"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

27 jun. 2011

i de infidelidad



Groucho dijo que el principal motivo de divorcio es el matrimonio. Yo iría un poco mas allá. El primer motivo de la infidelidad es el matrimonio. Porque, reconozcámoslo, todos somos unos cerdos de feria en la cama y sucede que a tu esposa no puedes hacerle según que cosas (obscenidades mayormente) precisamente porque es alguien de la familia. Obligado te ves a buscar una desconocida a quien insultar, azotar y poner mirando a Murcia (o ser insultado y azotado y puesto mirando a cualquier otra capital de provincia). La infidelidad no es mas que la necesidad de seguir aparentando. Si nos asegurasen que el azúcar no engorda estaríamos todo el día comiendo pasteles, grandes pasteles de nata y chocolate con una hermosa guinda en lo alto. De la misma manera, si nos asegurasen que cometer infidelidad es valioso como el billetero de un banquero... entonces estaríamos todo el día siendo infieles a diestro y siniestro como el torero de moda que reparte capotes en la feria de San Isidro. Pero como resulta que la infidelidad está mal vista entonces debemos dosificarla como el pastel de chocolate y nata, incluso como si fuésemos diabéticos. ¿Quien quiere casarse cuando puede estar permanentemente casado con todas las mujeres con las que uno se cruza? El matrimonio es la principal causa de la infidelidad, me reafirmo.

Aunque no es mi caso porque para ser infiel primer debes tener la posibilidad de ser fiel y ni  de esa primera y maravillosa prebenda dispongo yo. Aunque he de reconocer que en una ocasión estuve a punto de saborear las mieles de la infidelidad pasiva. O lo que es lo mismo: acostarse con alguien casado. Se preguntaran como conseguí eso pues acostarme con una mujer es -para alguien como yo- una gesta parecida a que Belén Esteban consiguiese sacarse un titulo universitario. Incluso "casi" acostarme.

La conocí donde conozco a todas las mujeres, en un bar. He intentado conocer a mujeres en hospitales, bibliotecas o colegios pero solo he conseguido órdenes de alejamiento, y sondas en el pene. Debe ser cosa de mala suerte o que las mujeres en los bares están medio borrachas y sus escrúpulos decrecen a medida que aumenta la cogorza. No me malinterpreten, nunca me aprovecharía de una mujer beoda: cuando ellas están medio borrachas yo ya estoy completamente borracho. Pero es un hecho probado que las mujeres y yo funcionamos así, mediando generosas cantidades de alcohol.

Ella se llamaba... esperen, que está casada... debería ser discreto... se llamaba X. La mujer X era, como decirlo de manera respetuosa... era grande. Casi tan grande como yo. Y hablo de tamaño, exclusivamente. De habernos acostado seguramente lo habríamos hecho en una cama de mármol. Por fin había encontrado una mujer a mi altura, aunque quizás debería hablar de anchura. Era rubia, con el pelo ensortijado y ojos verdes y al verla entrar en el bar tuve la maravillosa sensación que todo temblaba a mi alrededor como Joan Manel Serrat cantando encima de una lavadora con el programa de centrifugado.  Vale, lo reconozco, es un símil demasiado complejo pero sepan ustedes que el amor no es fácil. Nada fácil: ella estaba casada. ¿Casada? ¿Cual era el problema?


-Mi marido podría descubrirnos.
-Entonces no fornicaremos delante de tu marido.
-Me refiero a que es policía, lo intuye todo, lo sabe todo.
-¿Está armado?
-Tiene una arma grande, muy grande.
-Me refería a una pistola...
-Yo también.
-Entonces me temo que no puedo competir, mi arma no es tan grande. De hecho no tengo ni arma.
-¿Estás operado? -preguntó ella.
-Volvía a referirme a la pistola. Yo no tengo.
-¿Que hacemos entonces? -dijo ella escondiendo mis manos entre sus manos aun mas recias.

Dicen que el amor lo puede todo pero resulta que lo que había entre aquella mujer y yo no era amor del que nace en el corazón sino en otro órgano un poco más a la calidez del sur corpóreo. ¿Que podíamos hacer? Yo nunca digo que no a una mujer a no ser que vea peligrar mi vida y ahora mismo no veía a nadie apuntándome con su arma.

Me refiero a la pistola, dejen ya de pensar en policías con penes en las manos, mentes enfermas.

Fuimos a los servicios a intercambiar fluidos de amor pero pronto descubrimos que allí dentro no cabían dos ejemplares de seres humanos de nuestro tamaño así que decidimos mover rápidamente nuestros orondos cuerpos cual estampida de elefantes en dirección a una pensión cercana. Justo cuando nos disponíamos a entrar en la recepción noté que algo duro intentaba abrirse paso entre mis nalgas y a través de los pantalones. Giré mi cabeza y vi a un hombre gordo, calvo, sudoroso, con unas gafas de sol y una pistola entre mis nalgas.

No hacía falta ser un genio para adivinar que aquel émulo de Torrente era el marido cornudo de policial profesión y como odio que ningún hombre (policía o no) intente introducir cualquier tipo de arma entre mis nalgas, solté la mano de la infiel esposa y salí corriendo de allí como alma que lleva el diablo. Mi mejor marca personal la conseguí aquel día: dos kilómetros en tres horas y media. Puede que piensen que es una velocidad realmente baja pero sepan ustedes que salvé la vida y conseguí que en mi retaguardia continúe existiendo un solo agujero.

Y recuerden amigos, nunca intenten acostarse con nadie cuya pareja tenga un arma mas grande que la suya. Y ahora si que pueden confundir penes con pistolas, la moraleja es válida en cualquier caso.




79 comentarios:

  1. Jajajjajaajjajajaajajjajajajajaja.

    Me deja ud. la mente en blanco y sonrisa bobalicona cada vez que vengo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Querida blogboreta. Mejor la mente en blanco y la sonrisa bobalicona que la mente bobalicona y la sonrisa en blanco. Gracias por sus amables palabras. ¿Por qué eran amables no? :)))

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  3. Creo que la infidelidad es mucho más amplia. Y que empieza no cuando te metes en la cama con alguien que no sea tu pareja, sino en el mismo momento en que deseas hacerlo.
    Cuando eso sucede, casi siempre es porque falla algo dentro de casa, o de la cama que uno comparte. Y si usted me lo permite, no siempre es porque él no quiera hacerle a ella según qué guarradas porque es su adorada y dulce esposa.
    Muchas veces es ella quien se queda esperando que él la ponga mirando para Cuenca y él prefiere mirar la final de la champions en la tele de plasma.
    Yo una vez fui clara: "Ya no te quiero, por esto y por esto y por esto...a partir de ahora, no te consideres cornudo si me acerco a alguien, es porque quizás alguien pueda darme lo que tú nunca me diste". Resultado: más sola que la una. Tendré que ir más de bares, como usted jajajaja.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Eran totalmente amables e incluso cariñosas. Iba a ponerme a sus pies, pero con este calor prefiero no exponerme.

    Otro beso. (ya no le saturo más) :)

    ResponderEliminar
  5. Deberia hacerse un seguro de vida...cualquier dia se va pal otro barrio

    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  6. Querida Belkis, si la definición de infidelidad es cierta entonces soy el hombre mas infiel del mundo porque deseo acostarme con absolutamente todas. Ah no... que hay que tener a alguien a quien ser infiel. Maldita sea...

    Querida Blogboreta. Cuando sean malsanos y prevaricadores avise que sacaré mi tanga de cuero del armario. Expongámonos al calor. Peor no puede ser.

    Querida La Perfida Canalla. ¿Y a quien pongo de beneficiario de mi seguro de vida? No, a usted no... no me sea ambiciosa.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  7. No conozco ningún hombre que no haya sido infiel a su pareja, en cuanto a las parejas, he conocido a más de una, que bien seguro estoy, también ha sido infiel a su marido. De hecho, el estado más normal de toda pareja es el de la infidelidad,¿o es que somos perritos?

    ResponderEliminar
  8. Estimado Carlos Galeón. Yo no soy ningún perrito aunque si mistress domina me dice que me ponga a cuatro patas yo digo "GUAU!!!".

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  9. También decía su amigo Groucho que las cadenas del matrimonio son tan pesadas que hay que llevarlas entre dos y muchas veces, entre tres....

    Un beso caluroso y con guinda en el pastel.

    ResponderEliminar
  10. Buenas tardes,
    Le leo desde hace tiempo, pero no suelo participar por el ingente número de comentarios que pueblan su blog.
    Debo decir que me siento muy identificada con casi todos sus posts y que seguiré ávidamente su blog.
    ¿Debo pensar que yo también soy una completa gilipollas? pues no lo sé, pero me gusta pensar que lo soy.

    Eternamente suya.
    Una completa gilipollas

    ResponderEliminar
  11. Querida Princesa. Si necesita ayuda para llevar alguna cadena yo me ofrezco a ayudarla vestido de oso panda. No ser si fornicaremos pero las risas que echaremos serán legendarias...

    Querida La Maripili. No me atrevería a asegurar que es usted gilipollas. No la conozco tanto. Si quiere podemos solucionar eso en la habitación de un hotel. Prometo no gastar nada del mini bar.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  12. Por favor, llámeme Maripili a secas. Y ose, ose a pensar que soy gilipollas, prefiero ser así que una "inteligente" con exclusiva.
    Por cierto, del minibar le permitiré tocar la botellita de agua que he metido antes y que he comprado en el chino de la esquina como una vulgar gilipollas, así no le (a usted) cargarán ningún cargo extra a la habitación.

    ResponderEliminar
  13. Querida Maripili a secas, yo soy mas sutil, primero me bebo la cerveza del minibar y antes de abandonar la habitación relleno la botellita con un líquido que sale de mi cuerpo de igual color y parecida densidad. Luego solo hay que poner la chapita con cuidado de que no le llamen a uno "chapero" y salir caminando del lugar con sangre fría.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  14. cien por cien de acuerdo.

    Por eso me llamo "i"

    :P

    ResponderEliminar
  15. Pasar `por su casa es siempre un jarro ( por no decir un barril) de agua fresca, me alegra usted el día.

    Creo que debería priemro preguntar a sus conquistas a qué se dedica su marido y después entrar a matar , asi se evitaria esos disgustos

    un placer


    por cierto... le invito a que nombre gilipollas del mes de julio a la señora CARMEN LEAL que 2escribe" en la Voz de Barcelona y es una auténtica gilipollas
    ( además de ignorante) que no solo insultó gravemente al colectivo autista sino que encima no sabe ni pedir disculpas
    Me haría usted la mujer más feliz de la tierra

    ResponderEliminar
  16. Querida VeroniKa... ¿es usted infiel? Sealo conmigo, solo necesitamos una cama robusta y mucho amor.

    Querida Froiliuba. Prometo investigar sobre la señora que indica aunque no le prometo nada, la lista de gilipollas en este país es inmensa. Gracias por sus amables palabras.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  17. Estimado Sr. Gili, esta vez ha estado realmente cerca del fornicio, siga así.

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Querida Pilar. Siempre estoy cerca del fornicio, por desgracia es el propio fornicio el que se aleja de mi.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  19. Querido Gilipollas:

    No sabía acerca de su sugerente e ingenioso espacio - o arma, cómo quiera llamarlo - .
    Ahora perdone, que no pretendía ser en absoluto grosera ni parecer una enfermiza; sólo cordial.
    Me ha impresionado la soltura y las divertidas historias que le suceden, aunque para usted en ese momento le metan en situaciones comprometidas y difíciles de tragar.
    Sea como fuere, tiene aquí una fiel seguidora más de su lindo espacio.

    Groucho Marx tenía razón, pero usted creo que lo ha matizado.
    Matrimonio conlleva infidelidad e infidelidad conlleva policías con penes que te aseguran 3 horas y media de ejercicio.

    Buenas noches, mi completo gilipollas.

    ResponderEliminar
  20. Querida Bel Cobain. No he entendido eso de "Policías con penes que te aseguran 3 horas y media de ejercicios", tampoco se si quiero entenderlo. Sea como sea, gracias por sus amables palabras.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  21. Está usted seguro que lo que le puso entre las nalgas el marido policía era su pistola??? A lo mejor quería hacer un menage a trois... y va usted y echa a correr... Podría haber sido una noche inolvidable...

    ResponderEliminar
  22. pues yo quiero un marido q me diga guarradas y me ponga mirando pa murcia,ah y alguna nalgada mientras me fornica,y por qué no??
    si los maridos no hacen eso,no quiero marido. ea,

    un saludo.

    ResponderEliminar
  23. En el ejemplo de la Estevan, el graduado escolar ya sobraba.

    Hasta pronto querido gilipollas.

    ResponderEliminar
  24. Muy, muy bueno, moraleja Incluida.

    Saludos desde Bs As.

    ResponderEliminar
  25. No es el único que piensa así, un amigo mio, después de casarse me dijo que ya no hacia el amor con su mujer porque era de la familia y eso no estaba bien, jajajajaja, por cierto se divorcio al año de casarse.

    ResponderEliminar
  26. Querida Marta. ¿Un menage a Trois? Si hubiese visto al orondo émulo de Torrente, a la gran señora X. y al obeso que suscribe, sabría que no hay camastro que soporte tanto peso.

    Querida mara. ¿Le sirvo yo aunque no sea su marido? Si quiere me pongo las pantuflas y finjo serlo.

    Estimado Sr. Eco. A mas de uno le sobra el graduado escolar, creo yo. Yo el primero, claro.

    Querida Ulisa. Gracias desde Bcn.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  27. Estimado papacangrejo, esa es la causa principal de la infidelidad (que explico al principio del blog). ¿Quien puede hacer marranadas con la madre de nuestros hijos? La infidelidad es una obligación moral, totalmente.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  28. Una entrada un poco rara, no sabría que decirle...De acuerdo eso sí, que el matrimonio ya te da todas las papeletas para que seas infiel, y es que a veces nos gusta más la vecina de enfrente.

    Lo de la Esteban sobraba, ha sido un recurso muy facíl y socorrido. Piense por ejemplo en "nuestro" presidente de gobierno, es licenciado, y en cambio es gilipollas como usted.
    Un orondo abrazo ;-)

    ResponderEliminar
  29. Estimado Lorenzo. Si cree que decir eso de la Esteban es un recurso fácil, lo suyo de llamar gilipollas a Zapatero a estas alturas está mas visto que los pechos de Sabrina en fin de año.


    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  30. buenísima entrada...
    y parece que va acercándose a la posibilidad de fornicio. ya le dije que este verano lo conseguía, la gente se pone muy tontorrona con el calor. o eso me digo para ver si ligo yo también este verano. y no me diga que con usted, que siempre me provoca para nada.

    ResponderEliminar
  31. Amigo Gili,
    La moraleja está bien. La comparación entre pistola y pene... visto desde su mente enferma tiene sentido.

    En muchos aspectos escaneo su blog porque me veo identificado con Vd.
    Su velocidad a dos patas, no supera la mía de procesamiento.
    Vamos que Vd. es un completo Gili y yo un completo inútil.
    Y encima con el teclado a cuestas todo el día.
    Saludos y busque una Ex...? para fornicar. Tendrá menos problemas.

    ResponderEliminar
  32. Yo de infidelidades sé mucho, he sido la una , la otra, y qué se yo. Una pena , la verdad. Así que ya no me caso, evito oportunidades.

    ResponderEliminar
  33. Querida Naar, yo siempre estoy a punto de conseguirlo pero nunca lo consigo. Ni en verano ni en invierno. En otoño tampoco. Respecto a la primavera no hablo, soy alérgico y la paso estornudando.

    Estimado COMO-DORE. ¿Que me busque una ex para el fornicio? ¿Ex qué? Primero hay que meter para poder sacar.

    Querida NI la breve. Cierto que lo mas optimo para no ser infiel es no ser pareja o esposo/a... pero entonces todo es tan aburrido...

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  34. Buenos días, Sr. Gilipollas.
    No aprenderá nunca, caballero, si ya lo tiene difícil para conectar carnalmente con una fémina libre, sin ningún tipo de atadura sexual, ¿cómo va usted a probar suerte con hembras casadas, que tienen horario y fecha en el calendario? siempre escondiéndose para no ser descubierta su ilícita amistad, atado a la disponibilidad de su partenaire.. y eso cuando no tiene hijos, que en ese caso se convertiría usted en una especie de excusa para hacer de canguro.
    No quiere hacerme usted caso, caballero, pero los pubs en fin de semana a altas horas están llenos de mujeres sin prejuicios ni escrúpulos, dominadas por el alcohol, el desenfreno y el ansia sexual... muévase usted en esos ambientes, no hace falta gran preparación, mientras vaya suficientemente aseado y perfumado. Ahora, eso sí, imprescindible que no esté usted beodo.. por todos es sabido que un hombre en esas condiciones, no levanta bien la bandera (lleve el dinero justo para no alcanzar ese punto de ebriedad).

    Un abrazo fraternal, cordial y totalmente decente,
    Lizette

    ResponderEliminar
  35. Que alivio pensar, que me fue infiel por tratarme como un familiar, y no de una forma bruta o sucia ... que bien pensar que a mi prefería tratarme con tacto y cariño ... que el sexo puro y duro mejor lo practicaba con otras... que cara decisión ... que mal se lo montó!! casi tan mal como la SRA.X ... en fin ... ahora ya no hay matrimonio y no hay posibilidad de infidelidad!!! Besotes de la Vaca!!

    ResponderEliminar
  36. En una tribu australiana piensan que para que los hijos nazcan sanos y fuertes las mujeres embarazadas tienen que practicar la infidelidad con todos los hombres a su alcance.

    Fíjese que hay sitios en la tierra donde se practica esto que usted explica en su post, decirles a sus ciudadanos que la infidelidad es buena...jajaja. No obstante también es verdad que como el marido los pille se carga al amante, también es costumbre...jajajaj.

    Amaranta.

    ResponderEliminar
  37. Una ex-mujer de policía. Ex-casada. Ex-casta, ex-monja, ex-fornicadora por amor.

    Lo que no comparto es lo de que hay que meter en vez de sacar.
    Imagine que hay un tampax? Metería primero en lugar de sacar? ó sacaría primero en lugar de meter?
    O no es más cierto que Vd. se la saca del slip-pantalón antes de meterla....

    En cualquier caso, debería ser más cauto y sospechar cuando empiece a ver las posibilidades de fornicio claras. Me explico, si una mujer le habla, se le acerca, se insinúa ó eso cree vd. póngase en guardia, algo malo va a acontecerle.

    ResponderEliminar
  38. Querida Lizette. ¿Me está recomendando que vaya a un bar y beba lo justo? Eso es como que un cura diga media misa y después se vaya a dormir la siesta. Las tareas, por muy ingratas que sean, hay que hacerlas bien.

    Querida vacapaca. Pues me alegro, miré usted, porque ahora que se que está libre voy a comenzar la campaña de acoso y derribo contra su persona hasta que usted se enamore de mi. Sus pasteles me chiflan. Es amor interesado, en efecto.

    Querida Amaranta. O sea, que lo que debo hacer es fornicar con embarazadas y esperar que luego el marido me mate. ¿Y eso lo hacen las tribus? Pues si que hemos avanzado poco.

    Estimado COMO-DORE. De su comentario solo hay una verdad absoluta: cuando una mujer se dirige a mi es que algo malo va a sucederme. Touché.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  39. Pues señor, no lo sé, ¿no sería genial que fuese mía? Quizás, si así fuera, la amaría más que nada. De todas formas, mi espalda, a excepción de mi tatuaje, está llenita de lunares, quizás, y si a usted le gusta, le podría regalar dos o tres. ¿Te parece?
    No me gusta llamarte Gilipollas, así que tengo que asignarte un nombre diferente. Un poco más dulce.

    (besos con sabor a tinta)

    ResponderEliminar
  40. Querida Luce, no solo me parece sino que lo deseo con locura...

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  41. Estimado Fernando, no se me "piqué", se lo comentaba con total aprecio y sin acritud ;-)

    ResponderEliminar
  42. Estimado Lorenzo. No me pico, es que no me apetece que los comentarios de este blog comiencen a parecerse al chat de intereconomia.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  43. Querido eso es porque usted no ha probado el pedazo de solomillo ibérico al que sabe esta pecadora.
    No querrá nada más.
    Por cierto...eso de que chiquitita pero juguetona...lo dicen los que la tienen como una pasa.

    ResponderEliminar
  44. Le veo con ciertos prejuicios, no sabe que ahora se lleva lo de ser bisexual suave en los juegos a tres bandas. Permitiendo algún qu otro roce del marido, igual con suerte se puede tirar a la conyuge.
    Siempre es otra solución al onanismo, no le parece.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  45. Querida S. Si no es muy caro el solomillo estaría encantado de probarlo.

    Estimado Dr. Mikel. Yo no tengo prejuicios pero mi culo si. Y el onanismo no es una solución, es una tarea cotidiana para mi...

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  46. Yo que soy mujer... ¿Qué tengo que tener en cuenta para ser infiel? ¿La talla de sujetador? Me deja usted con dudas, mi querido Gilipollas...

    ResponderEliminar
  47. Yo hubiera titulado su entrada: 'Y, de infidelidad', por ser consecuente más que nada...

    Su Ynfiel seguidor.

    ResponderEliminar
  48. Mi queridisima cuentasueños. Para ser infiel solo necesita un marido y un amante. Me postulo para ser cualquiera de ambos.

    Estimado jose rasero b. No le entyendo pero bueno, todo son puntos de vysta.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  49. Este si, este si me ha hecho gracia :) y mira que pensaba no leerlo, con la infidelidad soy yo muy sensible.. creo que es razonable dentro de lo que cabe.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  50. Querida Kalina. Me alegro haberla hecho gracia. Es algo inusual entre nosotros dos.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  51. Estimado gilipollas, piense como yo, gilopollas de pro... y es que cuando algo va bien es mejor decirse, tanta amabilidad me confunde...

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  52. Estimado/a Marpart. A mi la amabilidad siempre me confunde, pero eso sucede porque estoy acostumbrado a que me escupan y pateen. El día que alguien me trate bien lo asesinaré con un cuchillo jamonero. Creo que tengo los conceptos algo confundidos.

    Siempre suyo
    Un competo gilipollas

    ResponderEliminar
  53. Fieles son los perros.
    siempre me he preguntado por qué una persona aguanta a un borracho por ejemplo y no a un infiel sobrio, o a un vago fiel, que a un infiel que hace la cama y limpia el baño, a un tipo aburrido, en vez de a un infiel que te hace reír.. no sigo.
    Siempre suya
    Blog A

    ResponderEliminar
  54. Querida Bloa A. A mi nadie me aguanta, ni sobrio ni beodo. Por no aguantarme... no me aguantan ni los perros. En breve le enviaré los papeles para tramitar mi adopción. Prometo no darle mucho trabajo.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  55. Dicen que para ser infiel solo basta tener la oportunidad, y es que Sr. Gilipollas... y luego los debates de rigor:
    - Internet, soy cyber-infiel???
    - Oníricamente, soy infiel si sueño que follo como la más guarra de las guarras con alguien que no es mi pareja?
    - Y si ya en el plano consciente pienso en otro?
    Uhmmmmmmm..... como dicen, cuando el ser humano está solo, ni perro le ladra, pero basta que tenga pareja para que las hormonas atraigan a los demás
    El tema de la Infidelidad, da para mucho, sin embargo, prefiero estar sola antes que poner los cuernos, no me vaya a pasar como a usted,
    Atentamente,
    CaroNu

    ResponderEliminar
  56. Creo que siempre esta muy cerca de concretarlo, la próxima vez haga caber dos cuerpos de esos en un lavabo, ahí es donde se hace.

    Gilipollescos saludos.

    ResponderEliminar
  57. Hay que ver las cosas que hacemos por sexo jajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  58. Hay mucha gente a la que no le crecen los cuernos por falta de calcio. Una adecuada aportación de sales minerales y... Voilá!

    ResponderEliminar
  59. Querida CaroNu. La infidelidad es un concepto también totalmente subjetivo. Para unos morrearse con una compañera de trabajo es normal mientras que para otros decir la ropa interior que llevan a un desconocido en Internet es una infidelidad digna del peor de los castigos. Yo estoy solo pero preferiría poner cuernos porque eso significaría que en vez de a nadie tengo como mínimo a dos.

    Estimado Rafael. La próxima vez que lo intenté iré a una carpa de circo, si ahí caben varios elefantes seguro que cabe un tipo como yo.

    Querida Prosapia. Yo todo lo hago por sexo y nunca lo consigo.

    Estimado Sergio. Lo que se aprende con usted, oiga.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  60. Pensando en la infidelidad, me viene a la kijotera una palabra que siempre me ha fascinado..." La querida" ( sobretodo cuando según que personas la pronuncian, se les pone una cara que parece un poema!)

    Saludos desde las trincheras. ;P

    ResponderEliminar
  61. Hay mujeres que tienen un marido de más...
    Un beso

    ResponderEliminar
  62. Dado que somos polígonos por naturaleza... ¿os es poligámico...? mmmfff...lo que sea. En fin, que no me parece, como dice Belkis, que sólo con desear a alguien sin hacer nada por consumarlo ya se sea infiel... madre mía... nos tendríamos que cortar más de una cosa, entre ella lo oho... Y por cierto, en el reino animal, los consabidos ejemplos de parejas de pájaros que están siempre juntos como ejemplo de fidelidad son falsos. Está siempre juntos, sí, pero se ponen unos cuernos... (no es broma)

    ResponderEliminar
  63. Querida chatnoir. La querida es precisamente eso: la que queremos. Es difícil querer a la madre de tus hijos. :)))

    Querida El.la. Y yo siempre tengo una querida de menos.

    Querida Amaranta. Yo no soy polígamo. Soy un dodecaedro.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  64. Si es que, como siempre, demuestra usted que es un completo gilipollas! A ver a quien le mandan irse a acostar con una mujer casada con un policía con tan grande arma... Así acabó usted, que no le hizo un segundo agujero porque mucha movilidad tampoco tendría el buen hombre.

    ResponderEliminar
  65. Ahora entiendo porque siempre he sido taaaan infiel, que se le hara? Me uno a su ideologia.

    ResponderEliminar
  66. Querida Mrs. R. Llevo años demostrando ser un completo gilipollas post a post. Y mi esfuerzo me cuesta.

    Querida Nuda. ¿Es usted infiel? Me postulo a ayudarla...

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  67. Estimado amigo, tiene un "premio" en nuestro blog. Entenderé que no haga mucho caso de estas cosas y que tome la decisión de no acceder a su recogida porque, de alguna forma, es como ofrecerle el "premio de los juegos florales" de mi barrio a Javier Marías, pongo por caso.
    Me hago cargo que usted juega en otra liga, pero le aseguro que está hecho desde el cariño, el respeto y mi total reconocimiento a su talento.

    ResponderEliminar
  68. Genial Moraleja.. ! Muy buen blog. ! Te espero por el mio.. Suerte y besos :)

    ResponderEliminar
  69. Pues como deporte de riesgo, tampoco veo nada mal el tema de la infidelidad. Tendrá usted que seguir probando!

    ResponderEliminar
  70. No dejas de hacer alusión a las pistolas...armas, o miembros viriles. Todos soomos unos maaaaaaaaal pensados, qué se le va a hacer. como siempre, me encanta como escribes!

    ResponderEliminar
  71. Estimado Pitt Tristán. Agradecido por su amable premio que no merezco. Le daría un premio yo a usted pero como no acostumbro a hacerlo, tómese un agua con gas a mi salud y envíeme la factura. Por cierto, me sorprende que diga usted que se sorprende que ofrezca esto gratis. ¿Quiere ser mi representante? Le prometo el 15% siempre que me prometa que nunca le sorprenderé vestido de colegiala y siendo azotado por una sueca vestida de profesor de filosofía.

    Querida viv. Prometo visitarla, ponga el vino a refrescar. Gracias por sus amables palabras.

    Querida neko. ¿Deporte de riesgo? Eso me recuerda épocas pasadas de Internet... y hasta aquí puedo leer.

    Querida Maria del mar Agüera. Yo siempre hago alusión de aquello que carezco. Cuando quiera se lo demuestro. :)))

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  72. Asumiendo que me atañe su último consejo, le agradezco el mismo. No sin antes decirle, que en mi caso nunca acepté ser ‘el amante’ a pesar de saberme en posesión de un winchester; porque enfundar cañones es repetitivo, si se sueña dar en la diana de libres corazones.

    Por el contrario, siempre fue pública y notoria mi condición de cornudo, y a mi pesar, reafirmo que el amor cuando es en vena, perdona al diablo en el cielo y el infierno; lo cual no nos hace ignorantes del pesado estandarte en la cabeza, y el menos zorro siente el peso en la sien y en los calzones, pero dicho lo cual, no me lamento, porque ser fiel a uno mismo, es la fidelidad que convierte a un astado en un venado digno.
    Suyo, Z+-----

    ResponderEliminar
  73. Estimado Señor De la Vega. El día que quiera usted un amante acuérdese de mi. Soy heterosexual pero me encartaría sentirme "la querida zorra" por un día.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  74. Mi Señor Don Fernando,
    Quién tienta la virtud del confesado, con más de ciento cincuenta kilos de ironía, merecería un lupanar romano, que no fue zorra quien dio de mamar a bocas tan viciosas.
    Suyo, Z+-----

    ResponderEliminar
  75. Estimado Señor De la Vega. Lástima... había comenzado a hacerme ilusiones con usted... :)))
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  76. !!Buen post Fernando,excelente!!

    Yo en esta vida soy pinguino,aunque estoy intrigada con lo de los azotitos y las obscenidades mirando para murcia,asi q en mi proxima reencarnacion elegire ser una mosca de birmania.
    Te beso Fernando

    ResponderEliminar
  77. chico, eres bueno, muy bueno, pero no bueno de ser humano, eres bueno escribiendo, rápido de mente en comentarios y me gusta. En lo que al post se refiere, habiendo tanta hembra por el mundo que por módicos precios te hacen suyos y felices, ¿pa que te pones en peligro? No lo digo por lo mio que ya ves, pero es sencillo.

    ResponderEliminar
  78. Querida Eva, gracias por sus amables palabras. Sepa usted que si me hace un módico precio comenzaré un módico ahorro.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  79. La verdad es que he encontrado este blog por casualidad mientras buscaba ''gilipolleces'' por internet.
    Me ha impresionado tu manera de expresarte mediante ironías y paradojas ( de la vida, o no )y en consequencia me he puesto a leer tus publicaciones, desde el 2010 hasta hoy día.
    Me gusta que haya gente que se exprese como tú, ya que dices gilipolleces, pero que hacen gracia y son bien recibidas, en cambio, las gilipolleces que suelta mi buen amigo J.Mourinho no son bien recibidas en el país catalán, ni en el resto de España, bueno a lo que iba, que Enhorabuena!
    saludos de CG 2.

    ResponderEliminar