"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

30 mar. 2015

Semana Santa (1)




Ya tenemos de nuevo una Semana Santa encima nuestro (sobre todo si eres costalero). Ya es tradición que durante cada Semana Santa, en este blog, publique yo un texto bien apañadito sobre el tema. Lo reconozco, la semana santa me inspira, debe ser porque imagino que bajo esas túnicas y caperuzas del Ku Klux Klan hay señoras completamente desnudas que desean una penitencia a manos de un mártir gordo como yo.  No se me escandalicen, la genética masculina me lleva a imaginar que cualquier situación es buena para mujeres desnudas, sexo o cerveza. No saben la de veces que he intentado ligar en un funeral o durante una exploración proctológica. Por desgracia solo lo conseguí en la segunda situación.

Pero seamos claros, la Semana Santa solo mola por la primera parte, lo de "Semana", no porque sea "Santa". Semana de vacaciones, para ser más claros. Cuatro días seguidos son casi una semana de vacaciones. O eso dicen porque yo no trabajo. El que subscribe vive orgullosamente del subsidio de desempleo, subsidio de jubilación (de mi madre), subsidio de contención familiar, subsidio de familia numerosa y subsidio por minusvalía psíquica. Vivir del estado (de tu madre y de tu familia imaginaría) aunque parezca una suerte de engaño, al final resulta que la mejor y mas coherente manera de vivir. ¿O acaso el estado no vive de nosotros? Y vive muy bien, para ser sinceros.

La Iglesia Católica dice que durante la Semana Santa hay que ayunar en forma de hacer una sola comida fuerte al día  (el miércoles de ceniza y el viernes santo), también hay que guardar abstinencia, es decir, no comer carne durante todos los viernes de cuaresma. Y digo yo… ¿acaso creen que con esta programación tan atractiva conseguirán vender más entradas? ¿Imaginan ustedes una religión con cerveza gratis, sin pecados y con cinco días de fiesta a la semana? Arrasaría en todo el mundo, pues claro. Pero resulta que las religiones basan su atractivo en meter miedo y en las prohibiciones, con la promesa de una vida eterna mejor. ¿Pero por que no al revés? ¿Por qué no pegarnos unas buenas juegas en vida y pagarlo después de la muerte?

Estoy seriamente pensando en fundar la Iglesia del Gilipollismo. 



16 comentarios:

  1. Ah mi amado gilipollas, no tan sólo la abstinencia consiste en dejar de comer carne, también consiste en abstenerse de tomar bebidas alcohólicas y abstenerse del sudoroso empotre. :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo del sudoroso empotre llevo abstención (forzada) desde hace años. ¿Por que no se viene y acabamos con cualquier tipo de abstención?

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  2. Le animo, de momento cuenta usted con 1527 seguidores, Dios mediante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querido. Aunque me da que 1527 feligreses son demasiados para este pobre pastor.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  3. Vamos ya... una sola comida al día? Pero esto que es? Hay que fomentar más el sexo, el fornicio y demás actividades divertidas en días festivos.

    Saludos truferos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo fomento todo lo que sea, el problema es que ninguna quiere fomentar nada conmigo. La única que quiere fomentar cosas conmigo es la teleoperadora de Jazztel que me llama cada día para que me cambie de compañía.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  4. Creo que ni lo extremo de las abstinencias que piden las religiones top ten evita que inicie el desorden festejante de semana santa. Una prueba más de que Dios existe y no cree en ningún culto. Por estar destinados a la muerte, por lo menos tenemos vino, mujeres y música.
    Hoy por hoy, como que se han olvidado éstos fanáticos de que lo que sucuedió en la inquisición y en el franquismo y lo quieren regresar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca me olvido de la Santa Inquisición... ¡que buena época!

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  5. A mí me recuerda que cuando era pequeña sí se respetaba la tradición de no comer carne los viernes,no se podía escuchar música,mi madre hacía torrijas,nos llevaban a las procesiones y recuerdo que no me gustaba,además hacía frío.
    ¿En su iglesia se harán torrijas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi iglesia no se harán torrijas pero beberemos tanto vino de misa que acabaremos con una torrija de órdago. ¿Se apunta usted?

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  6. ¡Hala rúbrica nueva! Qué flamante y cómo se aprecia su titánico progreso, eso solamente puede ser producto de los cuadernillos Rubio. Lo sé porque yo ando algo atasca con el número cero, pero por su caligrafía diría que usted debe ir por el fascículo seis al menos... Jo, muy chula.

    Salutaciones completo gilipollas,
    La catilinaria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me la ha hecho un delineante que tengo drogado desde hace 20 años en el sótano como esclavo sexual.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  7. Gran blog. Felicidades. De los gustos sin pecar el mejor es el cagar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, pero yo no cago. Yo solo defeco de Lunes a Viernes de 8 a 17 horas.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  8. Una religión así sería un éxito asegurado aunque probablemente sería más bien tachado de secta. ¿Qué tal le sientan las túnicas?

    Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi las túnicas me sientan de maravilla, querida. Sobre todo porque me permiten ir sin ropa interior. ¿Y a usted?

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar