"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

22 may. 2012

Aventuras en la gran ciudad (2)




Hete aquí que me encontraba en la habitación de un hotel intentando elucubrar cual sería el siguiente paso para encontrar a mi particular cenicienta cuando la sintonía de un teléfono móvil inundó con una pachangera sintonía mi espacio de meditación. Había olvidado que le había puesto de tono a mi móvil una de esas cansinas, machaconas y repetitivas canciones que hablan de  de gasolina, minifalda y dulce de leche. Llegados a este momento del relato vamos a abrir una nueva aunque breve línea argumental para que conozcan el motivo que me había llevado hasta la capital del imperio. Comenzaré por el principio: cuando yo nací era pequeño. Obvio. Aunque eso solo duró unas cuantas semanas pues pronto comencé a crecer y crecer cual gorrino bien alimentado y para alcanzar la nada desdeñable cantidad de 23 kilos al cumplir seis meses. Ahora peso 187 kilos lo cual es una evidente desventaja. Sobre todo a la hora de ponerte los calcetines. Pero una ventaja si que tiene: no hay muchos como yo. Hace dos años me apunté a una agencia de modelos en el inútil intento de ser topmodel internacional pero las risas del personal de la agencia pronto me dieron a entender que mi camino debía ser otro. Me inscribieron como "modelo gordo de anuncios" y alguna cosa he hecho en el mundo de la publicidad, sobre todo con un cartel colgado del pecho donde alguien ha rotulado "Antes". Como pueden imaginar, cuando esto sucede, a mi lado siempre hay alguien con pelo o guapo o bien vestido o delgado o con todos los dientes y un cartel que anuncia "Después". Me habían hecho desplazarme a Madrid para hacerme fotos para nosequé campaña de publicidad de depilación masculina. Evidentemente, la llamada al móvil era para recordarme que fuese cuanto antes al estudio del fotógrafo. Y como soy un chico muy obediente, eso hice sin dejar de pensar en mi amada.

El estudio del fotógrafo estaba en el barrio de Chueca que, por si ustedes no lo saben, es un bonito barrio de Madrid donde todos los hombres son también bonitos, están musculados, van de la mano, visten camisetas apretadas y sostienen pequeños perritos entre los brazos. El fotografo también era un hombre muy bonito, musculoso, con una camiseta apretada y sosteniendo una gran cámara fotográfica entre los brazos.

-Encantado -dijo el hombre dándome dos besos y empujándome al interior del estudio- mi nombre es Agador y soy el fotógrafo.
-Hola Aguador -dije limpiándome las mejillas- mi nombre es Fernando y soy el gordo heterosexual.
-Agador.
-El nombre es lo de menos, vamos a lo de las fotos. Seamos profesionales, coño.

El fotógrafo (o aguador) se encogió de hombros y me señaló una parte del estudio donde había una pared pintada de blanco y varios focos. 

-Puedes colgar toda la ropa en el perchero -dijo el fotógrafo.

¿La ropa? Un hombre que se precie de su condición de hombre NUNCA se desnuda delante de otro hombre sea de la condición que sea, excepción hecha de cuando lo solicita un médico en una consulta o Robert Redford en "Una proposición indecente". Y aquel hombre no parecía ni un doctor ni Robert Redford.

-¿La ropa? -pregunté haciendo el signo de la cruz con los dedos y alejándome de él cual vampiro dispuesto a chuparme... la sangre.
-Por supuesto, tiene que estar desnudo en las fotos.
-Nadie me dijo nada de que tenía que desnudarme.
-Es para publicidad de depilación masculina, no querrá que aparezca vestido.
-Los hombres de verdad no se depilan.
-Yo soy un hombre de verdad y me depilo.

Y hete aquí que también la conversación siguió por tan estúpidos derroteros hasta que dos botellas de orujo, música de Barbara Streisand y el poder de convencimiento de Agador (junto al aroma de su maravillosa colonia) consiguieron que me quitase la ropa y dejase fotografiar las partes mas peludas e ignominiosas de mi desafortunada anatomía. Una vez acabada la sesión y mientras me limpiaba el aceite corporal, me dediqué a ver las fotos que habían colgadas por el estudio cuando, de repente, mis estrábicos globos oculares repararon en una foto en blanco y negro. ¡La pequeña y hermosa muchacha del helado! Arranqué el cuadro de la pared y lo llevé hasta mi nuevo amigo, el fotógrafo.

-¿Quien es? -pregunté zarandeándolo al hombre y al cuadro.
-No se, una muchacha del barrio, me pareció una bonita estampa y la fotografié en un bar.

En la foto se veía a la muchacha sentada en una mesa de un bar dibujando algo en un papel. Era una foto hermosa de una mujer hermosa, en blanco y negro. Mi amada.

-¿Se llamaba Elena?
-Creo que si, espera.

Al poco rato volvió el fotógrafo con un dibujo de una mariposa-tigre hecho a mano. Lo acerqué a mi nariz, olía a canela y a helado de McAlgo... En la parte superior alguien (mi amada) había escrito "La Mariposa de la Pava" y en la parte inferior había firmado "Elena" con hermosas letras.

-Un día le di la foto que le había hecho y ella me regaló este dibujo. Siempre está dibujando cosas.
-¿Dónde puedo encontrarla?
-Suele estar en un bar que hay...

Y antes de que que aquel hombre que besa a otros hombres pudiese decir "abajo", salí corriendo vestido tan solo con unos pantalones, el cuerpo brillante de aceite corporal, una foto en una mano y un dibujo en la otra en dirección al bar. De camino por las escaleras sortee ágilmente a una anciana lanzándola contra la pared, a un perro haciéndolo caer de una patada por el hueco de la escalera y a dos muchachos que se interponían en mi camino de dos certeros golpes de barriga cervecera. Implacable arma de destrucción masiva conseguida a base de un cuidado plan de ingesta de cervezas. Llegué a la calle  y me metí en el susodicho bar repleto de gente. Ninguno era mi amada Elena. Agarré a un camarero por las solapas como había visto hacer en las películas y le enseñe la foto de mi amada. Me dijo que era una clienta habitual y que había estado tomando un café hacia bien poco, de hecho acababa de salir en dirección a una plaza cercana.

Y ahí me tienen corriendo vestido tan solo con unos pantalones mal ajustados a mi orondo diámetro, embadurnado de aceite corporal y blandiendo una foto por una plaza repleta de turistas y policías locales. Mala ecuación ¿no creen? Pues aun no han leído nada...

Continuará...


44 comentarios:

  1. !!Hola Fernando!!
    Primero le saluda y le doy besos,y ahora procedo a leer el post,toda esta estrategia es para q no me quiten el primer puesto de comentario jajajaja

    ResponderEliminar
  2. AJAJAJAJAJAJA
    Madre mía, que lo he tenido que leer por partes de la risa!
    Mientras tú pareces algo imposible de no ver con esas pintas, ella parece invisible! Maldita tocaya! Yo si que te cogía y...
    Pero búscala! Seguro qué la encuentras :)
    Eso si, si la abrazas embadurnado no se te va a escurrir entre los brazos?
    Bonito dibujo, lo has hecho tú?
    Besos y lanzamiento de bragas de corazón de tu fan number one.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida ElenaNito. Yo sigo buscándola, pero su tocaya es de lo mas escurridiza. Debe ser pequeña y ágil... El dibujo no lo he hecho yo... lo hizo ella. Es el original de la muchacha... es real. :)

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  3. !!Q arteeee!!!
    Q pecha de reir,imaginandole de esa guisa.
    Lo ha bordado,lo juro.Ese momento de carrera llevandose a todo el mundo por delante,me he tirado al suelo de la risa.Bravo,mon ami.

    Cuatrillones de besos,fernando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Lady_Celeste... gracias pues. Cuantos besos... ¿son gratis?

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
    2. Fernando,todos gratis,se los ha ganado con tan esplendido post.Ademas como se q los colecciona le he mandado cuatrillones para q pueda ampliar su coleccion.

      Y estoy deseando saber si encontro a Elena y q paso.La intriga me esta matando.

      Mas besos,Fernando.

      Eliminar
  4. Lo siento, pero siempre me tengo que reír con tus historias.... jajajajaja Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Nerea. Como decía el grandioso Peret. Es preferible reír a llorar. También es preferible ser consejero de banco a parado, aclaro...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  5. Gracias por dar alegría a una soleada tarde gris :-)
    Un abrazo de Markos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a usted amigo Markos. No le había reconocido con ese nuevo numero...
      ¿Son sus medidas?

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  6. bastante pavosa,
    la mariposa

    pero bien dibujada.

    que colonia usaba aguador??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Adriana. Desconozco que colonia usaba Agador. No me gusta entrar en esos detalles con otros hombres...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  7. Solo puede mejorar...o no.

    Cuidese, querido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Pilar. En mi caso solo puedo empeorar... o si.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  8. Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacat19@hotmail.com
    besoss
    Emilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Muñekita Cat. Si a su proposicion añade dieciseis noches de sexo y orujo, acepto.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  9. No sé cómo ha sido capaz de dejarse convencer por el fotógrafo... El orujo tiene demasiado peligro...
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Elvis, la carne es débil. Y en mi caso además es fláccida.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  10. Jajajaaja!!!! Me lo merezco, por pensar que el desenlace se acercaba. Y no!!! Eso me da la oportunidad de decirle que se vista, hombre de dios! Claro que la historia ya ha sucedido... Mmmmm, no podría meter en la próxima entrada una máquina del tiempo que le lleve al pasado y le permita ponerse una camisa? Ese pequeño detalle puede cambiarlo todo :P. Y lo del aceite tampoco es bueno: imagínese que por fin abraza a su amada Elena y se le escurre como un proyectil a causa de la fuerza de sus brazos y lo resbaladizo de los mismos... El aceite mejor dejarlo para cuando la relación vaya avanzando :P
    Un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Lili. Su mente literaria le hace anticiparse a los acontecimientos venideros. Tenga paciencia, ni camisas ni proyectiles femeninos... será mucho mejor. Se lo prometo. El relato también.


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  11. Joder que lástima no ver esa estampa de hombre corriendo ..... Yo le hubiera seguido a usted,jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Bego. Si usted sigue a gordos semidesnudos untados en aceite y empujando a viejecitas... entonces es usted mi mujer.


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  12. Esto no se hace hombre!! me quedo con las ganas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado papacangrejo, no me gusta dejar a nadie con las ganas, menos aun a una fémina. Pero como usted no es una fémina me temo que deberá esperar. La cerveza hará mas llevadera la espera, creame.


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  13. En Chueca nadie va a sorprenderse por eso. Tranquilo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Mi Álter Ego. Eso es lo que me preocupa precisamente, que en Chueca nadie se preocupa por eso.


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  14. Jajajajaja, Agador debe de saber chupar bien un helado, mejor que la babona. Porcierto, dibujo más feo y hortera.
    Esperando el desenlace de la historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Amor, si usted es capaz de dibujar mejor estaré encantado de poner aquí su dibujo para mofa y escarnio públicos.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
    2. Qrido, qiero dibujar un tigrón con la cara de Fernando, pero para tal hazanha, necesito su foto, me la envia, jiji.

      Eliminar
    3. Querida Amor. Podría responderle de cien maneras diferente a cual mas elegante. Escogeré las mas rápida: no.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  15. Respuestas
    1. Querida lunera, es la primera vez que una mujer me dice eso. Siempre me dicen "para, para" o gritan "policia! policia!"

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  16. ".....para alcanzar la nada desdeñable cantidad de 23 kilos al cumplir seis meses"....Es tan sencillo quererte Fernando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida mamá de un bebote... adópteme.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  17. La importancia de llamarse Elena...

    ResponderEliminar
  18. Mala educación nooooo, tan sólo el amor, que no entiende de normas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida La Maripili. ¿El amor no entiende de normas? No creo que Ana Botella opine lo mismo...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
    2. No nombre al demonio, Fernando....

      Eliminar
  19. Si repites 3 veces "Ana Botella" delante de un espejo te conviertes en una manzana.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja no se lo va a creer, pero acabo de escuchar una broma parecida y he tenido que morderme la lengua para no hacerla yo también! jajajajajajajajaja verdaderamente, esa mujer da miedo, y sus guardaespaldas, más.

      Eliminar
  20. después de esta ristra de penurias y despropósitos :solo nos queda mejorar .
    Un saludo Señor GILIPOLLAS

    ResponderEliminar
  21. Pues, estoy satisfecha, la prefiero breve y contundente.
    Texto buenísimo y divertido. Dibujo feo y hortera.

    ResponderEliminar
  22. Lo dicho a pesar de no comentar no me pierdo nada
    sigue siendo un maestro, Gilipolllas
    Besos

    ResponderEliminar