"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

24 sept. 2010

CUBA (Crónicas de viaje)


A partir de hoy voy a hacer una crónica de mis viajes por el mundo con la única intención que aprendan ustedes un poco de otras culturas que últimamente les veo muy poco leídos. Viajar es aprender. También vomitar o quedar atrapados días en aeropuertos donde las máquinas expendedoras de bollos caducados están estropeadas. De todo se aprende.

Comenzaré las crónicas de mis viajes por el mundo con mi viaje a Cuba.

Siempre quise conocer mundo. Desde que en el ventanuco de mi habitación veía los aviones pasar imaginaba que cuando fuese mayor cogería uno de esos aviones que me llevaría a lejanos países donde pasaría estupendas aventuras. La realidad fue un poco diferente a como la había imaginado y la verdad es que no salí de la provincia de Barcelona hasta pasados los 40 años. Y eso solo porque me equivoqué de autobús.

Dispuesto pues a conocer mundo decidí que mi primer destino sería Cuba. ¿Por que? Maldita sea, no sean gilipollas ustedes. Todos los feos que conozco han vuelto de Cuba con estupendas mujeres colgadas del brazo. Y yo soy terriblemente feo.

Me acerqué a una agencia de viajes de esas que tienen viejos posters de aviones colgados de las paredes y también pequeñas maquetas de aviones encima de sus mesas. Todas las mesas estaban vacías pero al final pude vislumbrar un hombrecillo tras un montón de papeles, con expresión aburrida. Me dirigí hacia el con mi mejor ánimo (que no es el mejor de los ánimos).

-Quiero ir a Cuba -le dije mientras tomaba asiento.

El hombrecillo no se mostró demasiado emocionado. Se limitó a sacar varios folletos y hacer un circulo a los precios con un rotulador. ¿Eso es lo que costaba viajar a Cuba?

-¿Eso es lo que cuesta ir a Cuba? Maldita sea... es casi lo que gano en un año.
-Tasas de aeropuerto y gastos de gestión no incluidos.
-Puede que mas de lo que gano en dos años.
-Tasas de aeropuerto y gastos de gestión no incluidos. -repitió el empleado-. Ah... y necesitará un visado.
-¿Se necesita un visado para subir a un avión? Bueno, no importa, tengo un sombrero de pescador con sus anzuelos y todo. Yo no soy pescador, me lo encontré en la calle. No me lo pongo mucho por eso, la ultima vez me arranqué el lóbulo de la oreja derecha con uno de los anzuelos.
-He dicho “visado”. No “tocado”.

Entonces aquel tipo me explicó todo cuanto necesitaba para visitar Cuba. Estaba claro que resultaría mas barato y mas fácil conocer a una cubana en el club “La Teta Enroscada” pero finalmente decidí ir a sacarme el visado ese. No se puede tener 40 años y no haber salido nunca de las cuatro manzanas de pisos que conforman tu barrio. Aquella misma tarde me dirigí al Consulado de Cuba. Estaba cerrado. Un cartel colgado en la puerta decía “Abrimos de 10 a 11 de la mañana”. Eso si que era un horario y lo demás son tonterías. A la mañana siguiente me personé en el Consulado de Cuba vestido con bermudas y una camisa hawaiana. Para dar ambiente. Y porque las camisas de flores adelgazan. Eso creo. Me recibió una espectacular mujer de ojos grandes, sonrisa amplia y unas tetas que podían haber amantado a dos familias y aun sobraba leche para el vecino del tercero.

-Hola -dije sin poder apartar mis ojos de aquellos dos inmensos monumentos al ultimo bastión del comunismo.
-¿Que desea?
-Vi... sa... do... -balbucee cual infante que aprende a hablar ante la exuberante matrona.
-¿Ha traído la documentación?
-Vi... sa... do... -repetí.
-Estoy aquí arriba -dijo ella dándome un golpecito en la cabeza con un montón de papeles.
-¿Le han dicho alguna vez que tiene unas magnificas... vistas? -dije en ultimo momento señalando a la ventana por la que solo se veía un gris edificio.
-Claro -respondió ella- ¿Necesita un visado?

Lo que realmente necesitaba era hundir mi cabeza entre aquellos dos pechos mulatos. ¿Para que ir a Cuba si Cuba había venido a Barcelona?

-¿Puedo meter mi cara entre sus pechos? -pregunté amablemente.

Cinco minutos mas tarde dos cubanos de metro ochenta y anchas espaldas me arrojaba a la calle. Eran los hermanos de la mujer de la que acababa de enamorarme. Para mi desgracia los tres eran también hijos del cónsul cubano que a su vez era uno de los ciento doce primos de Fidel Castro. Solo puedo decir que me denegaron el visado y que estoy en una lista de “enemigos del pueblo cubano”.

La intención es lo que cuenta. ¿No? Esa noche acabé borracho (como cualquier otra noche) en un bar cubano, cocido a mojitos. Eso es lo mas cerca que estuve nunca de Cuba.




58 comentarios:

  1. Pero que poco sutil eh!!!

    vas a tener que ir a unas clases de cómo ligar seas como seas, que te aseguro que un tio con labia ( de la buena , no de barrica) mete la cabeza en cualquier "vista" sea como sea el fulano.

    Te quedan otros paraisos por probar, vease santo Domingo y creo que no piden visa :-P

    ResponderEliminar
  2. Yo sí he estado en ese paraíso y sin embargo, para mí, el paraíso es donde vives tú :) Me encanta Barcelona y tristemente solamente la puedo ver de turismo y no a menudo :) Hay gilipollas con suerte :** Besos con sabor a mojito.

    ResponderEliminar
  3. En realidad el Consulado es territorio cubano, por lo que en realidad si que visitó cuba. ¿Ha visto que fácil es viajar?. Solo le hace falta un poco de tacto con las mujeres, es usted demasiado directo.

    ResponderEliminar
  4. ¿Dónde ha dicho que queda el consulado?!!!!

    ResponderEliminar
  5. Si es que.....no tiene remedio aunque, por otro lado, se lo hubieran rifado allí.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Sr CG
    La risa me impide dejarle un comentario conveniente.
    Intentaré volver más tarde.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Pues ya es muuuucho más cerca de lo que he estado yo :)
    Por cierto, que con esa foto de Sarko ahí, se hace difícil la concentración para leerle. Cada vez que la miro me descojoncio viva.

    ResponderEliminar
  8. Se ve que eres un fiel seguidor de la obre de Fellini...(por lo del arrebato de rodearte de las tetas mulatas)
    Muy bueno el relato,tú...para ser tan gilipollas eres un gran humorista (me pasa a mi exactamente lo mismo,si te quieres reir,escribo ,a menudo,y bastantes gilipolleces ;)

    Saludos,asere,de una voz cubana.
    :)

    ResponderEliminar
  9. ( y que conste que lo del apelativo lo ha copiado de la cabecera de tu blog ..;)

    ResponderEliminar
  10. Para ver unos buenos pechos no hace falta irse ni tan lejos ni buscar una cubana...pero si los tienes delante!ainsss ven aqui que te acurruque.

    ResponderEliminar
  11. Es Vd. un hombre de mundo...

    muackssssssssssssssssssssss

    Su fan incondicional

    ResponderEliminar
  12. Osea q el truco está en contar cuantos cocteles nos hemos tomado... a ver, cubas libres, mojitos, piñascoladas, capiriñas, longisland ice tea... ufff
    MEDIO MUNDO!
    ;D

    ResponderEliminar
  13. Hola la unidad de delitos cibernáuticos cubanos ha detectado una intromisión en el honor del consul cubano en Barcelona y por extensión del mismísimo comandante Fidel, es por eso, que le comunicamos que próximamente irán dos guripas a su casa a partirle las piernas.

    PD: Que tetas las de la mujer de la embajada ¡¡¡ Viva Cuba.

    ResponderEliminar
  14. sus experiencias son muy surrealistas.

    La proxima vez que necesite saber una ruta, me pondré en contacto con UD.

    besos

    ResponderEliminar
  15. Ud no tiene remedio!!!jajajaja...pero no crea q sea el unico completo gilipollas q cree q algunas no tenemos cara...jajaja

    Saludos de la chica con sonrisa.

    ResponderEliminar
  16. Al final, por una u otra cosa, siempre te quedas sin una buena cubana.

    ResponderEliminar
  17. jajajaja....
    que bueno...
    un saludo coleguita!

    ResponderEliminar
  18. Jajaja, la primera vez que entro en este blog, y ya me estoy muriendo de risa...¡qué humor que tiene este hombre!

    Muy bueno, ¡buenísimo!

    ResponderEliminar
  19. Claro, ahogando las penas de amor... pobrecito...

    ResponderEliminar
  20. Yo aun no lo entiendo... que se va a
    Cuba para fornicar???
    Pero si el sexo esta sobrevalorado... mirame a mi, virgen hasta el matrimonio... como debe ser.
    Lo malo es que no creo en el matrimonio y no me casaré nunca...

    ResponderEliminar
  21. Si quieres follar ve a brasil que dicen que allí follan todos. Y bueno pese a que era una descortesía tenías que intentarlo no?

    Un saludo

    ResponderEliminar
  22. jajaja, su viaje a cuba es realmente subrealista como la misma cuba, mi marido es cubano y le puede decir que pisar el consulado es pisar cuba!

    ResponderEliminar
  23. ajajaja, no se si es bueno a estas horas leerte, me has espabilado el poco sueño que tenía con las risas que me he echado leyéndote, ajaja.

    Saludos desde un faro en mitad del mar.


    Mar

    ResponderEliminar
  24. Pardiez! que tremenda aventura!! me muero por conocer el resto de sus intrépidos viajes.

    ResponderEliminar
  25. Ayyy si es eso es solo en el consulado, me hubiera encantado saber tus anécdotas visitando Cuba, lástima q no pudo ser... q país sigue en tu lista de opciones?Xq no visitas los paises de Asia, así visitas a tu tia q hace rato q no le escribes, la tienes como olvidada también. Saludos...

    ResponderEliminar
  26. Ya decía yo qye era usted hombre de mundo. No se queje, vive usted en Barcelona, con sentanse en las Ramblas a ver pasar gente ya viaja usted bastante. Todavía recuerdo mi primera visita a su Barcelona, de lo impresionada que quedé como con 12 años. Es lo que tiene salir del pueblo. No he vuelto a tener esa sensación en ninguna otra otra ciudad, lo que cambian los ojos.

    ResponderEliminar
  27. Sr Gili. intento aportar un comentario irónico, divertido, a la altura del blog pero su grandeza me anula. Nosotras tambien pensamos en Cuba, aún no he ido y ya me adoran cuatro mulatos

    ResponderEliminar
  28. Mireme los pechos las veces que quiera, total! que hará con ver y no comer!

    un saludo y perdone el abandono al que lo he tenido sometido, pero son cosas de la vida, o quizás sería mejor decir, cosas de conseguir trabajo. Para que habré buscado trabajo?????

    un saludo mi Sr. C.G

    ResponderEliminar
  29. Bueno Señor gilipollas me he divertido mucho leyendo su relato de su viaje platónico a Cuba, espero con impaciencia los relatos de todos sus viajes por el mundo y por cierto, el horario de trabajo que tienen los funcionarios cubanos me encanta, ya podían tomar nota por aquí ¡eso si que sería una reforma laboral! Un abrazo y a seguir viajando,

    ResponderEliminar
  30. mmm mojitos... rico rico, algo bueno saco usted de aquello, ¿De qué se queja?

    ResponderEliminar
  31. Después de leer este y todos sus relatos sólo puedo decir.. pero qué gilipollas!!.. jajajajaja. Dicho desde el cariño, por supuesto ;)

    ResponderEliminar
  32. Querida Froiliuba. Me quedan otros paraísos por conocer, en efecto, aunque algo me dice que obtendré el mismo rechazo en todos. No es un problema del donde sino del quien.

    Querida Lisset. A mi Barcelona me gusta también, no conozco otro lugar.

    Querida Ness. Gracias a dios soy único. El mundo no está preparado para otros como yo.

    Querido papacangrejo. ¿Si el suelo del consulado es territorio cubano entonces el suelo de la guisquería “la rusa caliente” es territorio soviético? Por apuntarme mas países...

    Querido Rai. No le recomiendo a la señorita cubana esta, puede que tenga grandes pechos pero también grandes hermanos con gran y mal leche.

    Querida minerva. Puede que en Cuba se me hubiesen rifado pero con la suerte que tengo le habría tocado a un miembro del partido (y nunca mejor dicho)

    Querida Alís. Cuando se le pase la risa... quítese la ropa.

    Querida Wen. No puedo quitar la foto de Sarko hasta el mes siguiente. Aguante...

    Querida Rose Holiday, gracias por su visita... me alegra saber que es usted una voz cubana, aquí una voz gilipollas. Algo ronca por el exceso del anís y los puros, eso si.

    Querida S. Voy a que me acurruque usted entre sus pechos. Póngase el salto de cama y un buen tetra-brick de vino a enfriar. El amor está en el aire (es que he comido coles de bruselas).

    Querida Adriana. Mas catastrófico que fantástico.

    Querida mariangi. Tiene razón, soy hombre de mundo pero tan poco mundo como poco hombre (no de tamaño...)

    Querida Silvia. Me alegra saber de su incontinencia alcohólica, ya nos parecemos en algo.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  33. Estimado Hombre gris. Si vienen dos agentes del orden a romperme las piernas que sean femeninas y traigan lencería de encaje debajo de sus uniformes, gracias.

    Querida VeroniKa. Puede ponerse en contacto conmigo aunque no necesite una ruta. También sirvo para apretar tornillos y barrer suelos.

    Querida Isabel de León. Por supuesto que hay mas tipos despreciables como yo que siempre miran a los pechos en vez de a los ojos. Pero gracias a Dios que existimos. El mundo sino sería muy aburrido.

    Querida Cristina, al final, por una u otra cosa, siempre me quedo sin fornicio. Sea una cubana, una española o una marciana.

    Querida La Perfida Canalla. Un saludo a usted también.

    Querida Nélida, Puede usted venir cuando quiera pero no muera de risa. Odiaría tener mi blog lleno de gente del CSI. Siempre con esas lamparas fluorescentes.... parecen pitufos de vuelta de una mala fiesta.

    Querida Cris. No ahogo mis penas de amor. En realidad no me enamoré de la cubana, solo pretendía fornicio o que me hiciese una ídem.

    Querido Alberto. Yo también creo que el sexo esta sobrevalorado, para muestra un botón: en el club “la teta enroscada” han subido las tarifas a 200 euros.

    Querida teologiadeS. ¿De verdad cree que encontraría fornicio en Brasil? Es que no entiendo nada de fútbol.

    Querida Juana la Loca, me alegra saber que su marido es cubano. ¿Tiene usted alguna cuñada de buen ver y mejor catar?

    Querida Mar. Siento haberla desvelado pero siento mas aun no estar ahí para aprovechar el momento.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  34. Queridas Nieves, Eva y Angélica. Pronto vendrán mas aventuras en mis apasionantes viajes. Ya le avanzo que la siguiente crónica será sobre mi viaje a Italia.

    Querida NI la breve. Yo me siento en las ramblas y veo pasar gente. Pero eso no consigue apasionarme demasiado. Si la gente caminase desnuda, quizás si.

    Querida mila. Yo la adoro y no soy mulato.

    Querida Yo. Tenemos un asunto pendiente... no tarde!!!! Y si me deja verle los pechos... madre del amor hermoso, ya será mas de lo que he conseguido nunca con mujer viva. Mejor no pregunte...

    Querida Mar. Me quejo de que no hay fornicio ¿de que cree que iba a quejarme? Los mojitos no son el sustituto del sexo. Al menos en mi caso. Respecto a una buena cerveza... eso quizás si.

    Querida flor de té. Gracias, soy un gilipollas, en efecto. Y a mucha honra!!!!

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  35. jajajaa asi se ahorro el pasaje y los impuestos, tambien le recomiendo Brazil, intentelo a ver si logra salir del consulado por su propio pie y con visado, aunque creo que no necesita visado para ese pais y para mexico tampoco, asi que buena suerte y siga contandonos

    besos

    Adis

    ResponderEliminar
  36. Espero que para la próxima etapa no pidan visado y que en la oficina del pasaporte le atendiera un funcionario gordo, feo y con bigote (oh, cielos se me olvidaba, que a veces también) bueno que le atendieran desde lejos, que a este paso no salimos del barrio.
    Besos viajeros

    ResponderEliminar
  37. Creo que lo que más molestó a esa mujer fue su camisa.
    Saludos caballero.

    ResponderEliminar
  38. Querido C.G. : hoy ha hecho a una mujer: guapa, inteligente y simpática (o sea .. la que suscribe) feliz..
    ¿Por qué los hombres gilipollas son los que más me gustan?.
    jajjajaa.
    Me siento TAN FELIZ de que sea mi seguidor... toi emocioná: snif, snif, snif....

    ResponderEliminar
  39. ahh si mojitos, mojitos y más mojitos...

    ... y alguna morena de amplia humanidad, q bello

    soñé por un segundo, un saludo cordial

    ResponderEliminar
  40. Queida Adis. Mi vida se resume en eso: ahorro, incluso en el fornicio.

    Querida Pilar. A este paso no salimos del barrio, pero lo intentaremos... ¿por que hablamos en plural? ¿Se apunta usted?

    Querida Blog A. Posiblemente lo que le molestó a la cubana fue mi camisa aunque le aseguro que sin camisa molesto aun mas.

    Querida Flor de té. Un placer hacerla feliz. Casto placer, para mi desgracia. Sobretodo sabiendo que es usted guapa, inteligente y simpatica. Aunque con lo de "guapa" ya me doy por contento.

    Querido Jeremias. Me alegro haberle hecho soñar. Siento haberle hecho despertar. Todavía no controlo este maldito despertador digital.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  41. JAJAJAJAJAJAJA...
    JAJAJAJAJAJAJA...
    JAJAJAJAJAJAJA...
    JAJAJAJAJAJAJA...
    Ay por favor no me he podido reir más a gusto, es usted súper divertido Sr. G. y celebro tenerlo entre mis amigos.
    Muchas gracias por su comentario -siempre me arranca una sonrisa en su blog y en el mío-, cuando tenga novio quiero que me diga esas mismas palabras ;) .
    Un besito.
    P.D.: Y no podía despedirme de usted sin felicitarle por su reciente cumpleaños.
    ¡¡¡ FELICIDAAAAAAADEEESSSSSS !!!
    Muackis.

    ResponderEliminar
  42. bonita pareja dice..hahaa

    como va por ahi? que es de ti?

    ResponderEliminar
  43. Es ustede un cachondo mental, ¡Felicidades,!.. no sé si por su cumpleaños o por sus kogorzas... jajajaja

    ResponderEliminar
  44. A mi me encanta Barcelona es preciosa y en ella tengo................
    bueno que me enrollo, yo tambien quiero una cuba-libre y que usted mi gili favorito encuentre en su vida eso que tanto necesite que es una gili que le haga......... eso mejor lo decide usted.
    Besazos de esta gilipollas!!!!!!

    ResponderEliminar
  45. La verdad es que no me ha extrañado lo más mínimo que su primer viaje fuera a Cuba. Lo sabía antes de leer!


    xoxo
    B* a la Moda

    ResponderEliminar
  46. Aquella misma tarde me dirigí al Consulado de Cuba. Estaba cerrado. Un cartel colgado en la puerta decía “Abrimos de 10 a 11 de la mañana”. Eso si que era un horario y lo demás son tonterías. A la mañana siguiente me personé en el Consulado de Cuba vestido con bermudas y una camisa hawaiana. Para dar ambiente. Y porque las camisas de flores adelgazan. Eso creo. Me recibió una espectacular mujer de ojos grandes, sonrisa amplia y unas tetas que podían haber amantado a dos familias y aun sobraba leche para el vecino del tercero


    HILARANTE!!!!!!!


    un saludo, mi amigo gilipollas, y felicidades retrasadas

    ResponderEliminar
  47. Un viaje largo, si señor... ni siquiera un gilipollas lo habría hecho mejor. Ah, espera, se me olvidaba que usted es un completo gilipollas. Bien hecho!

    ResponderEliminar
  48. Espero que haya tenido la oportunidad de hacerlo a la cubana igualmente aunque no le hayan dado nunca un visado. Se puede viajar por el mundo entero en la imaginación y con la compañía adecuada. Usted pida por esa dulce boca, que se le dará.

    L

    ResponderEliminar
  49. Ja,ja,ja...si es que se enamora usted con muchísima facilidad y hay que tener en cuenta aquello de la crueldad femenina... :D

    Fantástico el guiño de la camisa hawaiana que adelgaza...

    Y siéntase orgulloso de que Cuba fuera a su Barcelona. ja,ja...

    Besos y más suerte la próxima vez.

    Arwen

    ResponderEliminar
  50. Estimado gilipollas, desde mi modesta admiración le he dejado un premio en mi blog...

    ResponderEliminar
  51. Bueno no se preocupe, piense que si hubiera conseguido el visado, el viaje le hubiera salido muy muy caro, ya que le habrían hecho pagar por dos asientos.

    ResponderEliminar
  52. Querido dezaragoza. Próximo destino: Italia. Exacto, la tierra de las pizzas y las mujeres de peligrosas curvas.

    Querida Aspirante a Miss Divina. ¿Usted no tiene novio? Entonces ya se que quiero por mi cumpleaños.

    Querida Bronzie. Por aquí todo bien, sin tantas fiestas como las suyas. Es decir: aburrido de cojones.

    Querida Basomirinda. ¿Soy un cachondo mental? Hubiese preferido que me llamase “animal sexual” o “insaciable semental”. Gracias de todas formas.

    Querida AMOR. Tomemos pues un cuba-libre en esta hermosa ciudad que es Barcelona. Y ya dejándonos llevar por la dinámica de la efusividad: forniquemos cual langostas en luna llena.

    Querida B a la Moda. Que bien me conoce usted. Siento no conocerla yo así a usted... pero me esfuerzo. Compartir un fin de semana en las Bahamas ayudaría. O en un motel de carretera, menos romántico pero mas factible, claro.

    Querida Adriana Fritzenwalden. Gracias por sus amables palabras... bueno, por mis palabras, vaya. Siempre es un placer volver a leerme.

    Querida Mrs. R Todos mis viajes han sido igual de largos y productivos. Doy pena ¿verdad? Yo opino que si.

    Querida L ¿Que pida por esa dulce boca que se me dará? La quiero a usted con un lazo rojo de regalo en el pelo. Solo un lazo y no hablo del pelo de la cabeza.

    Querida Arwen. Me enamoro con la misma facilidad con la que las mujeres me rechazan. Ese es mi destino. Pero no se lamente... de no ser así ustedes no sonreirían con mis desgracias.

    Querida Lamamma. Mil gracias por su premio!!!!! ¿Que quiere a cambio? Tengo cerillas, unas pegatinas de jugadores de fútbol y dos botellas vacías de ginebra.

    Querida PeLiRoJa. No había caído en lo de los dos asientos. Maldita sea, hasta la mala suerte me favorece. Que grande...

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  53. Muy señor mio:
    Cuando buenamente pueda, le ruego, se pase por mi humilde Blog...tengo algo para usted.
    Un fuerte y viril apretón de manos.

    ResponderEliminar
  54. ¡Muchisimas gracias mi querido amigo! Y puedo asegurarlo que ni soy Isabel Coixet ni me gustaría serlo... Gracias de nuevo.
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  55. Sr. Gilis, as cronicas de viajen son mi seción preferida de su blog.
    Empezar por cuba fue lo más acertado, ese paraíso do sexo! Eu me gustaria tamém conocer a um mulatón cubano que pudiese meter su gigante poronga entre mis pernas y bailar la salsa jajajaja!

    ResponderEliminar