twitter pero a veces da la impresión que 140 caracteres son mas que suficientes para demostrar cuan tontos pueden llegar a ser. Traduzco su desafortunado tweet de demagogo bocazas: "La indiferencia frente a los muertos en Lampedusa y las respuestas burocráticas al problema catalán... ¿una perdida de los valores fundacionales de la UE?"


MARILÓ MONTERO: La reina de la hermosa estupidez vuelve a demostrarnos porqué tiene que seguir en televisión hasta que ya quede nadie mas. Cada cierto tiempo nos regala una frase en forma de aguda reflexión que ni un fascista borracho a las cuatro de la madrugada se atreve a decir. Ahora le ha tocado turno al desagradable asunto del presunto asesinato de Asunta. Durante la conexión en directo con la enviada especial para saber nueva información sobre el extraño asesinato, Mariló dijo "Si acaba de ser asesinada, entonces todavía estaba blandita". Felicidades Mariló, tu si que vales. La joya está en el minuto 4.20 del vídeo siguiente.



Si algún día decís alguna tontería y alguien os recrimina, podéis enseñarles este post y decir orgullosos que no sois gilipollas sino que sois políticos y comunicadores.




28 sept. 2013

Tortura medieval




De todos los actos que denigran al ser humano y que a su vez han sido inventados por ese mismo –y patético- ser humano, con toda seguridad entre los monumentos a la estupidez se encuentran el baile de los pajaritos, el peinado de Terelu y los gimnasios. ¿A qué mente privilegiada se le ocurrió que las personas debían juntarse en una habitación acristalada para sudar y sufrir? Constantemente buscamos placeres en la vida como estar hundidos en el sofá, tener sexo fácil o que la cerveza sea barata, todos eso placeres que denigran al ser humano y lo convierten en alguien tan feliz como Bisbal en un Marco Aldany. Eso es porque la palabra “placer” está indisolublemente ligada a la palabra “denigrar”. El gimnasio denigra y no otorga más placer que el observar cuerpos ajenos enfundados en mallas. ¿A qué completo gilipollas se le ocurrió que hacer ejercicio es sano? Ser rico, tener un yate anclado en Mónaco, beber champagne Crystal y estar rodeado de top models sin escrúpulos... ESO SI QUE ES SANO. El ejercicio solo provoca dolores musculares, ataques al corazón y que un tipo que tiene depiladas hasta las cejas se le caiga el jabón en las duchas. ¿Tan poca autoestima tenemos los seres humanos como para torturarnos a nosotros mismos una hora al día y encima convencernos que eso es bueno? Buenas son las patatas bravas o las películas de Chuck Norris. Sudar y gritar encima de una máquina no es bueno a no ser que tengas delante a una mujer enfundada en látex y con un látigo en la mano. ?Y las máquinas que hay en los gimnasios diseñadas por un descendiente de Torquemada? El cuero de los asientos huele a culo ajeno y son tan fáciles de usar como el cuadro de mandos de un transbordador espacial o un cajero automático. ¿Por qué tenemos que ser ingenieros para hacer ejercicio? Otro tema son los personal trainers, esos histéricos con brillante dentadura postiza y alma de sargento de hierro. ¿Pagar para volver a la infancia donde un tipo grande y musculado te humilla? No gracias. Pero vosotros, pobres animales, seguís pensando que el gimnasio es sano y divertido. En confianza, si queréis conseguir una magnifica tableta de chocolate rápidamente id a una pastelería, no a un gimnasio. O follad mucho, eso si que es sano y divertido. Y difícil.


30 ago. 2013

MÉRIDA (Crónicas de viaje)



Como ustedes saben, en este modesto blog que refleja mi vida, mis pensamientos, mis cientos de errores y mis visitas al úrologo, también hay un apartado donde relato mis viajes al que, en un arranque de genialidad, bauticé como "Crónicas de viaje"

Este verano he decidido ser un poco menos ambicioso en términos de dar varias veces la vuelta al mundo (atendiendo a experiencias anteriores) y he escogido ir de vacaciones a Mérida, una ciudad y una provincia que desconozco. Antes que nada recuerden que cualquier viaje que se precie siempre ha de pasar por El Monasterio de Piedra, aunque viajen ustedes a Tanzania o Noruega. Los españoles somos así. Cualquier viaje ha de hacerse con riñonera de polipiel y hacer una escala en El Monasterio de Piedra. Llevar a la suegra en el maletero es ya de nota...

