"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

8 may. 2014

Amor Vs Amor



El juego del amor, como todo juego, tiene sus oponentes. En el amor los oponentes suelen ser dos (algunos más si hay infidelidades o una orgía). El amor es un juego sin demasiadas reglas pero con claras estrategias.  En un nuevo ejercicio de investigación voy a pasar a exponerles diferentes tipos de amor que muchas veces confundimos como el mismo pero que no lo son de la misma manera que Freddie Mercury disfrazado de maruja y pasando una aspiradora no es una mujer.

Amor horizontal Vs Amor vertical
O lo que es lo mismo... ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo? El género masculino es un gran aficionado a decir "te quiero" y omite la palabra que viene a continuación que siempre es "follar". Queridas mías, cuando un hombre os diga "te quiero" en realidad te está diciendo "te quiero… follar". La diferencia entre el amor y el sexo es la posición. El amor es vertical mientras el sexo es horizontal aunque en la mente del calenturiento hombre, todo sigue siendo amor porque en todo pretende el sexo. Lo mejor del amor horizontal es que se trata de un maravilloso ejercicio cardiovascular que ayuda a quemar grasas. Y además da gustirrinin. Lo malo de confundir el amor horizontal con el vertical es que puedes acabar foillándote a tu suegra o declarando tu amor incondicional a Sveltana, una rusa de interminables piernas que vive en un club de carretera. Hay que tener bien clara la posición antes de comenzar, simplemente eso.

Amor tarificado Vs Amor desinteresado
Mucho tiene que ver el amor tarificado con la mujer que he mencionado antes que tiene por nombre Svetlana. El amor tarificado es aquel que cuesta 100 euros la hora (extras aparte). El amor desinteresado es aquel que ningún beneficio material busca mas allá de vivir en un permamente estado de confusión. Para entendernos mejor, el amor tarificado es cuando hacienda te da por el culo y amor desinteresado es cuando la declaración de la renta te sale a devolver. El mundo está lleno de lugares donde las mujeres tarifican el amor, suelen ser lugares donde el bidet conoce más agua que Noé una noche de fiesta o lugares que se anuncian con neones rojos. El amor tatificado, aunque parezca mentira, también es amor. Y no necesariamente tiene que ser amor horizontal. ¿Cuántas veces hemos entrado en uno de esos locales y la típica Sveltana de turno nos ha saludado con un “¡otra vez por aquí amor!”? Yo nunca, claro.

Amor por compasión Vs Amor cruel
El hombre suele ser un gran experto en el amor por compasión, de la misma manera que lo es del sexo por compasión. El hombre es capaz de fingir enfermedades incurables para llamar la atención de cualquier mujer que respire y vista breve minifalda. El amor por compasión es como el sexo por compasión y consiste en fingir cara de gato atropellado en una noche de lluvia para que la otra persona se apiade de ti y te ofrezca algo que, en condiciones normales, hubiese sido imposible de conseguir. En el otro lado de la balanza del amor por compasión esta el amor cruel, ese que hace sufrir a algunas personas por amor solo para gozo y disfrute del contrario. El mejor ejemplo de amor cruel es cuando tu pareja se come el último trozo de pizza o cuando acaba el rollo de papel higiénico y no lo repone.

Amor sobrio Vs Amor beodo
La diferencia entre el amor sobrio y el amor beodo es más simple de lo que parece y tiene un solo nombre: alcohol. Cuanto más alcohol se ingiere mayor es la distancia que hay entre estos dos prototipos del amor. Aunque pueda parecer lo contrario, este es el típico caso en que lo negativo acaba convirtiéndose en positivo. Una persona, a priori, absolutamente desafortunada, siempre nos parecerá mejor si vamos borrachos. Cuanto más borrachos, mas nos enamoraremos de esa persona a la que nunca hubiésemos dirigido la palabra estando sobrios. El alcohol hace mejor a las personas, a las personas que nos rodean, claro. Lo malo de la felicidad del amor beodo es que en plena resaca descubrimos la cruda realidad, lo cual nos obliga a estar permanentemente borrachos para poder continuar enamorados. No hay hígado que resista tal cantidad de amor, créanme.


10 comentarios:

  1. !Hola,Fernando!

    El amor sobrio Vs beodo es una pasada,tener que estar con la botella dale que te pego para no ver con lo que te has acostado jajajajajaja.Que bueno.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Y si combinamos vertical con horizontal nos sale amor en cruz?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces Jesucristo murió en pleno acto de amor. O eso o lo crucificaron por estafar a los romanos con la vuelta del pan.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  3. Muchas gracias por estas sabias lecciones. Estaré atenta a las señales, no sea cosa que me tengan engañada. Cordiales y amorosos saludos.

    ResponderEliminar
  4. Casi empiezo a entenderlo...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues explíquemelo usted porque yo, a pesar de ser el autor, no entiendo un carajo.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  5. Es la segunda vez que escribo esto. Me has hecho reír. A ver si ahora queda escrito aquí para la posteridad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida Susana. No hay nada mejor que hacer en este mundo que provocar una sonrisa en los demás. El resto son futilidades.

      Por eso la veo a usted siempre en televisión, es la unica presentador que siempre, suceda lo que suceda, tiene una sonrisa que ilumina media ciudad.

      Esto podría ser una nueva categoría: amor catódico.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar