"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

27 sept. 2014

Humor y política


En los últimos días, en mis perfiles de Twitter y Facebook, he intentado ejercita el arte de escribir, siempre con humor, sobre lo que está sucediendo en mi país: Catalunya. Siempre he observado cualquier tipo de política desde la peculiar óptica del humor por la sencilla razón que observo el mundo con humor. Y el mundo es sexo, árboles, política y también Jorge Javier Vázquez. Y es bien sano reírse de todo eso. Mas bien diría que es necesario. Primera regla: no permitan ustedes que nadie les diga sobre que deben reir y sobre que no deben reír.



Quien quiera negar cualquier cosa que suceda en el mundo se está negando a sí mismo y quien además no sepa reírse de uno mismo, está predestinado al egocentrismo y, por ende, a la intolerancia. Además de hacer humor con el nacionalismo catalán, hago humor sobre la Intereconomía (y la ultraderecha), sobre Pablo Iglesias (y Podemos), sobre Mariano (y el PP), sobre Zapatero (y el socialismo), sobre Toni Cantó (y UPyD)… he hecho humor sobre cualquier cosa que me cause gracia. Y como consecuencia de todo ello me llegan mensajes de todo tipo criticándome sobre el hecho de hacer humor sobre todo esto. Parece que en el humor podemos reírnos sobre cualquier tendencia política menos la nuestra, pero eso no es humor, eso es el menosprecio propio de la gente carente de argumentos que pone motes a los políticos y los agrupa a todos en tendencias tendenciosas. El humor no es eso. El humor consiste en reírte de todo y de todos, independientemente de cuál sea tu pensamiento. Y para hacer eso has de comenzar por reírte de ti mismo, incluso de tu propia ideología, sea cual sea.


Les podría mostrar a ustedes decenas de mensajes que me llegan criticando que haga humor con el nacionalismo de uno y otro lado, con las ideologías de uno y otro lado o con los programas de televisión de uno u otro canal. Siempre hay un tonto dispuesto a ofenderse, siempre. Y esa es la grandeza del ser humano que vive en esta democracia tan endeble como es la nuestra. Vemos películas y series de televisión donde personas de otros países cuentan con humor sus diferencias políticas, nos reímos con ello y admiramos su capacidad para hacer el humor en la ideología. No obstante, si eso lo hacemos en nuestro país, la bilis y el remordimiento atenazan nuestras mandíbulas y un poso de espuma blanca se escapa por nuestros labios. Nuestra democracia es tan nueva (en comparación a muchas otras) que no somos capaces ni tan siquiera de reírnos de nosotros mismos. Somos incapaces de tomar distancia.
Soy catalán y Catalunya es mi país y eso no impide que me ría del proceso que hemos desencadenado. Pero también soy español y España también es mi país (lo quiera o no) y eso tampoco impedirá que me ría de un gobierno incapaz de escuchar a los que no piensan como ellos. Y me rio de ambos a carcajada limpia, desde la más honda de las burlas, me rio de los dirigentes de ambos países y hago humor de sus continuos despropósitos. Porque además de gordo, feo, torpe y calvo… soy un completo gilipollas que contempla el mundo desde el prisma del humor. Y el mundo es la derecha, la izquierda, el centro e incluso el vecino del sexto que se viste de mujer los viernes por la noche.

Ríanse ustedes con cualquier cosa que les haga gracia, aunque crean que ataca sus mas férreas convicciones, porque ese es el ejercicio mas sano de autocrítica que existe. El humor no entiende de ideologías, el humor, como concepto, es asexuado, apolítico y apátrida. Somos los seres humanos quienes prostituimos el humor. ¿Saben por qué el humor es tan necesario en este país que nos ha tocado vivir?  Porque ya hay suficientes políticos en el otro lado de la balanza. Así de simple.



26 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo.
    Saludos, Fernando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida, la frase "totalmente de acuerdo" siempre es agradable leerla, sobretodo los viernes por la noche cuando le dices a una desconocida que quieres probar la horizontalidad del amor con ella.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  2. Hay que aprender a reírse, empezando por uno mismo. ¿Qué nos quedaría, si no? Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si no sabemos reírnos de nosotros mismos solo nos queda reírnos de los demás que es la peor forma del humor.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  3. Le están jodiendo eh? Pues ala, que las críticas significan que va usted por buen camino. A mí, no me ha ofendido nunca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida amiga, en realidad no me joden, tampoco creo que mi humor les joda a ellos. Simplemente sucede que vivimos en un país donde el orgullo equivocado es tan grande como el pene de Nacho Vidal. Gracias por sus amables palabras.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  4. Sabes que te sigo tambien en el "pajarito" y sinceramente quien se ofenda por el tono de tus valoraciones merece el mínimo detenimiento, la realidad es tal cual se presenta y sinceramente el humor apenas la hace más real.
    Me encanta que te mojes, sin miedo, sin limites.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida, a mi también me encanta que se mojen ustedes (sobre todo el sector femenino).

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  5. Lo del humor asexuado ... ¡no me joda! Su humor, estimado gilipollas, es un arma de seducción masiva, si no fuera por los comentarios de las féminas le tiraría a usted los tejos. La ideología es un político intentando hacer humor. Y la patria del humor inglés no tiene un espacio geográfico compartido más que el se pueda generar entre
    la persona que lo crea y la persona que lo pilla (lo pilla?, bienvenido!). En cuanto a la política, nos faltan semanas para nominar a tanto gilipollas de la semana.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido amigo, puede usted tirarme los tejos si lo desea, estoy en una edad y una condición donde solo puedo permitirme rechazar a los Testigos de Jehova... a nadie mas.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  6. Lo malo es cuando a la gente le gusta criticar o reírse de los demás., pero no le gusta que se le critique o se rían de él. Así que usted no haga mucho caso al asunto. Sea feliz y háganos feliz a nosotros también.

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hago mucho caso, querida. Soy feliz haciéndoles felices a ustedes. Si ademas follase ya sería como jugar al poker y ganar.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  7. Claro, porque reír es en el fondo cuestionar. Y cuestionando es cómo nos conocemos a nosostros mismos y a los demás. Mejor morir conocido que morir tonto.

    besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor morir haciendo el amor que morir por falta de él. Bueno... en realidad mejor vivir haciendo el amor siempre y no morir nunca!!!

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  8. El humor solamente tiene como adversarios a fanáticos controladores y a fundamentalistas que se sienten dueños de la verdad total, como si tal cosa existiera fuera de su deformación psicológica. Una testiga de Jeovah resulta aceptable en el caso de estar buenísima, desnuda y lista para darle chacatán.
    Los politicos no pueden evitar ser cómicos debido a sus multiples ambiciones y a exponerse en exceso a las cámaras, ahí tarde o temprano queda grabada su estupidez o su maldad.
    Ahí queda Pujol, regañando a todos los robados; o Rajoy mintiendo ante un público que ya no le cree, Zapatero con sus gestos de angustia para expresar cada frase cual si fuése a ser tomada en cuenta como el máximo destello de inteligencia y Aznar siempre interpretando al enano malvado, y de las tías ni digo pues estaríamos riendo todo el día comentando a éste serpentario, en especial la de boca de burro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Carlos de la Parra, yo creo que todos hacen el ridiculo por igual, hombres y mujeres. En eso no hay distinción de sexos.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  9. Bravo. Siempre me dejas aplaudiendo delante del ordenador.... parezco gilipollas...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida. Si quiere aplaudir delante de mi persona solo debe decirlo y procederé a desvestirme sensualmente al ritmo de la música. Acepto billetes de 5 euros en el tanga o lonchas de jamón del bueno. Si usted parece gilipollas entonces es mi futura mujer.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  10. No sabes lo encantadisima que estoy de leerte, por muy gilipollas que seas. De hecho, creo que he dedicado la última semana a revisar tu blog precisamente por su nombre.

    Totalmente de acuerdo en todo. De verdad. No me queda más que decir.

    ¡Salud, orujo y humor que corran a raudales por favor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida, yo encantado de que usted me lea. Orujo y sexo a raudales. Sobre todo lo primero.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  11. Amén. A ver si no va a ser usted tan gilipollas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pondría yo la mano en el fuego, querida.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  12. Lo leí. Bien. Si no fuera por la bolsa diría que lo podría haber escrito yo. Otra cosa: seguro que usted lleva bien las críticas? No sé yo. Mi viernes junto a Pujol sí que fue de chiste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo llevo de maravilla las críticas, querida. Sobre todo si tengo a mano una lata de gasolina y una caja de cerillas.

      Lo suyo con Pujol es casi amor geriátrico.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar