"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

13 ene. 2012

Un pequeño decálogo, unas sábanas y algunos lectores






Aquí estamos de nuevo, acabadas las fiestas, con 12 kilos de mas, dos ulceras, sin regalos que pueda canjear en un Cash  Converters y habiéndome de nuevo peleado con mi cuñado. Un clásico vamos. Aquí estamos de nuevo haciéndonos preguntas sobre que pretendemos hacer con un blog. Sea cual sea el blog. Bueno, las preguntas me las hago yo solos, ustedes aun siguen con la resaca y mirando el peso de la báscula. Cierto: son ustedes unos gordos.

Dice Eliza Day en un comentario al post en el que yo -inocente de mi- apostaba sobre una renovación: "renóvese pero no se vaya. El mundo en estos días de mierda necesita más risas". Queda claro, renovarse o morir. Y ya dije que morir es de lo más incomodo. Renovarse, no queda otra. ¿Que hay que hacer ahora? Continuar, claro. Seguir publicando textos humorísticos con asiduidad cediendo parte del espacio a cualquier otra forma de humor que aporten los lectores (fotos de sus cuñados, chistes verdes, nóminas insultantemente bajas, etc). Pueden enviarme sus obras y estaré encantado de publicarlas en este espacio aun y cuando no me ofrezcan sexo a cambio. Y si no las publico y se enfadan... busquen al tipo de la bolsa en la cabeza.

Dice Sergio en otro comentario: "Un blog puede entenderse como una forma de expresión artística aunque no sé si catalogarlo de cultura, pero sí de entretenimiento". De acuerdo Sergio ¿pero un entretenimiento como el sexo también es cultura? Yo me refería a la cultura popular, esa que va desde los Morancos al diseño del bote de Colón. Y ahí estamos todos incluidos.

Las "conversaciones" que mantenía con los lectores en los comentarios a los post pasarán a formar parte de segundas o terceras partes de esos posts integrandolas como continuación de lo escrito y replicando en nuevos posts en vez de los comentarios. Esto es así porque muchas veces lo mas interesante sucede en la trastienda. Así pues vamos a pasar la trastienda al escaparate. Si se publica un post sobre el amor y en los comentarios se dan diferentes opiniones, esas opiniones pasaran a formar parte de la continuacion del post en un nuevo post. Los dialogos formarán un nuevo post.


Dice Altivolantis que "Lo más importante es que uno haga lo que le gusta y como le gusta." Le aseguro, querida mía, que si esto es así yo estaría fornicando todos los dias como Nacho Vidal. Lo importante tambien es poder hacerlo. Por eso precisamente hago humor: porque no sirvo para actor porno.

En esta nueva etapa también hay que dar espacio a nuevos blogeros. Siempre he visitado blogs que me encantan pero que nunca me he atrevido a aconsejar. A partir de ahora habrá una nueva sección titulada "entrevista con el enemigo" donde intentaré entrevistar a otros bloggeros para demostrar que todos estamos aqui por ego, buscando sexo o fama.

Y para comenzar... ahí va mi primera pregunta: 

¿Cada cuanto cambian las sábanas y que día de la semana?

Aunque crean que es una pregunta insustancial, no es así. He visto tertulias de cuatro horas en Intereconomia con preguntas aun mas triviales. Sepa ustedes que pretendo escribir un estudio titulado "cambio de sabanas: frecuencias y dias en la era de la información". Pero les necesito. Ya les avanzo que yo las cambio el viernes... el ultimo viernes del año, claro.

Su turno y gracias por seguir ahí.



37 comentarios:

  1. Yo no las cambio, para eso pago a una inmigrante sin papeles que no habla mi idioma, para que haga el trabajo sucio y me cambie las sábanas.
    ¿Cuándo o cada cuánto? simplemente: cuando consigo encontrar el nuevo "escondite" donde la inmigrante guardó las sábanas la última vez que las cambió.

    Sus futuros cambios me parecen perfectos, Fernando. Tengo unas fotos de baños públicos que hice pensando en usted pero que nunca me atreví a enviarle, este es el momento!

    Sinceramente suya,
    Maripili

    ResponderEliminar
  2. Las cambio después de una noche de amor y sexo desenfrenado, así que las cambio, cada dos o tres meses :( y normalmente es entre semana, los miércoles por pura casualidad.

    ResponderEliminar
  3. Ummmm...Pues ahora que lo pregunta no sabría decirle. Antes lo hacía mi madre y ahora, desde años, lo hace mi esposa.

    Ummm...¿Cuando la cama huele mal, y los acáros son visibles a simple vista?

    ResponderEliminar
  4. Ccono norma, digamos que no las cambio; las tiro cuando ya empiezan a andar solas.

    ResponderEliminar
  5. Estimado Fernando, por alusiones le diré que el sexo sí es cultura, y sí,... estoy gordo.

    Gracias por la mención, un honor

    ResponderEliminar
  6. ...perdón, olvidé contestar: ¿las sábanas se cambian?.

    Ese es uno de los conceptos que distinguen al hombre de la mujer, igual que el motivo por el que se lavan toallas o paños de cocina o si se puede vivir sin cortinas. Por ahí anda la clave.

    ResponderEliminar
  7. Mi Señor Don Fernando,

    A ver, las sabanas son llanuras, en especial si son muy dilatadas, sin vegetación arbórea.

    Cuando en español se usa, "estar alguien en la sabana" coloquialmente se refiere a estar sobrado de recursos, ser feliz.
    Así que es lógico, que una vez al año se renueve y cambie de sabana; como bien ha demostrado con estas nuevas hierbas en su blog, que usted y otros muchos pastamos tranquilos y felices como orondos mamíferos artiodáctilos.

    Suyo, Z+-----

    ResponderEliminar
  8. Mi estimadísimo de la Vega, jamás había oído ese dicho español "estar alguien en la sábana", eso vaya por delante. En cuanto a lo demás, lo de que las sábanas son llanuras, me encanta, entonces ud., y cualquiera que se vaya "al sobre" somos montañas...
    Bastará con que alguien se pida ser explorador.

    Contesto a la pregunta: Cambio las sábanas -no le dejo hacerlo a mi mucama que de corte parecido al de la señorita Maripili- cuando ya no pueden estar tersas, es decir, una vez a la semana y en cuanto al día, el posterior a pasar una mala noche.

    Besos generalizados

    ResponderEliminar
  9. MMMMMMMMMMM, depende. Las negras cada vez que las uso. No tengo fecha asignada a tal evento.

    ResponderEliminar
  10. Yo las cambio cuando se rompen. De jovenzuelo lo hacía cuando me despertaba resacoso y vomitado, luego si cambiaba de novia (por el perfume (tufo)). Hubo la excepción de cuando vino mi madre a casa y trajo unas nuevas y, por la cara, me las cambió. Ya le dije: "Mamá... que ya no me meo!".

    ResponderEliminar
  11. Creo que me he perdido algo en mi ausencia...

    Las sábanas yo no las cambio, me cambian ellas a mí, huyen.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  12. Como nnca hago la cama, mis sábanas están bien aireadas... aún así, algo más de una semana sí que están las pobres ahí hechas un gurruño... pero vamos, que ni de coña asigno yo un día específico a eso ni a ninguna otra faena doméstica. Tendría que ver usted el tamaño de las pelusas que corren por el suelo de mi casa.

    (Cambios, cambios!! Eso es evolución!!)

    Besos mil.

    ResponderEliminar
  13. Pues cuánto me alegro de que sólo haya optado por el cambio de formato y no por la extinción! Ya he asistido al funeral de muchos de mis blogs de cabecera (incluído el mío), y no me gustaría perder este también. Así que tomaré parte activa en esta nueva propuesta diciéndole que el cambio de sábana depende de la época del año. Veamos: en verano y sobre todo en tierras cálidas del oeste peninsular, las sábanas son algo testimonial. No se usa más que la de abajo y si me aprieta (lo de apretar no es literal, eh?). Es decir, en verano la sábana dura en la cama siglos... En invierno, el calor, las mantas, los humores, las sábanas de pelito...mire, una sábana que dure más de una semana puede dar lugar a una civilización inteligente... Los sábados...por la noche...por si acaso, además... :) Re-bienvenido, querido amigo

    ResponderEliminar
  14. Mi respetada HoneyBb,

    Que tengamos que cruzarnos en la sabana de mi querido Señor Don Fernando, no deja de ser un curioso desperdicio, al no intentar cambiar la suya por la nuestra; porque hay montañas con las que cada noche sueño, y ya quisiese despierto yo explorarlas.

    Besos y Suyo, Z+-----

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un desperdicio quizá, pero delicioso.

      Vuestra siempre

      Eliminar
  15. no entiendo, se supone que debo contestar con un chiste?

    ay es que yo soy toda seria, para chistes hay que buscar al señor de la bolsa en la cabeza.

    ahi va pues. Las cambio los sábados en la mañana, cada dos semanas. Y si he tenido sexo (parece que todos estan respondiendo esta parte de la pregunta implicitamente), pues no las cambio hasta que haya perdido todo vestigio de olor.

    ResponderEliminar
  16. jajajajaja, feliz año gordo!! yo también estoy gorda, jajajaja!!

    contestando a su pregunta, le diré que no tengo día específico para cambiar las sábanas, pero eso sí, si estan sucias las cambio!! jajaja

    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Pues normalmente los domingos, así el lunes me las lavan y planchan... ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. En casa depende del vecino. Pues al comunicarse la zona de tender la ropa, esperamos que cuelguen las suyas. Y como que no somos nada escrupulosos si en un mes no ponen el juego de algodón donde hay dibujos del Manga... pues no se cambian.

    ResponderEliminar
  19. !!Hola Fernando!!

    Una iniciativa de cambio para el blog, genial.
    Tiene usted aquí unos lectores con unas mentes muy creativas y dicharacheras,yo a veces me he reído muchísimo con los comentarios q le hacen de sus pots.
    Con esta idea suya seguro q lo vamos a pasar estupendamente y yo voy a aprender mas cosas sobre blogs.Enhorabuena,mon ami

    En casa se cambian en semana una o dos veces depende del uso q se les haya dado.

    Te beso Fernando.

    ResponderEliminar
  20. Anda anda se creerá el guapito de cara que le voy a contestar, con lo poco que le gusta a una el intrusismo ;)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Esa es una cuestión que precisa de una larga y profunda reflexión, y mientras reflexiono, me asalta una duda, una duda superlativa, fugaz y esquiva, ¿qué hace Usía si el fin de año cae en lunes? ¿traslada el cambio de sabanas al viernes siguiente? ¿o por el contrario lo atrasa al viernes anterior?

    No tenia yo bastante machacada la almohada con todo lo mío...

    Saludos desde mi refugio helado en los Pirineos.

    Sigo Soñando - Marta

    ResponderEliminar
  22. José Saramago dijo algo sobre el Tuiter más o menos asín :

    "los tales 140 caracteres reflejan algo que ya conocíamos, la tendencia hacia el monosílabo como forma de comunicación. De escalón por escalón vamos bajando hasta el gruñido.

    Grrrrr. Cuando me da la gana.

    ResponderEliminar
  23. mira!!! muchos comentarios, todos deseosos de que los publiques.... que nada es gratis ah?

    ResponderEliminar
  24. La verdad no tengo ni día fijo, ni lo hago unas veces determinada en la semana, cuando cuadra, jajaja
    Besos y susurros cálidos

    ResponderEliminar
  25. Así , que muy sutilmente después de dejarnos en vilo con tu partida anunciada ... vuelves intimando, en nuestra cama directamente ...

    Las sábanas las cambio cuando ya hemos compartido muchos sueños y antes que se conviertan en pesadillas, nos separamos...creo que todas las relaciones de cama llevan cierto parecido...

    No sufras por el cuñado... hay que dar algo de chispa a fiestas tan aburridas...

    Gracias por el destaque a mi comentario lo tuyo es humor y amor ... y descansa... que la cultura se encuentra a rebozar en la tele ..

    bs

    ResponderEliminar
  26. Sr. Fernando (dejo lo de gili para otra ocasión)

    Me da le impresión que se está haciendo mayor y por eso lo del cambio o evolución de su blog. Ya le diré si me gusta o prefiero el de antes.

    Aunque estoy segura que Ud. hará lo que le dé la gana, pero...

    Referente a ls sábanas 1 vez a la semana, pero si he sido traviesa, lo cual es lo más seguro 2 veces a la semana.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  27. Ah, por cierto, me olvidé de mencionar el cambio, está muy bueno, es bastante democrático y atrae más lectores con ganas de protagonismo, pero también gustaban las histórias sin pie ni cabeza que ud solía contabas, no las olvide.

    ResponderEliminar
  28. Cuando se me han soltado por todas las esquinas del colchón y están tan revueltas que, para hacer la cama, veo que tardaré lo mismo en estirar las usadas que en poner unas nuevas; ese es el punto exacto.

    Me encantan los cambios y que introduzca las contestaciones a modo de entrada próxima, ¡genial idea! Se ha vuelto muy práctico con el nuevo año, Señor G.

    Ah, Feliz año y esas cosas...

    ResponderEliminar
  29. Estimado Sr. Gili, las sábanas se cambian y se lavan, pero ¿cuando, cómo, quien? Misterios insondables.

    ResponderEliminar
  30. observo que la mayor preocupacion de los aqui comentaristas, y del gilipollas, es el cambio de sabanas, yo pienso que es un gran error, yo simplemente cambio de cama.

    ResponderEliminar
  31. Todo depende.....
    Pero normalmente una vez a la semana,suele ser lños domingos...
    Si surgen noches apasionadas....(que no suele ser)...antes

    ResponderEliminar
  32. No se cómo aparecí por aquí, pero si te digo que me gusta lo que escribes y cómo lo escribes.
    Con tu permiso, espero, lo asomo a mi ventana.
    Un abrazo desde el Sur.

    ResponderEliminar
  33. Gane una apuesta en las cartas y todas las semanas el perdedor me cambia y lava las sábanas. Un saludo.

    ResponderEliminar
  34. Mi muy estimado caballero un tercermundista como yo que no tiene acceso a permanente a cosas sin importancia como Internet, televisión satelital, comida o agua potable difícilmente cambia sus sabanas, ahora eso solo sucede cuando tengo que hacer una masacre cada vez que quiero meterme a mi cama ya sabes lo de siempre acaros, pulgas, tigres de vengala, megazords o cosas por el estilo pero esto pasa cada dos meses mas o menos.

    Tengo que decir que he estado leyendolo con gran admiracion y tengo que decir que tengo mis dudas de que usted sea un gilipollas como se autodenomina, a partir de mi extensa experiencia de 17 años de masturbaciones y pornos puedo facilmente deducir que usted es algun tipo de genio que es capaz de desarrollar la fusion fria mientras provee de una saludable dosis de ve.rga a un especimen femenino del calibre de pamela anderson o cher

    si yo fuera nombrado en alguna de sus publicaciones estariamuy honrado y seria un honor que me llevaria a la tumba o a la carcel, lo que ocurra primero

    heil gilipollas

    ResponderEliminar