"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

22 nov. 2012

Naniano, naniano



Hace poco murió uno de los últimos payasos. No me refiero a esos payasos sin maquillar que gobiernan o que conceden hipotecas. Me refiero a un payaso de verdad, uno de aquellos cuya motivación era hacer reír a los que no tenían demasiado motivos para hacerlo en una época donde la vida era en blanco y negro. Los auténticos héroes son los que no demuestran serlo día a día. Hoy en día no se entiende la madurez de muchos sin  conocer una infancia llena de payasos tocando el saxofón, fingiendo que clavaban clavos en una pared imaginaria o haciéndonos cantar a miles de niños que viajábamos en el auto nuevo de papá y teníamos que agacharnos o saltar. Naniano, naniano. Emilio Aragón Bermúdez, el gran Miliki, junto a sus hermanos Gabriel (Gaby) y Alfonso (Fofó) hicieron de nosotros los niños más felices. Y no exagero. Los niños mas rematadamente felices del mundo. Escuchábamos sus discos a todas horas, cantábamos sus canciones, esperábamos con desmedida ansia que llegase la hora de ver “El gran circo de TVE”. Era una época en la que no existía el vídeo  ni los ordenadores. Una época donde nosotros éramos el mando a distancia de nuestros padres.Todos nos sentábamos frente al televisor y veíamos “El gran circo de TVE”. La felicidad no tiene muchos mas nombres.

Con la desaparición de Emilio Aragón ha desaparecido también una parte de nosotros, la mejor parte, esa parte infantil e ingenua que se revolcaba por el suelo de risa después de ver por enésima vez la misma broma infantil e ingenua. Ahora que el mundo está lleno de falsos payasos uno no puede dejar escapar una lágrima por uno de los últimos auténticos payasos que quedaban en este país. Pero que sea solo una lágrima breve. Miliki nunca nos perdonaría que su recuerdo nos hiciese llorar. A reír.

Siempre me he esforzado en hacer reír a los demás. No aspiro a otra cosa en este mundo. Y eso me lo enseñaron personas como Miliki y sus hermanos. La risa, créanme ustedes, es el valor más preciado del mundo. Mucho más que un beso robado o millones de dólares. Sobre todo la inocente risa de un niño. Descansa en paz Miliki, en el cielo de los payasos, y no te preocupes, porque tus niños de 30 años (que ya tenemos bastantes más) seguiremos intentando hacer reír a los que quedan en este mundo.

Dedicado a mi exiliado amigo DeZaragoza y a todos los que, siendo adultos, seguimos siendo esos niños.


47 comentarios:

  1. Me ha encantao...
    Jueves antes de cenar una niña fue a jugar pero no pudo jugar porque tenía que leer blog..
    así leía, así, así..

    jajajjaa
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que gran -y extraña- canción. :) Gracias

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  2. Què bé que s' enrecordi d' aquells dissabtes a la tarda sense el mando a distància...a mi la cançó que m' agradava era la de la Susanita, que tenia un ratolí. El que no entenia mai era com li agradaven "les bolitas de anís"... ja era un ratolí una mica conflictiu.
    Avui vostè em sembla una mica més entranyable. Gràcies.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de les poques coses que recordo amb autentica felicitat de quan era un nen. Lo de les boletes d'anís... doncs ara que ho diu vostè... m'agrada encara mes la cançó.

      Sempre seu
      Un completo gilipollas

      Eliminar
    2. I ara que hi penso...tinc que canviar-me el nom de comentarista de gilipollades...que la que ara sembla que porti la bossa al cap semblo jo. La compte no sé ni quan fa que la tinc oberta...a veure si ho apanyo això ...jaja !!

      Eliminar
    3. I qui es vostè, misteriosa dona que visita a aquest misteriós home?

      Sempre seu
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  3. ¡Hola don Pepito! hola don José, me encantaba las caritas que ponían los niños enloquecidos cantándola, era todo un acontecimiento familiar el pasar la tarde con los payasos de la tele. Fuimos felices con ellos, creo que infinitamente más felices que los niños de ahora con Pocoyo o con Dora la exploradora, en fin...eran otros tiempos. Gracias por tu homenaje bloguero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Mares. No se si antes fuimos mas felices que ahora. Pero fuimos MUY felices, eso seguro. :)

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  4. Don Fernando, también disfruto haciendo reír y riendo, creo que no hay mejor cometido ni mayor responsabilidad. Lo oí en una ocasión en la radio y me quedé con el mensaje, siempre digo que hay que ser feliz aunque sea por joder a los demás, y si los diviertes mejor todavía.

    Un gran payaso y persona. Merecido homenaje y emotiva entrada, gracias por las sonrisas.

    :)

    p.d. todavía canturreo el naniano, naniano, todo un clásico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a usted querido Sergio. Pero sobre todo, gracias a Emilio y a todos nuestros payasos.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  5. Miré usted que me he emocionado y todo al leer su entrada. Tenga cuidado, en ocasiones demuestra usted mucha sensibilidad para tener el apellido que tiene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estiamdo Pedro, intentaré corregir eso lo antes posible escribiendo un post sobre tetas y culos. Gracias por sus amables palabras.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  6. Hola,Fernando!!

    Me ha emocionado su homenaje.Hoy me ha dejado sin palabras q decirle.

    Muchos besos,Fernando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besos de vuelta, querida.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  7. Precioso y tierno.
    Sin duda por arrancarme una carcajada cada vez que le leo me resulta usted(aún con bolsa de papel en la cabeza)muy atractivo.
    Siempre me han gustado los hombres capaces de hacerme reír,por eso estimado gilipollas .... me encanta.
    Descanse en paz Miliki.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preferiría arrancarle la ropa, para que negarlo. :)

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  8. Creo que es la primera vez que le leo en serio. Lo preocupante es que me gusta tanto como cuando le leo en plan gilipollas.
    Yo también soy una de esos niños de 30 años que ya tenemos más de 30. Hay cosas que nunca se olvidan.
    Cómo están ustedeeeeeeeeeeeeeeeeees???

    (Ays, dele recuerdos al añorado DeZaragoza)

    Besos mil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Usted mas de 30? No me engañe, querida. Está usted demasiado estupenda para eso.

      Yo estoy bien. Usted mejor.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  9. querido Fernando... no parece usted ni gilipollas ni nada cuando escribe estas cosas tan tiernas.
    Yo que aún no tengo los 30 no recuerdo el circo de la tele, recuerdo un prrograma que hacía Miliki cuando era pequeña e iban los niños de colegios con sombreros hechos por ellos, con cartulinas y cosas así. recuerdo la alegría y ternura con la que los trataba el payaso. Recuerdo una infancia con una bondad y una inocencia que no encuentro hoy en día.
    Preciosa entrada :)

    ResponderEliminar
  10. juuuu me dió mucha pena... yo he crecido con esas canciones... aisss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier pasado siempre es mejor. Cualquier futuro es esperanzador.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  11. que lindo! Hasta yo, tan lejos, supe de ese payaso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo universal, siempre es universal.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  12. Recuerdo a estos grandes payasos. Curiosamente, mi infancia no pudo disfrutar de payasos, salvo cuando venía un circo. No había llegado a España la televisión y era la época de los Hermanos Tonetti, y Charlie Rivel. Pero le gustaban mucho a mi padre, hombre de teatro, que ya jubilado, los veía cada día y me comentaba que eran de los mejores que había visto en su vida. Yo por entonces, estaba haciendo el servicio militar y acompañaba en ocasiones a mi padre en casa a ver a Gabi, Fofó y Miliki. Vivos seguirán en la memoria de mucha gente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Carlos. Es usted mayor que yo, pues. :) Yo cuando veía a los payasos de la tele tendría alrededor de 12 años...
      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  13. La risa es lo mejor que tenemos en esta vida. Se nos ha ido un grande pero nos ha dejado esos recuerdos tan divertidos que aún nos hacen sonreír treinta años después. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Mi alter ego. Mientras recordemos con una media sonrisa a Miliki, nunca habrá muerto.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  14. Hoy has hecho a un niño de los de Miliki sonreír. Me has hecho, otra vez, un poco más feliz. Gracias por tu labor, por este post y por todos los que has escrito hasta ahora y los que seguiras escribiendo: Miliki estaría orgulloso de tí. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer amigo. El post es todo suyo y de los niños de Miliki. Gracias por invitarme a recordarlo.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  15. Oh! Que bonito y que profundo, Sr G! Tiene usted toda la razon... No es que me gusten mucho los payasos (ni los mimos, ni los arlequines), pero estos payasos de la tele eran diferentes, originales y nos hacian pasar grandes ratos. En verdad nuestra infancia (niños ochenteros) fue la mejor y la mas feliz que pueda haber habido (al menos la mia). Tambien estoy totalmente de acuerdo en que la risa es uno de los valores mas preciados de mundo, igualmente me encanta reir, hacer reir, o que me hagan reir. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reír, vivir. Gracias por sus amables palabras.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  16. Altamente emocionada y muy emotiva su necrológica.
    Ayer en la 1 emitieron "Había una vez un circo", quizás la única película que rodaron, al menos la única que yo recuerdo, y que he visto varias veces.
    Estos payasos son atemporales...gustan y gustarán siempre. Ayer volví a ver esta película acompañada de un pequeño de 7 años (de la era de la wifi y demás) que quedó prendado de la película.
    Yo también soy una de esas niñas de más de 30, que los conocí en blanco y negro, luego ya en color (me maravillaban sus largas camisetas rojas) y que en una ocasión tuve la fortuna de verlos actuar en directo, personalmente.
    Cuántos recuerdos.......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  17. Una persona admirable. RIP

    Un Beso Completisimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier persona que haga feliz a un niño es una persona admirable y necesaria.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  18. Ohhh, no me lo podía creer, pensé que me había equivocado de blog. Me ha encantado descubrir su lado tierno y sensible. Hacer reír no es tarea fácil, pero hay que reconocer que su lado gilipollas siempre lo consigue. Me gustó, esta vez, emocionarme con su homenaje al Gran Miliki, también soy una de esas niñas.

    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se acostumbre usted querida Sara... :)

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  19. Pues así es,uno de 30 y tantos que se sentaba frente al televisor para ver a los payasos de la tele,cantar con sus canciones y reirse con la inocencia de un niño.Bonito lo que has escrito.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias estimado Mr.shadow

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  20. La familia Aragón me pilló mayorcito a mí....
    Y, mira, he recordado a mis amables lectores tu clasificación de blogs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, estimado Toy Folloso.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar