"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

4 may. 2014

Personal Shopper by Gilipollas



En época de crisis, cualquier manera para ganarse la vida es lícita siempre y cuando no incluya rapto, violación, asesinato o apalear a cuarentones vestidos de superhéroes a la salida de una  feria del comic. ¿Cómo me gano yo la vida? Un rápido vistazo a mi cuenta corriente suele confirmarme que el rojo es el color de moda. Me gano la vida como puedo. ¿Aunque no es eso lo que hacemos todos? No gasto mucho y a pesar de ello, necesité, necesito y siempre necesitaré dinero porque necesité necesito y siempre necesitaré comer, beber y tomar un whiskycola en el club de carretera  “La teta enroscada” (“donde el amor acaba en desperdigado en una sábana”). Vaya por delante decir que he tenido decenas de trabajos, desde top model bisexual a encargado del turno de noche en una planta de reciclaje de políticos.
Hace un mes estuve echando un vistazo por las redes sociales hasta dar con un trabajo que me iba como anillo al dedo (y eso que tengo dedos como morcillas). Antes de nada he de confesar que siempre me han fascinado los blogs de moda donde aspirantes a fashion-bloggers se esfuerzan en convencernos que el negro siempre combina con el verde o que los zapatos con quince centímetros de plataforma son los ideales para salir a hacer senderismo. Soy fan de estos blogs porque sus creadoras suelen salir ligeras de ropa una semana si, la siguiente también. Los blogs de moda son el soft porno del siglo XXI. Aunque entre estos miles de muchachas que se empeñan en aconsejar a otras muchachas, hay algunas que parece saber lo que se hacen y en todas aparecía la misma palabra: “personal shopper”.
Al parecer, un Personal Shopper es algo así como el antiguo pagafantas que cargaba con las bolsas de compra de la vecina maciza y aseguraba que ese pantalón te hacía un culo magnifico cuando en realidad parecías Julián Muñoz imitando a Godzilla. No obstante, parece que el Personal Shopper actual conoce todas las tiendas, obtiene descuentos, saber lo que le va bien a cada persona e incluso caga mierda con olor a jazmín. Todo muy fashion.
Lo más sorprendente fue, cuando comencé a investigar, que los mejores Personal Shopper cobran unas cantidades sorprendentes de dinero solo por acompañar a señores y señoras ricas de tiendas. Los mejores cobraban cerca de cien euros la hora más las comisiones que se llevaban de las tiendas.
Lo primero que hice fue dar una vuelta por las tiendas de chinos y mercadillos de mi barrio para cerrar acuerdos con los comerciantes locales para conseguir descuentos de cerca de un 1% para mis clientes y una comisión de media docena de chicles de frambuesa para mí por cada venta. Los comienzos son duros y no hay que ser demasiado ambicioso.
Lo siguiente fue colocar un anuncio en las redes sociales, periódicos gratuitos y panfletos por todo el barrio. La primera llamada se sucedió dos días más tardes, una mujer que decía querer cambiar de imagen y quería comprar ropa nueva.
He de confesar que esta primera incursión en el mundo de los Personal Shopper no fue como había imaginado, para comenzar me presenté con camiseta imperio Abanderado, pantalones de pijama con dibujos de osos pandas abrazados, cangrejeras en los pies y mi inevitable riñonera en la parte baja de mi voluminoso abdomen. La mujer me miró extrañada y preguntó si realmente era yo el Personal Shopper.
  -Por supuesto, querida –dije fingiendo mi mejor voz gay que consiste en imitar el ceceo de Mariano Rajoy- Todo esto es tendencia.
Fuimos a varias tiendas pero esta primera experiencia acabó cuando le aseguré que los manguitos de playa de Bob Esponja combinan con la lencería color carne y me metí con ella en los probadores de una tienda de chinos para añadir el plus de mis artes amatorias.  Primer error: Bob Esponja ya no es tendencia. Segundo error: de donde saques para la olla no metas la…
Mi segundo cliente fue un oficinista que quería comprarse ropa para impresionar a su nueva novia. En esta ocasión el resultado fue contradictorio pues aunque estoy seguro que hubiese impresionado a su novia, no quiso pagarme mis servicios. Le recomendé vestirse con un pijama de Spiderman, dos coladores por ojos y un pene inflable en la cabeza. Aun no entiendo porque no aceptó mi sugerencia, a las mujeres les encantan los superhéroes y los penes gigantes.
Mi tercera y última cliente fue una adolescente que buscaba trabajo y quería parecer mayor de lo que era. La llevé a una tienda de artículos de fiesta, compramos un disfraz de vieja y le propiné una fuerte patada en una pierna que la haría cojear el resto de la semana cual venerable anciana de roída cadera.
De acuerdo, quizás no sirva para Personal Shopper pero la vida nos demuestra que hay gente que no sirve para las tareas que desempeñan y no por ello dejan de trabajar. Respecto a la moda, como dijo la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada (esa señora que hace que parezca que Pedro J Ramírez se ha comprado un teletubbie) "Lo que me deja atónita es que, en teoría, la moda cambia cada 6 meses, y sin embargo, todo el mundo viste igual". Pues eso.


13 comentarios:

  1. Con tan buenas ideas, en un plis tienes un programa de tendencias en yotuve y en otro par uno en una de esas cadenas tan cools, si no las quitan.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo con tal de ganar dinero facil... tendencias, personal shopper o sexador de pollos. Gracias querida.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  2. Jajajaja. Si es que usted tiene un concepto de la moda demasiado rompedor. El mundo no está preparado para su talento sin par...

    Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mundo no está preparado para mi (sin mas)

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  3. Me ha encantado.
    Paula Etxebarria y companyia deberian aprender tanto de usted... :-)
    (Y sin haberlo pensado, me han salido 3 palabras seguidas en pareado).
    Contratarle no le contrataba, pero vamos, una, que es asi de especial... :-P
    Muakis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Paula Extebarria! ¡ATRAS SATANAS! ¡VADE RETRO!

      Puede contratarme para otras cosas, conste.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  4. siempre hay que trabajar para conseguir lo que uno quiere ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Esforzarse" mas que "trabajar", tome nota, querida...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  5. "Agatha Ruiz de la Prada (esa señora que hace que parezca que Pedro J Ramírez se ha comprado un teletubbie)". Brutal. Gracias por sacarme una sonrisa (y una reflexión) a estas horas...

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por que siempre saco sonrisas y reflexiones cuando en realidad me gustaria sacar la ropa interior de lenceria de sus cuerpos?

      No conteste usted, ande.


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  6. Muy interesante esta entrada, la verdad.

    Saludos desde www.malagasensual.com

    ResponderEliminar
  7. Ahhh, yo también sigo blogs de moda con el fin de echarme unas risas. Ciertamente ha dado usted en el clavo en definir esos blogs como soft porno. ¿Qué coño hacen en diciembre con vestidos de tirantes y por qué ese afan de enseñar siempre carne?
    Le propongo otras carreras en auge: entrenador personal, coach o constelador familiar.
    Ea, ya tiene usted deberes.

    ResponderEliminar