Si creía yo que en Barcelona hacía calor, mi primera sensación al llegar a la provincia de Extremadura era que el conductor del tren se había equivocado y habíamos acabado en el África Oriental. En Mérida el Sol apretaba de tal manera que el agua se evaporaba en los labios antes de llegar a la boca. Aunque toda parte negativa tiene una positiva al descubrir que hasta la romana Mérida había llegado también el maravilloso mundo de los aires acondicionados. Esto significa que no tengo demasiado que contar de la ciudad a excepción del interior de hoteles, bares, restaurantes y casas de dudosa reputación. ¿Por qué diablos la gente está en contra de los aires acondicionados? Si Dios quisiese que el primer mundo pasásemos calor no nos habría dado los aires acondicionados. De hecho, creo que lo único que demuestra que el ser humano siempre se supera a si mismo es el hecho de haber inventado el aire acondicionado.

Lo primero que te sorprende de cualquier ciudad que no sea turística (definiendo turismo por rusos con putas y árabes con cientos de mujeres) es el precio de las cosas. En Madrid o Barcelona has de pedir un crédito rápido para pagar el desayuno o te ves obligado a atracar una joyería para pagar la cena. Precios de Europa con saldos de Taiwan. Es como George Clooney se apuntase a una web de citas: un contrasentido. Mi primer desayuno en Mérida consistió en un estupendo bocadillo del mejor de los jamones de bellota, un zumo de naranja natural y un café, todo delicioso y todo por 3,50 euros. ¡Y con aire acondicionado! De donde vengo (Barcelona) por 3,50 euros no te dan ni los buenos días ni tampoco un zumo de naranja embotellado. Así pues, después de dar cuenta del fantástico desayuno, me dirigí a la cocina del local, me bajé los pantalones, puse el culo en pompa y apreté con fuerza una cuchara de madera entre mis dientes. Para mi sorpresa, nadie quiso tener sexo homosexual conmigo. El precio era correcto. No tenía que ofrecer nada a cambio. ¡Y con aire acondicionado! 

Otra de las cosas que me sorprendieron de Mérida (aparte de sus magnificas carreras de cuadrigas) es que todo es muy monumental, muy romano o muy árabe o vete a saber tu de cuando, sobre todo de influcencia romana, como los calamares. Pero eso significa que todo es viejo, muy viejo, más viejo aun que todos los que salen en “Que tiempo tan feliz”. Mi recomendación a las autoridades de lugar es rebocen con estucado de gotelé el teatro, el anfiteatro, el circo y las fachadas de todos esos edificios y luego las pinten de color salmón, con unos apliques en las puertas y carpintería de aluminio, incluso unas cortinillas de bolas en las ventanas de esos edificios históricos. Seguro que lucirían mejor y tendrían mas visitantes.

Otra curiosidad que encontré en Mérida es el peculiar lenguaje que utilizan, usan para todo el diminutivo “-ina”. En vez de decir “Esta noche voy a tener amor horizontal con una rusa rubia en una discoteca” dicen “Esta nochecina voy a tener amorino horizontal con una rusa rubina en una discotequina”. En realidad no importa demasiado como lo digas porque eso del amor horizontal con una rusa es difícil si no tienes dinero asomando por los bolsillos. Pero todos hablan así, como si Mérida fuese una gigantesca casa de muñecas. Algo realmente encantador. Otra cosa que utilizan es el término "chacho" a modo de "muchacho" aunque para pronunciarlo correctamente hay que alargar todas las vocales como si volviésemos de juega a las cinco de la mañana con media docena de cervezas mas de las que recomienda el forense. La forma correcta es "¿Cómo te va chaaaaaaachoooooooo" (recuerden llevar siempre una botella de agua para humedecer la boca o no podran hablar en el idioma del lugar). La tercera cosa que me sorprendió es la expresión "acho" (también alargando la vocal a modo de "achoooooo") que significa algo asi como "¡Joder!" o "¡Oye!". Es decir, que para llamarse los unos a los otros en la calle dicen "Achoooo chaaaaachooooo" como un disco de 45 rpm reproducido a 33 rpm.

