"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

8 dic. 2012

El caso de la mujer sincera


Hace mucho que no les cuento sobre mis aventuras y desventuras en el universo femenino pero deben saber que eso se debe al que dichos encuentros casi nunca existieron y cuando lo hicieron fue fruto tan solo de mi imaginación. No soy un tipo con suerte, sobre todo cuando scasea la liquidez monetaria. Pero resulta que (aunque parezca imposible) hace poco quedé con una mujer de verdad, de esas que no se inflan ni tienen grapas de revista a mitad del cuerpo. Una mujer con cara, con piernas y con todo lo que ha de tener una mujer: pechos y culo. De acuerdo, también tenía cerebro, pero no eso no es imprescindible y para alguien como yo puede ser hasta un severo inconveniente. El cómo quedé con esta mujer para cenar es lo de menos, basta con conseguir un arma y amenazar a alguien de la familia y la cita se materializa por azar del (forzado) destino. Yo no hice eso señor agente, claro. El caso es que quedamos para tomar unas copas, cenar y seguir tomando copas o lo que traducido al universo masculino significa "hacer tiempo para fornicar entrada la noche". La mujer no era fea, tampoco una belleza de revista, pero parecía simpática y estaba dentro de los estándares que considero mínimos e indispensables (es decir, respiraba y no era un camionero soriano). 

La primera frase de ella ya debería haberme dado a entender por donde iban a ir los tiros esa noche.

-¿Siempre te vistes así? -dijo en vez del acostumbrado "hola".

Yo iba vestido como siempre, el uniforme gilipollas con la consabida riñonera de polipiel y una gorra de "Piensos Martinez". Nunca le he dado demasiado importancia a la indumentaria porque siempre he creído que mi personalidad es lo suficientemente arrolladora para evitar el pequeño inconveniente de vestir con ropa de 1993. Pronto me di cuenta que el problema no era precisamente mi vetusta indumentaria.

-Estas muy gordo -dijo ella mientras pediamos las bebidas en un bar de esos donde todo lleva sombrillitas y saca humo.
-Es que retengo líquidos, solo eso.
-Pues has debido retener el tsunami ese de la película porque estás inmensamente gordo.
-¿Te molesta?
-No, pero no voy a dejar que me pongas una mano encima, los obesos me dan asco, si quieres que te diga la verdad, respoplais como ballenas y tenéis la piel con un extraño brillo que me da grima.

No tenía porque preocuparme, todo el mundo sabe que a medida que se bebe cerveza los prejuicios desaparecen y algo me decía que aquella pequeña mujer era bebedora de cerveza. El problema no es que fuese antipática, era simplemente sincera, de una sinceridad arrolladora y brutal, sin anestesia ni paños calientes. Y además parecia no darse cuenta de que las personas no estamos acostumbrados a la sinceridad mas absoluta. Sobre todo en las relaciones entre humanos que, como todos sabemos, están basadas en la mentira mas pasmosa.

-Bebes como un alcoholico -dijo ella mientras acababa yo mi sexta cerveza en apenas diez minutos.
-No soy un alcoholico.
-Pues dentro de media hora lo serás.

Y así toda la noche, que si me olía el aliento, que si estaba calvo, que si mi conversación era aburrida, que si solo queria acostarme con ella. Bueno, no hacía falta que me dijese lo que ya se, soy gilipollas, no idiota. Pero continué al pie del cañón en el ingenuo intento de que en algun momento de la noche conseguiría aparcar mi autocar del amor en aquel tunel de sinceridad. 

Evidentemente, eso no sucedió. Ella dijo que estaba cansada y que se iba a casa a dormir.

-Espero que no te moleste mi sinceridad -dijo mientras nos despedíamos- a veces soy un poco bruta pero es solo eso: sinceridad.
-¿Has dicho que eres un poco puta? Es que estoy un poco sordo.
-Lo que estás es gordo, cojones.
-Has dicho "puta", vale.

Y ahí acabó nuestra deliciosa (aunque breve) historia de amor. Y es que no estamos acostumbrados a la sinceridad mas absoluta. Gracias a Dios. Sepan ustedes que la mentira es un don divino. ¿O cuando preguntan como les queda el peinado o la ropa quieren que la gente sea sincera? ¿O es que cuando preguntan a su pareja si le es fiel espera que conteste siempre la verdad? Necesitamos que nos mientan, una mentira piadosa y barnizada de colores brillantes. No una mentira real y dolorosa. La virtud está en saber mentir. El defecto en ser demasiado sincero.

Esa es la verdad. O no.




32 comentarios:

  1. Puede que sea cierto que la verdad está sobrevalorada... Qué feliz esos años que esperabas al ratoncito pérez o los reyes magos. Pero influye mucho quién te la dice.
    Sobre todo si vas con un moco en la nariz.
    Buenas noches ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida ElenaNito,tiene usted razón, la mentira piadosa nos devuelve a cuando eramos pequeños e ingenuamente ignorantes. :)

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Sinceramente suyo de vuelta (de la forma y manera mas heterosexual que se me ocurre).

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  3. Gente sin-cera , gente depre-dadora...
    Tuviste suerte (hay quien nace bajo el signo de una estrella errante) imaginatela como madre de tus hijos...Uaggggggggggg

    ¿a que estas mejor?
    Eaa,



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Mares, cualquier mujer que imagine como la madre de mis hijos es una mujer que desee porque para llegar hasta esa casilla debo pasar por la casilla de las fornicaciones (en plural) y eso, para alguien como yo, solo puede ser motivo de dicha, alegría y gozo.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  4. Gilipollas, o debo llamarte Masoca...?

    Hay cosas que no entiendo y espero que una privilegiada mente como la de usted pueda resolver. Al menos es lo que se espera de alguien tan habil como usted... Es el propietario de un dominio como el de su blog!!!!

    Como no mandó a tomar por culo a una divina como esta incapaz de abrir la cita con un simple y educado hola...??

    O te va el rollo o necesitas carne para este blog...

    O es que esta tipa esperaba encontrar al protagonista de la trilogia de moda...esa que hace masturbarse al personal femenino y soñar que las aten bien atadas a la cama...

    No se tio...has pasado de ser mi heroe cibernetico a plantearme eliminar tu blog de mis favoritos...

    Lo podras solucionar si tu proxima reflexion trata de Grey y sus chorradas...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado The Griddler, parafraseando a Nietzsche "La potencia intelectual de un hombre se mide por la dosis de humor que es capaz de utilizar". Si a pesar de ello decide eliminar mi blog de sus favoritos creo que podré soportar tal afrenta.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  5. Es usted afortunado.
    Yo necesito pagar para que las mujeres sean sinceras y me digan lo buen amante que soy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo, yo pago para que no vayan diciendo por ahí lo mal amante que soy.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  6. como le envidio, ha conseguido usted una relación mucho mas real y sincera en una sola noche que yo en relaciones que duraron años...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sinceridad de este tipo es tan dolorosa como una cena picante en un pakistaní si sufres en silencio...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  7. La sinceridad como un defecto, la mentira como una virtud. Asi funcionamos. Educación lo llaman.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Adriana. Realidad lo llaman.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  8. La verdad sobrevalorada, sin duda.

    Un beso con farolillos navideños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Pilar. La verdad nunca está sobrevalorada, en todo caso está oculta bajo esplendidas y relucientes mentirijillas.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  9. La sinceridad está bien en respuesta de...pero no así llegando al insulto.
    Es usted muy paciente,otro no hubiera aguantado la segunda cerveza,por cierto;pagó usted???.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Bego. No soy muy paciente, soy muy hombre. Es decir: aguanto lo que haga falta si veo perspectivas de fornicio. Y claro que pagué, yo siempre acabo pagando, incluso cuando no pago.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  10. Caray...
    Amo mentir... lo hago tan bien que a veces me asusto. Pero es bueno ser honesto a menudo en dosis pequeñas....
    En cuanto a la protagonista de la historia... no creo que encuentre quien la aguante mucho tiempo, si según, no está ni buena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Julieta. Mientame pues, dígame que me ama.
      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  11. !!Hola,Fernando!!

    Hay un tipo de persona q siempre dice eso,te soy sincero y lo aprovechan para maquillar malvadamente lo q dicen q son verdades.En realidad son unos hipócritas,porque utilizan esta táctica para soltar su veneno.
    Usted diga lo q yo "nunca me digas nada q no te pregunte y si tienes q hacerlo cuando yo te lo pida,por favor...quiéreme un poquito"

    Le diré algo,es usted un ser excepcional,con la q esta cayendo en el mundo su humor y alegría no tiene precio.Consigue sacarme una sonrisa,es algo q últimamente no me siento con animo de sacar.Tiene usted un don y es muy hermoso,no deje q nadie le diga lo contrario.

    A la tipeja de la cita a tomar por donde nunca luce el sol.

    Setecientos mil trillones de besitos,Fernando.
    Por cierto ,soy lady_celeste,me he cambiado el look.Esa de la foto soy yo y ese es mi nombre,encantada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida mia... año nuevo vida nueva. Sus trillones de besos la delatan. :)
      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  12. !!Y Felices fiestas,mon ami!!
    Un par de trillones mas de besos :)

    ResponderEliminar
  13. Los valores están cada vez más invertidos y mucha gente aplaude.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sospecho, que nunca han estado rectos del todo.

      Eliminar
    2. Yo siempre he estado un poco invertido... a la fuerza, claro.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  14. no se yo si lo correcto es mentir o simplemente "maquillar un pcoo la verdad" que no es lo mismo... tambien está el tema de ocultar en vez de mentir, sobre todo cuando las cosas son obias ¿no? que necesidad hay de que le digas a un gordo que lo esta si no te pregunta? está claro que ya lo sabe... en fin... ser sincero no tiene porque significar que digas todo cuanto se te pasa por la cabeza en cada momento ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Xania. Maquillar siempre es bueno, aunque sea la verdad. Imagine a la duquesa de Alba sin maquillar, sería una verdad nada digerible.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  15. Vale; ahora los gordos no resoplan ni tienen la piel sebosa....
    ¿O no se dió cuenta antes?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maldita sea, siempre llego media hora tarde a todo.
      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  16. Una cosa es ser sincera, otra una capulla engreída sin educación ni saber estar.
    La sinceridad es buena, pero no hay que usarla como un lanzallamas. Y las mentiras piadosas tienen su aquel.
    Más suerte para la próxima!

    ResponderEliminar
  17. Una cosa es ser sincera, otra una capulla engreída sin educación ni saber estar.
    La sinceridad es buena, pero no hay que usarla como un lanzallamas. Y las mentiras piadosas tienen su aquel.
    Más suerte para la próxima!

    ResponderEliminar