"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

21 abr. 2012

Caramelos, niños, una cruz y mi futura esposa.




Era un viernes a media tarde cuando me rellené de carajillos de anís y adquirí la necesaria determinación para ir al colegio. No es que hubiese decidido retomar mi etapa estudiantil ni tampoco les estoy contando una parte de mi penosa vida como infante. Simplemente me dirigía a un colegio en busca de la que iba a ser la futura esposa Gilipollas. Ya saben, la eterna búsqueda del Santo Grial.

El problema es que vivo en una maldita y grandiosa ciudad donde es imposible encontrar nada, o nada de lo que buscas. Y yo buscaba a mi futura esposa. La ciudad estaba llena de esposas pero ninguna era ella. Después de caminar por el barrio durante cinco interminables minutos decidí preguntar. Sabido es que un hombre perdido no es dado a preguntar pero dado que mi hombría ha sido puesta en entredicho últimamente, decidí comportarme como uno de esos hombres que untan de aceite la espalda de otros hombres y pregunté a un anciano que paseaba con un perro.

 -Disculpe, ¿sabe dónde está el colegio de la Putisima Trinidad de la Virgen Colocada?
 -Supongo que se refiere a la Santísima Trinidad de la Virgen Colorada –contestó él.
 -La que viste y camina descalza, en efecto.
 -Subiendo la calle, se encontrará con un parque, ahí podrá ver la entrada del colegio.
 -Que amable es usted caballero, a pesar de lo feo que es, solo hago constar una realidad
 -Váyase usted a la mierda.
 -Yo también le deseo el mejor de los días.

Y diciendo esto me encaminé calle arriba hasta dar con el susodicho parque, antesala del susodicho colegio de extraño nombre. El parque estaba atiborrado de chiquillos desparramados todos por el suelo jugando a revolverse en la arena tal que hubiesen caído al unísono de los árboles en una competición que escapaba a mi sorprendente intelecto. Pero no era un niño lo que a mí me interesaba, tampoco una niña, no sean malpensados. La ilegalidad y la inmoralidad son las peores compañeras.

Llegué hasta la puerta del colegio esquivando unos niños y devolviendo a los más rebeldes de una certera patada a lo alto del árbol y me dirigí a la conserjería del colegio. Una gran cruz de madera me contemplaba desde el final del pasillo como diciéndome “Cuidado Fernando, lo que vas a hacer no es cristiano”. Pero resulta que en lo único cristiano en lo que creo es en el delantero del Real Madrid.

-Buenas tardes nos de ese Dios que ustedes adoran –dije plantándome delante de la persona que ocupaba la pequeña cabina de madera que era la consejería.

Se trataba de un hombre de mediana edad, vestido con una bata azul, mal peinado y con cara de no haber dormido en meses. O de acabar de despertar de una siesta.

-¿Qué? –preguntó el hombre.
-Mire buen hombre, no tengo tiempo que perder, seguramente usted está esperando que le llegue la jubilación para morirse rodeado de hijos, esposa y un amante homosexual pero yo no he tenido esa suerte y como aun estoy en la flor de la vida y busco a mi flor.
-¿Qué? –repitió el hombre.
Saqué una foto de mi futura esposa y se la planté delante de la cara. El hombre la miró y después lanzó un eructo.
-Es una de las monitoras, creo que están en el patio –dijo señalando una puerta metálica al fondo.

La foto la había encontrado en un anuncio de un colegio que habían dejado en mi buzón. El colegio de la Santísima Trinidad de la Virgen Colorada. En ese tríptico estaba la foto de la que iba a ser mi futura esposa. Una preciosa morena de nariz respingona, ojos grandes y labios sensuales. Los de la cara, me refiero. En la estampa, mi futura esposa dibujaba algo en un trozo de papel, sonreía y había un montón de caramelos a un lado.

La perfección, un término abstracto, se había vuelto algo real para mí.

En el patio había unos cuantos niños jugando a fútbol, o simplemente dándole patadas a un balón, y en un extremo del patio había un grupo de monitoras donde pude reconocer a mi futura esposa. Me dirigí hacia ellas.

-Buenas tardes tengan vuestras mercedes. ¿Cuál es su nombre? –le pregunté directamente a ella.
 -Elena.
 -Elena es al nombre de mi futura esposa, la futura madre de mis hijos.

Y diciendo esto me arrodillé para entregarle una bolsa de caramelos a modo de ofrenda con la mala suerte que –debida a mi escasa capacidad de seguir una dieta- algunos botones de mis pantalones reventaron y me quedé desnudo de cintura para abajo sosteniendo una bolsa de caramelos en el patio de un colegio lleno de niños. En mi descargo he de decir que me había puesto unos pantalones un poco apretados para estilizar mis 187 kilos de peso y que había olvidado a posta la ropa interior para ahorrar tiempo caso de que me futura mujer tuviese la intención de engendrar cuanto antes.

La orden de alejamiento dictada por el señor juez dice que no podré acercarme a ella ni al colegio a menos de cincuenta kilómetros los próximos cinco años.

Cinco años nos permitirá cimentar sólidamente nuestro amor, aunque tenga que comunicarme con ella enviándole anónimos. Pero es amor, que nadie se equivoque.



53 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Querida Blogboreta. Gracias. Yo no puedo parar de imaginar que soy una mariposa.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  2. Señor gilipollas que unos kilómetros no le quiten la ilusión,.
    Le deseo el mejor de los idilios .
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida La Abuela. Se que usted nunca me haría eso. Por cierto... ¿dónde vive? ¿tiene alguna nieta?
      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  3. No se flagele sr gilipollas , seguramente esos botones no estallaron por culpa de su "orondez" ,lo mas seguro es q no estuviesen cosido lo suficientemente fuerte, aixx ,si lo llego a saber se los refuerzo yo , no se me dá nada mal ,no hay boton q se me resista ( entre otras cosas),avíseme para orta ocasión ,besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida mara. No hay suficiente hilo para tanta presión, creo yo.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  4. Como bien dices, estos cinco años os valdrán para fundar las bases de una relación sólida y estable, en los que podrá olvidarse, sin duda, el desafortunado incidente de los pantalones y los caramelos. Dentro de cinco años os acordaréis y os echaréis unas risas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cinco años de alejamiento fundan una relación sólida y estable. No lo había visto así pero gracias...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  5. Querido Fernando:

    Perdona, pero creo que no elegiste bien. Creo que puedes apuntarte a algún cursillo de ligoteo eficaz para no volver a meterte en estos marronazos.
    Eso sí, me has hecho reír.
    Muchas gracias.

    Un beso sonriente ( o tres).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida kayla. ¿Un curso de ligoteo? Me apunté a un curso de cocina esperando encontrar mujeres y solo conseguí cortarme en un dedo y quemarme las cejas.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  6. Se ha superado usted con cada palabra. Mil gracias, es usted un sol :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida Adriana.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Querida niña. Quede constancia que se parte usted sola. Si eso ya la ayudo a recomponerse.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  8. Es que tiene tela... Será desconsiderado el juez, truncando de esa forma una historia de amor maravillosa??? Aunque, como usted dice, ante el amor verdadero no hay órdenes de alejamiento que los anónimos no se puedan saltar :P.
    Un beso, y no desista!!! Algún día lo logrará, estoy segura (casi segura...) (bueno, algo segura...) (no, no creo que lo logre, la verdad, pero me lo paso genial leyéndole :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Lili. Solo lo conseguiré el día que usted diga "si".

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  9. Ya se le extrañaba por estos lares, aunque claro, ahora se entiende su ausencia...
    No desista, el que persevera alcanza,
    Gracias por hacerme reir esta tarde!!!
    Muchos besitos,
    desde las alturas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida CaoNu. El que perservera alcanza... ¿alcanza que? Yo solo alcanzo el fracaso.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  10. Sr Gili podrá Ud. alguna vez hacer las cosas bien? Deje de ser tan patoso, pongase serio y verá como al final consigue a la mujer de su vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Yo. Si me pongo mas serio me confunden con una losa de mármol del cementerio.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
    2. jaja, buen comentario el suyo y que sepa que me quedé esperando cua Penélope de Serrat,mi rosa

      Eliminar
    3. Querida YO, cuando sepa donde está usted, no dude que iré.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
    4. ayyyyyyyyy no me provoque , que mire que le digo donde encontrarme

      Eliminar
    5. Mejor no, no vaya a ser que acabe en boda. Odiaría entrar en el paraíso de los aburridos en chándal que empujan un carrito de la compra los sábados por la tarde en cualquier centro comercial.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  11. Querido Gilipollas,

    ¡Qué infortunios los suyos! Pero piense, que la relación a distancia pondrá a prueba su amor y lo fortalecerá definitivamente o le hará ver la realidad de su imposibilidad.

    Quizá mientras tanto debería dedicarse a acudir a bares que hagan citas rápidas de esas de 5 minutos, suena un timbre y cambio de mesa. Sería interesante saber qué tal le va en esos 5 minutos, quizá sea capaz de no cagarla (mucho).

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Eva. ¿Una cita rápida de 5 minutos? Para mi esa sería la cita mas duradera de mi vida.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  12. Deje de buscar una segunda esposa. En su país la poligamia no es permitida. Contentense con una amada amantes.
    Si fueses el Cristiano Ronaldo, perdiendo los pantalones...ooh

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida AMOR. ¿Poligamia? Para ser polígamo se necesita mas de una mujer y yo no tengo ni una... o soy muy malo en matemáticas o tengo una esposa y lo desconozco. Espero que sea lo segundo.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
    2. Jajajajaja, tranquilito, es lo segundo. Bsotes.

      Eliminar
  13. Francamente, creo que Elena es bastante tonta. En mi caso, nunca nadie ha tenido un gesto de amor tan bonito conmigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida La Maripili. Si quiere se lo repito, a no se que viva usted en la misma ciudad que Elena. La orden de alejamiento es de demasiados kilómetros y no quiero arriesgarme a un nuevo cacheo anal.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  14. Estimado Sr. Gili. De verdad que no entiendo cómo con sus técnicas de seducción no está con una mujer YA, yo creo que o no sabe elegir o que las mujeres de hoy en día no saben apreciar lo bueno que usted ofrece: romanticismo y diversión, y quien sabe sí algo más (...)

    Una mujer de las de antes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado/a Hope. Yo tampoco lo entiendo. Quizás algún dia la historia me haga justicia.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  15. Respuestas
    1. Querida la Condesa Descalza. No, no soy su madre. Pero me gustaría, no lo niego.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  16. ¡ qué sosa! yo te hubiera dicho que sí, sin pantalones ni nada, para ir aligerando.
    un saludo
    Marian

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Marian. Que Dios la oiga. Porque yo ya la leo...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  17. No se puede enseñar el Programa Electoral al desnudo.

    ¿Por que piensa que tiene un amante homosexual el conserje?¿Es también su futuro?

    Atentamente, AM.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida AM... yo de todos los hombres creo que tienen amantes homosexuales, así dejan libre el paraíso de los auténticos amantes heterosexuales como el que suscribe.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
    2. Es un punto de vista optimista en todo caso.

      Atentamente, AM.

      Eliminar
    3. Querida AM. Ese es mi tercer nombre: "optimismo". El segundo es "pesimismo".

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  18. Uys me econtre tu blog visitando otros, y aqui q me quedo leyendote, pq me encanta, si no te importa te sigo desde ya.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, siéntase como en su casa, los albornoces están detrás de la puerta.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  19. jajajajajaja hacía tiempo que no me reía tanto leyendo un relato humorístico. Me ha encantado. Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida luchadora. Gracias pues. Un abrazo (¿casto?)

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  20. !!Hola,Fernando!

    Q pillin es usted,¿ asi q... sin ropa interior eh? jajajajaja
    Ha estado fantastico,q me he reido.

    Te beso ,fernando.Siempre es un placer visitar su blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Lady_Celeste. Yo siempre voy sin ropa interior. Para ganar tiempo...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  21. buen blog . te seguire. Saludos Conil ( Cadiz) ve el mio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Jesús. Gracias pero no me siga muy de cerca, tengo manía persecutoria.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  22. La mejor forma de presentarse es con los pantalones por las rodillas, así una se evita sorpresas y ahorra tiempo. Es usted brillante.

    Avíseme si dentro de un tiempo sigue buscando...

    Ohdiosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Odihosa. Sigo buscando... ahora mismo.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  23. Qué lastima!
    Ahora que había encontrado a su futura gilipollas!
    Yo espero encontrar pronto a mi agente secreto, pero temiendo me tache de hipócrita, le diré que no quiero que pese 187 kg y preferiblemente lleve calzoncillos.

    Un saludo desde lasmellizasdelaventanaindiscreta.blogspot.com

    ResponderEliminar
  24. Elena, bonito nombre...
    Jajaja, que bueno.
    Escribe usted muy bien, sr Gil&pollas. Me recuerda a un tal Sr Naranja que tenia un blog... Sicilia, mil novecientos...
    https://stuffeninbavaria.wordpress.com

    ResponderEliminar