"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

10 ene. 2011

El señor doctor


Hace tres semanas, cuando salí del hospital después del accidente, tuve que ir a visitar al que sería mi doctor en Barcelona a partir de ese momento. Créanme que estuve rezando horas y horas para que fuese una doctora joven y atractiva pero en vez de eso me tocó un doctor mayor y nada atractivo.  No se de que me asombro. Siempre me sucede lo mismo. 

¿Ustedes también tienen la mala costumbre de enfermar e ir al doctor? ¿Se han dado cuenta de cómo nos tratan los doctores cuando nos visitan? Como si lo único malo que tuviesen fuese la ortografía. Tomas asiento en una incómoda silla de plástico al otro lado de la mesa mientras el doctor garabatea cosas en un papel como si tu enfermedad fuese que te has vuelto completamente invisible después de haber ingerido dos docenas de pepinillos en vinagre. Pasado un rato de incomodo silencio el doctor levanta la cabeza, te mira y entonces suelta un “¿que pasa?” que a ti te suena como si estuvieses frente a un juez que va a llevarte a prisión. o frente a un yonky que te pide unas monedas a la salida del supermercado. Entonces desparramas encima de la mesa todo lo que llevas, radiografías, informes, recetas, el abono del bono-bus y dos monedas de cinco céntimos que encuentras en el fondo de uno de los bolsillos del abrigo. Entonces el médico (o doctor, que desconozco la diferencia) mira y lee todo con cuidado, se guarda la tarjeta del bono-bus pero te devuelve los diez céntimos al tiempo que dice -con una sonrisa mas falsa que tus 1000 amigos del Facebook-:

-Entonces es fractura múltiple de húmero y metacarpianos de la mano. ¿Es eso?

Sientes ganas de contestar “no, me aburría y como pasaba por delante me he dicho, entra a buscar a un desconocido para invitarle a unos gin-tonics, ah... y el cabestrillo lo llevo porque es tendencia, igual que las radiografías que está usted mirando”. Pero en lugar de eso simplemente asientes con la cabeza.

-Una fractura complicada ¿eh? -pregunta el doctor.

Y a mi que narices me pregunta. ¿Pero llevo yo la bata blanca? ¿Llevo yo una plaquita con el nombre de “Doctor Martínez” cosida en el pecho? ¿He gastado yo cinco años de mi vida en una universidad estudiando medicina? ¿Verdad que la respuesta a todas esas preguntas es “no”? ¿Entonces para que me preguntas a mi, alma de cántaro? A no ser que ese médico haya confundido los auriculares del iPod que cuelgan de mi cuello por un fonendoscopio. Porque entonces si que tengo un problema.

Pero en vez de reprochar nada vuelvo a asentir con la cabeza. 

A continuación el doctor dice que me quite el cabestrillo que vamos a mover el brazo. Lo intenta e inmediatamente mil agujas se clavan en mi cerebro y debo morderme la lengua para no gritar.

-¿Duele? -pregunta impávido el doctor.

Debería pegarle a él una patada en los huevos y después retorcérselos mientras le preguntan “¿duele?”. Pero vamos a ver... ¿desde cuando una fractura no duele si la mueves como si agitases una banderola al paso de las carrozas en el desfile del orgullo gay? O una bandera patria en el desfile del día de las fuerzas armadas (¿en que diablos estaría pensado?).

-Duele un poco -contesto yo intentando no llorar.
-Es bueno que duela, eso significa que los músculos se están distendiendo.

¿Desde cuando es bueno que algo duela? Los doctores te hablan como si fuesen verdugos o torturadores profesionales. ¿Han escuchado alguna vez que un doctor pida perdón? Yo tampoco. Y otra cosa... ¿por que ellos nos tutean y nosotros les hablamos de “usted”? ¿Pertenecemos los pacientes a una casta inferior?

Entonces el doctor vuelve a su mesa y dice:

-Probablemente será un año de recuperación y nunca recuperará la movilidad completa. Eso si no hay que volver a operar.

Ahí estamos, fantástico ejercicio de psicología. Me dan ganas de preguntarle si, transcurrido el año, moriré entre agónicos espasmos pero en vez de eso vuelvo a asentir sumisamente con la cabeza. ¿Y que harán si no me recupero al 100%? ¿Me devolverán parte del dinero? Porque si yo voy a un restaurante y no me sirven el postre tampoco me lo cobran.

-Ahora te haremos unas radiografías y te presentaré a los fisioterapeutas.

Yo vuelvo a asentir agradecido. Creo que si me hubiese dicho “ahora te cortaremos el brazo con una sierra mecánica y lo echaremos a los perros” habría reaccionado igual.

Entonces lo entiendo todo.

Los doctores son como los gilipollas un viernes noche en una discoteca. Somos tanques que arrasamos sin piedad con preguntas sin sentido esperando que la otra persona esté confusa y obtener nuestro objetivo. Vuelvo a mirar al señor doctor. Alto, de unos cincuenta años, calvo y con bigotito pasado de moda. Entonces es cuando empiezo a rezar para que el objetivo del médico conmigo no sea el mismo que el mio con las mujeres en la discoteca.

Al menos me consuela saber que mis planes de fornicio nunca salen bien. Espero que los planes del Doctor Martínez respecto a mi salgan igual de mal. El único doctor que quiero en mi espalda es el proctólogo y en la revisión anual. Nadie mas.

Seguiremos informando. Bueno, seguiré informando, que aquí no hay nadie mas, que diablos...

65 comentarios:

  1. ¿No toca ya cambiar al gilipolla del mes?? ¿Éste mes no tienes gilipollas disponibles? ¿quieres que te presente a unos cuantos?... siempre suya. La Sra. Catalina.

    ResponderEliminar
  2. espero que entre los fisios encuentre usted una señorita joven de buen ver, por lo menos, que ya va siendo hora de buenas noticias ;)

    ResponderEliminar
  3. Así me gusta¡¡.. Siempre hay para elegir... Con lo que le gustaban las batas blancas en el hospital¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Oye me ha gustado esa comparación de los doctores con los buitres de las discotecas!!! jajajaja

    ResponderEliminar
  5. joder, tiene mala pinta, espero que se le recupere del todo el brazo (o que aprenda a usar el otro igual de bien, sea para lo que sea que lo usara)

    Cuídese y feliz año

    ResponderEliminar
  6. Uff no quiero asustar, pero la fisio que me tocó (si era mujer,jeje) era una bruta de tres pares de cojones. Tanto que el médico me la quitó. Me estaba destrozando la muy zorra.
    Después del alento que doy, le deseo suerte ;))

    Besos

    ResponderEliminar
  7. El mejor medico es uno mismo. Animo.

    ResponderEliminar
  8. Estoy segura de que la técnica de los médicos es minar la capacidad de reacción causando dolor, así no puedes rebelarte. Seguro, seguro.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Como hace Usted para tomarselo todo con tanto humor?... ya ve, yo tambien lo trato de Usted, espero que no me arrolle con el tanque, que confundida ya me tiene. Mil besos sanadores en su brazo si le sirve de algo.

    ResponderEliminar
  10. A mi, tras la operacion de apendicitis, el Doctor me preguntó: "¿Cómo te sientes?"

    Y me salió del alma: "Como si me hubieran rajado la tripa, colega"

    ResponderEliminar
  11. Yo últimamente estoy odiando bastante a los médicos. Lo de sentirse invisible y el, ¿qué pasa? creo que nos pasa a todos... Mañana voy al médico (rehabilitador, no sabe ya donde mandarme mi doctora hasta que el traumatologo se digne a visitarme)y creo que, otra vez, no volveré a sacar nada en claro.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Muy bueno, poco que añadir, me he reido como siempre, sublime. Un saludo querido gilipollas, gracias por sacar carcajadas.

    ResponderEliminar
  13. ... con una sonrisa más falsa que tus 1.000 amigos del Facebook. ¡Me encanta! jajajaja.
    Besos mil (y ánimos, más)

    ResponderEliminar
  14. ay que le venía a saludar y felicitar el año y me encuentro con que ha vuelto la mala suerte en tu vida en forma de médico sentencioso...
    no se preocupe el sentido del humor le tiene intacto ay lo que me he reido, sé que esta mal reír de las desgracias ajenas pero las suyas las cuenta con tal gracia que no puedo evitarlo....
    comparto como siempre su gilipollas del mes
    besos

    ResponderEliminar
  15. Muy buena entrada. Lo calca. Desgraciadamente se un poco de lo que habla, tema médicos y eso que me considero afortunada porque no todos son como los que describe, aunque alguno de esos si he conocido.

    Lo del proctólogo me ha hecho mucha gracia, aunque no llego a comprender muy bien el significado total de la frase, teniendo en cuenta que a Vd quien le gusta son los ángeles.

    Que siga con ese envidiable sentido del humor.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Querida Catalina. En cuanto estaba usted preguntando por el gilipollas del mes esta yo precisamente actualizándolo. ¿Me ha leído usted el pensamiento? Espero que no...

    Querida ameskeria. Entre los fisios hay hombres y señoras de no demasiado buen ver. Aunque hay alguna lesionada a la que le hacía yo un buen tratamiento.

    Querida Lexy . No comparaba a los doctores con los buitres de las discotecas sino con los gilipollas como yo. ¿Me está usted llamando “buitre de discoteca”? Pues acertó...

    Querido Rai. Ya he aprendido a usar el otro brazo. Resulta interesante... parece que sea otra persona. Hasta aquí puedo leer.

    Querida Ana. Mi fisio no está mal, no es una dominatrix como la suya pero tampoco se que es mejor. Ya sabe lo que dicen los doctores: el dolor es bueno.

    Querida Savia. Dice usted que el mejor medico es uno mismo. ¿Y el día que tenga apendicitis que hago? ¿Utilizo el cuchillo de cortar pan?

    Querida Dama del Castillo. ¿La técnica de los médicos es minar la capacidad de reacción causando dolor? Entonces todas las mujeres son médicos para mi.

    Querida Adriana. ¿A que se refiere con que la tengo confundida? No suelo arrollar con tanques, solo con bicicletas.

    Estimado amigo chapete. Su doctor estudió en la misma universidad que el mio, por lo que veo.

    Querida nubedealgodón. Yo de los médicos si que saco algo en claro: la factura.

    Estimado Ddmx. Gracias a usted por leerme.

    Querida CMQ. Gracias por sus ánimos. Aun mas por sus besos.

    Querida Cruela. Siempre funciona el humor basado en el dolor ajeno porque ademas de alegrarnos nos alivia al saber que es ajeno.

    Querida Chus, le explicaría las 100 diferencias entre un proctólogo y una enfermera... pero no hay espacio ni tiempo. Ah no, que son 1000 diferencias.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  17. Los médicos se creen dioses, yo me vengo haciendo un montón de preguntas que a veces no saben ni contestar.Me encanta ver sus caras de "me cago en la niñata esta que me quiere poner en evidencia"

    ResponderEliminar
  18. Querido Completo G:

    Voy a informarle de algo que me ha dolido tanto como a usted su fractura. Un médico especialista ha gastado 6 años y no cinco en la facultad y varios más formándose como especialista en un hospital. Yo voy por el cuarto.

    Un (amable) saludo.

    ResponderEliminar
  19. Yo no me suelo llevar bien con los médicos, basta con emplear 10 minutos dando a entender que soy gilipollas, pero no más que ellos, empleando algunos tecnicismos y pareciendo no estar acojonada ante su "supuesta" superioridad. Le recomiendo mi estrategia, funciona. Cuídese.

    ResponderEliminar
  20. Estimado Sr.Gili, ahora viene lo bueno, la fisioterapeuta que le mimará, acariciará y logrará que recupere toda la movilidad, o al menos eso le deseo.

    La "grosería" de colocar Gran Hermano en directo en el dial de CNN+ es excesivo, así que si se puede votar por el Gilipollas del mes, éste se merece al menos mes y medio.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Como no he encontrado antes su blog?Me encanta todas dus entradas!!!Que manera de contar lo todo!!Y encima con chispa!
    Me gusta mucho,espero que sigas asi,que te estare leyendo.Un besazo
    http://queelcieloesperesentaao.blogspot.com/
    y pasate si quieres por el mio^^

    ResponderEliminar
  22. Mi querido Gili...¿quiere que le haga unos mimitos para que se le pase el susto que le ha dado ese medicucho horrible?
    Cura,sana..... ;DD

    ResponderEliminar
  23. Pues yo el viernes pasado estuve a punto de lanzarme encima de mi ginecólogo y estrangularlo...no te digo más.
    Se lo cambio, aunque me retuerza el brazo :P

    ResponderEliminar
  24. Pues si los médicos dicen que el dolor es bueno habrá que hacerse con unas botas de tacón de aguja y un látigo :)

    ResponderEliminar
  25. querido gilipollas: quizás le toque una fisio guapa y cariñosa que le de mimitos o... Quizás le toque una jaca cordobesa bigotuda de medida armario empotrado y antigua cinturón negro, usted que cree?

    ResponderEliminar
  26. A mi me pasa que todos mis especialistas son viejos y feos menos mi ginecólogo, y no hay cosa mas horrible que tu ginecólogo esté bueno y tengas que abrir las piernas y colgarlas de un cabestrillo y no en otro lugar, así que siempre busco ginecologas.

    ResponderEliminar
  27. Trendremos anecdotas sobre batas blancas por otra larga temporada por lo que veo no??

    Besitos de caramelo. Y mejorese!!

    ResponderEliminar
  28. Siempre es tan agradable ir al médico....Le deseo pocas consultas como estas y que s emejore 100%.
    Besos y saludos...Amenazo con volver..

    ResponderEliminar
  29. Los médicos tienen el extraño don de hacer que, màs que la fractura, nos duela la factura.

    Un abrazo querido Gilipollas.

    ResponderEliminar
  30. Me ha gustado esta primera aventura que leo de este Gilipollas (me da no sé qué llamarlo así, me siento un poco mal educada, imagino que será cuestión de acostumbrarse...) daré unas cuantas vueltas por este lugar a partir de ahora.

    Un saludo, señor G (hasta que me acostumbre al nombre completo)

    ResponderEliminar
  31. Querida Juno. Cuando los humanos estamos rotos es cuando lo médicos son (y se creen) dioses. El doctor House no duraba ni cinco minutos en un Mercadona si trabajase de reponedor con esa actitud.

    Querido Daniel Rioja. Me alegra saber que todavía no ha acabado usted la carrera de medicina. Aun podemos salvarle. Se necesitan sexadores de pollos. Recapacite.

    Querida NI la breve. Tomo nota de su estrategia. Ser mas chulo que el chulo.

    Querida Pilar. Siento informarle que la fisioterapeuta no me mima, no me acaricia y -de momento- solo ha logrado que llore. Respecto a lo del cierre de CNN+ ha sido una vergüenza. Pero el dinero manda. Se lo dice alguien que no tiene un duro. Un euro, vaya.

    Querida Sylaa. Me alegro de su llegada. He pasado por su blog. Interesante. Gracias de nuevo por invitarme.

    Querida El guardian del Faro. Gracias por sus mimos. Ahora duele un poco menos. Si me invita a una cerveza seguro que me siento mejor. Que las últimas las pagué yo... :-)))

    Querida Wen. Si quiere me ofrezco para ser yo su ginecólogo. No tengo título pero se tararear toda la discografía de Alejandro Sanz.

    Querida caramelosdementa. Si usted se hace con unas botas de tacón de aguja y un látigo yo me pongo a cuatro patas y ladro.

    Querida Sara Hemingway. Me alegra haberla hecho reír. Mas me habría alegrado hacerle otras cosas.

    Querida Sophia. La fisio que me ha tocado no es fea, puede que sea cariñosa pero retorcer un brazo hasta que yo me desmaye no lo considero “mimitos” precisamente.

    Querida Blog A. Yo soy feo, también me oferto como su ginecólogo si desea. O me pongo una peluca de mujer...

    Querida Manzana de caramelo. Las anécdotas de batas blancas dan mucho de si para el humor. Déjeme que saque algo bueno de esta desgracia...

    Querida Bolboreteira. Yo también le deseo pocas consultas a no ser que médico de cabecera sea George Clooney y su ginecólogo Jesús Vázquez.

    Querida Adri Devón. A mi las facturas me duelen mas que las fracturas. Catalán que es uno. Le devuelvo el abrazo, bueno, medio abrazo que no me funciona mas.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  32. Querida Sara, siéntase como en su casa. Si ve un tipo con albornoz soy yo.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  33. Simplemente no hay chiste, supongo que ese es el chiste

    ResponderEliminar
  34. Pobrecito gili :(

    Curasana! curasana! ;)

    muaaa!

    ResponderEliminar
  35. pero vamos a ver!! como que te aptropellaron!! de verdad???? estás bien?? (joder, que pregunta más tonta, si dices que estás hecho un cristo!!) No me digas eso!!! pero uf....no sabía que fuera tanto! te veía en tus entradas que estabas enfermo...pero pensé que era una enfermedad de fornicio crónica o algo así...nada de accidentes ni brazos en cabestrillos!!!!

    bueno, mis mejores deseos para ti, para tu brazo, y saluda al Doctor de mi parte :)

    MIL BESOSSS!!!

    rose

    ResponderEliminar
  36. Un año de recuperación??! Cada vez le compadezco más señor gilipollas. Puede que la táctica de dar pena le de sus frutos con el genero femenino, pruebelo!

    Saludos

    ResponderEliminar
  37. Me tengo que quedar, un ratito, por que me he reido un montón..

    aunque en el fondo he sentido que me siento igual que tu en el médico..

    una completa... gilip....

    en fin... y como tu dices nunca me toca el cachas..

    será posible.

    saludos

    Altaír

    ResponderEliminar
  38. Sr CG
    Iba a hacer un comentario divertido (bueno, iba a intentarlo), pero al leer cuál es su lesión se me quitaron las ganas. Espero que se recupere totalmente.
    Un beso

    ResponderEliminar
  39. Un escalofrío me ha recorrido la espalda de imaginarle explorándome con la bolsa de papel en la cabeza y tarareando a Alejandro Sanz XDD
    De todos modos se agradece la "buena voluntad" :D

    ResponderEliminar
  40. UNA PEQUEÑA GUIA PARA TU PROXIMA VEZ DE COMO AFRONTAR UNA CONSULTA:
    1. Llega a la consulta, abre la puerta sin llamar, y pregunta si se han acordado de apuntarte en la lista de hoy, porque no te fías.
    2. Si lo que encuentras es una doctora, pregúntale dónde está el médico, antes de que responda, pregúntale de nuevo si es allí donde dan las citas.
    3. Cada vez que llamen aun paciente, asoma la cabeza por la puerta con cara de hacerte el sorprendido y de "¿aún no me toca?"
    4. En la sala de espera critica a la seguridad social, los sueldos de los médicos y enfermeras en voz alta y clara, para que se te oiga bien desde dentro. Es un puntazo decir que el sueldo de todos los que estamos allí los pagas tú directamente y que por la mañana no hacen nada, ya que cuando de verdad trabajan es por la tarde en la privada.
    5. Es también muy efectivo decir que el médico anterior, ya jubilado, era mucho mejor porque te hacia todas las recetas que le pedías y que además se las pedías con la tarjeta del abuelo porque te salían gratis.
    6. Si llevas al niño es bastante conveniente que entren de acompañantes las dos abuelas para que vayan explicando los síntomas.
    7. Cuando entres a consulta y te pregunten: qué le pasa, dí, no sé, usted es el médico? Nunca vayas directo al grano: empieza desde que notaste el primer síntoma, quince años antes.
    8. Cuando te pregunten si tomas medicación, le dices que si, que unas pastillitas blancas y redondas.
    9. Si te preguntan si eres alérgico a algo, les dices que sí, que una vez tomaste un jarabe y te salieron granos.
    10. Deja encima de la mesa unos folios explicativos con lo que hayas encontrado en Internet sobre tus dolencias, síntomas y tratamientos.
    11. Cuando veas que el médico está a punto de despedirte, di las palabritas mágicas: ? y de paso, ya que estoy aquí.....??
    12. Cuando el médico te paute un tratamiento, pregúntale: ¿y esto no será malo??
    13. Pon siempre mala cara cuando te receten un genérico. Todo el mundo sabe que son peores que los de marca. Y si te pautan un medicamento de marca, más caro, pon también mala cara. Claro, como el que paga es el contribuyente?
    14. Cuando salgas de la consulta, tras haber ocupado el tiempo de ocho pacientes, del café del médico, y llevando en la mano trece hojas de volantes al especialista, di en voz alta en la sala de espera: “Nada, lo de siempre, no me han dicho nada. Lo único que hacen es pasarse la pelota de unos a otros”

    ResponderEliminar
  41. Creo que es la mejor entrada que le he leído nunca, qué risas!
    Menos mal que puede usted seguir escribiendo, si no sería una verdadera putada para nosotros.

    Besos

    ResponderEliminar
  42. giliiiiiiiiiiii :) gracias por tu visita!

    ResponderEliminar
  43. Hay que aprovechar las circunstancias...ya que la mano descansa en el cabestrillo, diga que en lugar de fractura tiene una distensión en el codo por abusar del onanismo y que el médico le ha recetado fornicio casual...a ver si de esa forma consigue ligar una mijita :-)
    Vaya "faena" la del brazo...
    Ánimo

    ResponderEliminar
  44. Yo siempre digo que las cosas malas no suceden porque sí...yo creo que te espera una recompensa (y espero que sea sexual, claro) que no te llegaría si no fuera por lo malo que te ha pasado...
    no sé, es por animar!
    Los doctores o médicos yo creo que son lo mismo.
    Por otro lado, eso que tú has ido con algo "serio" a tratar, imagínate cuando vamos con una gripe o un trancazo....no tienen sensibilidad y encima son escrupulosos!!!! pero bueno!!

    PD: Yo pienso un poco como tú: a mí siempre me tocan doctoras viejunas o jovencitas estúpidas...¿dónde están los doctores guapos como George clooney o los cachondos como House??? jejeje

    ResponderEliminar
  45. Cuanto daño ha hecho el puñetero House!!!
    Cuanto daño....
    Ahora cualquier churri murri con una bata se cree con derecho de ser el listillo que trate a uno como si fuese un nuevo modelo experimental de rata....
    Mucho doctor y mucha tele, me parece a mi...

    Fuerza coleguita!!!

    ResponderEliminar
  46. Querida Cristina, yo agito lo que me dejan pero si sigue usted ignorando mis proposiciones pronto hondearé banderitas multicolores el dia del orgullo gay. En sus hombros recae ahora esa responsabilidad.

    Querida Cel. Se llama a esto “paradoja”. E incluso hay a quien le haga gracia pensando que es un chiste cuando la realidad es que es realidad.

    Querida Alais. Gracias por sus besitos de rana. ¿Dónde han sido?

    Querida anotherwomanbyrose. No me atropellaron, me estrellé para no atropellar a un peatón que cruzaba por en medio de la calle como si los coches y las motos nunca hubiesen existido o fuesen de gominola. La enfermedad de fornicio crónica sigue ahí también. Gracias por los 1000 besos, los repartiré equitativamente en 999 para mi y 1 para mi doctor de mi parte.

    Estimado Jauroles. Le aseguro que lo del sexo por compasión solo está funcionando al 50%. Se compadecen pero no hay sexo.

    Querida Estrella Altair. Todos somos gilipollas cuando vamos al médico. Sepa usted que el doctor cachas que nunca le toca a usted, existe y me toca a mi. Por desgracia (para usted y para mi)... es gay.

    Querida Alís. Haga un comentario divertido. El humor lo cura todo.

    Querida Wen. Ese escalofrío al imaginarse explorándola con la bolsa de papel en la cabeza y tarareando a Alejandro Sanz... ¿es de placer o de terror?

    Estimado Dr.Mikel. Sorprendente y esclarecedor su comentario. Tomo nota de todo, me lo apuntaré como una chuleta en el dorso de la mano (sana) para enfrentarme a su homónimo la próxima vez.

    Querida ♥ Ana ♥. Sinceramente yo tambien creo que es la mejor entrada que he escrito. Y además es completamente real.

    Querida jjono. Gracias a usted, una vez mas.

    Estimado Markos. ¿El fornicio casual se receta? ¿A que medico va usted? Se lo cambio.

    Querida Helena de Troya. Yo también espero que todo esto acabe con una recompensa sexual. La justicia poética debe existir... si no... que putada. Sepa usted que los doctores guapos como George clooney o los cachondos como House son como los políticos honestos o los hombres fieles: pura ficción.

    Querida La Perfida Canalla. A mi de momento House no me ha hecho daño pero mis doctores si. Aunque bien pensado prefiero que me opere House a que lo haga un amable doctor que no tenga ni idea.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  47. Querida cel. ¿Tarta de chocolate? ¿Puedo esconderme dentro y salir de repente como un conejito playboy?


    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  48. Señor Gilipollas, no sé donde hay mujeres con moral distraida, ya la moral no la tengo distraida simplemente no la tengo.
    Siempre suya Montse

    ResponderEliminar
  49. Le comprendo perfectamente, yo tengo "doctorofobia", a mi no me llevan al médico ni a rastras, tengo que estar muriéndome... o con una fractura tan bonita como la suya :)

    ¿Me echaba de menos? Ña,sé que no

    ResponderEliminar
  50. ¡Excelente entrada! Me presento de brazo a brazo, el mío también con problemas desde hace un año, pero por otras cuestiones que recién ahora se están investigando espero que como corresponda.
    La radiografía del médico que te ha tocado es perfecta, ya me doy cuenta que son la mayoría igualmente gilipollas ¿ así se dice? Acá los llamamos matasanos.

    Navegando llegué por aquí y me quedo a la espera que tu matasanos de turno se equivoque(como pasa habitualmente) y te repongas mas pronto de lo esperado.
    La fisioterapia es cansadora, pero da sus resultados y veo que humor no te falta.
    Un placer conocerte
    Abrazos con un solo brazo (((:))

    ResponderEliminar
  51. Buena pregunta.De las dos cosas sería confuso? ;)

    ResponderEliminar
  52. Querida Blog A, me alegra sobremanera descubrir que carece usted de cualquier tipo de moral. Voy corriendo a su encuentro.

    Querida Mar, claro que la echaba de menos, las noches son muy frías.

    Querida Monika. Gracias por sus amables palabras. Espero que tenga usted razón!!!

    Querida Wen, placer y terror de la mano es mi definición de la palabra "matrimonio".

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  53. A buenas horas, mangas verdes, que se suele decir. O más vale tarde que nunca. No sé qué me gusta más. El caso es que, movida por la curiosidad (la misma que mató al gato, ains), he llegado a tu blog. Y me he reído muchísimo, pero que muchísimo con la punta que le has sacado a tu visita médica. Me gusta.

    Volveré (sí, suena a amenaza porque, en el fondo, lo es).

    Saludos.

    ResponderEliminar
  54. Querida Ebony. Me gusta mas el "volveré" como amenaza que como promesa. Sobretodo viniendo de usted.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  55. Hola mi querido completo gilipollas, me alegra mucho saber que ya esta mejor! echaba de menos pasar por aquí!
    Como siempre me ha encantado el texto! me declaro su fan!! jaja
    saludos

    ResponderEliminar
  56. Señor gilipollas:
    gracias por sacarme una sonrisa con sus aventuras y demás ;)

    Un saludo 'alma de cántaro'

    ResponderEliminar
  57. Querido gilipollas. gracias por decirme a que hospital no debo ir cuando me vuelva a caer de mi burra

    Un saludo

    ResponderEliminar
  58. aixx pobreee ,que médico mas malvado,y digame..con su brazo malito puede practicar el "amor propio"?ah,imagino q con el otro brazo...lo decía por si necesitaba ayuda...

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  59. Los besitos de rana han sido en los metacarpianos de la mano chunga ;)

    ResponderEliminar
  60. Que mala suerte, no te toco un Doctor te toco un médico y encima gilipollas.

    ResponderEliminar
  61. Querida Wen... ¿eso es un "no"? No se porque pero lo imaginaba.

    Querida MGM, me alegra saber que se declara mi fan. Cuando se declare mi amante avíseme con media hora de antelación para cambiar las sábanas.

    Querida La señorita nina, me alegra haberle sacado una sonrisa aunque me hubiese alegrado aun mas sacarle la ropa interior con los dientes.

    Querida Felina Mala, en realidad en el hospital todo fue bien, los problemas comenzaron al salir del hospital.

    Querida Mara, para eso siempre es un placer recibir ayuda, esté o no enfermo. La espero.

    Querida Alais. Mis metacarpianos agradecen a su rana los besos.

    Estimado Ricardo Marin. Sigo sin entender la diferencia entre medicos y doctores. La diferencia entre medicos y gilipollas si.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar