"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

30 may. 2010

Adjetivar como un gilipollas


Siempre me han fascinado las expresiones como “deportistas de alto rendimiento”, “melocotones de primera calidad” o “amigos auténticos”. ¿Dónde están los deportistas de bajo rendimiento? ¿Y los melocotones de segunda calidad? ¿Cómo se puede catalogar a alguien de amigo falso y seguir siendo nuestro amigo?

Demasiadas veces adjetivamos para remarcar características del todo innecesarias. Como decir “soy un completo gilipollas”. ¿Acaso existen gilipollas incompletos? O “me he casado con una mujer adorable” ¿Acaso diríamos “me he casado con una mujer horrenda”? De acuerdo, muchos de ustedes están casados con hombres y mujeres horrendas. Pero no lo dicen en voz alta ¡por favor!

Pero sucede que en ocasiones, cuando todo se corrompe es cuando debemos recordar las cualidades que deberían y no son. Como decir “es un político honesto”. Se presupone que todos los políticos deberían ser honestos pero bajamos al bar, pedimos un carajillo de anís, encendemos el caliqueño y al abrir el periódico observamos corrupción por doquier y es entonces cuando nos damos cuenta que la honestidad ya no tiene nada que ver con la política y es por eso que la frase “es un político honesto” adquiere toda su dimensión pues adjetivamos en la imposibilidad del ser humano.

“Estoy tan y tan enamorado”. ¿Acaso hay alguien que al enamorarse diría “estoy tan poco y tan poco enamorado”? No se preocupen mis queridos animales de compañía, el que suscribe no está enamorado, las féminas que acuden a este humilde blog y algún que otro camionero de Soria aun tienen posibilidades. Me gustaría enamorarme totalmente, no enamorarme parcialmente. Me gustaría encontrar una mujer interesante, no alguien gilipollas como lo soy yo. Me gustaría ser asquerosamente rico, no asquerosamente pobre. Me gustaría que puestos a adjetivar, esos adjetivos fuesen plenos y maravillosos. Fuesen adjetivos que potencien todo lo bueno y minimicen todo lo malo. Pero nada es tan simple, ni tan siquiera en la ficción.

En mi vida el único adjetivo posible que tengo es el de "completo". Esta misma tarde, en el bar, llegado el momento de pagar mis dos copas de anís el camarero chino me ha pedido 1,90 euros y le he dado dos botones que llevaba en un bolsillo desde hace tres años, sin darme cuenta. Y lo peor de todo es que le había dicho que podía quedarse el cambio. ¿Sabían que los camareros chinos conocen los secretos de las artes marciales? Yo ahora si. Lo dicho: un completo gilipollas.

27 may. 2010

GILIPOLLAS (origen y reflexión)


Origen de la palabra Gilipollas (créditos a Curiosa Curiosisima que fue quien me lo envió, hubiese preferido fotos suyas desnuda o un billete de cien euros pero es lo que hay... el mérito de este post es suyo. Gracias también a Pilar G. y a los demás que me enviaron correos sobre el mismo tema)

En el DRAE: GILIPOLLAS:: 1. adj. vulg. gili, tonto, lelo. Ú. t. c. s.

En Madrid hay una calle llamada de Gil Imón, haciendo de travesaño entre el Paseo Imperial y la Ronda de Segovia, para más señas.
Es una calle dedicada al que fue alcalde de la capital, D. Gil Imón, por los tiempos de doña Mariquita de mi corazón, cuando el duque de Osuna organizaba sus célebres bailes, a los que acudía la crema social, para poner en el escaparate familiar a lindas damitas de la buena sociedad, como oferta casadera, las cuales acudían ataviadas con su miriñaque de fino muaré.

A las damitas de entonces se les aplicaba el apelativo de "pollas" o "pollitas" que en el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) llevan, como sexta acepción, figurada y familiarmente, el significado de jovencitas, algo que hoy se ignora, por amor del lenguaje, que en la actualidad se ha vuelto recio y tosco: la polla de entonces es la "tía" de ahora y las mentes malévolas sustituyen el significado antiguo por otro de morbosas connotaciones.

El tal Don Gil era un personaje de relieve (la prueba está en que tiene dedicada una calle) y su nombre aparecía frecuentemente en los ecos de sociedad de las revistas del corazón de la época.
El hombre, después de atender a los acuciantes problemas que su cargo de alcalde comportaba, se sentía obligado a responsabilizarse de sus deberes familiares, como buen padre.

Tenía dos hijas en edad de merecer, feotillas ellas, no muy sobradas de gracejo, y hasta un tantico tontuelas. Y se hacía acompañar por ellas a todos aquellos sitios a los que, invitado como primera autoridad municipal, tenía que acudir. Él, en su fuero interno, acudía no como primera autoridad municipal, sino como primera autoridad familiar. Tras la imponencia de unos bigotes municipales, se ocultaba un corazón de padre.
-¿Ha llegado ya D. Gil?
-Sí, ya ha llegado D. Gil y, como siempre, viene acompañado de sus pollas.

D. Gil departía animadamente con los próceres de la actualidad, y, mientras tanto, sus pollitas iban a ocupar algún asiento que descubrieran desocupado, a esperar a que algún pollo (en masculino (solía aderezarse con pera:"pollo-pera") se les acercase, cosa siempre poco probable. Pocas veces había alguien que les dijera "hazte p'allá", como dicen en Carrizosa. La situación, una y otra vez repetida, dio lugar a la asociación mental de tontuelidad con D. Gil y sus pollas.

Al tonto, a secas, podía llamársele: bambarria, menguado, zampatortas, chirrichote, rudo, zamacuco, papanatas, tolondro, ciruelo, zote, mamacallos, mameluco, majadero, zopenco, mastuerzo, borrico, tonto, necio, obtuso, imbécil, mentecato, idiota, torpe, lelo (Sinónimos del Diccionario Ideológico de Casares).

Pero ¿cómo describir esa circunstancia tan compleja de tontuelidad inconsciente? Decía padre Ramón que el que es tonto y lo sabe no es tonto del tó. Los imaginativos y bien humorados madrileños lo tuvieron fácil: para expresar la idea de tontuelo, tontaina, tontucio, tontuelidad integral e inconsciente (lo de con malicia o sin malicia es otra cuestión; con el tiempo, habrá de todo) ¡Ya está!: Gil (D.Gil)-y-pollas (las dos jovencitas hijas suyas) = gil-i-pollas.

Y cundió la especie por "el todo Madrid", que compuso esta palabra especial, castiza, nacida en la Capital del Reino y, puesta en circulación con el marchamo del Oso y el Madroño, siendo después exportada al resto de España, y ganándose a pulso el derecho de entrar en la Real Academia Española.


--

Reflexión sobre el gilipollismo (by un completo gilipollas)

El gilipollismo es una forma de vida pero también una cualidad intrínseca del ser humano. Gilipollas los hay por doquier, donde quiera que mires hay un gilipollas ejerciendo la política o de tertuliano en un programa de corazón, gilipollas en las puertas de las discotecas o gilipollas al volante de coches deportivos, gilipollas presidentes de empresas o gilipollas ejerciendo de mecánicos o panaderos. Pero evitemos la confusión fácil: no todos los políticos, tertulianos, porteros de discoteca, conductores macarras, presidentes de empresas, mecánicos o panaderos son gilipollas. La mayor virtud del gilipollismo es que no entiende de razas ni géneros.

No soy amigo de dar consejos (a pesar de que continuamente los doy aquí) pero permítanme una reflexión porque estoy convencido que entre muchos de ustedes también hay completos gilipollas.

Sean lo que sean en esta vida, sean políticos, tertulianos, porteros de discoteca, conductores macarras, presidentes de empresas, mecánicos o panaderos, por favor... tómenselo con humor, siempre con distancia y con humor.

El humor es el bálsamo de toda desgracia. Nunca abandonen el humor y el día que lleguen a este blog y se ofendan por lo que leen, por favor, no vuelvan. Aquí solo aceptamos personas con sentido del humor.

Gracias a todos/as políticos, tertulianos, porteros de discoteca, conductores macarras, presidentes de empresas, mecánicos, panaderos o simples gilipollas desempleados.


24 may. 2010

Las herramientas del amor


Muchos de ustedes se preguntaran porque alguien tan increíblemente torpe como yo tiene los redaños de atreverse a redactar un breve tratado sobre la seducción y encima pretender que funcione.

Hace más de mil años las herramientas del amor que tenían los hombres a su disposición para enamorar a las mujeres eran del tipo laudes, espadas, vino y corceles de color blanco. Los hombres arrastraban a las mujeres hasta el lecho cogiéndolas del pelo y allí las fornicaban ebrios de hidromiel hasta el silencio del alba. Por desgracia los tiempos en que los hombres no tenían que invitar a las mujeres a cenar han pasado y ahora las herramientas del amor son otras, tan complejas como las mujeres en si misma. Ahora necesitamos Internet, ropa de marca, caros perfumes, restaurantes de moda y conversación intrascendente. También ayuda deslizar un sobre con cien euros en el bolso de la muchacha sin que se de cuenta, no me malinterpreten, es solo por si todo lo anterior no funciona. Las matemáticas del amor no son una ciencia exacta pero una ciencia al fin y al cabo. La ropa de marca es indispensable para que la mujer piense que tenemos dinero. Yo lo primero que hago es abrir un perfil en Internet con fotos de cualquier modelo de ropa interior, después quedo con la mujer en cuestión, me visto con mi mejor ropa de imitación comprada en cualquier mercadillo, me perfumo con muestras de diferentes colonias y las llevo a cenar al mejor pakistaní del barrio (5,50 Dürum + refresco + patatas). Recuerden siempre: ropa de marca, caros perfumes y restaurantes de moda. No se dejen engañar por todas esas patrañas de que a las mujeres lo que les gusta es la sinceridad y que las traten bien. Eso son chorradas propias del paleolitico. Las mujeres necesitan oler el dinero, el poder, la fuerza.

Que sepan lo que deben hacer en el arte del cortejo es tan simple como explicarles lo que yo hago... y hacer exactamente lo contrario. Como nunca he conseguido seducir a nadie estoy convencido de que si obran usted al revés que yo, conseguirán el éxito más demoledor. Y ustedes se preguntarán entonces porque no actúo al revés de como actúo. La respuesta es fácil: soy un completo gilipollas, no se actuar de otra manera. Estoy convencido de que sus despiertas mentes conseguirán el milagro de la seducción modificando algunos de sus hábitos. Lo mio mas que hábitos son defectos tan enraizados en mi persona que para evitarlos debería volver a nacer doscientas veces.


Vamos a ello...


  • Cuando queden para una cita nunca se vistan con la ropa que asoma por el cesto de la ropa sucia. Las manchas de ketchup pueden ser discutibles pero las manchas blancuzcas (sea del origen que sea) están completamente prohibidas. Lo mejor es acudir a la cita con ropa recién comprada porque curiosamente suelen venderla sin machas y perfectamente planchada.
  • Nunca ingieran comidas con picante, espinacas o ajo y siempre acudan a la cita habiéndose cepillado los dientes con energía (aunque no tanta como para que sangren las encías).
  • No saluden a su cita con un beso en los labios y a continuación pregunten “¿nos saltamos la cena?” mientras le dan una palmada en el culo y a continuación silban para llamar a un taxi.
  • Intenten siempre mirar a los ojos, cualquier otra parte de la anatomía (por muy atractiva que sea) debe ser evitada a toda costa. De acuerdo, la mujer se ha puesto un escote de vértigo para provocarnos pero también tiene dos ojos. Intenten focalizar su atención en la cara (es lo que hay unos treinta centímetros por encima de los pechos).
  • No miren constantemente el reloj ni calculen mentalmente a que hora estarán fornicando con su partenaire. Con toda seguridad eso no sucederá. Ni esa ni ninguna otra noche.
  • No llenen la bañera con dos mil muestras de colonia diferentes y se bañen en ellas. Es mejor ducharse (a poder ser con agua, claro).
  • No finjan que se les ha caído una lentilla cuando les traigan la cuenta de la cena (sobretodo si ustedes llevan gafas). Tampoco lo hagan para ver debajo de la falda de su parteneire (sobretodo si ella lleva pantalones).
  • No beban directamente de la botella, no coman con las manos, no beban del vaso de su acompañante, no coman la comida del plato de su acompañante con las manos.
  • No intenten besar a su partenaire a la salida de la cena en ninguna parte del cuerpo. Cogerla del brazo es mejor que de la cintura o del cuello como si fuese una gallina recién sacrificada.
  • No digan cosas del tipo "¿estaba buena la cena eh? ¡Ya podía estarlo por los once euros que me ha costado joder!". Las mujeres no valoran el humor cuando se han quedado con hambre.
  • No propongan ir a su casa inmediatamente después de la cena. En una primera cita nadie va a la casa de nadie.
  • Si su partenaire se quita los zapatos porque le duelen los pies es mejor proponerle un inocente masaje que coger el zapato y meter la nariz de manera fetichista o comenzar a lamer los tacones sin dejar de repetir "mi tesorooo, mi tesorooo".

Y sobretodo, cuando una mujer dice "no", quiere decir "si". Solo es cuestión de paciencia y mucho alcohol.


Ahora a triunfar, estoy seguro que ustedes pueden. Hablo de los hombres, claro. Respecto a las féminas: no sean tan estrictas, ¡la especie debe perpetuarse, diablos!

22 may. 2010

Responsabilidad


La responsabilidad poco tiene que ver con la inteligencia. Siempre nos han engañado. Lo se porque soy completamente idiota pero también una persona moderadamente responsable. Las responsabilidades son imprescindibles solo porque vivimos en una sociedad donde se necesita dinero para beber alcohol y para que una mujer se deje besar (al menos por mi). De acuerdo, también necesitamos dinero para pagar la hipoteca o enviar dinero a los niñitos africanos pero esas son prioridades menores. Mi prioridad es el placer y para que un tipo con mi cualidades consiga placer necesita dinero y eso solo se puede conseguir trabajando o robando. El 2 de Mayo de 1979 intenté robar en una tienda de recambios de coche pero solo conseguí salir con un amortiguador dentro de cierta parte de mi cuerpo , un ojo morado y tres de mis premolares adornando el puño de un mecánico de metro noventa y ciento diez kilos de peso. La carrera delictiva no era lo mio así que me dediqué a hacer lo mismo que la mayoría de ustedes: trabajar. Necesitaba el dinero. Antes de mi actual trabajo había sido probador de comida para perros, limpiador de chicles en las escaleras del metro, limpiador de cabinas de sex-shop y oficial de reciclaje de desechos médicos. Hasta que en un buen día decidí que también podía ganar dinero sin necesidad de ser la persona mas desgraciada del planeta tierra así que durante dos años me presenté a todos los exámenes para portero, ordenanza y secretario sin demasiado éxito hasta que en una Caja de Ahorros traspapelaron los exámenes y por error conseguí una plaza. De eso hace mas de 25 años y les aseguro que se sorprenderían de cuanto alto puede llegar un completo gilipollas nadando entre tiburones y pseudo-funcionarios. Pero este post no versa sobre el trabajo sino sobre la responsabilidad de la que todos deberíamos presumir. ¿Son ustedes responsables? Lo intento pero solo lo consigo en el trabajo y no siempre. ¿Por que? Porque necesito el dinero. Quien diga que trabaja por gusto miente como una cazamaridos la noche de bodas. Soy un completo gilipollas pero eso no me impide ser responsable en mi trabajo. Que nadie vuelva a decirme que la responsabilidad tiene algo que ver con la inteligencia. Camino victorioso por la senda del placer porque mis bolsillos están llenos de dinero. Las cosas en su sitio. Trabajo para tener dinero para sexo y alcohol, no veo al dinero otras utilidades. ¡Que poca personalidad tengo! ¿Verdad? Pero al menos yo lo confieso... aunque sea desde el anonimato.

21 may. 2010

Altura


Siempre me han gustado las mujeres excesivamente bajas o excesivamente altas. En realidad me gustan todas las mujeres pero si me hacen escoger diría que soy como un imán: los polos opuestos me atraen (no hagan caso de este chiste, escribo con mas anís en el cuerpo que el mueble bar de un torero). A lo que íbamos: me gustan o muy altas o muy bajas. ¿El motivo? Aunque parezca un chiste es verdad: con las mujeres mas pequeñas mi miembro viril parece mas grande y con las mujeres mas altas todos los hombres me miran y me tienen envidia. Envidia y miembro viril grande... ahora se como debe sentirse Rocco Sifreddi.

Una vez salí con una mujer que media 1.49 pero lo dejamos el día que practicando el fornicio en un jacuzzi... la perdí. No, no murió, simplemente se esfumó entre las burbujas como el que pierde un llavero o el mechero. Se que no ha muerto porque un día la vi en televisión haciendo de jarrón en un programa de entrevistas.

También salí con una mujer que medía 1,89, pelo negro, ojos negros y negros tatuajes por el cuerpo, recuerdo que todos los hombres me miraban por la calle, estuvimos paseando tres semanas seguidas por mi barrio (con sus días y sus correspondientes noches) hasta que ella se cansó y me empujó suavemente en un semáforo en rojo cuando pasaba el autobús 41.

Se preguntarán ustedes porque a un gilipollas como yo le duran tan poco las mujeres. Yo me pregunto como después de leerme usted aun se lo preguntan. ¿Alguna pregunta? Yo si: ¿cuanto miden ustedes? (la pregunta va dirigida exclusivamente al universo femenino).

20 may. 2010

El espejo del alma


El otro día mi señora madre, como la que no quiere la cosa y justo cuando acabábamos con un conejo con miel y sobrasada me soltó un “hijo mio, tienes cara de vicioso, de eso no hay duda” que me ha dejado durante semanas un desagradecido poso del que soy incapaz de desembarazarme.

No es la primera vez que alguien comparte esa idea conmigo y comienzo a pensar que este rostro de pervertido sexual que gasto es la causa de todos mis males. ¿Por qué creen ustedes que llevo una bolsa de papel en la cabeza? Soy consciente que -además de escasamente agraciado- tengo expresión de vicioso. Pero una cosa es saberlo y otra que te lo digan abiertamente. Mas aun tu señora madre de 68 años.

¿Que puedo hacer yo? Dicen que la cara es el espejo del alma y en mi caso nada podría ser mas acertado. Es imposible tener cara de vicioso y que una mujer cree que la amas de corazón (y no que la engañas para practicar el fornicio).

“Hijo mio, tienes cara de vicioso, de eso no hay duda”

¿Quien puede estar preparado para eso? Llevo toda la vida escuchándolo y aun no me he acostumbrado. La gente -sobretodo las mujeres- me tratan con distancia, los padres apartan de mi a sus hijas, mis amigas me abandonan como el desodorante en una selva amazónica y mis compañeras de trabajo solo hablan conmigo por correo electrónico. Únicamente las tarificadoras del amor (también conocidas como “meretrices”) confiesan que tengo cara de vicioso y las creo, aunque también creo que se lo dicen a todos sus clientes.

¿Cirugía estética? ¿Botox? ¿Sigo con la bolsa de papel en la cabeza? La bolsa es realmente incomoda, sobretodo cuando te duchas, cuando comes o cuando compras con una tarjeta de crédito. La cirugía estética significa un hospital y soy alérgico a cualquier cosa que haya en los hospitales excepto las enfermeras. Respecto al botox solo hay que mirar a Silvester Stallone para ver que no es la mejor idea.

Por cierto, ¿tiene Silvester Stallone cara de vicioso?

19 may. 2010

Consultorio del doctor gilipollas (6)


Querido Dr Gili, hace un mes tuve sexo con un amigo, y desde entonces, pasa de mí. He intentado hablar con él sobre el tema y me da largas. Con lo que me gusta... No sé por qué pero siempre acabo asustando a los tíos. Cuanto más me acerco, más se alejan. ¿Qué hago? ¿Si no se arreglara el asunto, querría ser usted mi nuevo amigo con derecho a roce? Firmado: Jo
Querida Jo, algunos animales de compañía sufren terror al compromiso. Además creen que el sexo es el primer paso para una relación estable. Podría haber sido usted amiga del susodicho durante años y nunca hubiese sucedido nada pero una vez practicado el fornicio, todo acabó. La solución es fácil: acuestese conmigo, no busco el amor.
Si es un impedimento que usted y yo no seamos aun amigos podemos compartir un café cinco minutos antes de compartir otras intimidades en posición horizontal.

Doctor, me enamoro a primera vista unas catorce veces de media al día. ¿Estaré enfermo? Firmado:
Jimmy
Querido Jimmy, no está enfermo, solo sucede que confunde la calentura del bajovientre con el amor que en otro órgano unos centímetros mas arriba. Fornique catorce veces al día y verá como es imposible enamorarse. Casi tan imposible como fornicar catorce veces al día.


Estimado Gilipollas, ¿Por qué te enamoras de unas personas y no de otras? ¿Por qué te valdría su hermano gemelo para el sexo pero tu gemelo tiene algo que no se qué que qué sé yo que hace que sea el elegido para compartir la vida juntos? Firmado: emily

Mi querida emily, el amor es como un mal constipado, contagioso e imprevisible. Respecto a lo de su hermano gemelo he leído la pregunta nueve docenas de veces y sigo sin entenderla (además ahora estoy mareado y confuso). Solo puedo lamentarme de que no sean ustedes gemelas (femenino plural) porque estaba dispuesto a pasarles consulta en persona. Incluso a usted sola.


Hola Gili, le dejo una pregunta que no se si habrá médico capaz de resolverla ¿cómo una mujer seria y responsable como yo se ha podido enganchar a un blog como éste?, no se si lo mio tendrá arreglo. Firmado:
Fabia.
Querida Fabia, confirmado: lo suyo no tiene arreglo. Aunque si no se ha acostado conmigo aun puede salvarse. Se que no se ha acostado conmigo porque soy célibe desde un desafortunado incidente con un aficionado Alemán en la final del campeonato mundial de fútbol de 1982 (donde me metieron un gol de penalti).
Si acude a menudo a este blog hágame el favor de recomendarselo a aquellas de sus amigas que estén buenas y tengan dinero. Si usted está buena y tiene dinero no se que hacemos escribiendonos: la invito a albóndigas en el bar de chinos de la esquina (siempre y cuando no lo haya vuelto a precintar por atentado a la salud pública). Se que albóndigas y bar chino clausurado no es la mejor combinacion pero mi amor y su dinero está por encima de esas cosas.

Doctor Gili, me pongo palote viendo a Belén Esteban en televisión. Su manera de hablar me excita, sus modales, su voz de cazalla. ¿Es grave? Firmado: anónimo.

Querido anónimo, ponerse palote con cualquiera de los que salen en cualquier programa de television es una filia solo comparable a la necrofilia. Es grave y lo peor de todo es que (como los ateos) no tiene cura. Las obsesiones nunca se olvidan porque nunca se cumplen. Se lo dice alguien que tiene empapelada su casa con fotografías de Judit Mascó desde hace 27 años.


Estimado doctor: ¿Es normal y aceptable encapsular los flátulos con las palmas de las manos y luego ubicarlas en todo el frente del careto para percibir y disfrutar del fragante aroma?
Firmado: hhyyooggaa
Estimado hhyyooggaa, los flátulos se deben escorzanfliar antes de ubicarlos en el rostro porque los pantueles que esforzian se garrufean provocando una extraña cojera en las calandracas. Le recomiendo una tratamiento a base de plortuberos y cataplasmas de hierbas flunduercas.


Mi pregunta es ¿cómo dejar de ser virgen a los veinte? Me siento un jodido bicho raro porque mi virginidad está intacta, de hecho no es algo que aprecie… ahora mismo es un estorbo porque me encantaría follar con muchos de los chicos con los que he quedado/ligado/salido/coquetado, peeeeero…. ¿por qué me metieron la concepción de que la primera vez debía de ser por amor? Mierda, es una putada porque no puedo echar los polvos que quiero y ese pedazo de tejido (que unos llaman virginidad) se interpone entre un rabo y yo. Siento que se me ha pasado el arroz a la hora de deshacerme de mi virginidad… dios, me encantaría follar libremente. Soy agraciada físicamente, mi forma de ser es atrayente para los hombres, tengo un nivel intelectual medio-alto, soy lista, se puede tener conversaciones interesantes conmigo… ¿cuál es el problema?... Mi virginidad. Todo se reduce a ese jodido e incordioso trozo de tejido que ni siquiera se ve. Firmado: Lirio

Querida amiga, por el amor de Dios... ¡acuda a mi! Yo le soluciono el problema de la virginidad y usted me soluciona el problema de mi sequía sexual desde 1982, incluso si se pone remolona le arreglo la cisterna que gotea y le canto canciones italianas a medianoche. De acuerdo, estoy algo desentrenado pero con esfuerzo y voluntad podremos convertir el desastre en placer (espero que no sea al revés). En serio, no se puede continuar siendo pura con 20 años, hacer el amor por amor es como comer ostras porque somos ostras. El amor y el fornicio no tienen nada que ver. Fornique conmigo y enamorese de ellos. Prometo no publicar en Internet las imágenes grabadas con la cámara oculta cuando proceda a la desfloración.


Envíen sus preguntas a completamente.gilipollas@hotmail.es o dejenlas en los comentarios. Y recuerden: cuenten siempre la verdad aunque sea mentira.


17 may. 2010

17 de Mayo: Dia de Internet


Hoy 17 de Mayo es el día de Internet y para conmemorarlo paso a enumerarles las virtudes que le veo yo a tal invento:

-Puedes conocer a personas de cualquier parte del mundo (traducción: puedes conocer a cientos de mujeres que nunca tendrás la ocasión de fornicar)-Puedes ver fotos de personas haciendo maravillosos viajes, o acudiendo a maravillosas fiestas o mostrando a sus maravillosas/os novias/os (traducción: puedes hacerte mala sangre viendo como los demás disfrutan de una maravillosa vida y unas maravillosas mujeres que tu nunca tendrás).
-Fomentas la cultura descargándote música o películas (traducción: los señores de la SGAE te perseguirán hasta acabar con el ultimo céntimo de tu cuenta corriente por pirata mientras Ramoncín se descojona en los infiernos).
-Puedes trabajar tranquilamente desde casa (traducción: los negreros de tus jefes se ahorran luz, agua, gas, conexión de Internet y un despacho, ¿te pagan mas? No, pero puedes trabajar desde casa de Lunes a Domingo las 24 horas del día mientras el niño reclama el ordenador para jugar a "pocoyó en el prostíbulo" o tu pareja te empuja porque está limpiando la casa -o quiere que la limpies tu-).
-Puedes comprar cosas por Internet o comparar precios (traducción: te ahorrarás cinco euros en un teléfono comprado en china que a las dos semanas dejará de funcionarle la batería y ni sabes a quien reclamar... o gastarás dos semanas comparando precios de maravillosos automóviles para llegar a la conclusión de que a lo máximo que puedes aspirar es a un ciclomotor de segunda mano).
-Puedes ver vídeos de cualquier cosa antigua que desees en una herramienta llamada Youtube (traducción: pierdes mas de dos horas buscando en un vídeo de un gato que baila que dura 20 segundos para después perder dos horas mas buscando el vídeo de un bebe que hace kung-fu y dura 10 segundos ¡viva la cultura popular!).
-Puedes acceder a toda la información que necesites (traducción: puedes ver todo el porno que tu enferma mete sea capaz de resistir).
-Une culturas y pensamientos diferentes (traducción: todo el mundo puede insultarse desde el anonimato).
-Puede escribir un maravilloso blog con toda la tranquilidad y libertad del mundo (traducción: escribes una estupidez de blog pensando que nadie te leerá y después no tendrás ni tiempo de tomarte una cerveza en la esquina porque vives pegado a la pantalla).

Internet es maravilloso ¿o no? (traducción: no)

Hagan como yo y continúen utilizando el invento mas perfecto y maravilloso de la historia de las nuevas tecnologías: el teletexto.

15 may. 2010

El gilipollas y las series de TV (2)


Padre de familia: Sale un señor gordo y tonto de dibujos animados con una mujer delgada e inteligente de dibujos animados, tres hijos de dibujos animados y un perro de dibujos animados. Tardé mas de dos años en darme cuenta de que no eran los Simpson pero he descubierto que -en ocasiones- es imposible no reír y que se te escape la cerveza por la nariz. Por cierto... ¿los perros hablan? El bebé da miedo y me produce pesadillas.

Los Simpson:
Pues es un docudrama sobre una familia media española. Aunque pasen años y años el bebe sigue siendo un bebe y el gordo sigue siendo gordo. No entiendo nada así que cada vez que emiten los Simpson aprovecho para hacerme la permanente en el vello púbico.

Los Serrano: Unos hermanos tienen un bar donde sirven cervezas y comen jamón. Salen un montón de niños insufribles y al final se muere la protagonista porque le ofrecieron hacer películas igual de malas y todos se fueron a un McDonald's a seguir atiborrándose. Para trabajar en esta serie de actor había que ser calvo o soso (o las dos cosas). Así les fué.

Numb3rs:
Pues trata de dos hermanos, uno con el pelo rizado y el otro con el pelo liso que van a clases de matemáticas y aprovechan para detener a los malos del instituto y al final el padre les firma las notas y después toman asiento y ven partidos de béisbol en un televisor de madera mientras sonríen y se cogen las manos.

Bob Esponja: Es un documental sobre el mundo submarino. Posiblemente la serie científica con mayor rigor de todas cuantas emiten después de las charlas filosóficas de Belén Esteban. ¿Cómo puede hablar sin que se le meta el agua en la boca? Me refiero a Bob Esponja, no a Belén Esteban.

Cuentame: La serie mas insufrible de la televisión (junto a "Los Serrano"). Solo hacen que hablar mientras los años pasan, se quedan mas calvos, se dejan bigote y los coches y la ropa cada vez son mas modernas. La señora de la casa tiene un tono de voz tan insufrible que no se como el tipo delgado no la ha matado con sus propias manos en el primer capítulo. Dicen que es un reflejo de la sociedad a través de los años. ¿Y a mi que? No quiero estudiar historia, en televisión solo quiero tetas y culos. ¿Tan difícil es?

Aguila roja: Aun no se si es una serie histórica, de humor, de aventuras, un drama, una película de adolescentes americanas o de ninjas. Los malos son muy malos y los buenos son muy buenos y salen mas niños de esos que habría que ahogarlos en un barreño lleno de ácido. El la serie con mas audiencia de la televisión española... lo cual demuestra que no estoy solo en el mundo del gilipollismo o bien que los aparatos que miden las audiencias son tan fiables como los noticiarios de Intereconomia.

Mujeres desesperadas: Pues esta trata de unas marujas de cuidado que viven en casitas de madera y una va y se suicida y entonces descubrimos que todas son unas insatisfechas y que el mejor amigo de una mujer siempre es un fontanero. Nunca he visto mas de 20 minutos seguidos sin caer en el más profundo de los sopores. Muchas mujeres y ninguna teta.

Boston Legal: El capitán Kirk ha engordado, el científico de Stargate ha engordado. Ahora son abogados gordos que defienden a clientes lque mas que un abogado necesitan un representante para dedicarse al mundo del circo. El capitan Kirk arruga la nariz y todos abren la boca, el científico de Stargate dice frases ocurrentes y siempre declaran inocentes a los que son inocentes. Estos abogados son muy pero que muy buenos. Por desgracia la serie es malisima. Y no les vendría mal ponerse a dieta o pronto no cabrán ni en la pantalla.

13 may. 2010

En el principio fue el verbo


Como completo gilipollas no tengo precio. Muchos/as de ustedes al acudir a este blog creerán que todo es fruto del desvarío de algún anónimo con ganas de tomar el pelo a quien se le ocurra leerle. Nada mas lejos de mi intención: al escribir en este blog no albergo intención alguna. Soy un completo gilipollas y lo que aquí leen -en su gran mayoría- es real. Soy un ser ignorante, superficial, egoísta y que solo se mueve por el sexo (no confundir “mover por el sexo” con “mover en el sexo”). Soy cobarde y disfrazo los nombres de mis fracasos con motes extraños, de esta manera también me disfrazo yo. ¿Nadie conseguirá reconocerme? No y nunca. ¿Acaso tendría éxito un concurso tipo “acierte cuantas veces hice el amor -follé- el 2009 y ganará una cena con un completo gilipollas”. ¿Quien querría ir a cenar con alguien que reconoce que solo hizo una vez el amor en el 2009 y fue pagando? (pagando yo a ella, debo aclarar). Ni tan solo el viejo truco del falso concurso serviría para engañar a uno solo de mis lectores. Debería volver a buscar una nueva cartera que rompiese mi corazón en mil pedazos o tan solo encontrar una mujer que acepte que puede vivir el resto de su vida junto a un completo gilipollas. ¿Hay alguien así ahí fuera? Miles de mujeres pero ninguna es ella. Quizás esa Diosa no exista. Así de simple es la respuesta.

Aunque lo del concurso tampoco es mala idea... ¿no?


¿Cuantas veces fornicará el gilipollas en el 2010?

La ganadora (en femenino, claro) disfrutará de una velada con el que suscribe que incluirá un botellín de cerveza en el bar de la esquina, un bocadillo de chopped en el super de pakistaníes unos metros mas arriba y finalmente un café descafeinado -de sobre- en la calidez de mi hogar...

Lo que sucederá a continuación hará que la respuesta a la pregunta del concurso se incremente en 1 (¡por Dios que si!)


10 may. 2010

La casita de caramelo


Aviso: el siguiente texto puede resultar ofensivo para aquellas mujeres que creen que la película "Princesa por sorpresa" está basada en hechos reales. No es que sea machista y crea que solo hayan visto la película mujeres. Se de buena tinta de dos hombres que la vieron y ahora viven juntos en una preciosa casita de caramelo.



***POST DECIDIDAMENTE ESCATOLÓGICO***



La siguiente historia ilustra de manera adecuada el grado de gilipollez que adorna mi exiguo cerebro (con algo de serrín a modo de relleno), es totalmente real y a aquel que crea que he exagerado iré y le partiré las dos piernas y luego le romperé el yeso y le robaré las muletas.

Comienza el día en que quedé para cenar -nuevamente- con "
morena amiga de mi amigo". Quienes desconozcan quien es pueden consultar posts anteriores tampoco es necesario para entender lo sucedido, mis desgracias no suelen estar encadenadas, vienen solas porque si como si estuviesen esperando en fila su turno para martirizar mi cotidianidad.

Si ustedes son fieles lectores (cosa que mi ego agradece de manera efusiva) entonces recordarán los efectos secundarios de la paella en mi organismo. El resto de desagradecidos desorejados pueden recordar leyendo el post "Ese es mi chico").

A lo que vamos: era de noche y había quedado para cenar con la amiga de mi amigo pero -como no podía ser de otra manera- cenamos paella. ¿Podía haber dicho "no quiero cenar paella"? Solo son cuatro palabras y no resulta demasiado complicado ponerlas en orden, incluso para un completo gilipollas como yo. Aquella noche había hecho la promesa de decir "si" a todo a ver si "la amiga de mi amigo" se contagiaba de esta sutil táctica. Por supuesto, soy de los que no aprenden, sobretodo cuando delante tengo dos pechos bamboleantes pidiendo ser mordidos. Pierdo la razón y me convierto en una baboso animal que solo sabe repetir "si". Ella preguntó si quería cenar paella y lo siguiente que recuerdo es estar sentado en la taza del lavabo de caballeros apretando con fuerza para sacar lo mejor de mi.

Maldita paella.

Llegados a este punto me saltaré los detalles e iré a la mayor de las tragedias que llega en forma de pregunta: ¿Qué hay peor que llegar corriendo con un apretón al lavabo y descubrir que no hay papel higiénico? Correcto: solucionar el apretón y descubrir DESPUÉS que no hay papel higiénico. Y de esta guisa, con los pantalones por las rodillas comencé a mirar alrededor para encontrar algo con lo que limpiar aquel desaguisado que había manchado mis honorables posaderas. A mi alrededor solo había paredes llenas de grafitis del estilo "Si cagas silbando, la mierda saldrá bailando" o "En este humilde rincón, hasta el más hombre se baja el pantalón" y claro está, mi propia ropa a la altura de tobillos y pecho. ¿Qué otra cosa podía hacer aparte de utilizar mi propia ropa para limpiarme? Pero solo la ropa interior. Aunque soy un completo gilipollas reconozco que no habría sido una buena idea volver a la mesa con la camisa o los pantalones manchados de cierta sustancia marrón sospechosamente parecida a lo que en realidad era. Así pues, en una acrobacia digna del Circ Du Soleil, procedí a quitarme los pantalones para después quitarme los calzoncillos de los meses impares con tan mala suerte que resbalé en un sospechoso líquido amarillento que había en el suelo y acabé sentado en los mismos pantalones que pasaron de ser azules a marrón-azulados. Nuevo inconveniente. ¿Y si acababa de limpiarme con los pantalones y volvía a la mesa sin ellos? La amiga de mi amigo no era tan tonta y habría notado la diferencia. El gilipollas ahora lleva pantalones, el gilipollas ahora no lleva pantalones. ¿Dónde están los pantalones del gilipollas? Esa no es manera de tratar a una mujer, lo reconozco, así que sumergí los pantalones en el agua del lavabo para limpiarlos sin recordar que antes debería haber tirado de la cadena. De repente en los pantalones ya no quedaba rastro de azul: todo era marrón. Y mi futuro de color negro. Ya no cabía preguntarme "¿que podía hacer?", ahora solo cabía decir "la he cagado". Aquí es donde esta expresión adquiere el sentido mas amplio de la palabra. Así pues acabé de limpiarme con los pantalones y decidí salir por un pequeño ventanuco que había junto a la cisterna. Cuando estaba a punto de conseguirlo -llevaba medio cuerpo fuera del edificio con la imposibilidad de volver atrás- comprobé que mi memoria y los nervios se habían aliado para jugarme una mala pasada. No recordaba que el restaurante estaba en la terraza de un edificio de doce plantas. No me quedó mas remedio que acabar de salir, encaramarme a la cornisa y... me había dejado la cartera en los pantalones. ¿Podían salir mas cosas mal? Esperen y verán... pero antes debía volver a por la cartera porque estaba decidido a invitar a cenar a aquella mujer como primer paso de una noche de sexo (no se entender el sexo sin pagar). Así que había que volver a por la cartera. Imposible volver a entrar así que no me quedó mas remedio que alargar la mano por la ventana y asir los olorosos pantalones.

Sepan ustedes que la escena que viene a continuación merecería pasar a los anales del conocimiento gilipollesco: al conseguir recuperar los pantalones perdí el equilibro y comencé a dar trompicones por la cornisa intentando no caer hasta finalizar mi escatológica danza frente a los ventanales del restaurante donde doscientos cuatro comensales (incluida la amiga de mi amigo) pudo ver a un completo gilipollas en calzoncillos con unos pantalones cagados en la mano haciendo esfuerzos por no caer y con una paloma en el hombro derecho observándoles a todos con ese rápido y característico movimiento de cabeza.

Debo aclarar que la amiga de mi amigo sigue siendo amiga de mi amigo.

Solo de él.

7 may. 2010

¿Qué es amor?


¿Qué es amor? Preguntas clavando tu pupila en mi pupila azul. Pero resulta que ni mi pupila es azul ni tu me estás preguntando nada. Mas bien caminas en dirección a ese policía alto y fornido para decirle algo mientras me señalas. Pareces enfadada. ¿Que es amor? Me acerco a ti y entonces sufro la descarga del amor, una descarga eléctrica que recorre todo mi cuerpo como un tren sin frenos y comienzo a temblar involuntariamente y caigo al suelo desde donde vislumbro al policía apuntándome aun con la pistola eléctrica. Me da igual, no me importa. Es amor. Aunque después me denuncies y consigas que una nueva orden de alejamiento tapice la puerta de mi nevera. Se que las plateadas esposas que unen mis manos son un presente de tu amor, un amor no entiende de leyes ni armas. Se que me amas, aunque hayas contratado a media docena de albano-kosovares que me han enviado dos meses al hospital. Alguien que me da dos meses de vacaciones pagadas solo puede desear lo mejor para mi. Es amor, aunque dirijas tu automóvil contra mi persona cada vez que me ves apostado a la salida del aparcamiento. Se que es amor, un amor profundo que no entiende de normas ni cursilerías. Estamos a kilómetros de distancia de esas trivialidades, tu y yo lo sabemos. La próxima vez, aunque levantes el arma y aprietes el gatillo, se que lo harás en dirección a mi corazón (y no a otro órgano menos vital como la última vez) porque se que quieres comprobar si nuestro amor está hecho a prueba de balas. Dispárame porque te amo (y también porque me he comprado un chaleco anti-balas en las rebajas del Mercadona). ¿Qué es amor? Preguntas clavando tu pupila en mi pupila color defecación de Yak.

Amor eres tú.

Pd. Quisiera pedir disculpas por si algún albano-kosovar se ha podido sentir ofendido, se que son personas de lo mas pacificas que caminan cogidos todos de la mano con flores en el pelo y entonando alegres melodías de Al Bano.

4 may. 2010

Una sonrisa fugaz


La noche era helada, de un frío extraño que te envolvía como un terrorífico sudario del que no te podías desembarazar por mucho que te movieses de un lado a otro, corrieses o te resguardases contra la pared. Hacía frío y caminaba yo dando tumbos de lado a lado de la calle, esquivando el mobiliario urbano y alguna que otra moto, encogido sobre mi mismo dentro de un roído abrigo que un día había sido de mi abuelo. Como cada sábado de madrugada este completo gilipollas intentaba encontrar el camino de vuelta a casa, dando vueltas al mismo bloque de edificios una y otra vez intentando recordar cual sería mi portal. ¿El 63? ¿El 36? Puede que el 66. Al sexto intento conseguí introducir la llave en la cerradura de la puerta de entrada. Nada, no giraba. Y cada vez hacía mas frío. Acababa de descubrir que no vivía en el número 66. Miré mi reloj, entonces recordé que lo había cambiado por una última cerveza. Un genuino reloj de plástico comprado en los chinos por 3 euros a cambio de la última cerveza. No había sido mal negocio, créanme.

Entonces les vi, iban uno al lado del otro, como si en vez de caminar algo les empujase cada cinco o diez segundos, como una estropeada película de super-8, a trompicones. La mujer aparentemente borracha arrastraba a un muchacho que parecía haberse dado un golpe porque gemía de dolor y parecía tener el cuello y parte de una camisa azul eléctrico manchada de sangre. Di unos pasos hacia detrás e intenté enfocarles un poco mejor. La camisa del muchacho era de un hortera fuera de toda duda (y para que diga yo eso...), también la chica hacia mala cara pero ese era el menor de los problemas porque de pronto vislumbré que ella sostenía una de las orejas del muchacho entre sus dientes.

Entiendanme, no soy de esos valientes que serían capaces de lanzarse al río helado si un autobús lleno de ancianos cayese en él. Es mas, puede que me diese la vuelta y saliese corriendo a consolar a sus nietas. Soy un honroso cobarde y si lo que aquella noche hice pueda parecer un acto de valentía en realidad no fue mas que un acto de etílica irresponsabilidad.

-Déjale en paz -grité a la muchacha en un último acto de camaradería masculina.

Ella pareció obedecer y apartó de su lado el chico que cayó al suelo inerte como un cuerpo sin vida (lo que en realidad era). El sonido del cráneo del muchacho al golpear el suelo fue terrible, como cuando se rompe una nuez con las manos.

Petrificado, observé como el ser levantaba los brazos y se aproximaba lentamente hacia mi. Jirones de putrefacta carne colgaban por todos lados, confundiéndose con lo que antaño habían sido sus ropas. Sus dos grandes pechos, ahora de piel morada, asomaban por la camisa. Sus labios, su rostro, carecían del color de los vivos. Los dientes que le quedaban eran negros y estaban machados de sangre. También pude ver que tenía un gran agujero en una de sus rodillas del que asomaba un hueso blanco y la carne chamuscada alrededor. Como si alguien le hubiese pegado un tiro. Desde luego había gente para todo.

Tal terrorífico momento se rompió cuando me di cuenta de que al fin y al cabo ella era una mujer casi desnuda y yo un gilipollas borracho.

-¿Vamos a mi casa? -pregunté yo.

Ella dejó escapar un terrible gemido que heló aun mas la noche y continuó caminando en mi dirección.

De acuerdo, ella era un zombie, pero no me juzguen tan severamente, también era una mujer y yo un hombre necesitado. Ustedes pueden permitirse el lujo de elegir porque son altos, guapos, con dinero o simplemente son mujeres. Yo soy un completo gilipollas.

Pronto di con el portal correcto (cuando te persigue un Zombie se te aclara rápidamente la memoria) y subimos a mi piso donde disfrutamos de una excelente sesión de sexo aunque para ello tuviese que clavarle una pastilla de ambientador en la parte trasera de su cráneo y también golpearla repetidas veces con una barra de hierro cada vez que pretendía morderme.

Solo un último detalle, si alguna vez se acuestan con un zombie, olviden el sexo oral. No es una buena idea.

2 may. 2010

Consultorio del doctor gilipollas (5)


Estimado doctor, me gustaría saber por qué hay personas que se acercan a otras para intentar controlar su vida, creyéndose sutiles y cuando ven que se escapan se enfadan de forma irracional. Firmado: Minerva
Mi querida Minerva. Supongo que se refiere usted a los inspectores de hacienda. Yo para solucionar eso siempre digo "el gilipollas vive en el piso de arriba". De todas formas si se refiere usted a las personas que se dedican a fiscalizar vidas ajenas debe saber que lo hacen porque sus vidas son del todo aburridas. Deberían hacerse inspectores de hacienda. Lo mejor que puede hacer es apuntarse a un programa de testigos de esos de las películas americanas, la convertirán en un granjero de Connecticut con un hermoso bigote pelirrojo y un peto vaquero: adiós a los acosadores.

Dr.Gili, como ya sabe mantengo relaciones epistolares con un futuro colega suyo ( por ahora es estudiante de medicina) desde hace 10 años. Para mejorar sus conocimientos académicos mi prometido da clases en la escuela de enfermería. Y ahí, es donde se plantea mi duda, muchas de mis amistades me sugieren que no es adecuado para un señor de su posición, comprometido y de buena familia el que provoque comentarios, además de mancillar mi nombre. ¿Cree usted que debo plantearle un cambio por el bien de nuestro futuro matrimonio? Firmado: Srta.Marisuzi
Totalmente. Aunque mas que plantearle nada... plántele a él. Después puede dedicar a entregar su cuerpo a oras personas menos epistolares. No se, cualquiera... yo, por poner un ejemplo

Quisiera formularte una pregunta que me lleva rondando la cabeza desde mi más tierna infancia. ¿Crees que existe “El amor a primera vista”, lo que algunos también denominan “Flechazo”? Es decir, ¿somos capaces de enamorarnos en cuestión de segundos? Particularmente, me atrevería a confirmar su existencia, incluso creo haber sentido esa sensación en diversas ocasiones. Pero, tras años de reflexiones, he llegado a la conclusión de que, dicho enamoramiento repentino, no se debe a la chica en sí, de hecho, esta carece totalmente de importancia en el proceso de “Flechazo”. Más bien es un resultado fruto de todo el contexto que rodean ese primer encuentro con la chica, sea quien sea ella. Te dejo a modo de ejemplo tres situaciones que podrían dar lugar a ‘ese’ amor a primera vista, con indiferencia de quien fuese la chica involucrada durante el proceso de enamoramiento: Caso número 1: Estás en una fiesta y de pronto entra una chica que no conoces, te interesas por ella y preguntas a un amigo si sabe quien es, este amigo te explica que es la hija única y heredera de un multimillonario ruso nuevo en tu ciudad. Caso número 2: Ves a una chica de generoso escote a lo lejos en la discoteca, decides acercarte y cuando estas a menos de 15 metros de ella, observas que no lleva sujetador y que lleva un pezón fuera. Caso número 3: Conoces a una chica en la discoteca, te acercas y le dices tu nombre, ella contesta con la siguiente frase: ‘Me llamo Elena y me encanta el sexo anal’. Espero que con tu experiencia puedas respaldar a rechazar mi teoría. Firmado: Jota.
Mi querido Jota, en primer lugar disculparme porque la respuesta será mas breve que su pregunta. Es mas, en realidad dudo que haya una pregunta en su pregunta pero si muchas respuestas. Mi querido amigo, las mujeres son las que hacen que se mueva el mundo, le guste a usted o no. Eso del amor a primera vista es una falacía (sobretodo para los miopes como yo). No hay amor a primera vista entre un hombre y una mujer porque el hombre, de primeras, solo desea el fornicio mas sucio y variado. El amor es algo que sucede después, por desgracia, como un daño colateral del sexo. Déjese llevar, es mucho más fácil.

Estimado Doctor Gilipollas, supongo que te creerás gracioso con todos esos comentarios machistas y antiguos que solo hacen que ofender a la familia o a las personas con sentido de la decencia. Espero que a tu madre o a tu hermana (si es que las has tenido o las tienes) las traten con el mismo desprecio que tu tratas a las mujeres, pedazo de gilipollas. Firmado: anónimo.
Mi querido anónimo, no me considero mas gracioso que usted pero si con mucho más sentido del humor. Tengo madre y hermana y ambas me quieren tanto como yo a ellas. Espero que pueda decir usted lo mismo. Aprovecho para enviar un cordial saludo a sus nueve hijos, a su suegra y al amante de su mujer. Que les atropelle la felicidad a todos ustedes.

Envíen sus preguntas a completamente.gilipollas@hotmail.es o dejenlas en los comentarios. Y recuerden: cuenten siempre la verdad aunque sea mentira.