He de reconocer que Mérida es un buen lugar para visitar, es bonito, barato, romano y la gente es amable. ¿Qué mas se puede pedir? Si estucasen toda la ciudad ya sería la ostia… ¿Qué mas? Hay muchas cosas que ver, pueblos que visitar, mujeres hermosas, cerveza fría y jamón del bueno. Es como un resort en el Caribe solo que sin playas y sin pulserita de "todo incluido". Muchas veces me pregunto porque cruzamos medio planeta para ir de vacaciones cuando las mejores vacaciones están mas cerca de donde creemos. Visitar otras culturar es divertido pero te pican mosquitos, te cansas, coges diarrea y cuesta mucho dinero. Para mi, Mérida era como viajar en el tiempo y ha resultado de lo mas gratificante que recuerdo. Sin mosquitos, sin diarreas, con aire acondicionado y barata. Y digo todo esto de manera imparcial. Por cierto oficina de turismo de Mérida, ¿el cheque pueden enviarlo antes del día 1? Gracias.





27 ago. 2013

El truco de el extranjero

En esta enciclopedia del saber que es el blog que tienen ahora mismo frente  ustedes, hay un grueso tomo dedicado al arte de seducir al contrario (o al homónimo si son ustedes unos desviados que merecen morir en el infierno entre horribles estertores junto a políticos corruptos y tertulianos de Intereconomia). Voy hoy a proceder a desvelar hoy al mundo un nuevo capítulo que les abrirÁ los ojos -y quizás otras partes del cuerpo-. El truco de hoy se denomina: "El Extranjero".

Lo primero en todo ardid es el disfraz así que deben ustedes vestir de la manera mas hortera posible, tomen mi vestimenta habitual de ejemplo, después salir a la calle pertrechados de una cámara de fotos colgada al cuello y un mapa de la ciudad mal doblado. A continuación salgan a la calle de su capital, ciudad, pueblo o aldea y comenzar a mirar hacia todos lados como si se hubiesen perdido. Este truco, como en el sexo, funciona mejor cuanto más grande es el lugar. En cuanto a su lado pase una persona que atraiga su atención lo suficiente para querer matar a nuestra pareja actual, deberemos acercarnos a nuestra presa sigiliosamente y soltar un poderoso "escusmi", que atendiendo a que ustedes son un pelín incultos en el dominio de las lenguas muertas les informo que en castellano quiere decir "perdone". Una vez captada la atención de nuestra víctima le enseñamos el mapa señalando cualquier lugar lo suficientemente cercano para que nuestra víctima se ofrezca a acompañarnos dos o tres calles mas allá. Durante este trayecto es cuando deberemos seguir hablando a nuestra víctima en el famoso inglés inventao de Jose Mota para que, caso que nuestra victima sea un Español que sepa idiomas (cosa rara), no nos ponga en un compromiso. Mientras hablamos, deslizaremos hábil y sutilmente nuestra mano en la espalda de nuestra victima para propiciar un contacto físico que es el imprescindible prólogo de todo contacto sexual que se precie (excepto si está usted en un sex shop echando monedas en el espectáculo de una estriper, cristal mediante). Puede que nuestra víctima nos rechace en primera instancia y es en ese momento en que le volvemos a señalar otra hoja del mapa donde habrenos colocado con anterioridad un billete de cincuenta euros al tiempo que decimos "ol llurs". De ahí a la gloria carnal , solo un paso.

Se preguntarán ustedes si el truco funciona realmente y he de confesar que sin el billete de cincuenta euros, el truco flojea bastante hasta el extremo que todo el sexo que van a conseguir es que un delincuente les robe la camara de fotos, la cartera. ¿Y con el billete de cincuenta euros? Bueno, todos sabemos que el dinero es un maravilloso desengrasante de conciencias pero tampoco he podido probarlo atendiendo a que mi nímia economía solo me permite hacer el truco con una moneda de cincuenta céntimos, la cual no desengrasa demasiado.

No obstante y atendiendo a que aun queda algo de verano, les invito a que salgan a la calle, prueben el truco de el extranjero y me informen si realmente funciona. A no ser que sean ustedes realmente extranjeros que entonces no se que coño hacen ustedes leyendo este blog si no entienden un carajo de lo que estoy diciendo.


26 ago. 2013

Test de Rorschach

Resultado del test de Rorschach efectuado a Fernando Gilipollas el 8 de Agosto de 2013

Respuesta del sujeto: TETAS




Respuesta del sujeto: TETAS



 Respuesta del sujeto: TETAS


 Respuesta del sujeto: TETAS


Respuesta del sujeto: TETAS


Respuesta del sujeto: UNA MANCHA DE TINTA EN UN PAPEL


Fin del test.



23 ago. 2013

Sinsentido del humor


Siempre le doy vueltas al tema de si el humor ofensivo puede considerarse como humor. Y cuando digo siempre es siempre: en el desayuno, la comida, la cena y durante las poluciones nocturnas (soñando con Mercedes Milá haciendo popó en la ducha). Y resulta que siempre llego a la misma respuesta: el humor ofensivo si que es humor. Las preferencias políticas, los equipos de fútbol, los defectos físicos, la condición sexual o la profesión de cada uno. ¿Pero quién dice lo que es correcto o no? Podemos decir lo que es humor: humor es lo que nos hace reír, quizás sonreír o quizás nos hace desternillarnos de tal manera que echamos de menos no haberle robado los pañales al abuelo.


Reírse es lo mas sano y barato que hay después del sexo con desconocidos y no creo que haya nada tan trascendental como para no hacer humor con ello. O eso o soy un hijo de la gran puta que ríe con cualquier sandez porque créanme cuando les aseguro que si el humor es de calidad, me importa bien poco de que diablos nos estamos riendo. Soy así, que le vamos a hacer, soy un completo gilipollas que se ríe de lo que no debe. Pero no me juzguen ustedes por ello, la risa es algo impredecible y quizás estén ustedes riéndose de algunas de los chistes visuales que acompañan este texto y de inmediato se arrepienten de ello como aquella noche cuando llamaron a su ex completamente borrachos.


Hace poco, en una cena con unas amigas dominicanas que cobran cien euros la hora y trabajan sensualmente apoyadas en una farola, una sacó un teléfono móvil donde había un chiste realmente bueno -en forma de imagen y texto- (por no decir que era de lo mejor que he visto nunca) y realmente ofensivo (de lo más ofensivo que he visto nunca). ¿Qué sucedió? Todas pasaron por el mismo proceso, primero sonrieron y luego esa sonrisa se convirtió en rictus de culpabilidad y pasaron el teléfono a la siguiente como quien acaba de sacarse un moco en una boda. Mi evidente erección dio paso entonces a una gran curiosidad por el proceso que estaba aconteciendo. Lo de la erección es porque las dominicanas que tarifican el amor suelen cenar con la ropa tan breve como ceñida. Una característica cultural que, por desgracia, otros países no hemos sabido copiar.


A lo que vamos… ¿aquel humor que acabábamos de contemplar era algo reprobable? Posiblemente, pero no por eso dejaba de ser divertido. Pero resulta que vivimos en un país donde todos creemos que nuestra moralidad y nuestro pene son mejores que el del vecino y aprovechamos cualquier agujero para meter los dedos y mostrarnos mejor que los demás (me temo que este símil en una cena como aquella se presta a dobles sentidos). Hoy en día cualquier persona que haga humor salvaje en internet pierde cienes y cienes de seguidores (o "amigos") con la misma facilidad que un político pierde la memoria. Creemos que decirle a alguien que su humor es de hijoputa o borrarle de twitter o facebook hará que ese (aprendiz de) humorista se suicide entre gritos de “¡Un desconocido ya no me admira!”. La raza humana es tan maravillosamente estúpida que en vez de joder unos con otros, nos jodemos los unos a los otros. Si algún humor no les gusta a ustedes (especialmente el mío) les recomiendo que vuelvan por donde han venido pero no se crean mejores que los demás. Todos somos igual de gilipollas. Y la risa es demasiado valiosa para desperdiciarla entre interminables debates morales.


21 ago. 2013

Breve historia gilipollas del mundo (Cuarta Parte)


Lección 7: El siglo XX
El siglo XX se conocerá porque fue la épica histórica donde los hombres aprendieron a matarse entre si de la manera más sofisticada posible. Nunca será recordado por los avances médicos ni por los avances tecnológicos, tampoco por las democracias (por supuesto). El Siglo XX será recordado porque el ser (in)humano aprendió a ser cruele de la manera más aséptica posible con la excusa de que nuestras ideas son mejores que las de los demás. Lo mejor del siglo XX es que es la época en la que el hombre aprende a mirar a otro lado cuando hay tragedias que no le afectan y también la época en que se inventaron los tornos del metro y las mascotas Naranajito y Clementina que fueron dos piezas claves del auge del diseño en Europa. El avance más significativo del Siglo XX (aparte de la unión de Esteso y Pajares) es la invención de la Coca-Cola y uno de los atrasos la invención de la Pepsi. En el Siglo XX también es cuando internet comienza a cambiar la sociedad y pone el sexo al alcance de la mano de todos (nunca mejor dicho). La velocidad a la que se desarrollan los cambios en el Siglo XX es tan rápida que mientras el resto de épocas abarcan varios siglos, el Siglo XX solo abarca cien años (que curiosamente es la definición de “siglo”).

Lección 8: El siglo XXI
El Siglo XXI se estudiará en el futuro únicamente por ser el siglo que sigue al siglo XX ya que atendiendo a la mierda que nos está tocando vivir, mucho se tendrían que enderezar las cosas para sacar algo bueno de esta época de guerras, crisis, desigualdades y estupideces. En el Siglo XXI la televisión pasa de ser algo útil a ser algo inútil, eso es debido a que todas las pantallas de televisión son tan finas que resulta imposible poner un torito o una flamenca encima. También es la época en la que se ha perfeccionado el 3D que significa pagar dinero por ver algo como lo ves normalmente. El Siglo XXI es como una copia barata del Siglo XX donde los viajeros de metro están permanentemente pegados a un teléfono móvil que se usa para todo menos para llamar. Lo mejor del Siglo XXI es... es... es... quizás algún día lo descubramos. Aun hay esperanza. O no. 


Y con esto, mis queridos niños y animadoras americanas, damos por cerrado este repaso a la historia que hemos hecho en Agosto. Si en septiembre os vuelven a suspender no me vengáis con excusas.


20 ago. 2013

Breve historia gilipollas del mundo (Tercera Parte)


Lección 5: El renacimiento
El renacimiento es esa época en la que alguien oprimió el interruptor de la luz (que aun no se había inventado) y pintó un poco de color en la vida de todos aquellos humanos que se alisaban el pelo cada mañana para no hacer nada mas durante el resto del día. Los ricos maquillaron sus caras de blanco, se pusieron pelucas y continuaron puteando a los pobres, algo así como un banquero el día del orgullo gay. Fue una época de mosqueteros saltimbanquis, de señores que cantaban como señoras y de la invención de la comida de diseño que constaba en trocear una pierna de cordero para que no pareciese una pierna de cordero, llenarla de salsas de colores y cobrar tres veces su precio. El renacimiento se supone que es famoso por la importancia del arte pero hoy en día también surgen nuevas tendencias artísticas y vivimos una época de mierda así que supongo que el renacimiento fue famoso porque los hombres podían maquillarse y ponerse peluca sin temor a parecer un presentador de Telecinco. Como hemos dicho, en el renacimiento hubieron grandes avances en arquitectura y cualquier otra suerte de arte pero todo eso son chorradas comparado con la invención de los cigarrillos mentolados, la base de maquillaje y las tartas de frambuesa. Sin todo eso, hoy en día, las mujeres no serían nadie.

Lección 6: Las revoluciones

He optado por aglutinar toda la época que va del renacimiento al siglo XXI atendiendo a que ha habido tantas revoluciones, desde la revolución Francesa a la Revolución Industrial pasando por la revolución familiar cuando Jean Jacques Renaud, un comerciante francés, se negó a dejarle el mando del aire acondicionado a su suegra, hecho este del todo curioso si tenemos en cuenta que aun no se habían inventado las suegras. Y he tomado esta revolucionaria decisión de juntar todas las revoluciones en un mismo apartado por tres motivos, lo primero para salvar arboles, lo segundo para que en el futuro los niños no vayan cargados con un grueso tomo de esta Historia del Mundo y lo tercero  porque no tengo ni puta idea de lo que hablo. Todas las revoluciones nacen del gusto del ser humano por el picante. Siempre hemos puesto guindillas a todo y así nos va, nos encendemos y nos indignamos contra todo lo que se menea. En la Revolución Francesa los plebeyos inventaron eso de cortarle la cabeza a los poderosos, un deporte que -por desgracia- hoy en día ya no practicamos. Lo mas importante de la Revolución Industrial pasamos a la producción de tofú en serie y a la invención del turno de noche. Ah, y exisitó Sherlock Holmes quien, como todas las personas realmente inteligentes, era un personaje de ficción.

(Continuará...)


18 ago. 2013

Breve historia gilipollas del mundo (Segunda Parte)

Lección 3: Los romanos
Después de la época prehistórica llegamos a los romanos, inventores de las cloacas, las orgías y las peluquerías Marco Aldany abiertas hasta medianoche. Los romanos nos dieron todo lo bueno que tenemos como la traición, los calamares, las guerras y la infidelidad. Bien por ellos. También tenían cosas malas como los impuestos y que los aguerridos guerreros tuviesen que ponerse faldas para ir a la guerra y sufrir la burla de los rudos germanos. Pero unas cosas compensas las otras, sobre todo cuando cada día tenías una orgía diferente a la que apuntarte con mujeres, vino y libros de filosofía. Los romanos también inventaron la liga BBVA de Fútbol aunque ellos lo llamaban “Carreras de Cuadrigas”. La esperanza de vida en aquella época eran 40 años si eras un plebeyo, 20 años si eras un soldado y 12 años si eras el hijo del Cesar. Ah, en aquella época también estaba bien visto invitar a los caballos a cenar, tradición que aun mantenemos invitando a nuestra suegra la noche de Navidad. Los romanos mas famosos de aquella época fueron Charlton Heston y el pene de Spartacus.

Lección 4: El Medievo
El Medievo es esa época oscura donde las peluquerías romanas Marco Aldany impusieron el peinado estilo “Galletas Príncipe” que, combinado con los ropajes de la época, hacían que los aguerridos guerreros medievales continuasen pareciendo espectadores de un concierto de Village People en la discoteca de ambiente mas petarda del castillo. Durante todo el Medievo (o Edad Media) los que mandaban vivían en castillos y los mandados vivían en cabañas de paja y barro, además los que mandaban se acogían a una maravillosa ley llamada “derecho de pernada” que les permitía beneficiarse de las esposas ajenas. Es decir: los poderosos le quitaban el dinero a los vasallos y les jodian constantemente. Como hoy en día. El Medievo también fue una época muy oscura porque existía la inquisición y aun no se había inventado la electricidad. Ah, y estaba Robin Hood a quien las mallas apretadas le sentaban de maravilla. Respecto a Robin Hood hay quien especula que era gay por vestir así y vivir rodeado de hombres, pero se equivocan: era maricón porque aun no se había inventado Chueca ni las camisetas de tirantes.

(Continuará...)


Breve historia gilipollas del mundo (Primera Parte)

Como Agosto es el mes de estudiar en vez de ir a la playa (eso les pasa por haber suspendido todos los exámenes, torpes) voy a proceder a echarles una mano de la manera mas casta posible y regalarles unas lecciones de historia de la manera mas simple, dinámica y completamente gilipollas. Hoy comenzaremos con el Big Bang (que no es media docena de señores beneficiándose a una señora) y con la Prehistoria (que no se porque diablos se estudia si, como su nombre indica, es previo a la historia).

Lección 1: El big bang
¿Cómo comenzó todo? Mientras unos aseguran que el mundo lo creó en siete días un señor con túnica muy parecido Rappel (solo que con barba y un triangulo de papel en la cabeza), otros aseguran que todo comenzó con un Big Bang que no es otra cosa que una especie de gran pedo de Falete después de un atracón de alubias. Sea como fuere que hubo un momento en que se creó el mundo y Pedro J Ramirez siempre estará agradecido por eso. Según los seguidores de Rappel nuestro señor, los primeros habitantes fueron una pareja de nudistas heterosexuales que vivían como su creador hasta que por culpa de ella (como no) se crearon los sindicatos y las empresas. Ahora todos tenemos que currar y los únicos que viven como Dios son los banqueros o los tesoreros del PP. Según los otros, los primeros habitantes de la tierra fueron unos animales que ya no existen y eso degeneró (nunca mejor dicho) en el ser humano. En aquella época todos se odiaban a todos e intentaban no ser devorados por los animales más grandes que ellos. Como en “Gran Hermano”, vaya. 

Lección 2: La prehistoria
Pronto el hombre (y alguna que otra mujer) adquirió lo que hoy conocemos como cordura, se puso en pie, se hizo unas Nike de polipiel de mamut y se dedicó a comerciar con todo cuanto tenía a mano. Fue en ese momento que también se inventó la figura de la suegra, los colegios y el IVA. Era una época en la que la mujer (y algún que otro hombre con trenzas) se dedicaba a cocinar mientras sacaba niños de su entrepierna. El hombre (y alguna que otra camionera de tráiler de 16 ruedas) se dedicaban a pinchar a elefantes gigantes con pinchitos de taberna vasca. Normalmente morían el 99% de los cazadores pero a veces conseguían matar de aburrimiento al mamut y eso era como la boda de la hija de Aznar, todos salían con más de con lo que habían entrado. La prehistoria fue la época más importante en la evolución del hombre: aprendió a mentir para conseguir fornicio.

(Continuará...)


15 ago. 2013

¡Free pollinos! ¡Lechuzas no!

Hace poco tuve el dudoso privilegio de visitar el zoo de Madrid.  Para quien no conozca Madrid les informo que el zoológico está ubicado en la Casa de Campo que es algo así como un trozo de montaña pelada llena de señores de dudosa sexualidad fingiendo hacer deporte enfundados en llamativos ropajes mas ajustados de lo que un cardiólogo o la revista Vogue recomiendan. Lo que resulta más curioso de la Casa de Campo es su nombre, si pretendes bautizar un lugar ponle un nombre que le diferencie del resto: ¡España esta repleto de casas en campos, rediós! A lo que íbamos, el zoo es un lugar repleto de animales que huelen mal, siempre esta durmiendo o escondidos a la sombra, hace un calor infernal y los refrescos son tan baratos como un collar de diamantes en la joyería Tiffany's de Nueva York. No entiendo porque los padres llevan a sus hijos a un lugar así a no sea que alberguen la esperanza que alguna bestia los devore junto a su suegra. A lo que íbamos, en el Zoo de Madrid hay una zona algo así como una granja donde los niños interactúan con los animales, hay cabras, lechuzas, gallinas e incluso un gato despistado que duerme al sol en medio del camino, el más feliz de todos, sin lugar a dudas. También hay un criadero de pollinos donde los niños admiran embelesados como se incuban los huevos y pueden comprobar decenas de diminutos pollinos jugando alegremente todos juntos. ¿Y que hay a continuación? Pues la jaula de las lechuzas donde esos mismos niños pueden contemplar aterrorizados como las lechuzas devoran a los pollinos que yacen muertos unos encina dos otros, en una esquina de la jaula. Supongo que la idea del sádico encargado de la zona es la de mostrar a los niños el ciclo de la vida pero a juzgar por la expresión de los pequeñas parecía que contemplaban una matanza caníbal. 

Y desde esta tribuna proclamo: ¡Basta ya de la crueldad innecesaria! ¡Basta ya de políticos corruptos y de películas de Isabel Coixet! Los niños han de ser niños y vivir en la maravillosa mentira de un mundo donde no hay hipotecas, no hay que trabajar y los  adorables pollinos no son devorados por lechuzas. ¡Basta de crueldad innecesaria! Y yo proclamo al mundo ¡FREE POLLINOS, LECHUZAS NO! (Que digo yo que un eslogan siempre queda mejor en inglés). 

Voy a fundar un partido político que defienda a los pollinos de las lechuzas, que defienda a los ciudadanos de los políticos y que defienda a la literatura de Lucia Etxebarria. ¡FREE POLLINOS, LECHUZAS NO! (Que repito yo que un eslogan siempre queda mejor en inglés).