"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

12 feb. 2012

El tonto



Esta podría ser la historia de un tonto. Yo mismo. Antes que nada he de aclarar que esos a los que ustedes llaman tontos como políticos o tertulianos no son mas que aprendices de tontos. El autentico tonto nace siendo tonto, vive siendo tonto y morirá siendo tonto. Los tontos desconocen de cuanto sucede a su alrededor, mas que desconectados de la realidad lo que están es conectados a su propia –y tonta- realidad. Cual periodistas de Intereconomia, vaya. Como cuando la madre recrimina a su hijo diciéndole “no hagas tonterías” y el hijo se encoge de hombros y contesta “no estoy haciendo nada mama”.  Realmente los tontos no se dan cuenta de su propia tontuna, un rasgo que comparten con los políticos, ninguno más. 

Se preguntarán ustedes como es que siendo este el diario de un completo gilipollas, de repente me rebautizo en tonto y comienzo a hacer apología del tal condición. El caso es que no pueden ustedes ni imaginar lo problemas que estoy teniendo por haber elegido en su momento la palabra “gilipollas”. De un tiempo a ahora, en las redes sociales impiden el uso de palabras malsonantes o términos ofensivos. Y claro, “gilipollas” contiene la palabra “pollas”. A pesar de que sea mi apellido, mi condición y mi realidad desde hace años en la red, de repente el gilipollas que suscribe es un proscrito que ya no puede utilizar la palabra “gilipollas”. Ahora soy un tonto de lo cual tampoco me alegro: sucede que tontos hay demasiados. 

Porque ahora ya no importa lo que realmente eres sino como te llamas. Puedes llamarte Iñaki y aprovecharte de tu fama para robar de manera impune pero si eres honesto nadie te permitirá llamarte “gilipollas” en la red. La mujer del Cesar, además de ser honesta debe parecerlo. Da igual que sea la reina de Inglaterra o un camionero transexual nacido en Soria, el caso es que no puedo ser “gilipollas” porque tan hermosa palabra contiene un miembro viril escondido en la misma. Varios, en realidad. Esta es la historia de un simple tonto que perdió su condición de gilipollas en aras de la decencia y el buen gusto en un mundo plagado de corruptos, ladrones y mentirosos. 

Intentaré seguir siendo gilipollas pero no se cuanto tiempo resistiré aguantando la censura en mi apellido y condición. El día que sea un tonto mas ya les avisaré de ello. O ustedes mismos lo leerán porque ha cambiado el título de este humilde blog. 

La foto que acompaña este post es real y pertenece a una de las entradas del Parque Nacional de Tonto (en Arizona, USA).



36 comentarios:

  1. Estoy con usted, aunque gilipollas viene de gilí y según el diccionario de la R.A.E. es sinónimo de tonto, no estoy convencido de que naciera así sino que su condición de gilipollas la ha mejorado con el tiempo, es un atributo de entidad superior y con un alto grado de inteligencia. No se iguale a un político, sea sensato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Que ser gilipollas es un atributo de entidad superior con un alto grado de inteligencia? Le amo Sergio. Un amor heterosexual desprovisto de penetracion o roces. Pero le amo.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  2. Penelope Cruz tiene el mismito problema que tú.
    Tus tribulaciones me recuerdan las que padecieron los de La Codorniz una vez que les cerraron la revista por usar palabras malsonantes. En el siguiente editorial publicaron:
    Almohadín es a almohadón
    como cojín es a X,
    nos importan 3 X
    que nos cierren la edición.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No encontré otra manera de dejar un comentario que haciendo Responder a uno ya existente. Así es que, por si interesa:


      En Madrid hay una calle llamada de Gil Imón, haciendo de travesaño entre el Paseo Imperial y la Ronda de Segovia, para más señas. Es una calle dedicada al que fue alcalde de la capital, D. Gil Imón, en los tiempos en que el duque de Osuna organizaba sus célebres bailes, a los que acudía la alta sociedad, para poner en el escaparate familiar a jovencitas de la buena cuna, como oferta casadera. A las damitas de entonces se les aplicaba el apelativo de "pollas", que en el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) llevan, como sexta acepción, figurada y familiarmente, el significado de jovencitas, algo que hoy prácticamente se ignora. La polla de entonces no tenía nada que ver con el significado de morbosas connotaciones por el que ha sido sustituido ahora.

      El tal Don Gil era un personaje de relieve (la prueba está en que tiene dedicada una calle) y su nombre aparecía frecuentemente en los ecos de sociedad de las revistas del corazón de la época. El hombre se sentía obligado a responsabilizarse de sus deberes familiares, como buen padre. Tenía dos hijas en edad de merecer, feúchas, sin gracia, y bastante poco inteligentes. Y se hacía acompañar por ellas a absolutamente todos aquellos sitios a los que, invitado como primera autoridad municipal, tenía que acudir.

      -¿Ha llegado ya D. Gil?

      -Sí, ya ha llegado D. Gil y, como siempre, viene acompañado de sus pollas.

      Mientras D. Gil se encargaba de atender las numerosas conversaciones que su cargo de alcalde comportaban, sus pollitas iban a ocupar algún asiento que descubrieran desocupado, a esperar a que algún pollo (o jovencito) se les acercase, cosa que nunca sucedía. La situación, una y otra vez repetida, dio lugar a la asociación mental de tonto o tonta con D. Gil y sus pollas.

      ¿Cómo describir esa circunstancia tan compleja de estupidez? Los imaginativos y bien humorados madrileños lo tuvieron fácil: para expresar la idea de mentecato integral e inconsciente ¡Ya está!: Gil (D.Gil)-y-pollas (las dos jovencitas hijas suyas) = gil-i-pollas. Cundió por todo Madrid, que compuso esta palabra especial, castiza, nacida en la Capital del Reino y, después exportada al resto de España, ganándose a pulso con el tiempo el derecho de entrar en la Real Academia Española.

      Eliminar
    2. Querida Belkis, una amable lectora (o lector, no lo recuerdo) ya me hizo llegar esa información... pero se lo agradezco igualmente, es una bonita historia para compartir.

      Estimado Pazzos. No me compare con Penelope Cruz o la liamos.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  3. Reflexiones sobre el tema...

    ...así que ahora tenemos el Fernando Castrati...

    y ellos ,no teniendo sufi con anularnos las cabezas de arriba... las de abajo se las cortan...

    podrás ejercer de Eunuco en el Harén d algún rei...

    cada vez más lo políticamente correcto es no tener huevos...

    mentiras y engaños SÍ... palabrotas NO...

    me canso.......del mundo...


    bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto... robar si, decir "polla" no. Ese es el mundo que nos ha tocado vivir.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  4. Qué absurdo censurar a un nombre. Yo fui a buscar el significado de gilippollas y encontré que es un tío que piensa con el pene...es perfecto para vos, no lo cambie, querido, persevere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Censuran los continentes porque los contenidos les asustan. Yo también me asusto cada mañana cuando me veo reflejado en el espejo, claro.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  5. no entiendo pq dicen q la palabra polla/s es malsonante u ofensiva , a mi me encantan... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces yo debería haberme llamado "gilicoño" o "gilicerveza"


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  6. Por si te puede servir de consuelo, tal palabra está aceptada por la RAE, aunque sea un vulgarismo, como lo pueden ser Aznar, Acebes,o Rajoy. Puestos en el plan que describes de tal gilipollez (también aceptada por la RAE), Mariano, debería de estar prohibida por llevar ano; Mari-ano = culo de Mari.
    Si insisten estos estultos (estos es pura erudición, te aconsejaría uses el sinónimo más corto, que es "gili", también conocido en la Argentina porteña como gil, o menso.
    Saludos, y sea como sea, te seguiremos leyendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si vuelve a comparar la maravillosa palabra "gilipollas" con las palabras "Aznar", "Acebes" o "Rajoy" le pongo dos velas negras. Ahí lo dejo.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  7. Un post muy "curioso". Te lo agradezco,porque ahora que acabo de escribir en mi blog sobre la muerte de Whitney Houston, leer esto me ha hecho sonreír.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si está apenado por la muerte de Whitney no lea mis tweets o me dejará de seguir. Lo siento, el humor negro es superior a mi.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  8. ¿ Un completo tontolaba??? ; no sé, no queda mal. Pero ya en el perfil sería Fernando Tonto, y ahí perdería el poco o mucho glamour que le queda.

    Lo que yo no sé es que hago recién levantada y en vez de desayunar venir aquí a leer, y comentarle medio sopa. Eso sí que es tonto...

    Venga, un besito, voy a cerelearme. Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que se cerelee usted bien.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  9. Con lo bonito que suena Gilipollas... Qué manía les está dando con censurarlo todo. Dentro de poco vamos a volver a bañarnos en la playa con pololos, que se empieza con las palabras y se acaba retro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La censura es el arma de los incultos. Y luego me llaman a mi gilipollas... :)

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  10. Censurarlo todo... ahora? ummmm en 1979 allá por un Registro Civil de Coruña a una recién nacida, la querían llamar Yenni (si, ríase, como la chica de "Mi Bella Genio") el notario se negó rotundamente por ser un nombre en inglés, así que sabiamente dijo: o la llaman Jacinta o buscan otro nombre, la madre de la criatura ya mal le dijo al padre "querido, esta niña tiene cara de llamarse Carolina como la Princesa de Mónaco" y para no cuestionar a una madre primeriza en aras de la depresión post parto por la negativa de Yenni, repite al notario, se llamará Carolina...
    No, Carolina no, porque no figura en el Santoral, vamos que ponerle a una niña nombre que no sea de Santa muy Católico no es.
    Mi papá le mentó a su madre y le dijo que o me ponían Carolina o sería la Niña sin Nombre, ante la cara de molesto de mi padre y mi madre al borde del llanto, ya sabrá como me llamo, Carolina (afortunadamente) así que censuras, de toda la vida...
    Besitos,
    desde las alturas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te pido perdón por las odiosas comparaciones hechas anteriormente sin el más mínimos deseo de ofender. Pero se me ha ocurrido, que no te podrán poner ningún pero, si en lugar de gilipollas, pones Fernando de Borbón, que suena muy bien y da una cierta categoría, (de momento) y que al fin y al cabo el significado viene a ser el mismo, pero como la RAE dice, da más brillo y esplendor.
      Siempre a tu disposición para lo que desees (hasta cierto punto, claro), un saludo.

      Eliminar
    2. Carolina no es muy santa. En eso estamos completamente de acuerdo.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  11. ¿recuerda aquello de la mona y la seda? Pues lo mismo, si es preciso disfrácese de tonto, aún así no perderá su primigenia y bien cultivada condición de G....(no sea que me censuren.

    besos mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me puedo disfrazar de lo que no soy. Pardiez! Soy gilipollas no tonto! A Undargarin lo que es del cesar!

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  12. ¿Sabe qué? visto lo visto, la gente es gilipollas, así que, ser tan sólo un tonto, puede ser una cualidad no muy extendida. Aún y así, lamento por lo que está pasando.
    Siempre suya.

    Soy una gran fan de la Güiny y espero con ansia, la publicación en este blog de esos tweets tan "negros", ya que no tengo cuenta en tweeter y no puedo seguirle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida La Maripili. Tambien puede leer mis crueles tweets sobre guizni en mi facebook. De todas formas me arrepiento profundamente... o no.

      ¡Whitney Houston tenemos un problema!

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
    2. No se lo va a creer, pero al buscar "fernando gilipollas" en facebook, me ha salido un link a la web de Sanchez Dragó. ¿Está seguro que no le vale con ser tonto?

      Eliminar
  13. Resistase usted. No pase usted de completo gilipollas a un gilipollas más del montón. Sea todo lo estulto que su condición le deje ser y marque la diferencia para ser un completo gilipollas...con mayúsculas...y poder ir pisando fuerte con su bolsa en la cabeza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría responderle como se merece amigo anselmo pero con lo de "estulto" aun no se si me ha insultado o halagado.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  14. La palabra gilipollas es curiosa, al menos en país no se usa. Igualmente, pollas aquí significa mujeres y no ningún miembro. Así que, al menos en ciertas partes del mundo, podrás seguir siendo leído.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me censuran aqui nadie me leera allí.
      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  15. ¿Tu crees que el ridículo va a perder el "culo"?
    ¿que van a censurar el mar por tener "conchas"?
    ¿Y al viento por echarnos "polvo"?
    ¿Y a la iglesia por distribuir " hostias"?

    Nos van a quemar a todos en la plaza Cataluña... eso sí sin censura...

    ResponderEliminar
  16. No importa si se cambia el nombre, para mi siempre será el Sr. Gili, ese que me gustaría quitarle la bolsa de la cabeza algún día. Se deja?

    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me dejo. Pero ya tarda demasiado.
      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  17. Sea con el nombre que sea, usted nunca dejara de ser quien es ni perdera su esencia, al menos eso espero.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar