"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

4 jun. 2012

Aventuras en la gran ciudad (3)




Supongo que recuerdan la última estampa de mi aventura madrileña corriendo yo semidesnudo por Chueca en busca de mi amada Elena. Y a quienes no tienen memoria casi que mejor para ustedes porque tampoco era una escena de “Pretty Woman”. Para continuar esta historia deben hacer como cuando entran en un lavabo, vigilar su espalda. Resumen: léanse los post 1 y 2 que no estoy para resúmenes.

Y ahí me tienen, corriendo en busca de mi amada. Hay mujeres que disfrutan tanto de llamar la atención por su físico como también disfrutan ignorando a los hombres que babean tras ellas. A mí me sucedió lo mismo en ese mismo momento y ese mismo lugar, corriendo semidesnudo entre musculadas parejas de hombres que paseaban perritos diminutos. Sentí que mi cuerpo les atraía como moscas a un panal de rica miel pero de la misma manera les rechacé pues yo iba en busca de mi amada y ningún hombre con bolsito de Gucci iba a impedir eso.

Pero no todas las historias de amor acaban bien ni tampoco son un camino de rosas así que aunque recorrí durante diecinueve horas el barrio lo único que conseguí fue gana el premio “Osito grasiento 2012” en un local de copas y hacer muchos amigos que vestían ropa muy apretada y parecían muy afectados por yo que se.

Ya de madrugada volví al hotel y me quedé estirado en mi cama pensando que podía haber salido mal. Y tras un breve análisis llegué a la conclusión que tampoco había salido tan mal. Aunque hubiese encontrado a mi amor Elena ¿Qué hubiera pensado ella al verme así? Lo mejor era volver a comenzar y eso significaba ponerme mis mejores galas y bajar al McDonald’s que había junto al hotel a esperar a que mi amada fuese a buscar otro de esos helados McAlgo. Alguien que come algo con el ansia con que mi Elena comía el helado es toda una profesional de lo que hace lo cual implica dos buenas noticias:

1-      Ella iba a volver inevitablemente a por otro helado
2-      Mi amada sabía manejarse muy bien con su lengua.

Un momento señoras, guarden esos rodillos, no he dicho nada machista. Es la realidad. Y si no quieren que las tilden de meretrices no se vistan con ropa comprada en Ámsterdam y fumen cigarrillos con boquilla bajo farolillos rojos. Esto es así.

A la mañana siguiente bajé a la puerta del McDonald’s, compré dos docenas del helado McAlgo y esperé a que apareciese mi amor Elena. Una hora. Mas helados. Dos horas. Mas helados aun. Tres horas. Nada. Aquello era un ir y venir de cientos de colegialas y madres de colegialas esquivando el charco de helados sobre el que yo esperaba. Ninguna era mi amada. Podría haber aparecido la mujer mas hermosa del mundo pero no hubiese sido mi Elena. 

Y entonces, como en toda historia de amor imposible, sucedió el milagro. Mi amada se acercó caminado, el sol brillando en su castaña melena, los ojos grandes, iluminando todo Madrid, hermosa fotocopia de la belleza. Manos pequeñas, labios grandes y sensuales. Naricilla de ratón. Imposible describir lo que sin ser perfecto, es sencillamente perfecto. O al menos a mi así me lo pareció.

Hinqué rodilla en tierra y la esperé. Y fue mi amada quien al llegar a mi altura y sin dejar de sonreír dijo:

-Supongo que tu eres quien ayer corría desnudo por mi barrio con un dibujo mio en la mano y gritando mi nombre.
-Si, mi señora, yo fui. ¿Cómo lo habéis descubierto?
-Creo que eres inconfundible, muchacho.
-¿Me odiáis?

Y entonces ella contestó. Pero la respuesta pertenece al último de los capítulos de esta maravillosa (o no) historia de amor.

Continuará...


31 comentarios:

  1. JOOOOOO.....Seguro le juró amor eterno,o no????
    Si fué no....vaya sosa.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Bego. Le juré todo lo que un hombre puede jurar a una mujer que es mucho y es casi todo mentira.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  2. Si no te constestó que sí, espero que al menos resbalase...al ser posible sobre alguna parte de tu anatomía.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Pilar. No se me anticipe. La sorpresa (que no el amor) está en el aire.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  3. que no dejara de sonreír es un buen signo! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Adriana. También sonríen en Hacienda cuando voy a pagar mis impuestos...


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  4. !!Hola ,Fernando!!

    El momento de imaginarle corriendo entre los musculados con perrito,ha sido apoteosico,q pecha de reir.Pero despues de todo le salieron enamorados y fans.
    Espero y deseo q Elena dijera....si,mi amor,me haria muy feliz saber q al final esta historia termino en fornicio.Un post buenisimo y esplendido.

    Te beso,pero con un millon de besos,por el tiempo q he estado sin venir,mi querido amigo,Fernando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Lady-Celeste. Sus besos siempre son bien recibidos. ¿Algún día podré devolverle alguno? Caso de que no... ¿sabe si canjean besos por monedas de 10 céntimos?


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  5. Mi querído Fernándo,los besos los canjéan en ese banco que se va a la quiebra en España.!Si ese Madrileño jajaja!
    !Oye, que no chaval, que los besos no se venden!.
    !no caigas tan bajo corasón!Bueno un abraso entonses,para que no te pienses que soy gay. jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Sergio. No pienso que es usted gay. No puedo decir lo mismo de mi.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  6. Ay, qué intriga... Si yo fuese tu amada Elena no creo que llegase a odiarte pero un poquito de miedo sí puede ser que te tuviera... Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Mi Álter Ego. Ojala provocase miedo entre las mujeres que me gustan. Solo provoco asco.


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  7. Seguro que la acabarás conquistando! No pierdas el ánimo! ;)
    Qué pasara...? :O

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida ElenaNito. El que la sigue la consigue. Por cierto... ¿se ha dado cuenta que la protagonista se llama como usted? ¿No le gustarán por casualidad a usted los McHelados?

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
    2. Si me he dado cuenta de que hay una usurpadora de nombres y de corazón, el suyo.
      Qué le ha hecho Elena para recibir tanta atención? Qué tiene ella qué no tenga yooooo!
      Una nariz de ratón? Pues me la pongo si hace falta!Lo que sea! Como mr potato!
      Me comería uno (despacito) todos los días :)!

      Eliminar
    3. Querida ElenaNito. Seguramente usted tiene muchas mas cosas que la Elena de mi relato. No se, tendría que verla a usted en persona para compararlas en TODAS sus facetas. :)))

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  8. Ya veo el final!! Comienza a sonar una música de violín... por ejemplo "my heart will go on", cosa de unos violoncestistas que pasaban por ahí (posiblemente sean gays a su semejanza) y tocan con tanta fuerza que le meten la punta del arco en un ojo a su querida Elena y, de los nervios, apretan tan fuerte las cuerdas que se rompen y arremeten contra el otro ojo.
    POr una vez, no lo habrá cagado usted, pero al final.... tampoco habrá fornicio... es una lástima!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios mio Jotapé. No sea así, pobre muchacha. ¡Y pobre de mi que me quedaría sin fornicio!

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  9. Amigo Fernando, tengo un conocido que asegura que a partir de las 3 de la mañana si es tía, mejor.

    Confío en un feliz final y no perdido por esas tierras inhóspitas de osos de Chueca, pues si quieres usted emociones más saludables mejor visite el Quéchua de cualquier centro Decathlon y que le recomienden otras aventuras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Sergio. Decathlon es para mi como un bar de carretera para un cardenal. Decahtlon está lleno de gente sana y cosas para sudar. Me temo que me quedo con la gente de Chueca.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  10. Acabo de descubrir este blog (yo siempre en la cresta de la vanguardia, léase con la misma ironía con la que Servidora escribe), me quedo por aquí a esperar el desenlace con Elena. El fotógrafo era ¿Agador o Amador? de apellido Spartacus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida sin mas palabras. Bienvenida pues. El nombre es "Agador" que es mi pequeño homenaje al personaje interpretado por Hank Hazaria en "Una jaula de grillos" (el sirviente decididamente gay).

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
    2. Homenaje bien entendido. De ahí el apellido Spartacus que una Servidora comentaba. Claro con los zapatos apretando tanto, es lo que tiene... que no se le entendia bien ;-D

      Eliminar
    3. Cierto... Agador Spartacus. :) Alguien lo ha pillado! Mis textos están siempre repletos de homenajes ocultos. Me alegra que lo haya descubierto.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
    4. Entonces continuaré a ver si encuentro algún otro homenaje oculto

      Eliminar
  11. Ummm...no sé si alegrarme o preocuparme por la pobre Elena. A ver por dónde nos sale en la esperada próxima entrega!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida desvariosdesviados. Lo mejor de lo esperado es que sea inesperado. Pronto, pronto. Por cierto, tiene usted un fantástico blog. Invito desde aquí a todo el mundo a que lo lean.
      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  12. Fría, fría como un helado. Imposible encontrar el amor en una piedra de hielo. Mejor desista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida AMOR, si dessistiese de toda mujer que no me hace caso haría años que estaría completamente solo... como lo estoy ahora.


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  13. Gran pregunta, sí :-)))). Yo esperaba una petición de matrimonio, con usted de rodillas y ella que se acerca sonriendo. Cómo va a odiarle??? Eso es imposible, yo me volvería loca por un loco que recorriese todo Chueca semidesnudo gritando mi nombre. Esta historia sólo puede acabar en amor eterno!!! Salvo... que la fastidie usted... y me temo lo peor :P
    Besos!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Lili, la próxima vez que vaya a Madrid prometo perseguirla por Chueca semidesnudo gritando su nombre. ¿Estás usted segura? :)

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar