"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

22 oct. 2015

Como hacer feliz a una mujer en 500.001 sencillos pasos



Hace tiempo (demasiado ya) conocí a una mujer de nombre francés aunque ella no fuese francesa. También era (y supongo que sigue siendo) una de las mujeres más hermosas que he conocido nunca aunque no fuese modelo ni tampoco actriz. Intenté seducirla, como lo he intentado sin descanso (de lunes a domingo) con todas las mujeres que se han cruzado en mi vida, la diferencia es que esta (después lo supe) me interesaba realmente. Era alta y delgada sostenida sobre dos hermosas piernas, su cuerpo era el que toda mujer más joven deseaba y toda mujer mayor añoraba. Pero no me enamoré de ella por eso. Tampoco por sus gruesos labios ni su hermosa nariz ni aun menos por su corte de pelo que dejaba caer un largo mechón de pelo castaño ocultando uno de sus hermosos ojos. Era la mujer aparentemente perfecta y después de haber hablado con ella supe que lo que había dentro de ella era aun mejor que lo que podía adivinar fuera. No hablo de su hígado ni tampoco de sus pulmones, me gustan las series de forenses pero no hasta ese punto. Porque resulta que la mujer de nombre francés que no era francesa sí que era inteligente. Siempre he sostenido la teoría de que cualquier mujer, por muy tonta que sea, siempre será más lista que el gilipollas que suscribe este texto. No obstante la mujer de nombre francés aunque no era francesa era realmente inteligente. Y ya saben ustedes que a los hombres lo que más nos asusta de una mujer es que tenga un gran cerebro o unos pechos pequeños. Por suerte ella solo cumplía uno de mis miedos pues sus pechos eran deliciosamente medianos. 

Intente seducirla, a fe mía que lo intenté, varias veces, pero todas y cada una de esas veces ella me rechazó como si yo fuese una multa de aparcamiento. De acuerdo, no soy delgado, no soy guapo, no tengo un pene de 35 centímetros ni tampoco una cuenta corriente en Suiza (segunda residencia de la mayoría de nuestros políticos). Puede que a algunas mujeres yo les parezca divertido o inteligente pero eso solo es consecuencia del alcohol (que ellas ingieren) y también de una sorprendente capacidad mía para recordar citas de filósofos griegos (que intercalo cada dos frases). Mis trucos suelen funcionar bastante bien a pesar de que mi porcentaje de éxito no llega al 1% (aunque solo es debido a que aun no llegué a las 100 mujeres). 

Soy un prodigio de la perfección hecha (abundante) carne... ¿Entonces porque ninguna mujer me dirige la palabra más allá de la tercera cerveza? No digo ya la mujer de nombre francés que no era francesa sino cualquier otra mujer más terrenal e incluso menos apetecible. 

Creo que mi problema siempre ha sido el sujeto. Y no hablo ahora de ese tipo raro que duerme en el rellano de mi escalera y huele fuerte sino que me refiero al sujeto quien actúa. Siempre espero que ellas actúen, me limito a desplegar apenas trescientos o cuatrocientos trucos de prestidigitador sentimental y aguardo a que  caigan rendidas a mis pies con sabañones. Quizás debería ser un poco mas insistente, ya saben, como esos tipos a los que un juez les regala un papel en cuyo encabezamiento pone “orden de alejamiento”. Al menos a ellos les rechazan de manera oficial con papel del estado.

Creía conocer los 500.000 pasos para hacer feliz a una mujer gracias a un viejo libro que compré a un vecino africano. Quizás el problema es que para hacer feliz a la mujer de nombre francés que no era francesa necesitaba un truco más. O fue eso o bien es que el libro estaba escrito en un desconocido dialecto de una tribu desaparecida en el siglo XIX y yo no me había enterado de nada. 

Que también puede ser.


30 comentarios:

  1. Que triste y común historia. Común porque todos los mortales que juegan ping pong de bolsillo sufren al encontrar a la mujer de sus sueños y desvelos que luego se transorma en una amena pesadilla cuando rememoran que los mandaron a freir esparragos. Que mas puedo decir, nada, porque lo que a ti te sucedio nos sucede a todos los que nos enamoramos de lo imposible.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si se enamora usted de un posible ya no es amor, es rutina.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  2. Está claro que el libro reunía los 500.000 maleficios de magia negra para no comerte un colín.
    Cambia de literatura y a ver qué pasa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He cambiado de literatura y tampoco me funciona. Ahora leo literatura romantica alemana del siglo XVIII. Será eso...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  3. ya sé! use Google Translator!

    de nada...

    ResponderEliminar
  4. Tiene usted que actualizarse, querido Fernando. Los trucos más "infalibles" para ligar ahora se encuentran en Youtube. Busque usted porque hay canales enteros dedicados a eso. Siempre y cuando no le importe ligar con una mujer que sólo tenga media neurona, claro está.

    Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He intentado actualizarme querida, pero me sale el mensaje de error de "hardware obsoleto".

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  5. Pues a mí querido Gili,me hace usted muy feliz.También me hace feliz sentirme deseada,o sea,que usted me hace feliz.Y gracias por hacerme reir siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si quiere, ademas de hacerla reír puedo desearla. Sería usted doblemente feliz y a mi no me significaría doble trabajo.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  6. Coincido con Ud., una mujer inteligente multiplica su atractivo (el de ella misma, no el de Ud.).

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido mio, mi atractivo no se multiplica ni con media docena de operaciones de estética.


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  7. ¡Qué complicadas son algunas mujeres! A mí me conquistaría que me invitaran a su cumpleaños (ya funcionó una vez) o a merendar, a una caña, un vaso de agua del grifo o un paracetamol. En cualquier caso, gracias por hacerme reir, Fernando, ya estabas tardando (y me ha salido un pareado). Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A usted la conquistan con un vaso de agua del grifo? Yo tengo de eso... venga.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  8. Le he percibido otoñal con esa nostalgia típica de la caída de la hoja (he dicho hoja, sí) y la melancolía de lo que no pudo haber sido y (evidentemente) no fue, llevando nombre francés a lo güílulúsemuá pero no punto fr sino punto es o com; vaya usted a saber ( o no se vaya que ir pa’na es tontería). Y ya la hemos liado me ha dado un snif snif así de repente, me ha enternecido usted y yo de esa guisa me pierdo (más) perdida de lo que ya suelo perderme (maldito-por no decir otra cosa que empieza por jo y acaba por dido- instinto maternal). Y me pongo insoportablemente memética y me salen frases como estas: No llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió (pero es que en su caso ni empezó snif snif bis). Momento que estoy por colgarme de un bonsái con cuerda elástica (vale imaginarme cual yoyó sí)

    Venga que ya pasó el disgusto. A ver si le he entendido bien, me centro (lo intento que no le prometo nada). Dice que es a partir de la tercera que ya no le dirigen la palabra. Cosa que me hace pensar que no está en usted la cosa, que su estrategia es (¿)buena(?), sino que no fluye a más debido a los efluvios de la bebida alcohólica no destilada de sabor amargo que se fabrica con granos de cebada u otros cereales cuyo almidón, una vez modificado, es fermentado en agua y frecuentemente aromatizado con lúpulo (lo que comúnmente llamamos cerveza o birra en tono más coloquial) por lo que concluyo que: tiene que buscar entre bebedoras de otras sustancias.

    ¿500.001 pasos? Si camina/anda tanto lo único que hace es alejarse de ellas ¡hombre! o ellas de tanto de usted que le acaban viendo como un puntito y no como el puntazo que tiene/es.

    Y para acabar ya: Una mujer inteligente sabe que su felicidad no depende sólo de lo que un hombre (como usted) sea capaz de hacer para conseguir que ella sea feliz, que lo mejor no nos viene de fuera sino de dentro de nuestros adentros, porque ¿si usted deja de estar ella ya no sería capaz de ser feliz?

    Besets!

    PD: Sólo como sugerencia: si emplea la magia procure que no se le vea el truco (sí he dicho truco)
    PD2: Ejem ejem ¿no podría, por favor, presentarme a su amigo africano? Fiu, fiu, fiu…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Maribel Gs. Prometo presentarle a mi amigo africano si usted me presenta su colección de lenceria fina (con usted dentro, claro).

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  9. ¿Pero quien le ha dicho a Ud. que hay que hacer felices a las mujeres? Y lo que es peor todavía, justificar el no conseguirlo porque sea algo casi imposible. Por si no lo sabe, las mujeres disfrutan siendo infelices y lo demuestran siempre escogiendo las relaciones que menos les convienen. No saben ser felices y es por eso que cuando ven a algún hombre feliz a su lado enseguida se preguntan qué estan haciendo mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, yo no no creo que haya que hacer felices a las mujeres. Solo a las mujeres que me gustan.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  10. Ay, querido Fernando, veo que el amor sigue siéndole esquivo... Me sorprende, porque no hay nada mejor para conquistar que hacer reír. Es que reserva usted sus anécdotas sólo para el blog? Céntrese en hacerla reír, que para hacerla feliz ya está Zara.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Lili. He seguido mi consejo y me he centrado en hacerla reir. Como no se muchos chistes me he paseado completamente desnudo frente a su ventana (que eso siempre provoca risa y burla).

      La escribo desde la celda de una comisaria. El plan no ha funcionado.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  11. pues sinceramente no lo entiendo... yo llevo mas de un año desaparecida de estos mundos digitales y ayer decidí retomar mi vida virtual así que poco a poco voy poniéndome al día con los blogs que seguía asiduamente... cual es mi sorpresa al descubrir que me sigues haciendo reír como hace un año!! a ver si la mujer de nombre francés y que no era francesa no era tan inteligente como pensabas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Xania
      Me alegra saber que sigo generando el mismo sentimiento de risa en usted que hace un año. Me apena saber que seguimos sin acostarnos usted y yo como hace un año.
      Solucionemos una de las dos cosas.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  12. Se lo inventa? Es una pasada, pero con esa lengua que tiene me extraña que la no francesa no quiera probarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me invento nada (quizás ahora acabe de volver a decir una mentira...)

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. Solucionado, gracias amigo.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  14. Buenas querido ''gilipollas''. He descubierto tu cala (perdona que te tutee) por casualidad. Recientemente he empezado mi blog personal y estoy ansiosa de encontrar gente así de creativa como es tu caso. Decirte que me gusta mucho tu forma de escribir y espero que no sea de esas personas que abandona su blog durante meses, dado a que estaré encantada de oír más de tus divertidas historias.

    Buonanotte
    Esa Chica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida, puede seguir descubriendome lo que desee, soy una caja de sorpresas y un hombre facil. Bueno, soy hombre, el resto viene solo.

      En varios años nunca he abandonado el blog en meses, pero todo puede ser. Aunque viene lo desgraciada que es mi vida, cualquier ficción siempre será mejor por muy triste que sea.

      Eso y que me aburro.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar