"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

17 nov. 2010

Gilipollas accidentado (6)


¿Pero quien diablos diseña los hospitales? ¿Una pandilla de pitufos que han esnifado demasiado pegamento? Venga, vamos a construir largos pasillos para que las enfermeras trabajen mejor pero si un paciente quiere ir a coger un ascensor o un café que se joda y camine media hora con muletas. Las enfermeras tienen que estar cómodas. El resto que se jodan, total... se están muriendo. ¿Torquemada ha diseñado los sillones que se convierten en camas para invitados? Son tan duros que con los sofás y sillones viejos de hospital hacen las columnas de nuevos hospitales. Indestructibles. ¿Que me dicen de los lavabos de las habitaciones? Soy un enfermo, no soy Einstein. ¿Para que diablos sirven todos esos cachivaches? Yo solo quiero mear, no entrenarme para ir a la guerra. Ayer después sacar lo mejor de mi, tiré de la cadena y en vez de salir agua aparecieron tres enfermeras que me pillaron con los pantalones bajados. ¿A quien se le ocurre poner una cadena colgada del techo para avisar de una emergencia junto a un water? Yo soy de los de toda la vida que tiran de la cadena, diablos. ¿Y el confort? Estoy en una habitación que empapelaron de color crema en los 70s con muebles azules y vistas a un patio interior donde lo único que veo son varios tubos de chimenea. Habitación pintada con colores horribles con vistas a cemento y aluminio. Total, para unas semanas que voy a estar aquí sin aire fresco y enfermo... Cuando salga de aquí me llevan directamente al psiquiatrico. Todo por mantener el negocio de la sanidad privada.

No es que tenga un mal día. Es que me han quitado las drogas y de repente todo adquiere una dimensión gilipollisticamente real.

Eso si, las diablesas y ángeles continúan alegrándome el día. A pesar de que entren a tropel en mi lavabo cuando estoy cagando.

A pesar que ninguna se decida a alegrarme también las noches.

55 comentarios:

  1. Eso le pasa por aburguesado y por no ir a los hospitales de la seguridad social.

    ¿No ha oído que en la sanidad pública faltan camas?. Y ahora que el erario público no está para dispendios,¡quién sabe si no le hubieran puesto a compartir lecho con alguna señorita de buen ver hospitalizada!.

    ResponderEliminar
  2. Animo colega!!!
    Al menos no utiliza la cuña!!
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  3. La verdad que los hospitales tiene poco de bonito.
    jajajaja :)
    MUAAAAAAA!

    ResponderEliminar
  4. Señor Gilipollas! ¿Está usted hospitalizado? Espero que no sea grave, aunque veo que está bien acompañado... Tranquilo, las drogas volverán a usted, en los hospitales sobran.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Veo que ya esta mucho mejor...jajajaja

    Peor una sonda....

    Muacksssssssssssssssssssssssssssssssssssssss
    Su fan incondicional

    ResponderEliminar
  6. JAJAJAJJAAJ
    Menudas vistas, ¿no?
    Esos sofás SON LA MUERTE... XD
    Bueno, paciencia y pide más drogas ( por intentarlo...xD) y más intimidad... JAJJAJA!!!!

    Oye he pensado que si te aburres siempres podrás comprarte uno de estos:

    http://www.youtube.com/watch?v=s3M-KzHpMPI

    JAJAJJA

    ResponderEliminar
  7. Vaya vaya Sr Gilipollas ud en los hospitales caros...al final va a ser ud un buen partido y todo!!jajaja...yo m tuve q consolar con la sanidad publica...gracias a diosss existe!!
    Mejorese...aunq sea sin drogas...(con esto m refiero a las legales y medicinales)

    Saludos de la chica insana.

    ResponderEliminar
  8. jajaja que lindo! ya le volvió su malhumor habitual! Igual esas enfermeras y fisioterapeutas son unas privilegiadas... tienen al paciente mas divertido del mundo!

    ResponderEliminar
  9. No pida imposibles, queridisimo G.!


    Todo con morfina se ve mejor...incluso una negativa de esas enfermeras/ángeles tan sexys.

    Apúntese a la morfina, amigo mio.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Sr. Gilipollas:

    Es usted escatológico. Ya no habla de sexo, solo de mierda y de enfermeras que ya ni siquiera son aladas.

    Creo que le está haciendo efecto el bromuro.

    Salud y fuerza !!!

    ResponderEliminar
  12. Ahora que nos tenía a todas enamoradas perdidas... ahora va y lo jode. Que le droguen otra vez, que era usted más tierno :)


    Besos

    ResponderEliminar
  13. los hospitales no son hoteles amigo, son hospitales. yo creo que mantienen esa estética para que todo el mundo lo tenga bien clarito y se cuide muy mucho para ir lo menos posible. maldita y a la vez bendita sanidad pública, y usted ya me entiende lo que le quiero decir... no?
    anyway, trate de mantener el humor alto, ya queda menos!
    le mando un abrazo de lo más casto, de esos que ledan a usted tanta rabia :P

    ResponderEliminar
  14. jajajajajajajajaja......pobres angeles que lo pillaron in fraganti, jajajajaja, veo que va usted recuperandose, hala, pues a seguir mejorando y disfrutando de esas vistas tan chachis.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Seguro que las enfermeras, entraron, le miraron, se partieron de risa y se marcharon sin más.

    Después fuera de la habitación comentarían la catetez del paciente, mira que confundir hoy en pleno siglo XXI el cable de auxilio con la cadena del water!!, también comentarían otras cosas, que no pongo para no ruborizarle.

    La próxima vez que vaya al baño, subase los pantalones primero y después tire de la cadena.

    Que se mejore, que pronto le den de alta y pueda estar en su casa y que le envío un beso XXL.

    ResponderEliminar
  16. Querido Completo G:

    Yo estudio en un hospital así.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Estimado Sr. Gili.
    Se le pasará el mono, pero no será más idem.

    Un besito

    ResponderEliminar
  18. ... así de duros son los sofás, pues se pasa un frío de muerte intentar dormir allí!

    uhmmm... algo de lectura para no volverse loco con estas vistas impresionantes del caribe???

    Ánimo!,


    Besitos

    ResponderEliminar
  19. Precisamente mi parienta, que suele currar en hospitales y centros de salud, estuvo una temporada llevando y trayendo, camillas, sillones, mesas, etc para que los repararan los de mantenimiento y vistas las pocas ganas de trabajar que tenían y lo mucho que visitaban los bares aledaños no me extraña que no haya quien descanse bien en uno de esos artilugios.

    ResponderEliminar
  20. Ya decía yo que le estaban dando demasiada morfina, no se le reconocía. A mis brazos gilipollas, por fin es ud el de siempre!!!!

    ResponderEliminar
  21. Sr. Gilipollas, lamento mucho que ni este disfurtando de sus minis vacaciones pagadas en el hospital. Si le han quitado las drogas, quejese y mucho, ese complemento siempre ha estado incluido. Mejorese pronto, un beso de su Caperucita.

    ResponderEliminar
  22. Sr CG
    Así que su ternura era efecto de las drogas... bueno, eso es manejable.
    Anímese, es cierto que sin analgesia el entorno es un poco más feo, o mucho más feo, pero no es tan terrible cuando sigue rodeado de ángeles y diablesas ¿no?
    Espero que no le duela mucho el brazo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  23. ... puedo imaginarlo en el wc y con cara de sorpresa ante la visita de sus ángeles de la guarda ... que risa!!! ... y es que lo escatológico no se porque hace tanta gracia!! si al final todos cagamos igual ... y hacemos las mismas cosas... no? ... un beso de la vaca!!

    ResponderEliminar
  24. Con la de días que lleva ingresado y ahora se da cuenta de la falta de intimidad de los hospitales. Cuando se entra por la puerta es lo primero que se pierde. Yo sé de una que la hicieron un electro con las tetas al aire en una habitación con tres puertas de las que no paraba de entrar y salir gente; el de mantenimiento, la administrativa, varios enfermeroos, celadores, un paciente perdido... y se sorprendieron de que estaba un poco nerviosa. La intimidad cuando vuelva a su casa.
    Yo le noto muchísimo mejor, me alegra ver que los daños cerebrales no fueron permanentes.

    ResponderEliminar
  25. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  26. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  27. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  28. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  29. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  30. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  31. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  32. Ni la breve repite más que el ajo. Joer.

    A lo nuetro Gilipollas: BIENVENIDO. Ya se te nota más recuperado de tu gilipollez. Nos alegramos mucho de volver a verte en tu papel de gilipollas. Ahora: A POR LAS ENFERMERAS. O las de rehabilitación que lo mismo alguna está ahí por vocación y acabas atado a algún cachivache mientras ella te dá de latigazos.

    ResponderEliminar
  33. Pero, ¿todavía sigue en el Clínico? Pues continúa en pie mi oferta de subirle unas magdalenas, que ya sabe que paso por delante cada día.

    El mobiliario de los hospitales lo hacen incómodo a propósito, a ver si la gente se larga antes y desocupa el lugar, que hay demasiados esperando!
    En fin, lo dicho!

    ResponderEliminar
  34. Siento que, como al doctor house, le hayan quitado los opiáceos....pero ya se le va notando más usted....como con peor carácter...menos tierno. En fin, un dechado de virtudes.

    Salúdole,

    Nuda

    ResponderEliminar
  35. Un chiste, a ver si te cambia el humor
    Va una señora con un perrito en brazos y le pregunta una niña, ¿Qué le pasa?
    La señora dice, pues mira es que tuvo un accidente y ahora no tiene patitas,
    La niña dice, pobrecito.. ¿ y cómo se llama?
    La señora dice:
    Pues no le he puesto nombre, de todas formas si lo llamo no va a venir:)

    ResponderEliminar
  36. El mobiliario de los hospitales deja bastante que desear " En todos sus rincones", no se en el que usted se encuente mi estimado Gilipollas, pero en el mio, las salas de enfermeria tienen los sillones que no quieren en ninguna parte, de dia se nota menos, entre pasar visita con los médicos, hacer curas, baños y demás, se pasa poco tiempo sentada, pero en las noches es un suplicio, se lo digo yo... o sera porque el mio es de los viejitos de la Seguridad Social.

    Mejorese pronto.

    ResponderEliminar
  37. al fin esta saliendo de su estado ¨submarino amarillo¨ y volviendo a su cause normal, celebro eso.
    igual si le hace mejor para mitigar la situación subase al submarino cada tanto a dar una vueltita, pero es mejor verlo como siempre!

    p.d: malditos posabrazos de los sillones de hospital (aquellos que hayan pasado varias noches me entenderan)

    un saludo cordial

    ResponderEliminar
  38. mi querido gilipollas!
    qué pasó? desaparezco y me encuentro con que estás en el hospital! suerte que veo que estás rodeado de ángeles i diablesas..seguro que te levantan el ánimo!
    Más que angeles o diablesas también podriamos llamarlas musas, veo que no paras de escribir. Eres insaciable!
    Cuidate mucho, y la próxima vez ten mas cuidado con el burro.
    Que por cierto, el como esta?

    saludos y ánimos!

    ResponderEliminar
  39. Vengase a mi casa que yo lo cuido, eso si! no respondo si en vez de mejorar Ud.empeora, pues yo uso unos trajes de enfermeras muy , pero muy cortos!!

    ResponderEliminar
  40. Por un momento Don Gili me habia Usté asustao!!!! Menos mal que al leerle en esta última entrada es ya m´s Usté.Porrrrrrrrr Diossssssss creí que habia mutao a persona, ´asín´ de repente....

    Que se recupere Usted pronto y no le digo que sueñe con los angelitos, porque ya veo que va sobrao...

    A mejorarse!!!!

    ResponderEliminar
  41. uy, uy!! es usted señor gilipollas igualitito a "casi" todos los hombres... muy malos pacientes!

    ResponderEliminar
  42. Perfecto gilipollas te desea completa y rápida recuperación - Stop

    ResponderEliminar
  43. Que gran hombre es Usted, mi admirado Gilipollas.
    No solamente se enfrenta a su rehabilitación con humor, sino que ademas tiene la desbordante generosidad de compartilo con nosotros, sus admiradores, y de hacernos reír. Privilegiadas sus enfermeras, pero privilegiados nosotros también de presenciar tanta magia.

    Mis respetos Señor Gilipollas, y un gran abrazo...

    ResponderEliminar
  44. Hace años visité el hospital de Amsterdam, flipé, no porque fuera flipada sino porque eso era un hotel 5 estrellas, pasillos anchos, colorido por todos lados, sala de espera con zona infantil llena de juguetes, todo el personal femenino e internacional (eso si, se hablaban todos los idiomas menos castellano)...
    asi que ya sabe usted, la prox donde debe caer enfermo.
    y mire el lado bueno, estará perdiendo un monton de kilos sin ningún esfuerzo.

    ResponderEliminar
  45. Todos pensamos en hospital-centro de salud con pasillos anchos y largos, impresiona mas que los quirófanos y pruebas infernales a que nos someten. Supongo que ha influido el cine y simil "luz al final del tunel".
    Los promotores inmobiliarios rediseñarían espacios,..

    Entre sus seguidoras somos muchas sanitarias, a mi póngame alas.

    ResponderEliminar
  46. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  47. Ah, querido señor Gilipollas! Dejo de leerlo un par de días y me encuentro, de sopetón, que está usted hospitalizado. Me he tenido que poner al día con sus posts y he notado una gradación desde la ternura más cálida hacia las maravillosas enfermeras hasta la acidez housiana más desesperada que supongo que le ataca a uno cuando lleva más de dos días en un hospital. No desespere. Piense que por lo menos se puede usted levantar.

    Siempre suya,

    Pau

    ResponderEliminar
  48. Querido gilipollas, he leido de golpe todos los post de accidentado desde el primero, porque afortunadamente lo mio ha sido mas rapido, yo ya tengo el alta y me tenía que poner al dia en mi vida privada y personal.

    Me ha gustado mucho el post en el que comparaba a las enfermeras con angeles, me ha recordado a mi padre cuando estuvo hospitalizado por una grave enfermedad de la que nunca se recuperó, había una enfermera a la que mi padre llamaba "angel bajado del cielo" la cual le hizo muchisimo bien,incluso vino a mi casa cuando habiendo mi padre pedido que le dieran el alta y siendo la boda de mi hermana, mi padre pidió que la invitasemos a la boda. A la boda no vino, pero si vino a hacerle compañía las horas previas al enlace mientras nosotras nos arreglabamos. Realmente eso demuestra que las enfermeras son autenticos angeles que estan ahí para ayudarnos cuando mas lo necesitamos.

    ResponderEliminar
  49. Gracias por hacerme reír, perdone si le ofendo pero me ha divertido mucho.
    Saludos

    ResponderEliminar
  50. Alégrate que lo mejor de tí salga por sí mismo ... o esas angelitas te pondrán a 4 patas para ponerte un enema ;-)

    ResponderEliminar
  51. Querido Gilipollas: como Obdulia anda desaparecida del mapa, entro yo en su page y me encuentro con algo que lamento de corazón y que por lo que leo, duele de verdad. A pesar de cuanto he leído de su accidente, no sacrifique a su burro, que siempre será mejor como amigo que como transporte.
    Vendré a verle. Cuídeseme: es Vd. de lo mejor que he leído después de "La Codorniz". Y deje que le laman las heridas!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  52. A ti te querria yo ver con aquellas monjas enfermeras de antaño que si te encontraban con los pantalones por las rodillas lo primero que hacian era ponerte una irrigación. A ver si asi protestabas de la seguridad social.

    ResponderEliminar
  53. le entiendo perfectamente Sr.Gilipollas.. yo fui a visitar a mi madre al Hospital de la Vall d´Ebron y casi muero en el intento de ir a tomar el dichoso café.. son laberintos aterradores los hospitales¡¡¡

    ResponderEliminar