"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

7 mar. 2013

Ligar en una biblioteca



En un nuevo capítulo de lo que es este compendio de saber que es el blog que ustedes están leyendo ahora mismo, hoy procederemos a hablar de unos trucos para ligar que algunos de ustedes desconocer pero seguro que pueden serles de utilidad. Y si no siempre les queda ir a esos lugares con luces rojas donde las mujeres sonríen a cambio de dinero. Porque hoy, mis queridos animales de compañía, les voy a explicar los trucos para ligar en una biblioteca. En primer lugar he de decir que estos trucos tienen como destinatarios, en mayor medida, al universo masculino. Una mujer puede ligar en una biblioteca, en un barco pesquero encallado en un arrecife en el mar del norte o en una operación a corazón abierto aunque sea ella la que está tumbada en la camilla. Se preguntarán ustedes porque se me ocurrió ir a ligar a una biblioteca. El motivo por el que fui a ligar a una biblioteca es porque soy algo duro de oído y cuando la gente decía “donde más se liga es en la discoteca” yo entendía “biblioteca”. Sea como fuere, una fría mañana de Sábado (dato este de lo mas irrelevante) me decidí por vivir al limite y me adentré en ese templo que rezuma olor a papel y chicle de menta, vestido con la indumentaria oficial de todo bohemio que se precie que es una chaqueta de tweed y una pipa de espuma de mar colgada de los labios. El resto era lo de siempre: pantalones cortos de tergal, zapatillas de plástico, calcetines blancos y mi inseparable riñonera de polipiel. A esas horas en la biblioteca no habían demasiadas personas: un tipo con barba que ojeba un libro con ilustraciones de arquitectura y una neumática mujer rubia que leía melancólicamente en una esquina de la misma mesa. Mis tendencias heterosexuales me empujaron hacia la mujer, así de simple. Cogí un libro de una estantería y me senté a su lado. La mujer levantó la vista del libro, me lanzó una mirada de indiferencia y continuó leyendo. Y es aquí donde les voy a regalar las cinco reglas básicas para ligar en una biblioteca o, como yo le llamo “los cinco NO de la NO discoteca”.

-No se coloquen delante de alguien que está leyendo y comiencen a hacer muecas, a los lectores de bibliotecas, como a los onanistas compulsivos, solo prestan atención a lo que tienen entre las manos.
-No llamen al azar a todos los números de teléfono que existen en el mundo (comenzando por el 000000000 y acabando por el 99999999) con la esperanza de que la persona que esté frente a ustedes responda al teléfono porque en una biblioteca los teléfonos están en silencio.
-No intenten llamar la atención de alguien en una biblioteca haciendo saltar la alarma antiincendios para provocar una fiesta de camisetas mojadas.
-No deslicen billetes de cincuenta euros, uno detrás de otro, para llamar la atención de la susodicha. Es más barato irse a esos lugares de luces rojas que he mencionado anteriormente.
-No quemen una pila de libros mientras finjan hablar alemán.

Y fue curiosamente la última de las cosas que no se deben hacer nunca en una biblioteca para enamorar a alguien que precisamente funcionó. Pero eso fue porque ella se llamaba Astrid y era alemana. Salvando el detalle que tuve que esperar dos años a que ella entendiese que yo no era un neonazi quemalibros, un día me permitió conocerla en toda su magnitud. Y he de reconocer que era mucha esa magnitud, en concreto (y en canal) ciento cincuenta kilos de espléndida mujer. Pero han de saber ustedes que el amor no entiende de tamaños, pesos ni ideologías. El amor es eso que nos hace temblar de emoción (que no de frío), eso que nos hace sudar (pero oler a rosas recién cortadas), el amor es eso que nos mueve a movernos (cuando somos unos vagos con el culo pegado al sofá). El amor es amor y puede estar en cualquier sitio, incluso escondido entre las gafapastas y los ratones de biblioteca.

Por supuesto follamos, pero esa ya es otra historia.





37 comentarios:

  1. Jajaja, ¡me encanta! Qué bonito, qué tierno, qué romántico... Y me encanta el nombre de ella (una Astrid no puede ser fea). Sólo espero que no quemara usted muchos libros y que haya dejado esa fea costumbre (ni siquiera el ligar con una alemanota merece semejante atrocidad). ¿Soy la primera en comentar? ¿La primera vez que soy la primera? :-P :-P ¡Muakis!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Stuffen. Gracias por sus amables palabras, una vez mas. Tiene usted razón, Astrid no puede ser fea (eso espero... también espero que sea generosa). La primera en comentar, si. Gracias de nuevo a usted... angel y diablo.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  2. Con un final tan poético adivino en qué sección de la biblioteca consumaron... o no..

    bss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Consumamos en la sección "teoría y práctica del motor de explosión de cuatro tiempos". Y hasta aquí puedo leer...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  3. Yo suelo ir bastante a las bibliotecas, y nunca he conseguido ligar! ¿Será que me centré demasiado en el libro?
    La única vez que creía que si lo había hecho, en realidad era a la chica de atrás a quien le hacían las señas... Qué corte!!
    Qué bonito eso del amor, que puede llegar por cualquier lugar :)
    Buenas noches

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida mia. ¿A que biblioteca va usted? Que voy... Y tiene razón, el amor puede llegar por cualquier lugar e incluso uno puede acabar muy muy muy mareado. :)

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  4. Lamento anotar que se excedió en narrar irrelevancias en el tema, se liga donde sea, y todo es relativo a la calidad de participantes y al estilo de cada quién. Lmento verlo atravesando éste momento de pedo cerebral. Generalmente usted exuda brillantez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Carlos de la Parra, prometo hacer los deberes, esforzarme mucho, tomar café y esto seguro que en el próximo post no le decepcionaré. Siento en el alma que no le haya gustado. Procedo a flagelarme con media docena de látigos de siete colas para pagar por mi afrenta.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  5. Nunca me ha pasado nada así en una biblioteca.
    El amor está en el aire y puede "atacar" en cualquier sitio y en cualquier momento.
    Tomo nota de los consejos para estar atenta la próxima ocasión.
    Ciao.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida albunea. Tome nota de mis consejos, por supuesto. Pero mejor tome nota de mi teléfono. Aunque tengo que advertirle que soy un hombre demasiado fácil. Tan fácil que casi diría que soy gratis.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas


      Eliminar
  6. Te digo una cosa... ligar en una biblioteca no es tan descabellado. La gente se aburre... se sientan en mesas grandes... y siempre está la que quiere estudiar... pero luego está la que va por acompañarla y hacer que estudia.
    Yo he conseguido cosas interesantes por allí. jeje

    www.malagasensual.blogspot.com

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabia que la gente aburrida liga. Yo estoy permanentemente aburrido y no ligo absolutamente nada, ni tan siquiera la salsa romesco.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  7. Acostumbrados como estamos a que tus peripecias acaben mal nos ha pillado por sorpresa este final inesperado y feliz
    Hay una cosa que no he entendido bien....cuales son esos sitios con luces rojas y mujeres que sonrien?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Juanjo. El sexo no siempre es un final feliz. Bueno, el las peluquerías chinas si.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  8. No estoy acostumbrada a leerle un final tan poético, y mucho menos a un final que incluya sexo... ¿No será un farol? Nos debe una entrega de ese encuentro con Astrid, muero de curiosidad.

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Sara. No es un farol, es el faro de Alejandría en todo su esplendor. Yo no practico sexo horizontal ni en sueños. Y eso que sueño fuerte.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  9. Me alegro de ese final felíz, y sobre todo me quedo con esa oda al amor. Lo siento soy romántica hasta la médula.
    Un abrazo y buen finde, Fernando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Auroratris, ser romántica no es algo malo. Siempre que eso no la impida fornicar, que es lo que deseamos el 99% de los hombres heterosexuales.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  10. La verdad leer que finalmente tuvo sexo logro conmoverme.... aunque para ser completamente sincero imaginarme una alemana de 150 kgrs, con dos trencitas rubias y una jarra de cerveza en cada mano tambien.... mi perturbada mente le agrega un disfraz de tirolesa y suecos de madera.... Diosss estoy muy mal....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de descubrir que no soy el único enfermo...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  11. Fernando y Astrid.. suena lindo :)

    estupidagordaridiculaquemeuitasteamigilipollasmuerete!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Adriana, todo suena lindo si lo junta con Fernando, esa es la verdad (debe usted saber que quien acaba de hablar ha sido mi inmenso ego)


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  12. Sr. Gili, enhorabuena, aunque con la suerte que usted posee, curiosa estoy por saber más de ese "follamos" jolín en posición horizontal imposible, 150+180 ummmmm todo un reto a la ingeniería del colchón
    Muchos besos y bueno a ver si comienzo el ligue en una biblioteca, la verdad es el último lugar donde se me ocurriría un ligoteo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada CaroNu, cualquier ingeniera del colchon es un reto para un tipo como yo. Gracias por sus amables deseos.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  13. Ni le cuento el ataque de risa que me ha dado con su indumentaria... Me he tenido que quitar las gafas para no llenarlas de lágrimas. Sí, uso gafas. Soy de lo más intelectual o de lo más miope, según se mire.
    A mí me tocaron el culo en una biblioteca. Debería añadir eso a la lista de cosas que no deben hacerse para ligar en la biblioteca.
    Enhorabuena por su conquista teutona (y tetona, columbro).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Mi Álter Ego. ¿Usa usted gafas? Ya me he enamorado, ale, sin preaviso. Yo a usted nunca la tocaría el culo en la biblioteca, en la panadería, en la charcutería y en un bar si.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  14. jajajajaja son unas reglas muy importante a tener en cuenta... aunque reconozco que no soy tan original ni por asomo, siempre he tirado más por pasar una nota o dejarla caer encima del libro... XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Xania. Páseme todas las notas que desee, mi respuesta siempre será la misma "si, por supuesto que si".

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  15. Me temo que mi curiosidad ha echo que por fin haya decidido escribirle un comentario. Mire usted que no sabe en que se ha metido dejando a una loca ratona de biblioteca y gafapasta, para rematar el paquete ya sabe, con la curiosidad a flor de piel por saber en que sección consumaron o dando alguna sugerencia de cual es la mejor sección, ya sabe por sí un milagro sucede y consigo ligar en la biblioteca.
    En cuanto a que el amor está en el aire,espero que tome los vientos que lo manden lo más lejos posible.
    Por último, enhorabuena por su conquista.
    Muchos orgasmos y entre ellos algunos besos;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Sr. (co)razón, gracias por enviarme tantos orgasmos y besos, no obstante... ¿es usted hombre no? Si la respuesta es "si" sepa que le reenviaré de vuelta todos esos orgasmos y besos por SEUR. No es nada personal, solo heterosexual.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
    2. Pese a que hasta los 16 le aseguro que yo me hice la misma pregunta, debería haberme visto usted en esos años para entenderlo, le diré y seguramente le agradará saber que soy una mujer.
      Entiendo su confusión, pero he de decirle que mi (co)razón siempre ha tenido una actituid más de caballero que de dama.
      Muchos orgasmos y siempre de aquellos que me hagan llegar al climax.
      ¿usted entre ellos?

      Eliminar
  16. Pues yo como bibliotecaria te habría puesto de patitas en la calle, por pesao, jaja (es broma).

    Buen blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Analogías. ¿Es usted bibliotecaria? ¿De esas de pullover de cuello alto y moño? Dios... que me excito por triplicado...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  17. jajaja... me encantas!!! un auténtico placer descubrir tu blog... todavía me estoy riendo y hoy de verdad que falta me hacía...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida. Me encanta darle algo que le hacia tanta falta. Aunque sea unas risas... :)


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  18. Mejora Ud. Con el tiempo, Sr.Gil
    Cuidese
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe ser mi espiritu de vino... o todo el vino que he bebido. Gracias pues.


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar