"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

6 ene. 2014

Chicas malas

     La vida te reserva demasiadas sorpresas, incluso para alguien como yo que ha abierto ya todas las casillas del calendario de adviento. He conocido a tantas mujeres y me han rechazado tantas que conozco el universo femenino mejor de lo que pueden conocer la totalidad del colegio de ginecólogos. Y aun y así, siempre hay mujeres que me sorprenden. Curiosamente el número de mujeres que he conocido y el número de mujeres que me han rechazado, coinciden. Esta es la esencia de mi particular sabiduría.
      Conocí a la hijaputa en una web de contactos, el lugar donde todos los hombres dicen buscar el amor vertical cuando en realidad buscan el horizontal. Para que luego digan que la virtualidad no es como la vida misma. Era una mujer realmente hermosa, algo entrada en carnes pero con un rostro privilegiado, ojos azules, pelo rubio ensortijado y unos labios que parecían haber sufrido media docena de infiltraciones de botox y pedían zanahorias a gritos.
      Quedamos en un café del centro, ella apareció con un vestido negro ajustado a todas y cada una de sus redondeces que hizo que mi riñonera subiese unos centímetros mas de lo necesario. Tomamos asiento, ella pidió un café y yo una sangría de litro y comenzamos una de esas charlas de desconocidos donde uno se interroga al otro mientras intentas que la otra persona no se de cuenta que le miras el escote, la barriga o las tetas.
 -¿Qué estudiaste? –pregunté yo.
 -Química. Pero no crees que fue difícil, me follé a todos los profesores. Bueno, a todos no. En realidad a los viejos solo les dejé meterme mano, en aquella época aún existía el Viagra.
 -Yo no pude estudiar, mi familia no tenían dinero, eso y también que soy un lerdo.
 -Mi familia tampoco tenía dinero pero en la facultad de química era fácil hacer pastillas de esas que te llevan al séptimo cielo. Hicimos de todo, desde LSD a anfetaminas. Gané mas dinero del que podía gastar, pero no me juzgues, me considero una buena persona, todo el dinero que sobraba de trapichear con pastillas en la puerta de la discoteca lo doné a una ONG.
 -Pero las pastillas matan gente también…
 -Entonces todos los abuelos estarían muertos. ¿No? Además, solo vendía a menores de edad, esos no lo mezclan con alcohol. O no debieran.
     Preferí no continuar con ese tema, no es buena idea hacer enfadar a alguien a quien deseas desabrochar el sujetador con los dientes. Hay muchos temas sobre los que nunca has de hablar en una cita si quieres causar buena impresión. El trabajo es uno de ellos. Pero resulta que yo no quería causar buena impresión, solo fornicar con aquella malnacida.
 -¿Dónde trabajas?
 -En Industrias Frenco.
 -¿Industrias Frenco? ¿Esos no son los que les denunciaron por hacer abono con niños coreanos?
 -Si bueno, pero yo solo trabajaba en administración, llevando la contabilidad de toneladas de niños y de abono. Ya sabes, peras que entran y manzanas que salen.
         En esos momentos me sentí como uno de esos dioses que deben escoger entre enviar a la humanidad cientos de plagar o regalarles un soleado día de domingo con palomas blancas y cerveza gratis. Supongo que es la misma sensación que debe tener un político la primera vez que le ofrecen un sobre hinchado de dinero. Conste que no soy una persona con demasiados principios, mas bien soy de finales (felices). Decidí dale una ultima oportunidad, estaba demasiado buena para cualquier otra cosa.
-¿Y que aficiones tienes? -pregunté
-Bueno, me gusta emborracharme y bailar desnuda en la barra de los bares, también me gusta disparar a la gente con una escopeta de perdigones desde la ventana del baño e ir a misa los domingos.
 -¿Has dicho misa?
 -¿Si no nos queda la fe que nos queda? Soy una gran practicante.
 -¿Pones inyecciones? Pensaba que habías dicho que trabajabas en una empresa que convierte a los niños en abono.
 -¿Te ríes de la religión?
 -Me río de todo. Vamos, reírse es sano.
 -Es una falta de respeto.
 -Lo que es una falta de respeto es drogar a los niños, convertirlos en abono y dispararles en el parque con una escopeta de perdigones.
 -¿Me estas juzgando? Me confieso todos los domingos.
 -Yo tengo un blog, también confieso ahí todo lo que hago pero eso no me exime de la culpa. Yo soy gilipollas pero tu eres una hija de la gran puta.
       Por primera vez en mi vida había pronunciado una frase medianamente inteligente. Creo que fue la última vez en mi vida. Aquella mujer era hermosa, una cabrona malnacida de mucho cuidado, pero hermosa. Y a los hombres nos importa mas lo primero que lo segundo. Acababa de meter la pata. Ella se levantó, me lanzó esa mirada de desprecio que tan bien conozco y desapareció moviendo su magnifico trasero mas de lo necesario a modo de puya que envía el toro moribundo al cielo de los toros.
    ¿La moraleja? Aquí no hay moraleja mis queridos niños, solo un polvo perdido. Todos tenemos principios, algunos mas férreos que otros, pero todos nuestros principios se derrumban llegado el momento de quitarnos la ropa y compartir el sudor. No importa si somos heterosexuales, homosexuales, lesbianas, transexuales, perros de caza o el Obispo de Salamanca. Todos somos iguales. Igual de idiotas, me refiero. Debería haberme follado a aquella maldita hija de puta de magnifico trasero pero no lo hice. ¿Soy mejor persona por ello? No creo, sigue siendo una hija de puta y yo sigo masturbándome a solas en el baño con las fotos de la sección de contactos de un periódico deportivo.


33 comentarios:

  1. Está bien tener principios.
    Puedes buscar una chica que esté buenísima y además sea buena persona.
    En el amor no se ha escrito la última palabra, pero no ayuda andarle jalando el cuello al ganso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Carlos de la Parra, no le jalo el cuello al ganso... le jalo el cuello a todo animal que respire. Por desgracia siguen respirando hacia otro lado.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  2. A los profesores les encanta ponerle buena nota a las chicas malas... y otras cosas más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre he tenido alma de profesor...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  3. Pues mire usted, por lo menos las páginas de contactos del periódico deportivo no disparan perdigones a nadie... Podríamos decir que sale usted ganando. Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que soy yo quien dispara perdigones sobre las páginas de contactos del periódico deportivo. Y hasta aqui puedo leer...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  4. Pues yo le felicito, por haber sido capaz de decir "NO" a un posible polvo facil (esta chica no parecia muy dificil), defendiendo asi a los ninyos drogados, convertidos en abono, y disparados en el parque con escopeta de perdigones. Y al sentido del humor! A este tambien.
    Ya caera alguna menos "cabrita". No hace falta que sea monja tampoco, pero un minimo de buena voluntad y menos hipocresia. :-)

    Animo y feliz anyo nuevo!!!
    Y a disfrutar de los juguetes que le hayan traido los Reyes!! :-) :-D :-D

    Muakis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año nuevo de un idiota que dice NO a las mujeres...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  5. Bien hecho. Quién le dice que no llevaba una inyección preparada para dormirle, pasarle por la trituradora y convertirle en abono de calidad extra.

    No será coreano pero creo que los gilipollas damos mejor resultado.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que por follar soy capaz de morir. Mejor morir después de follar que morir sin haber follado. Aunque hayan trituradoras de por medio...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  6. Yo la hubiera dado x el Orto y si no se hubiera dejado con Super K la destrozo x HP.....
    y despuess me hubiera mastrubado pero cn un peta que te dilata el orgasmo..x lo menos a mi
    pero también reconozco que es desde aqui en frio, en tu lugar lo mismo hubiera echo, también soy un gilipoias igual tengo principios (me gusta más el estilo de Madonna diciendo POIA en vez de polla)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que elegante...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  7. Todos somos un poco chicas malas, no? feliz 2014!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero, querida. En realidad lo deseo cada noche con desmedida ansia... que todas ustedes sean un poco chicas malas. Feliz 2014.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  8. Curioso que el que fuera química a lo Breaking Bad te pusiera en marcha y sus creencias religiosas te hicieran quedarte por el camino. O realmente eso no importó. Te puso en marcha lo buenorra que estaba y ese pasado interesante de lengua viperina. La falta del sentido de humor fue lo que la apeó del caballo. Quien no se ríe de Dios no se merece contabilizar ni polvos idiotas, digo gilipollas. Bien por acabar en el baño junto a quien más quieres. Dice mucho de ti. Y trata de clicar la casilla esa de las religiones y creencias de las chicas de páginas de contactos. Pon que si que te importa o te seguirán cayendo teutonas verdes y beatas fachas (aunque follen).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad, mi querida amiga, no crea que soy tan selectivo. Como he dicho muchas veces, mientras respiren y no me puedan meter en la cárcel... ya me sirven. ¿Y para que me sirven? Soy hombre, soy gilipollas... pues eso. Pero se agradece su comentario.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  9. Estimado Sr. Gili,

    hacía tiempo que no respondía a sus píldoras de realidad. Gran relato, pero no sea tan duro con las mujeres... las hay peores.

    Siempre suyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy duro con las mujeres, mi querido amigo. Son ellas las que practican su dureza conmigo y no entienden ni tan siquiera que el sexo por compasión es caridad cristiana.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  10. Es usted despreciable, además de pajillero, ateo.
    Me cae bien.

    La única ventaja es que la ceguera le impedirá ver las llamas del infierno.
    La chica tambien me ha caído bien, compartimos afición por disparar desde la ventana del baño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que a usted todo el mundo le cae bien. O no tiene criterio o necesita acudir rápidamente a un óptico. Es mas barato solucionar lo primero.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  11. No era una chica mala: era una mala pécora. Creo que la conozco.
    H.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le acompaño en el sentimiento, pues.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  12. Sr. Gilipollas como decía un gran amigo mío, "te arrepentirás de todos los polvos que no eches"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me arrepiento incluso de los que echo, mi querido amigo.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  13. Tiene un punto Breaking Bad, pero la mala era ella...;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella fue la mala, yo fui el idiota.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  14. Hay polvos que es mejor no esnifar...

    Feliz Año Fernando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz Año, querida.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  15. Mejor solo que mal acompañado...
    Lástima de mujer... Usted es gilipollas y tiene un gran corazón.
    ¡Un abrazo de una seguidora gilipollas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que ilusión querida Ariadna. Muchas gracias por su comentario. Su corazón es igual de inmenso pero no es para nada gilipollas... besos mil

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  16. Estimado completo gilipollas:

    Debe estar usted tremendo, si es que es cierta esa teoría de que elegimos siempre por analogía.

    Antes de que me lo niegue, decirle que entonces, ya es sospechoso que siempre quede con rubias de ojos azules de apretadas carnes y una de ojos verdes.

    Rezumo maldad ( hijaputez, que diría usted, vaya ) y le insto a inventar nuevas historias con chicas malas, feuchas y funcionarias.
    Que haberlas, háylas.

    (Yo tengo los ojos verdes, mala suerte).


    ResponderEliminar
  17. Adoro a las chicas malas. Buen relato!

    Saludos desde www.malagasensual.blogspot.com

    ResponderEliminar
  18. Yo no soy mala, soy diablilla, jeje

    un saludo

    ResponderEliminar