"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

24 mar. 2010

La consulta del médico


Siempre que he acudido al médico (a causa de cualquiera de mis múltiples disfunciones) procuro que el especialista pertenezca siempre al género masculino. No es machismo ni discriminación mal entendida pero sucede que aunque odio desnudarme delante de un hombre (aun mas que introduzca cosas en mi cuerpo) odiaría aun mas que eso sucediese con una mujer. Muchos de ustedes pensaran que esto es una nueva contradicción del gilipollas. Permítanme explicarlo mejor (y si no me lo permiten me da igual porque esto es un monólogo), El sexo es vicio, buscar el sexo es ocio y encontrar sexo es un milagro. ¿A que viene esto? A nada pero mientras procedía a mi tercera evacuación del día -la fibra hace milagros- me ha venido esta frase a la cabeza y pienso que debería compartirlo con ustedes. La frase, no el detalle de mi transito intestinal, aclaro. A lo que vamos, prefiero que un hombre introduzca cosas en mi cuerpo a que lo haga una mujer siempre que se trate de un acto premeditado y médicamente imprescindible. No hay que mezclar vicio con ocio ni con los milagros. Siempre he tenido doctores hombres, de esos doctores de edad avanzada y pelos en las orejas que te miran por encima de unas pequeñas gafas y asienten sin escuchar demasiado para recetarte finalmente una aspirina y un vaso de agua.

La última vez que acudí al médico fue porque cada vez me costaba mas echar hasta la ultima gota. Lo que antes había sido una espectacular cascada de orines que surgían con la fuerza de una manguera de bombero era ahora un seco grifo que goteaba lastimosamente en la parte trasera de una gasolinera. Lo se, la edad no perdona, la próstata tampoco. No sonrían, ya les llegará el momento.

Y ahora se avanzaran ustedes para aventurar que aquel día me encontré en la consulta con una -hermosa o no- mujer. Que poca imaginación ha repartido con ustedes nuestro creador, por el amor de Dios...

El caso es que el especialista de la próstata (prostatólogo creo que se denomina) era un joven de rubios cabellos, cejas depiladas y antebrazos de conductor de cuadrigas. ¿Que hay peor que ir al prostatólogo y comprobar que es una mujer? Exacto, que sea un hombre de dudosa sexualidad quien va a proceder a introducir sus dedos por un túnel que -hasta ese momento- se presumía virginal.

El problema era la próstata, afirmó el efebo. ¿La próstata? Que gran sabiduría, soy un hombre mas que maduro y tardo en mear tanto como en beber. ¡Pues claro que era la próstata! Así que me invitó a que me quitase los pantalones y los calzoncillos, ofrecimiento que decline con clase, no obstante el muchacho continuó insistiendo en que era la única manera de comprobar mi estado. Así pues, como soy hombre de fácil convencer, cerré los ojos, apreté los dientes y permití que la escasa honra que me quedaba se esfumase en los juguetones de dedos del muchacho.

Y ahora viene la pregunta que todos ustedes sabrán responder sin pestañear ni mirar las soluciones de la última página: ¿Que hay peor que un prostatólogo de dudosa sexualidad introduzca sus dedos por tu virginal túnel?

Exacto: que tengas una erección en ese preciso momento.

No les explico esta historia para que se apiaden de mi, tampoco para que me aconsejen o me amenacen. Solo pretendo con ello avisarles de algo que puede sucederles y que nada tiene que ver con el sexo ni con el amor: las erecciones son una reacción física independiente del cerebro.
Eso es lo que me repito cada cinco minutos después de aquel encuentro hace ya varios meses.

El prostatólogo de dudosa sexualidad me confirmó que debía operarme de la próstata.

Mi respuesta fue: "siempre podemos seguir siendo amigos ¿no?"

No se sorprendan, solo soy un completo gilipollas.

85 comentarios:

  1. Si le consuela, Sr. Gilipollas (o es mejor D. Completo?), yo también prefiero que mi ginecóloga sea una mujer, y de hecho la elegí por eso. ¿Discriminación? No. Cuestión de gustos, de confianza y de que hay cosas que, simplemente, es mejor que se introduzcan lo más asépticamente posible, jaja.
    Lamento lo de su próstata, pero al menos conoció a un efebo rubio que siempre estará unido a usted por esa experiencia tan... profunda.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. jajajajajajajaja y ja
    Lo siento pero no puedo dejar de reírme, es que lo cuenta usted con tanta gracia.
    Siento mucho que le tengan que operar, eso sí.
    Pero le diré que es mucho mejor que su empinamiento haya sido con un médico de dudosa sexualidad, porque si le ocurre eso con un médico de pelos en las orejas...

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  3. Querido mio,no nos termina usted de explicar si fue una erección en condiciones,o,simplemente se le puso morcillona.
    Se lo digo por tengo que tirar a la basura mi disfraz de enfermera protatóloga.
    Un besillo

    ResponderEliminar
  4. Si es que lo que no te ocurra a tí...

    Y sí, tranquilo que no es que seas homosexual. Nada que ver el momento de la erección con la misma. Sigue buscando mujeres que tú puedes.

    ResponderEliminar
  5. jajajaja

    Perdone usted, cuando se me pase el ataque de risa vuelvo .

    No se de por aludido, mi estimado Sr. Gilipollas, pero es que me ha recordado una anécdota _ no la contaré tranquilo_

    Ahora entiendo algun post anterior jajajaajajaja.


    pd) Alguna ventaja teniamos que tener las mujeres, entre otras cosas no pasar ese tipo de apuros.

    pd2) No voy al pros (que???) eso al urólogo, voy al ginecólogo, siempre hombre y siempre el mismo y por cierto cada dia esta mas cañon jaja


    Un saludito y paciencia, la edad es lo que tiene....

    ResponderEliminar
  6. A veces tu también das miedo...eh!!
    jajaajajaa no puedo dejar de imaginarte en tal acto! m´as matao!
    Que te recuperes pronto si es eso cierto!
    Besos, querido amigo.

    ResponderEliminar
  7. Me pongo en su lugar y entiendo el apuro, Dr. Gilipollas (perdone, pero es que me gusta llamarle doctor, es una manía que se me ha quedado del primer post que leí, su increíble consultorio). Seguro que fue un acto reflejo que no deja en mal lugar su hombría.

    Mi ginecólogo es hombre y lo cierto es que no lo cambiaría por nada del mundo, aunque una ya tiene una edad y ha superado muchas vergüenzas de jovencita, eso también ;)

    ResponderEliminar
  8. Sr. CG: Yo también pensé que su "prostatólogo" es de Soria.
    Yo quiero felicitarle, porque ha descubierto: primero, una zona muy erógena que puede ser de gran utilidad si algún día logra concretar alguna cita y que ésta prospere; segundo, que si la mala suerte con las mujeres persiste, siempre podrá recurrir a un hombre porque, aunque la mente no responda, su cuerpo sí podrá hacerlo y obtener placer sexual, que de eso se trata ¿no?
    Por último, recomiendo que pida el número de teléfono privado de su doctor e intente una cita. El hecho de que siga recordando aquel momento cada cinco minutos después de varios meses significa que en ese momento nació algo importante.
    A fin de cuentas, el amor no tiene sexo (=género) y el sexo sólo tiene por finalidad proporcionarnos placer. Algunos dirán que también la reproducción, pero le agradeceríamos que no lo usara para tal fin.
    Mejórese de la próstata
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Querida CMQ, entiendo que prefiera introducciones asépticas cuando son introducciones no placenteras, el problema sucede cuando lo no placentero se confunde con lo placentero y la asepsia se convierte en confianza. Yo no quiero estar unido a ningún señor de Soria ni tampoco a efebos con bata blanca que dedican su tiempo a introducir el índice en túneles ajenos. Yo lo que quiero es ser su ginecólogo (el suyo, señora mia).

    Querida ♥ Ana ♥, yo es que no quiero empinarme con ningún señor, sea del tipo que sea. Yo quiero empinarme con mujeres como usted. Por desgracia últimamente sucede solo lo primero.

    Querida S., fue un lamentable ejemplo de "salchicha morcillona". No tire su disfraz de enfermera, aun estamos a tiempo de recuperar mi heterosexualidad si actúa usted con rapidez.

    Mi querido amigo dezaragoza, sigo buscando mujeres pero sucede que las mujeres no siguen buscando tipos como yo.

    Querida © Capri, cuénteme esa anécdota. Seguro que me siento mejor.

    Querida Silvia_D. Es tan cierto como que cada vez que veo un tipo que me señala con el dedo índice me inclino y aprieto los dientes.

    Mi deseada Ainhoa, de grande tengo poco, muy poco, créame. Y no es precisamente lo que usted está imaginando (por muy morcillona que se ponga)

    Querida urbanoyhumano, el susodicho no era de Soria, era de Dudosa Sexualidad. Una localidad entre pinto y valdemoro donde todos llevan pelucas rosas y calzan tacones.

    Querida Su. Agradezco sus palabras como un frigodedo en pleno mes de Agosto. No, un frigodedo no, mejor un frigopie. Mi hombría sigue intacta, cuando quiera se lo demuestro.

    Querida Alis. NO NO NO fue un momento importante en mi vida. Solo un momento patético y lamentable. Como todos los de mi vida. No soy gay. Aun no. Mientras queden mujeres como usted (y como Winona Ryder) en el mundo mi hombría continuará heterosexualmente reforzada.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Corriendo un es-tupido velo sobre sus costumbres escatológicas entremos directamente en materia:

    El punto G masculino se encuentra en la próstata, y al hacerle su medico un reconocimiento rectal dió en la diana.

    No confundamos sexo con medicina. En la segunda es un acto reflejo que muchas veces se puede confundir con placer pero no es asi, ¿O si lo ha sentido?

    No dude en que si tiene la ocasión de estar con una fémina dejarse hacer. Si la señora es diestra obtendrá un orgasmo intenso y un gran chorro ( de voz y de esperma)

    ¡¡¡¡¡¡Y disfrute hombre que la vida es bella y breve!!!!


    Suerte y salud.


    Saludos

    ResponderEliminar
  12. siento lo de la operación, me pone los pelos de punta cualquier cosa relacionada con un hospital...

    de todos modos...ya dicen eso de que siempre hay una primera vez!

    un beso

    ResponderEliminar
  13. Lo descubri por Es muss sein y, con su permiso, me quedaré.
    ---
    A ciertas alturas (y no de la vida) más vale un día como león que cien como oveja.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Sr. CG: Deje de debatirse entre heterosexual u homosexual. Usted es SEXUAL, aunque poco usado. Por eso mismo, no debería perder las oportunidades que la vida le presenta para dar solaz a su cuerpo.
    Si siento curiosidad por saber una cosa: entre el efebo de bata blanca y dedo efectivo y la abuela de su abuela con pantalón de plástico ¿a quién prefiere?
    La respuesta puede darle algunas luces de su identidad o abrir un nuevo abanico de posibilidades.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Pues tu te lo pierdes....Si te hubiera metido su delicado dedo una mujer hubiera sido otro cantar.
    Mi ginecólog es un pedazo de hombres que quita el sentido, y me encanta que sea hombre, pero te aseguro que ninguna vez me he corrido con él....juas.
    Besito y dedito?

    ResponderEliminar
  16. Convenza usted a su amigo el honrado camionero soriano para que estudie medicina y se convierta en su "prostateador": de ese modo, todo queda en casa. Ya sabe usted que mejor malo conocido que bueno por conocer. Y con el camionero ya tiene usted una cierta confianza, ¿no?

    ResponderEliminar
  17. Es cierto eso que dicen de que el punto G de los hombres está en el culo a.c.a. ano. Lo sé porque tengo muchos amigos hombres gays, quien dice mucho dice todos y alguno me ha aclarado ciertas dudas personales.
    Ya ha descubierto usted que puede gustarle que un hombre le toque, y ya saben lo que dicen, quien lo prueba no vuelve.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Muy bueno. Buenísimo.

    Lo acabo de descubrir gracias al blog de Doña María al que soy asidua.

    Si me lo permite, pasaré por aquí a menudo, y... si me lo permite, también, debería usted rondar a Doña María. Harían ustedes una mangnífica pareja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. Hola jefe

    después de leer un blog tan escatológico y descriptivo me ha dejado usted sin palabras y triste, todos mis sueños eróticos tirados por la borda.

    Un saludo jefe

    ResponderEliminar
  21. Jajajajajaja. No deje Vd. nunca de ser lo que es, por favor, tal cual.
    Ya que parece que se ha acostumbrado, la realidad es que la gracia la tiene y las cosas que le suceden, vale la pena que nos las cuente.
    No por nada, sino porque sí.
    Y finalmente ¿se operó?
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Esta claro Sr.Completo que la solución a sus pesadillas nocturnas y desasosiego diario pasa por que le visite una "prostatera", eso es. Y ser posible fea. Si el fenómeno segun usted, que nada tiene que ver con el cerebro... vuelve a ocurrir, pues ahi tiene el descanso.... uf que alivio.. y sino pues a disfrutar, nunca es tarde para encontrar nuevas aficiones.

    ResponderEliminar
  23. No creo que sea usté tan viejo. Que una también es gilipollas pero no tanto ;)

    Como luego le pasen estas cosas de verdad seguro que se arrepiente de su grandísima imaginación. Ya me lo dirá, queridísimo.

    ResponderEliminar
  24. No, no me tire de la lengua,me es imprescindible para otros menesteres.

    Para que se quede tranquilo le diré que si se lo cuento podria crearle un trauma incurable

    jaja

    pd) Avise cuando decida publicar sus memorias

    jaaaaa

    ResponderEliminar
  25. Oh dios mio.

    Gilipollas; ahí va mi consejo: vuélvase a emborrachar con pacharán (y luego avíseme)

    Un beso

    ResponderEliminar
  26. Yo también prefiero doctores hombres por la misma razón que usted, si alguno tiene que meter algo pues que sea hombre que una está más que acostumbrada jiji.

    Eso le decía yo a mi marido, que los tactos rectales producen erecciones espontaneas. No me creyó, no sabe aún que nunca me equivoco jejeje

    Besos

    ResponderEliminar
  27. Querida Justine. ¿Pretende usted decir que no soy gay y que todo fue un acto reflejo? Maldita sea... ¿y me lo dice ahora que ya he enviado una cesta de frutas al efebo doctor con mi número de teléfono? Pero que costumbre mas malsana tienen todos ustedes, mis queridas lectoras, de no dejarme ejercer de gay. Respecto a lo de sacarme un gran chorro se lo dejo todo a usted.

    Querida Bronzie. Efectivamente siempre hay una primera vez. Habla de usted y de mi ¿no?

    Querido El Vocero, quédese todo el rato que desee. Yo me quedo con su frase de “más vale un día como león que cien como oveja.” y -si me lo permito- también me quedaré con el cambio del café.

    Mi amada Alís, entre el efebo de bata blanca y dedo efectivo y la abuela de su abuela con pantalón de plástico yo la prefiero a usted. Palabras sobran.

    Querifa © MEDEA, pero que obsesión con su ginecólogo aunque si usted le paga para que ese pedazo de hombre meta su mano en su.... me temo que mas que ginecólogo eso es un gigoló. Pero no me haga mucho caso. Un me dura la resaca del Pacharán. ¡Y no! ¡Ni besito ni dedito!

    Subterráneo, pero que manía con el señor de Soria. Y ahora encima prostatologo. Que no, que me gustan las mujeres, diablos. Y los gin tonic.

    Querida Bruja Truca, ni quiero probar ni quiero volver. El día que usted me ame entonces para vengarme yo seré gay, pero vestido como Cary Grant. Eso si. Para hacerla rabiar un poco mas.

    Querida Ángeles Ibirika, bienvenida, puede volver cuando desee pero límpiese siempre los pies en el felpudo de la entrada (va sin segundas). Lo de Doña Maria lo estoy valorando, creame.

    Mi amada ODRY, recupere sus sueños eróticos. Soy hombre muy hombre. Póngase la microfalda y vamos a ello, oiga.

    Fonsilleda, no me operé de la próstata. Aun no. Si quiere tribuna le vendo un asiento para la operación a precio de amigo.

    Querida Srta. MariSuZi. Nunca es tarde para encontrar nuevas aficiones, en efecto, se lo digo tallando un totem de madera de quince metros de altura con la imagen de Isabel Pantoja.

    Querida Elektra, siento desilusionarla, soy tan viejo como para eso.

    Querida © Capri, no tengo memoria para escribir mis memorias. No obstante si algún dia me decido usted será la primera. ¿Querrá coger notas en el jacuzzi?

    Querida Butterflieswithoutwings. El próximo viernes me emborracharé de nuevo. ¿Viene o voy?

    Querida Sara. No se si quiero ser su marido, creame. Una mujer que sepa mas de tactos rectales que yo mismo... no se yo. De todas si quiere practicar puede meterme el dedo donde sea menos en el souffle.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  28. Jajaja eso es lo bueno que tenemos las mujeres... damos a luz, pero nos evitamos pasar por el mal trago de una revisión de la próstata jajaja

    Lo bueno es que el médico estaba cañon, si llega haberte ocurrido con el del pelo en las orejas... se cuestionaria tu buen gusto jajaja

    Me gusta mucho tu blog, asi que me hago fiel seguidora! :D
    Saludos!
    y suerte con la operación :)

    ResponderEliminar
  29. Es evidente que no pediste cita en mi consulta.

    Opinarias de otra manera.

    Rectifico no opinarias, me pedirias mas y mas y este post no existira.

    Claro que para eso hay que ser un hombre muy puta y no se si tu lo eres.

    Besos calidos

    ResponderEliminar
  30. :O

    Ohdiosmíocomolepudoocurriralgoasí!!!

    Si yo fuera usted, me cortba el pene ahora mismo!

    (Besitos)

    ResponderEliminar
  31. Jajaja lo que me he reido, con perdon ...

    Si le consuela saber, esa ereccion es un acto reflejo al tocar la prostata, no es porque su medico le pusiese cachondo ni mucho menos, pero eso si, si disfruto al final o no , eso ya es otra cosa

    besitos

    Adis

    ResponderEliminar
  32. Querida ichi-san, agradezco sus sabios consejos. Porque eran consejos ¿no? Por desgracia desconozco lo que es la maternidad, solo conozco de próstatas inoperantes y efebos de dedo juguetón.

    Querida Baby, pido hora ya mismo. Yo soy la mas puta de los hombres o el mas hombre de las puta. ¿O era el mas puta de las putas? Sea como sea lo que tengo claro es que no soy el mas hombre de los hombres.

    Querida Cris. Mi micropene, aunque minúsculo e inútil, sigue siendo mio. Siento decepcionarla pero esperare aun unos cuantos años en deshacerme de él.

    Mi adorada nueva amiga Adis. Consciente soy de que es un acto reflejo, el problema fue precisamente ese...que lo disfruté.


    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  33. Estimado Completo:


    Dicen que es como cagar pero para dentro...y cagar es muy importante en ésta vida. créame

    ResponderEliminar
  34. Ve?, esas cosas a las mujeres no nos pasa. Aunque el ginecologo esté como un queso, ná, no se nos nota ná de ná. Alguna ventaja tenemos que tener, no???

    Besossss

    ResponderEliminar
  35. Estoy muy dolida con usted, desde que me clavo su dentadura en mi nalga.

    Acabo de salir del hospital marino asi que le digo que tiene lo que se merece


    Un saludo re.salao

    ResponderEliminar
  36. Jefe, yo me había hecho ilusiones, me gustan los hombres maduros, pero no sé si estoy preparada para el geriátrico, no se lo tome usted a mal, pero soy muy apasionada, como buena aries, lo quiero todo o nada y la verdad me da miedo que usted se quede en el intento.
    Yo creo que podré salir adelante, sobre todo después de lo de Valencia, espero que usted también consiga superar este amor imposible.

    Un besito en la frente jefe, no quiero que le suba la tensión.

    ResponderEliminar
  37. Mi querido Don Completo, cada vez que le leo me alegro más de mi condición de fémina. Me he reído otra vez tanto con su entrada que si no fuera La Maga me gustaría ser Ud. Así de gilipollas. Sus aventuras son la brisa de mis tristes días de mujer despechada.

    Un cordial saludo, caballero.

    pd. cuídese Ud. los bajos.

    La Maga

    ResponderEliminar
  38. Es lo malo de ser hombre... que " la cosa" cuando se emociona no se puede controlar y se nota... Las mujeres tebemos esa ventaja... pasamos masa desapercibidas en ese sentido ;)

    ResponderEliminar
  39. Estimado Sr, quizas haya descubierto su sexualidad y el motivo de su gilipollez sea haber estado buscando en el lugar equivocado.

    ResponderEliminar
  40. Estimado Chapete, defecar es importante. Consciente soy de ello. Pero si me permite aun me tomaré la licencia de escoger en que lavabo.

    Querida Rosa, con mi prostatologo da igual que a usted se le note algo. Me temo que su menú es a base de salchichas, nada de almejas. ¿Demasiado obvio?

    Querida Ondina. Seguro que nuestros abogados podrán llegar al acuerdo al que nosotros no hemos llegado. Solo pretendo recuperar la dentadura...

    Querida ODRY, después de repetirme lo de Valencia, tomo nota. Guardo con cuidado el uniforme de enfermera para mejor ocasión. Lástima. Seguro que lo habriamos pasado bien. O no.

    Mi querida Maggie. ¿Ser una mujer despechada no es que le falten los pechos no? Es que en mis sueños mas húmedos aparece usted con dos grandes melones de agua que procedo a comer con fruicción.

    Querida trasto, lo malo de ser hombre no es tener una ereccion delante de un medico modosito. Lo malo de un hombre es que la única erección que haya tenido en los ultimos 15 años haya sido frente a un medico modosito.

    Estimado urquijo71. No soy gay. Aun no. Se lo juro por mi negliché rosa de cuero.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  41. Todos tememos ese día. Ese fatídico día en el que, irremediablemente, nos metan el dedo en el culo.

    Usted ya lo ha pasado.

    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  42. Tio, qué cosas te pasan. Espero que sean sólo en tu imaginación porque si no serías un tipo digno de conocer!;) Me parto con tu comments. A mí los médicos, depende de qué me vaya a ver. ;)


    xoxo
    B* a la Moda

    ResponderEliminar
  43. querido gilipollas!!!Pobrecito!!jajajajaja...estoy en el trabajo y me están preguntado porque me río...será mejor que quede entre nosotros!!
    gracias por su oferta de porta bikinis!!lo tendré en cuenta!!
    jajaja

    ResponderEliminar
  44. Mi comentario iba en la misma línea que el que le han dejado varias lectoras, pero insisto. Parece mentira que a estas alturas muchos de ustedes ignoren que tienen un punto P (equivalente al punto G de las mujeres) y que se localiza en ese sitio donde acertó el rubio efebo.

    También es un poco lamentable que sean más numerosos los doctores especialistas en esta materia que las mujeres que saben localizar ese punto. Si las chicas estuvieran mejor informadas, usted habría disfrutado de ese momento muchas veces con alguna pareja femenina.

    En descargo de las mujeres, tengo que decir que aunque sepan localizar ese punto, sus parejas masculinas suelen negarse a que la chica les introduzca un dedo para estimular el punto en cuestión. Tienen miedo, les parece poco masculino, qué sé yo...

    ¡Cuánto placer se ha perdido por simple ignorancia o por prejuicios absurdos!

    Kotinussa

    ResponderEliminar
  45. jajja a mi papi queesta en el cielo le paso como a ti con el urologo,
    a mi no me gustan nada los medicos
    pero ya no m corto
    pues no me conocen de nada jajaja

    un besazo de Cora

    ResponderEliminar
  46. ...de todas maneras, usted lo disfrutó...y aunque pasaron algunos meses, no puede olvidarlo...no intente reprimirlo, siga disfrutándolo...y no es un consejo, no es lo que usted pretendia al contarnos esto... solo es mi sentir...
    Sus escritos amenazan el aburrimiento y arrancan risas...muy bueno lo suyo...

    ResponderEliminar
  47. ¡Anda! ¿Pero cuántos años tiene usted? Yo pensando que era un yogurín y a lo mejor tengo que llamarle don Fernando.
    Es igual, lo de mis nietas sigue en pie. Están un poco reacias pero en cuanto les diga que con sólo tocarle un "botón" se pone usted "firme" y manos a la obra, seguro que alguna se anima.
    Le mantendré informado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  48. Mi querido Jimmy... ¿eso significa que la historia entre el efebo y yo ha acabado? Acaba de romperme usted el corazón.

    Mi querida B a la moda, ya puede preparar un hueco en su agenda porque realmente soy así. Tiene usted que conocerme. Podemos conocernos en posición vertical si lo desea, en la primera cita nunca paso de lametones detrás de la oreja.

    Querida sourbansochic, si sus compañeros de trabajo comienzan a adivinar nuestra escondida relación le ruego sea discreta. Pero solo discreción en nuestra relación epistolar, los bikinis que sean de todo menos discretos.

    Mi querida Kotinussa. Estoy de acuerdo con usted pero tiene que estar conmigo en que es mejor descubrir eso en el índice de una hermosa mujer que de un hermoso efebo.

    Querida Cora, me alegra saber que no soy el único. A mi no me disgustan los médicos, lo que me disgusta son los inspectores de hacienda y los médicos que introducen su índice en ciertas partes de mi anatomía.

    Querida Amante del mar, mis escritos amenazan el aburrimiento pero también amenazan al mal gusto e incluso algún marido de dudoso sentido del humor me ha amenazado a mi. Usted ria, yo aguantaré aquí todo lo que pueda.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  49. Querida Doña Maria, soy lo suficientemente joven para usted e lo suficientemente mayor para sus nietas. O sea, esa edad en que todo hombre se debate entre mirar a derecha o a izquierda y acaba con la vista perdida en el frente.


    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  50. Le comparto una experiencia mia...espero que no se aburra...
    http://lomasperversodenosotros.blogspot.com/2010/03/el-masaje.html

    ResponderEliminar
  51. jajajaja, una situación bastante graciosa para los que lo "leemos" desd fuera...
    jajaja, siempre hay una primera vez para todo,no? :) un saludo

    ResponderEliminar
  52. Bueno...yo tambien prefiero que la ginecologa sea mujer...al fin de al cabo da mas confianza...aunque realmente no tiene porque ser asi si la mujer en cuestion parece un camionero de la m30

    Besitos de caramelo

    ResponderEliminar
  53. Estoy estudiando la posibilidad de estirparme la próstata con el objetivo de evitar cualquier episodio similar al que usted relata.

    Hay experiencias, por las que es mejor no pasar, más que nada para no descubrir que hemos tirado muchos años de nuestra vida por la borda. No soportaría descubrir que me gusta algo que llevo años evitando....

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  54. ¡¡¡Cosas que nunca te dije y Mi vida sin mí molan!!!

    Las demás o no las he visto o no me gustan.

    Es verdad que ella en sí es un poco repelente, pero ese es otro asunto...

    ResponderEliminar
  55. Sabe Sr. Gili, es curioso...tras muchos años de trabajar en un hospital puedo constatar..En ginecología, hay de los dos sexos, ginecólogos y ginecólogas.
    En urología, no hay mujeres!!!!
    Ni una uróloga, al menos allí.
    Una vez hubo una residenta, a la que amargaron tanto la vida, los própios compañeros,que acabó por cambiar de especialidad.
    A parte del machismo, creo que ahora sé otro motivo! XD
    Besitos estimado Gili

    ResponderEliminar
  56. Querida Amante del mar, he visitado ese enlace y después he procedido a ducharme tres veces bajo agua fría. Mi higiene se lo agradece.

    Querida Gotadeagua, siempre hay una vez para todo. También espero que siempre haya una única vez para todo.

    Querida Manzana de caramelo. Yo también parezco un camionero de la M30. ¿Puedo ser su ginecólogo? No tengo ni idea de medicina pero en mi consulta hay Cds de David Bisbal.

    Querido Elvis, si para evitar episodios desagradables hubiese que extirparse órganos haría años que me habría extirpado el corazón. Y tiene razón, lo único peor de lo que me haya sucedido es que me hubiese gustado.

    Querida Flaura Ponte. Que a usted le guste la gafapasta Coixet es algo que no conseguirá evitar nuestro amor. El suyo y el mio, digo. Gracias por su visita.

    Querida Mágica, ¿quiere decir que nunca conseguiré que una mujer introduzca su dedo en mi túnel para la próxima revisión de próstata? Leo con gusto que trabaja en un hospital. ¿Aun guarda el uniforme?

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  57. Querido urquijo71. Pues si, aun. No se aun que pero aun.
    Siempre suyo
    un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  58. Hombre!! Depende de como te exploren el corazón, que a uno lo ausculten no es un episodio para nada desagradable...porque yo me refería a episodios desagradables clínicos.
    De todas formas hay órganos de los que se puede prescindir y otros de los que no, aunque haya que pasar por un episodio desagradable.

    ResponderEliminar
  59. No hablo de ud. y de mi, hablo en general, siento cambiarle la idea..
    hah

    ResponderEliminar
  60. Dios santo... Cuando yo aún era visitante de esta locura, visitaba su blog, el que tenía el otro diseño, desde sus inicios. Tengo que volver a reengancharme a usted... Solo si usted está dispuesto a gritar hasta decir basta. Usted me entiende, pues es gilipollas, que no estúpido.

    ResponderEliminar
  61. Dios santo... Cuando yo aún era visitante de esta locura, visitaba su blog, el que tenía el otro diseño, desde sus inicios. Tengo que volver a reengancharme a usted... Solo si usted está dispuesto a gritar hasta decir basta. Usted me entiende, pues es gilipollas, que no estúpido.

    ResponderEliminar
  62. Querido Elvis, a mi el corazón tienen que auscultarmelo con un soplete y unas tenazas. Yo prefiero no prescindir de ninguno de mis órganos, les he moramos mucho cariño a todos, como si los tuviese de toda la vida, ya sabe.

    Mi querida Bronzie... porque usted no quiere...

    Querido yonamoe/loquemesuelesacardemiscasillas, tenga cuidado con los reenganches, provocan adicción. Yo solo grito hasta decir basta cuando me introducen astillas bajo las uñas, pero de eso hace mucho...

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  63. No intento que se quede sin agua...ni que su higiene me lo agradezca... Solo quiero que sepa que tal vez no odiaria que hubiese sido una mujer...

    http://lomasperversodenosotros.blogspot.com/2010/03/esclava-de-tu-ano.html

    ResponderEliminar
  64. Mi querida Amante del mar. Procedo a visitar la entrada que me adjunta aunque viniendo de usted es imposible que no me guste.
    Odio haber nacido, no odio mi género. También odio no recordar nunca donde he dejado las llaves del coche.
    Ah... que no tengo coche.
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  65. Le entiendo perfectamente, se acaba cogiendo cariño a cada parte del cuerpo...

    Yo, por ejemplo, no soportaría tener que amputarme las orejas, o una de ellas..., sin ellas no sería el mismo.

    ResponderEliminar
  66. jajajaja

    En este momento histórico existen, hasta el momento, tres orientaciones sexuales:

    heterosexual
    homosexual
    neutro

    Y,gracias a usted, tenemos una cuarta orientación sexual:

    Total o Gilipollas.
    Me parece que usted es redondo.

    Atentamente: Un chimpancé.

    ResponderEliminar
  67. Querido Elvis, yo no me amputaría nada. Mi madre siempre me dijo que nunca hay que decir "puta". En todo caso me amprostituiría algo.

    Querido Constantino Carenado. Me alegra saber que pertenezco a una cuarta orientación sexual. ¿Es como el grupo O de sangre que solo puedo hacer el fornicio con gilipollas? Mujeres, aclaro.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  68. Le entiendo, a las madres hay que hacerlas siempre caso...

    La mía sólo me dijo que llamara a cada cosa por su nombre, por muy fuerte que suene, porque si empezamos a hacer distinciones terminamos por no saber ni de qué estamos hablando..., por cierto, ¿de qué estamos hablando?

    ResponderEliminar
  69. Cuando las barbas del vecino...no, empecemos de nuevo. Cuando el ojete del vecino veas dilatar, pon el tuyo a lubricar...
    Será cuestión de tiempo que también me toque a mi...sniff..
    Salu2

    ResponderEliminar
  70. Querido Elvis, usted y yo estamos hablando de sexo, como siempre. ¿De que otra cosa podríamos hablar? Ah si, de fútbol.

    Querido Markos. Es usted todo un artista de la rima. Mientras llega el momento en que un rubio efebo introduzca su dedo juguetón en el túnel del amor... distraigase haciendo mas rimas del estilo "efebo juguetón, tu dedo mola mas que un pollon". No, espere... de ese estilo no. Disculpe mi vocabulario, no quería decir "juguetón" sino "mariconson".

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  71. Eres demasiado gracioso para relatar y siento lo de la próstata. Sin embargo, elegí un ginecólogo porque confio mucho en él. Cuídate

    ResponderEliminar
  72. Estimada C@p3rucilla Roj@, si su ginecólogo tiene grandes manos no pregunte "dime ginecoloco ¿para que necesitas esas manos tan grandes?" a riesgo de que el susodicho muestre su faz de lobo y conteste "para tocarte mejoooor".
    Siento el chascarrillo facil, me faltan neuronas.
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  73. Eso es, hablemos de fútbol...vió el otro día el partido de fútbol femenino? vió cuando a aquella rubia se le bajó el pantalón?...

    ResponderEliminar
  74. Amigo Elvis, no solo la vi sino que la fotografié y he empapelado mi habitación con sus fotos. Las de la rubia, no las de usted, aclaro.
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  75. El final espectacular. A mi también me metió una vez un doctor un dedo por el culo, y no fue lo divertido q esperaba ;)

    ResponderEliminar
  76. Mi querida Elisa. Yo creo que solo hay una manera de que el hecho que alguien te introduzca un dedito en el túnel te guste... y ninguna está en un hospital ni en una consulta de medico.
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  77. Me he divertido muchisimo hoy leyendo un poco de tu blog, pero este en especial me ha sacado una gran sonrisa de mi cara.
    Pero te cuento que puedes estar tranquilo y feliz, porque despues de viejo has conseguido tu punto G (porque los hombres tambien lo tienen y como lo disfrutan, asi que si tiene pareja dile que ademas de tener sexo utilice sus dedos y asi experimentaras cosas nuevas y placenteras para ti.
    Besosssssssss

    ResponderEliminar
  78. Me he divertido muchisimo hoy leyendo un poco de tu blog, pero este en especial me ha sacado una gran sonrisa de mi cara.
    Pero te cuento que puedes estar tranquilo y feliz, porque despues de viejo has conseguido tu punto G (porque los hombres tambien lo tienen y como lo disfrutan, asi que si tiene pareja dile que ademas de tener sexo utilice sus dedos y asi experimentaras cosas nuevas y placenteras para ti.
    Besosssssssss

    ResponderEliminar
  79. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  80. Mi querida vaquera, gracias por su consejo, por desgracia yo solo tengo pareja en sueños y suele ser de baile (un señor sospechosamente parecido a Camilo Jose Cela que se empeña en ser mujer).
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  81. (SIC)´que surgían con la fuerza de una manguera de bombero era ahora un seco grifo que goteaba lastimosamente en la parte trasera de una gasolinera´.

    Señor Gili, no hace falta que le explique lo envolvente de una metáfora.Las domina de vicio.
    Pero ¡por diossss, úselas para venderse mejor!
    Yo ya estaba dispuesta a hacer con ud. un calendario y me relega a llenar el depósito a tirones...

    Señor, señor...¡qué falta está España de buenos comerciales!

    ResponderEliminar
  82. Mi querida fiebre ¿para que venderme si hace años que la tienda esta cerrada por quiebra?

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar