"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

21 ene. 2011

Un día en alta mar


Sepan ustedes (si no lo saben ya) que en las artes de la caza amatoria, cualquier escenario es bueno, sobretodo aquellos mas desacostumbrados pues son donde las féminas se encuentran mas desvalidas y corren al abrigo de los poderosos antebrazos masculinos. Por eso, cuando un amigo me dijo que había alquilado un yate con una pareja amiga suya y otra amiga para pasar el domingo pero que no podía ir porque había contraído la gripe A fue cuando comencé a saltar de alegría por toda mi casa y bendije a la gripe, la a A y a mi amigo. La caza había dado comienzo.

He de confesar aquí que todos mis conocimientos náuticos se limitan a observar las evoluciones del estropajo en el agua sucia de mi lavadero. No obstante esa misma tarde acudí a una tienda para comprarme la equipación de lobo de mar que consta del típico chubasquero amarillo del Capitán Pescanova. y una pipa. Dos días mas tarde estaba en el puerto, vestido con mi chubasquero y esperando a mis nuevos amigos pero sobretodo a mi nueva esposa. Al cabo de cinco minutos una pareja se acercó a mi y preguntaron si yo era gilipollas a lo que contesté “Encantado, Fernando Gilipollas”. Por desgracia no era la pareja que esperaba sino unos turistas que se mofaban de mi atuendo.

Unos barcos más al fondo, encima de una cubierta, un hombre que me hacia señas ostensiblemente. Me acerqué y subí -no sin cierta dificultad- a la cubierta de un precioso velero blanco. El hombre, alto y con el pelo largo, me tendió la mano.

-Sin ánimo de ofensa -comenzó- tu debes ser el gilipollas.
-El mismo que viste y calza.

Que vestía un chubasquero de plástico amarillo y calzaba botas de agua de los chinos, claro.

-Mi mujer esta dentro -dijo señalando una puertecita junto al mástil principal- ahora sale.
-Buen día para navegar -dije yo.
-Esta nublado, hace frío y no hay viento.
-Bueno, eso no puede desanimarnos ¿no? -dije dándole un amable golpe al muchacho que casi le hizo caer al agua.

De inmediato apareció su esposa saliendo del pequeño camarote.

-Hola, me llamo Mina -dijo ella tendiéndome una mano que obvié y me lancé hacia su mejilla justo en el peligroso linde del borde de los labios.

¿Estrechar la mano de una mujer? Que costumbre mas absurda...

Su marido clavó su mirada en mi como si estuviese dudando entre empujarme al mar o despellejarme y hacer con mi piel un nuevo velámen.

-Ah “mina”, sos argentina -comencé yo fingiendo un exagerado acento argentino y arqueando exageradamente mi ceja derecha para parecer aun mas interesante- sos una bella mina. Me encantan las minas y también Argentina. Tengo muchos Cds de tangos y he visto jugar a Maradona y a Messi en la televisión. Que gran pueblo, gallegos o psicólogos. Somos todos hermanos ¿no?
-No -continuó ella- Mina es el diminutivo de Carmina, en realidad nací aquí.
-¿En este barco?
-En la ciudad.
-Ah, vale -dije alejándome rápidamente de la pareja para no estropear aun mas tan excelente comienzo.

Un momento, dejen de reír, como si ustedes no supiesen ya en sus propias carnes que para acertar también debemos equivocarnos. Pero no importaba, aquella mujer estaba casada y aunque eso molesta pero no impide, mi objetivo era la amiga que estaba por llegar. Mina era el comodín escondido hábilmente en la manga. Incluso el marido de Mina. Que quieren que les diga, su pelo largo rizado y castaño lucía tan magnifico movido por la brisa marina y dorado por los rayos del Sol que no podía ser descartado como segundo comodín escondido en uno de los calcetines. No juzguen mi dudosa sexualidad, por favor.

La amiga apareció al cabo de diez minutos. Era alta, rubia y delgada. Y por estos tres motivos a los que hay que sumar dos mas que apenas podía ocultar ella bajo un ajustado jersey, me lancé hacia ella para darle dos besos en las mejillas. La mujer, al ver a un gordo descontrolado dentro de un chubasquero amarillo corriendo por la cubierta en dirección a ella alzó una mano deteniendo tal glorioso encuentro.

-¿Quien es este? -preguntó a sus amigos.
-Soy el capitán -dije yo inventando tal estratagema al tiempo que saludaba marcialmente.
-¿Tienes título de patrón de yate? -preguntó Mina.
-Por supuesto -dije yo sin dejar de saludar marcialmente.
-Mejor, así nos ahorramos tener que contratar un patrón -sentenció el marido de Mina.

Pronto descubrí que el yate era alquilado y que la minuta del patrón era mas elevada que el alquiler. El hecho de que yo fingiese ser patrón de barco acababa de ahorrarnos una cantidad inmensa de dinero a los cuatro y acababa de crearme un inmenso problema a mi. Al fin y al cabo, pensé, un barco debe ser como un coche: freno, acelerador, embrague y cambio de marchas.

Salir del puerto fue fácil, estábamos encarados a alta mar y solo tuve que girar la llave de contacto y empujar una palanca que gracias a Dios fue la correcta. Después era como un coche solo que con el volante mas grande. El problema fue cuando llegamos a alta mar y el marido de Mina dijo que habia llegado el momento de parar el motor y desplegar las velas.

Dos horas mas tarde aun estábamos intentando desplegar la primera vela mientras nuestro velero se dirigía a la deriva posiblemente hacia el triangulo de las bermudas. Hecho este bastante improbable atendiendo a que estábamos en el Mar Mediterráneo.

Fue justo en la entrada del puerto cuando levanté mi gorra de capitán Pescanova al viento de poniente e impostando mi mejor tono dije “fantástico día para navegar ¿eh grumetes?”. Cinco segundos mas tarde mi orondo cuerpo impactaba contra la superficie acuosa y fue entonces que adquirí conocimiento de que pesar 187 kilos es una ventaja, sobretodo si el 90% de mi cuerpo está formado de grasa de chorizo salamantino. Solo tuve que dejarme flotar hasta los amarres donde diecisiete amables turistas alemanes consiguieron a duras penas izarme hasta tierra firme.

¿Que mejor escenario para pillar a una fémina que el océano? Lo desconozco pero les aseguro que para pillar una pulmonía en invierno es ideal. ¡Atchus! Disculpen...



71 comentarios:

  1. Mi querido Gilipollas...eres Genial!! ¿todo es cierto?? Te caíste al llegar a Puerto??? y la Rubia , mina y el de los rizos al sol....supogo que han desaparecido de la faz de la tierra.. y tu amigo ¿que te ha dicho??
    Perdón, por la curiosidad, pero es que me imagino que habrá tenido sus consecuencias...

    ResponderEliminar
  2. jajajaja

    Amigo mio: los barcos los carga el diablo....Suerte que usted no es de los que se marean porque si no seria el acabose!!!! (Se lo digo por experiencia personal)

    Solidarios saludos coleguita!!!

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado Capitán Pescanova. Lo mejor lo de los turistas. Cómo me he reído. Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Genial,mi querido Don Gili,pero le ruego que en el proximo relato nos ahorre las descripciones como la del beso cerca de la comisura,soy de estomaguito debil.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. jajajajajaja...... jajajajajajaja.

    ResponderEliminar
  6. creo que la proxima invitación de tu amigo sera una vuelta en karting...

    era un minón? como yo? :P

    muakkksss

    ResponderEliminar
  7. No paro de reírme. Tendré que dejar de leer sus aventuras en mi puesto de trabajo. Suerte que, de momento, no pueden echarme, al ser funcionaria. Pero, a este paso, todo se andará.

    Déjeme apuntar un par de cosas:

    - Suerte que el chubasquero era amarillo y no verde-militar oscuro. si no, en vez de por el Capitán Pescanova, se hubiesen acordado sus compañeros de fatiga de la gran película Sé lo que hicisteis el último verano y... buf... vaya usted a saber.

    - El desacierto con Mina me ha parecido desternillante. No hay nada peor que dar las cosas por sentadas para meter la pata hasta el infinito.

    - Conducir un barco será relativamente fácil, pero ¿y lo de orientarse enmedio del mar, o sea de ninguna parte? Ay qué miedo.

    - ¿Su amigo le ha vuelto a hablar? Después de la experiencia de la restauración, digo yo que era el único amigo que le quedaba. Aunque, después de esto, si Mina y su esposo de atractiva melena le han contado, digo yo que habrán partido peras.

    - Después de esto, sigo manteniendo mi invitación para pintar el salón...

    Si le digo "siempre suya, mi querido gilipollas" igual la liamos...

    ResponderEliminar
  8. Ha sido un poco entre... El cabo del miedo y ... Calma total .... ( Miedito )
    :)

    ResponderEliminar
  9. Querida mujer a los 30 y tantos. No se si me halaga mas el hecho de que crea usted que soy genial o el hecho de que crea usted que todo es cierto. Definitivamente me halaga mas lo segundo. Es tan cierto como que soy gilipollas y peso 187 kilos.

    Querida La Perfida Canalla, gracias a dios nunca me he mareado en barco. Me marean las mujeres en bikini que hay en los barcos pero no los barcos en si. Por cierto, es una mala idea salir en barco en invierno, las mujeres tienen la malacostumbre de no tomar el sol en bikini los días nublados de enero.

    Querida cuentasueños. ¿No puede dejar de reír? Estamos empatados: yo no puedo dejar de imaginarla desnuda y untada de miel.

    Querida aranfermu. Gracias por sus halagos también aunque le aseguro que se hubiese reído aun mas si me hubiese visto con mis 187 kilos bajo un chubasquero amarillo. Parecía una tienda canadiense para 12 personas.

    Querida Cora Dana. En los próximos textos prometo ahorrarme descripciones explicitas. Esas las dejo para cuando nos encontremos usted y yo vestidos ambos de coristas en el escenario de un music hall cantando "mama quiero ser artista". Lo que nos vamos a reír, oiga.

    Querida eva. Deje de reír que se le ven entre los dientes los restos de las espinacas que cenó anoche. De nada.

    Querida veronika. Desconozco si usted es un minón debido a su negativa a dejarse hacer un reconocimiento medico por mi. Arreglemos eso con una buena botella de vino y unas velas. Se que no suena muy profesional pero prometo calentarme las manos antes.

    Querida Ebony. Cuantas preguntas por Dios... Debe usted saber que amigos me quedan poquísimos. Y también debe saber que acepto la invitación a su salón siempre que despeje "pintar" de la ecuación y añada un poco de "lencería fina".

    Querida Wen. Siento haberla metido miedo. Al menos me consuela saber que la he metido algo...

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  10. Brillante querido Gilipollas!!!!

    Jajajaja no he parado de reir en toda la entrada! Mina no,Carmina....jajajaja XDXDXD
    No sabrá usted de navegación pero ni falta que le hace para hacernos el día más agradable ;)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. ¡Jajaja!...que no, que no me imagino 187 kg moviéndose graciosamente por la cubierta de un barco.

    Buen finde D. Fernando.
    muaks

    ResponderEliminar
  12. ¿Que chubasquero ni ná de ná? Pecho descubierto, pelo al viento y mirada perdida, eso es un capitán pescanovia. Ayyyyy, no te centras pero me haces reir a todo lo que dan mis carcajadas.
    Besos sos

    ResponderEliminar
  13. En realidad no había más que dos preguntas, mi señor. Sin embargo, tenemos un problema: soy de letras, por eso nunca se me dio bien lo de despejar ecuaciones. Sobre la lencería fina, lo sumamos a la cena en su garito, y a escribir en su lecho, supongo...

    ResponderEliminar
  14. Querida Alinea, le parezco brillante porque me saco brillo a la calva cada mañana. No se emocione, dentro de tanta brillantez no hay nada digno de mención. Pero gracias de todas formas.

    Querida El guardian del Faro. Nadie se imagina 187 kgs moviéndose graciosamente por una cubierta... ahí esta la gracia. Y por eso acabé en el agua, claro.

    Querida Maria. Me alegra que en su imaginación este gordo con chubasquero sea un Clarck Gable de pelo en pecho en la botavara de un galeón. Pero ha de saber que eso solo sucede en su imaginación. De la misma manera que lo que a mi me sucede horizontalmente con usted solo sucede en la mía...

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  15. Querida Ebony, sigamos con las matemáticas... reste mi lecho y sume su cama de 2 x 2 donde la lencería fina duraría lo mismo que un premio nobel en gran hermano antes de ser expulsado.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  16. Me ha hecho usted pasar un buen rato con sus desventuras... no me odie, es la naturaleza humana.

    ResponderEliminar
  17. Querida Sonia. Reírse de la desgracia propia es la mejor medicina que uno puede conseguir. Hacer que además rían los demás no tiene precio. Para todo lo demás: Master Card.
    No podría odiarla...
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  18. imaginé su aventura, como ya dijeron, como una especie de ¨Cabo de miedo¨ interpretado por el Santiago Segura del Día de la bestia!. en fin, que el hombre no está hecho para andar por el agua, siga intentando por tierra (por aire, jamás) bueno, me voy al psicologo de la esquina, un saludo cordial..

    ResponderEliminar
  19. Siempre me saca usted una sonrisa mi querido gilipollas!
    Besos!

    ResponderEliminar
  20. -En realidad nací aquí.
    - ¿En este barco?
    Es buenisimo, aún me estoy doblando.

    ResponderEliminar
  21. Querido señor G:

    Tenga siempre cuidado con los barcos, que nunca se saben a donde te llevan, son tan impredecibles como las mujeres.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  22. Veo que usted no ceja en su empeño de practicar (matemáticas) conmigo. En cualquier caso, me alegra de que nos hayamos olvidado de las ecuaciones; las sumas y restas son más sencillas, pero también tienen su aquél, sobre todo si se trata de sumar camas de 2 x 2 con sábanas satinadas y restar ropas interiores.

    De todas formas, no me crea usted tan fácil. Le recuerdo que apenas soy una recién llegada, y quizás todavía no estoy lista para que nos conozcamos bíblicamente (como dicen en las películas de los Llúesei)

    ResponderEliminar
  23. Está claro que sus aventuras son siempre desventuras. Lo que sí me creo es que no liga, empiezo a creer que es imposible. Vuelve usted poco a poco a sus orígenes. Qué bien!

    ResponderEliminar
  24. Qué buena historia, muy divertida,parece sacada de una de Pajares y Esteso. Cuesta creer que sea auténtica pero como se suele decir la realidad a veces supera a la ficción.
    Cierto es que para ligar se hacen muchas gilipolleces.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  25. De nuevo, gracias por hacernos reir.
    Es usted genial

    ResponderEliminar
  26. pulmonía ahora? cuídese gilipollas por dios!

    ResponderEliminar
  27. No me acuerdo haberle tirado al mar...
    (lo decía por lo de alta y rubia)
    Lo que más me extraña es que UD tenga un amigo tan gilipollas como para tener a ese tipo de amigo
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Yo de mayor quiero ser como tú. Entreno duro: como todos los días una media de 12.000 kilocalorías, no me muevo salvo para ir al baño o a la cocina y me golpeo la cabeza tres horas cada día repetidamente para ir matando neuronas. Para acelerar este último proceso bebo habitualmente.

    Claro, me masturbo al menos cuatro veces al día.

    ¿Algún consejo más para hacer carrera de gilipollas, o sapientísimo experto?.

    Saludos y gracias por tan buenos ratos.

    ResponderEliminar
  29. Estimado Sr. Gili:

    No se queje, seguro que entre los diecisiete pares de manos que consigueron izarlo, hubo al menos uno que se posó en algún lugar agradable, y algo es menos que nada.

    Feliz fin de semana, Oh Capitán, mi Capitán

    ResponderEliminar
  30. Querido jeremias. Imagina usted demasiado, me temo. Mi vida es mucho mas aburrida.

    Querida |MGM|. Me alegra sacarle alguna cosa aunque no sean las vestiduras.

    Estimado Ddmx. Enderecese usted como buen macho, por favor.

    Querido Tíferet Neverstand. Las mujeres son como los barcos. Tiene usted razón, a la mínima podemos naufragar.

    Querida Ebony. Las matemáticas las seguiré practicando con usted hasta que consiga la manera de llegar al número 69.

    Querida NI la breve. Yo no ligo no porque sea imposible sino porque soy yo.

    Querida Bolboreteira. Pajares y Esteso son mis referentes intelectuales, gracias por advertirlo. La realidad a veces no supera a la ficción. Siempre la supera.

    Querida Juno. De nada pero yo de genial tengo poco....

    Querida Adriana. Colecciono enfermedades. Es lo que tiene ser un desgraciado.

    Querida Cruela. No se acuerda usted haberme tirado al mar. Pero no por falta de ganas. Confiese.

    Estimado dezaragoza. Si de mayor quiero ser como yo entonces espero que nunca sea mayor.

    Querido capitan. Gracias.

    Querida Pilar. Tiene usted razón, de los diecisiete pares de manos que consigueron izarme, hubo al menos una que se posó en algún lugar agradable. Por desgracia pertenecía a un género equivocado.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  31. Y digo yo Don Completo Gilipollas porque no escribe usted guiones de peliculas jajajajaj
    Austin Power Español, es usted bastante mejor.

    ResponderEliminar
  32. Leo todas las entradas, pero lo confieso... ¡SOY TAAAAN VAGA PARA COMENTAR!

    Encantador. Como siempre.

    Choque esos cinco.

    ResponderEliminar
  33. Espero que no te hagas pasar nunca por piloto de avión!! Vete tu a saber que liarías!

    ResponderEliminar
  34. querido gilipollas,yo creo que lo uqe realmente falló fué su indumentaria,unos tejanos y el torso al descubierto habría estado genial...,es usted hombre de pelo en pecho??simple curiosidad morbosa femenina

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Querida Blog A. Gracias por compararme con el Austin Powers español. En mi imaginación yo la comparo con la Sharon Stone patria, la de "instinto básico" para ser mas exactos...


    Querida Mariette. Espero que solo sea vaga para comentar, a mi madre le hace mucha ilusión tener nietos algún dia.

    Querida ElenaNito, piloto es difícil que pueda ser, mis 187 kilos de peso no pasan por el arco de seguridad de los aeropuertos...

    Querida mara, mi torso es tan viril como la capacidad intelectual de una vela aromatizada (o de un contertulio de "Intereconomia")... nada de nada. Una nulidad espectacular.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  36. He de decirte que me da mucha pereza leerme esta entrada asi que no me la voy a leer, oto día a lo mejor.

    A partir de ahora te llamaré Marcelo, pero nunca seras italiano :(

    Pasa un buen día querido Marcelo.

    ResponderEliminar
  37. Estimado sr gilipollas:

    Es necesario el atuendo de capitan pescanova?? En serio...? y que pasó con la amiga del matrimonio? Porqué se empeña usted en tirarse piedras contra su tejado? Confío en que usted no es tan gilipollas como dice, seguro que es más normal de lo que usted relata, pero me gusta su sentido del humor.

    Besitos de Sophia

    ResponderEliminar
  38. ¿Cómo va el resfriado? No nos engañe... ¿no será que quiere volver a contemplar la sonrisa de aquellas adorables enfermeras que tanto le hicieron gozar/sufrir durante su hospitalización?.

    SALUDos, don completo. Y un beso marinado.

    ResponderEliminar
  39. Querida Snow. Me da mucha pereza contestarla. Otro día mejor.

    Querida Sophia. Tiene razón, no soy tan gilipollas como digo, lo soy aun mas. A las pruebas me remito.

    Querida Woman on line, el resfriado va viento en popa, ahora es casi una gripe. Espero pronto conseguir la categoría de pulmonía.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  40. Yo creo que usted no aprende nunca... sigue siendo un gilipollas!

    ResponderEliminar
  41. Con un 69 se conforma usted? O hablamos sólo de foreplay, o sea de preliminares?

    No importa, la cuestión es que usted me hace reír muchísimo con sus despropósitos. Que está muy feo reírse de las desgracias ajenas, o de sus gilipolleces, pero es que las explica usted con tanta gracia que es difícil resistirse. A reír, me refiero.

    Siempre suya,

    Ebony.

    ResponderEliminar
  42. ¿Un premio nobel en Gran Hermano? Jajajajajajjajajajajjajaja B R U T A L

    Eb, lo del lecho te llegó al alma eh? :D

    Conde de Valmont... lo que yo te diga...

    Kisses

    ResponderEliminar
  43. ¿Un premio nobel en Gran Hermano? Jajajajajajjajajajajjajaja B R U T A L

    Eb, lo del lecho te llegó al alma eh? :D

    Conde de Valmont... lo que yo te diga...

    Kisses

    ResponderEliminar
  44. Bueno Completo Gilipollas, una cosa fundamental para no cagarla es el atuendo, y ahí empezó patinando, otra es ser gentil con quien le invita al barco y tratar bien a su mujer, cosa que tampoco hizo del todo bien, y por útlimo cuando viene la presa no corra como un poseso hacia ella, porque lo probable es que acabe en el suelo del barco o lo que es peor, como así sucedió, caer al agua para cojer una gran pulmonía. El que hace méritos para fastidiarla, que luego no se queje. De todas formas hay que seguir intentándolo amigo. Saludos.

    ResponderEliminar
  45. que bueno! me encanta lo de mina, vamos...que era carmina! que te recuperes!

    xoxo

    another woman

    ResponderEliminar
  46. wou, cuanto tiempo llevaba yo sin pasarme por aqui :)
    jajajajajaja

    ResponderEliminar
  47. Querida Mrs R. Tengo que hacer honor a mi apellido. Además... sino... de quien se reirían ustedes.

    Querida Ebony. El 69 es solo un primer número en la larga sucesión de parábolas aritméticas que pienso hacer con nuestros cuerpos. El suyo y el mio, aclaro.

    Querida Cruella. Entre Valmont y yo hay unas pequeñas diferencias. 1000 pequeñas diferencias para ser mas exactos. La principal es que el conseguía todas las mujeres que pretendía. Yo ninguna.

    Querido Savoy Truffle. ¿No cargarla en el autendo? ¿Con quien se cree que habla, con un fino estilista gay? Gracias por sus consejos. Al menos me llama "amigo". Ya tengo 1.

    Queridisima anotherwomanbyrose. Me alegra enormemente su visita y me encanta que la encante. A mi hace tiempo que me tiene usted encantado.

    Querida Agripina. Ya se la echaba de menos, bienvuelta.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  48. Querido GILI:¿por qué será que los alemanes siempre estan ahí prestos a recatar naufragos españoles?
    ¿ y dice ustéd que había argentinos a bordo?...entonces se esplica todo.

    Pongame a los pies de su Sra (cuando la encuentre)

    ResponderEliminar
  49. Esplica no: Explica
    Recatar no=rescatar

    ResponderEliminar
  50. M'encanta que el meu únic seguidor sigui un gilipolles. És un gran plaer. Si mai necessita una amiga, aquí la té, tot i que preferiria no anar a sopar amb vosté (ni al llit, ja que el veig més encès que un misto).
    Una abraçada gilipolles.

    ResponderEliminar
  51. En serio pesas 187 kilos?? Pues eso no es bueno para la salud, perdone usted...
    La historia ha empezado bien pero luego como que has corrido demasiado en el tiempo y ya entrabas de nuevo a puerto y vas y te caes??? qué torpe grumete jajajajajajajajajajjaja.....

    ResponderEliminar
  52. Querida Sol, los alemanes primero rescatan y luego invaden, lo tienen grabado en los genes. Y no... no habían aregentinos a bordo. No me imagino una historia con Alemanes y Argentinos, solo faltaría un Frances y un Inglés y ya tenemos uno de esos chistes patrios que tan poca gracia tienen. Sobretodo si lo cuento yo.

    Estimada Mariona. Podem anar a sopar junts sempre que vigili que jo no em passi amb l'alcohol o els pastissos de xocolata. Ambdues coses em fan perdre el cap. Encara que tenir-la davant i mirar un pastis de xocolata seria d'autèntic gilipolles. Quan vulgui... prometo esser cast i pur.

    Querida Helena de Troya. No peso 187 kilos. He exagerado. Peso 185. Pero con su ayuda espero llegar a los 180. Imagine de que manera perderé esos 4 kilos... exacto.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  53. Genial, como siempre, gumete! Oye, quien la sigue la consigue, si no es en alta mar, o en urgencias, en cualquier otro lugar será.

    Un saludo mi querido gilipollas.

    ResponderEliminar
  54. Mariona, no te'l creguis ni de conya!! Cast i pur??? Im-pos-si-ble!! Com pot veure, Sr. Gilipolles, no ens enganya.

    Canviant de tema (o no canviant pas), comença a encuriosir-me el tema de l'aritmètica; però crec que, de moment, no li demanaré que em resolgui dubtes...

    Salut.

    ResponderEliminar
  55. el capitán pescanova, es genial! si hubiera sido yo la que te encuentra en el puerto, me hubieras hecho muy feliz!!estoy segura de que me haría una foto contigo. A quién no le molaría encontrar al capitán pescanova?

    ResponderEliminar
  56. Querido Jauroles. En Urgencias tampoco lo conseguí, solo me queda intentarlo en funerarias y asilos. Les mantendré informados.

    Querida Ebony. Soy inofensivo, créame...

    Querida You qué? La próxima vez que vaya al puerto avíseme y tendré el detalle de ahogarme frente a usted. El amor está en el aire. Bueno, en el agua.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  57. No se moleste si sigo albergando dudas al respecto de su inofensividad. Es que le intuyo peligro.

    ResponderEliminar
  58. Querida Ebony. Venga a mi casa, quítese toda la ropa y verá como no sucede nada... inofensivo soy.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    (¿colará?)

    ResponderEliminar
  59. No, querido. De momento, no cuela...

    ResponderEliminar
  60. Mi querido gilipollas cada vez que te leo me parto de risa y en los momentos que vivimos quizas es mas necesario una buena carcajada que lo material.
    Bueno al final tus vivencias son anegdoticas y descojonantes.
    GRACIAS POR COMPARTIR TU HUMOR.
    BESAZOS!!!!!!!

    ResponderEliminar
  61. Querida Ebony. Al menos lo he intentado. Los resultados no me sorprenden. Es mi destino.

    Querida AMOR, gracias por sus amables palabras, si algún dia necesita algo mas que una buena carcajada hágamelo saber y le quitaré el polvo a mi batín de seda.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  62. Oh, una historia de marineros y ninguna sirena... Qué penita.

    (Besos)

    ResponderEliminar
  63. QUerido Gilipichis:

    Su peso quiere que sea 180?? Depende de su altura podremos decir que hablamos de un señor alto y fornido o un señor "compacto"...

    ResponderEliminar
  64. Espero que al menos supiera nadar. Si no, no me quiero imaginar la escena con los 17 turistas alemanes... merecería otra entrada en el blog.

    Para aliviar un poco ese resfriado provocado por los baños a temperaturas poco recomendables, tiene un premio en mi blog que puede pasar a recoger cuando guste.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  65. Querida Cris. No hay sirenas... las mujeres con "cola" me dan miedo.

    Querida Helena de Troya. Por usted prometo adelgazar 1 kilo e incluso 2 siempre que por mi prometa usted...

    Querida Dama del Castillo. Gracias mil por su premio del todo inmerecido. Pero gracias de todas formas.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  66. Me temía yo un leñazo frontal con la botavara, y felizmente no ha llegado. Créame: hubiera sido lo peor!.
    Suerte y "Frialgina".

    ResponderEliminar
  67. Querida koffee. ¿Que es la "frialgina"? Con usted aprendo día a día.
    Solo se que no se nada.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  68. Pues va "de conya" para cortar resfriados!, pero creo que no debo ser tan dada a la publicidad.

    ResponderEliminar
  69. Querida koffee, yo que soy reacio a poner publicidad en la página porque creo que el humor es un bien gratuitamente universal y usted en dos comentarios ya ha predicado los beneficios de un medicamento para los resfriados y una dieta milagrosa.

    Estoy de acuerdo con usted, no debería ser tan dada a la publicidad.

    De buen rollo se lo digo...

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar