"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

8 feb. 2015

50 sombras de Gres




Conocí al señor Gres en “Alicatados y reformas Gres (especialistas en reforma de baños)" durante mi eterna búsqueda por el alicatado perfecto que, en mi edad adulta, me había propuesto alcanzar. Ese adorable gresite de pequeñas piezas de color parecido pero diferentes tonalidades que, vistas desde la distancia, otorgan al lavabo de cualquier hogar, una apariencia superior a cualquiera imaginada. Siempre he sido amante del gresite, mi obsesión desde que, con cinco tiernos años, entre yo en un lavabo maravillosamente alicatado en un hotel de Benidorm. Todos aquellos colores, sombras, luces y brillos. Algún día yo tendría eso, yo sería así. Y ahora, por fin, iba a conseguirlo.

Mi nombre es Soñadora Pérez y lo que más uso de los libros eróticos es el índice (pero no el del libro).

El señor Gres era bajo, gordo y bastante calvo, nada que ver con la idealización que durante todos los años de mi vida había hecho de la persona que debía llevarme de la mano hasta la cumbre de mis sueños mas oscuros. Pero ya lo dijo Calderón de la Barca: “y los sueños… sueños son”. Me esperaba en la sección de azulejos, junto a los sanitarios, unas estanterías más allá de la entrada. Le reconocí porque sostenía entre sus manos su gigantesca herramienta: una llave inglesa del 12 propia de un profesional.

 -Soy Soñadora –dije sin despegar la vista del suelo-. No sabía si debía venir.
 -No debías pero querías. Por eso estás aquí. Pero no me gusta tu nombre, ya no eres una soñadora, a partir de ahora te llamaras Iris.
 -¿Por qué señor?
 -Por esto…

Y diciendo la última palabra, el señor Gres se movió a un lado para dejarme ver un muestrario vertical de la colección IRIS 2015 de la marca  Ezarri (los Ferrari del gresite). Allí estaban las mejores tonalidades del mundo del alicatado: Ambar, arena, azur, zafiro, coral… absolutamente todos. El poder en la palma de la mano de una sola persona. Sin lugar a dudas no me había equivocado, el señor Gres era el único que podía sacarme de mi cascarón y empujarme a la vida que siempre había deseado.

Caí al suelo con la boca abierta y los brazos extendidos, ofreciéndome al amo del gresite. El todopoderoso señor Gres de “Alicatados y reformas Gres”.

-Soy Iris –dije- y soy toda suya, señor.

Cinco semanas más tarde, estaba estirada yo en mi bañera, rodeada de espuma y velas, observando el gresite modelo Zafiro de la colección Iris. La luz del baño se reflejaba en los pequeños azulejos de diferentes tonalidades. Por fin lo había conseguido, ahora era una mujer plena, una mujer que había superado sus miedos y había confiado en el señor Gres para crecer como persona y poner en la vida real todos mis anhelos.

Gracias señor Gres. Toda suya.


12 comentarios:

  1. Ya sabía yo que una "tan magna obra" requeriría de tan magna prosa.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la magna obra lo entiendo querida. Lo de la magna prosa ya lo pongo en duda...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  2. No he leído la otra novela pero, a juzgar por las críticas que he leído, ésta está mucho mejor.

    Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se si es mejor, al menos es mas corta y eso siempre es mejor. Excepto en la cama y en el sueldo. Gracias por sus amables palabras, querida.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Ojalá, mi querida soñadora...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  4. Tengo entendido que para la instalación de gresite son tres fases: preparación de la superficie, colocación de las piezas y "enlechado" de las baldosas. Creo que usted va directamente a la tercera sin prestar la suficiente atención a las dos primeras. Tenga cuidado de que el diseño final le salga como pretende y no lo quede un churro.

    Bricosaludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su amable bricoconsejo amigo, ahora pasaremos a Iñigo quien nos enseñará como plantar mejor para que el nabo nos salga mas grande y sabroso.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  5. Me encanta tu blog, yo estoy empezando ahora, con ganas...mañana me animaré, es un placer leerte como siempre, llevo 4 años leyendote y me pareces digno de admirar, un saludo. De una completa imbecil a un completo gilipollas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida. 4 años en silencio son demasiados, se ha ganado usted un beso de tornillo. Por desgracia soy yo quien le dará el premio. Ánimo con su blog.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  6. Hola, también soy novato en su blog y quiero comentar. No voy a pagar para ver la pelicula 50 sombras de Gris, el trailer me parece penoso. Prefiero ver The Fall con el osito Jamie Dornan o leer su 50 sombras de Greis, muy bueno y totalmente gratis. Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no viesemos una película solo por el trailer... entonces nadie follaría en este mundo.


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar