"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

4 may. 2010

Una sonrisa fugaz


La noche era helada, de un frío extraño que te envolvía como un terrorífico sudario del que no te podías desembarazar por mucho que te movieses de un lado a otro, corrieses o te resguardases contra la pared. Hacía frío y caminaba yo dando tumbos de lado a lado de la calle, esquivando el mobiliario urbano y alguna que otra moto, encogido sobre mi mismo dentro de un roído abrigo que un día había sido de mi abuelo. Como cada sábado de madrugada este completo gilipollas intentaba encontrar el camino de vuelta a casa, dando vueltas al mismo bloque de edificios una y otra vez intentando recordar cual sería mi portal. ¿El 63? ¿El 36? Puede que el 66. Al sexto intento conseguí introducir la llave en la cerradura de la puerta de entrada. Nada, no giraba. Y cada vez hacía mas frío. Acababa de descubrir que no vivía en el número 66. Miré mi reloj, entonces recordé que lo había cambiado por una última cerveza. Un genuino reloj de plástico comprado en los chinos por 3 euros a cambio de la última cerveza. No había sido mal negocio, créanme.

Entonces les vi, iban uno al lado del otro, como si en vez de caminar algo les empujase cada cinco o diez segundos, como una estropeada película de super-8, a trompicones. La mujer aparentemente borracha arrastraba a un muchacho que parecía haberse dado un golpe porque gemía de dolor y parecía tener el cuello y parte de una camisa azul eléctrico manchada de sangre. Di unos pasos hacia detrás e intenté enfocarles un poco mejor. La camisa del muchacho era de un hortera fuera de toda duda (y para que diga yo eso...), también la chica hacia mala cara pero ese era el menor de los problemas porque de pronto vislumbré que ella sostenía una de las orejas del muchacho entre sus dientes.

Entiendanme, no soy de esos valientes que serían capaces de lanzarse al río helado si un autobús lleno de ancianos cayese en él. Es mas, puede que me diese la vuelta y saliese corriendo a consolar a sus nietas. Soy un honroso cobarde y si lo que aquella noche hice pueda parecer un acto de valentía en realidad no fue mas que un acto de etílica irresponsabilidad.

-Déjale en paz -grité a la muchacha en un último acto de camaradería masculina.

Ella pareció obedecer y apartó de su lado el chico que cayó al suelo inerte como un cuerpo sin vida (lo que en realidad era). El sonido del cráneo del muchacho al golpear el suelo fue terrible, como cuando se rompe una nuez con las manos.

Petrificado, observé como el ser levantaba los brazos y se aproximaba lentamente hacia mi. Jirones de putrefacta carne colgaban por todos lados, confundiéndose con lo que antaño habían sido sus ropas. Sus dos grandes pechos, ahora de piel morada, asomaban por la camisa. Sus labios, su rostro, carecían del color de los vivos. Los dientes que le quedaban eran negros y estaban machados de sangre. También pude ver que tenía un gran agujero en una de sus rodillas del que asomaba un hueso blanco y la carne chamuscada alrededor. Como si alguien le hubiese pegado un tiro. Desde luego había gente para todo.

Tal terrorífico momento se rompió cuando me di cuenta de que al fin y al cabo ella era una mujer casi desnuda y yo un gilipollas borracho.

-¿Vamos a mi casa? -pregunté yo.

Ella dejó escapar un terrible gemido que heló aun mas la noche y continuó caminando en mi dirección.

De acuerdo, ella era un zombie, pero no me juzguen tan severamente, también era una mujer y yo un hombre necesitado. Ustedes pueden permitirse el lujo de elegir porque son altos, guapos, con dinero o simplemente son mujeres. Yo soy un completo gilipollas.

Pronto di con el portal correcto (cuando te persigue un Zombie se te aclara rápidamente la memoria) y subimos a mi piso donde disfrutamos de una excelente sesión de sexo aunque para ello tuviese que clavarle una pastilla de ambientador en la parte trasera de su cráneo y también golpearla repetidas veces con una barra de hierro cada vez que pretendía morderme.

Solo un último detalle, si alguna vez se acuestan con un zombie, olviden el sexo oral. No es una buena idea.

85 comentarios:

  1. Desde luego, la cerveza por la que cambió su reloj de los chinos era bastante baratelis no caballero??.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Sr. CG: Sus experiencias sexuales serán escasas, pero absolutamente originales. No creo que nadie pueda presumir de lo mismo que usted.
    Efectivamente, fue un caso de irresponsabilidad etílica. Lo que no me queda claro es que sucedió después: ¿un pitillo y cada uno durmiendo para un lado? ¿se instaló en su nevera? ¿siguen siendo amantes?
    (Como el alcohol le hace valiente, beba y venga)
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Si ya lo cantaba Alaska!!!

    Tampoco es tanraro, lo más difícil es toparse con un zombie, pero follárselo...es cuestión de ponerse

    ResponderEliminar
  4. Alis, mejor bebo y viene usted.

    Minerva: una cerveza por 3 euros no se yo que tiene de barato!

    Chapete, tiene razón, lo primordial es el fornicio, todo es ponerse.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  5. Sr CG: Tendría que beber yo también. Usted me da miedo

    ResponderEliminar
  6. gilipollas!!!
    a ver si se encuentra a mi marido por ahí!!!en montmeló!!
    lleva un coche rojo y habla con acento alemán!!!JIJIJIJI
    si viene pongase la bolsa de papel! así lo reconoceremos rápido!!
    jajajaj

    besitos

    ResponderEliminar
  7. Saludos, estimado Gilipollas,


    llevo leyendo ya un tiempo las estupideces que escribe y me gustan y todo. Así que le sigo en todo lo que diga, para usarlo en su contra.


    Un abrazo (sin ninguna otra intención. Mejor eliminemos el abrazo.)

    ¡Choque esos cinco!

    ResponderEliminar
  8. Genial,mi querido gilipollas,genial.Creame si le digo que yo disfuto mucho con usted.
    Estoy feliz de que siga con nosotros.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Querido Gilipollas, eso está bien, no hay que hacerle ascos a nada. Tú sí que sabes! Eso es sexo duro y lo demás, son tonterías jajajaja.
    Buenas noches y un mordisco...

    ResponderEliminar
  10. Estimado Gilipollas (no sabe Ud.cuanto me cuesta poner su nombre)dicen que con hambre no hay pan duro,así que déjese de remilgos y cumpla con su deber de amante necesitado.

    Y si no lo hace,luego no se queje eh!!!

    un besito

    ResponderEliminar
  11. JAJAJA!
    Debo decirle que adoro su cinismo :) Hay poca gente que sabe hacer de una hsitoria del miedo algo profundamente irónico.

    saludos!

    ResponderEliminar
  12. A usted le pasa lo mismo que le pasaba a Jack Lemmon en "Con faldas y a lo loco", solo que en este caso el diálogo final sería así:

    Ella: ¡Zoy una zombie!

    Gilipollas: Bueno, nadie es perfecto.

    FIN

    ResponderEliminar
  13. Estimado amigo, al menos se pondría usted un condón, ¿no? ¿O en eso también fue completamente gilipollas? A ver si la va a dejar usted en estado de buena esperanza y tenemos un monstruito que alimentar...

    ResponderEliminar
  14. Señor Gilipollas, creo que debe comenzar a tener más fe en si mismo. Puede aspirar a algo más que una zombi, una mujer lobo o incluso una lujuriosa vampiresa creo que pueden estar a su alcance si se lo curra un poco.

    Por cierto, tendré muy en cuenta la última frase.

    ResponderEliminar
  15. Y esa parafilia ¿no tenía un nombre?... como era... si, lo explicaba ésta... Valerie Tasso, ¿o fué Borat?
    Genial. Salu2

    ResponderEliminar
  16. Y a mi que me encanta un zombie!
    tomare nota de los pasos a seguir...

    una pregunta cotilla,
    ¿Habeis quedado para luego?


    1Beso...

    ResponderEliminar
  17. Estimado Gilietcétera. Le cuento que no le creo absolutamente nada. No se por qué, pero me late que todo fue producto de su imaginación. Ahora, que si fue cierto ¡Mis respetos gilietcétera!

    Saludos cordiales,

    Aída

    ResponderEliminar
  18. Estimado Gilipollas,
    Tomo nota, nunca se sabe cuando una zombie puede irrumpir en tu vida. Sólo una pregunta: Teniendo en cuenta su estado etílico (sumado a su gilipollez), ¿Puede que la zombie le confundiera con un congénere suyo?

    Sin más, un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Deja el relato en lo mejor.

    Hubiera preferido todo lujo de detalles del sexo con semejante hembra putrefacta antes que me cuente su sórdida vida de borrachín de fin de semana.

    Besitos (muy original, como siempre)

    ResponderEliminar
  20. Sr Gilipollas, pero que caída?? Cómo tanto?? Mucha cerveza, reloj barato y el ingrediente final una Zombie. Mamma mia, caro. Cariños.

    ResponderEliminar
  21. Supongo que también habrá sido su primera experiencia en follarse a alguien por la rodilla.
    Fijese lo que me hace decir.

    ResponderEliminar
  22. jjjjjjjjjjjjjjjjj, casi m corro, pero eso si de miedo.
    no se con un sombi?
    con lo que a mi me gusta dar mordisquitos.
    Mejor no que no qiero que se me queden restos en la boca.
    Besazos de esta su gilipollas

    ResponderEliminar
  23. Como dicen x ahí, el q como de todo no muere de hambre...

    ResponderEliminar
  24. Gracias a todos por sus amables comentarios (incluso a usted Bruja Truca... "¿follarmela por la rodilla?" Por dios bendito!!!!).
    Como pueden leer sigo vivo después del encuentro, no niego que me falta alguna parte del cuerpo (para lo que me sirve...), mi piel es de color verde y solo se emitir gruñidos. En realidad este agradecimiento lo está redactando mi abogado disfrazado de Mariano Rajoy (es la única manera que no me apetezca devorarlo).
    Ahora mas que nunca tengo hambre de todos/as ustedes...
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  25. Después de borrachas, zombies... ¿se puede caer más bajo? Cualquier día le vemos persiguiendo a Isabel Coixet con una rosa en la mano. Fíjese lo que le digo, que ya sabe eso de que no se puede decir "de este agua no beberé".

    ResponderEliminar
  26. ¿Y ahora? ¿Se va a casar usted con su congénere (dice usted haberse vuelto igual) y se van a mudar a un cementerio?? ¿Cómo se las apañarán para el fornicio a medida que sus cuerpos se pudran más y más? ¿Sabe usted que la carne podrida termina por desprenderse del cuerpo...osea CAERSE???

    Tenía usted que haber tenido más paciencia mi querido CG, sólo un poco más...

    ResponderEliminar
  27. Tiene razón, no es una buena idea...

    Por cierto, ¿cómo sabe usted que el sonido de un cráneo rebotando contra la acera se asemeja al sonido hueco de una nuez al romperse? Mnnnnn, quizá nos esté ocultando usted alguna faceta de su vida laboral que ha pasado por alto comentar...

    Muy divertido, vaya comprando unos cuantos relojes de esos en el chino, a mí me parece un trueque cojonudo.

    ResponderEliminar
  28. Ja,ja,ja...si es que te ligas a cada una CG...bueno nadie dijo que el amor o el sexo fueran fáciles...xD

    Besos.
    Arwen

    ResponderEliminar
  29. Estimado Sr. Gili,
    doy por supuesto que, en caso de que una servidora estuviera en el autobús que se cae al río, usted se lanzaría de cabeza al agua para salvarme (sin importale que se deshiciera la bolsa de papel que lleva en la cabeza). Obviamente, mis nietas le recompensarían por su valentía y arrojo. Las tres. A la vez.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. ¡Albricias, el gilipollas ha tenido sexo CON UNA MUJER (zombie)!, esto hay que celebrarlo machote. La próxima un escalón por encima de la necrofilia ¿eh?

    ResponderEliminar
  31. Confío en que antes haya escondido el casca nueces y que en estos momentos su estado físico sea óptimo -especialmente su órgano auditivo y su órgano-.

    Diría bonito relato pero dezaragoza me obliga a buscar adjetivos que ahora mismo no encuentro.

    ResponderEliminar
  32. Jajajjajjaj pero qué gilipollas es usted¡¡¡ me encanta. Estoy por meterme un tiro en la rodilla...

    Casi siempre suya,

    ResponderEliminar
  33. Vista la necesidad que le acucia, en su lecho o en el mío?

    ResponderEliminar
  34. Espero que no decida volverse abstemio porque de sus etílicos paseos, especialmente creo que los nocturnos, salen páginas hilarantes, divertidas y, lo más extraño, con enseñanza final.
    Jajajajaj. Gracias

    ResponderEliminar
  35. jajajaja, pero hombre por favor lo de defenderse para que no le mordiese lo puedo entender, pero lo de clavarle una pastilla de ambientador en la parte trasera del cráneo, hummmmmmmmm, que brusco, no??.

    Es usted mi héroe!!

    Besos

    ResponderEliminar
  36. Jajajajajajajaja... diosmiodemividaydemicorazón
    Mola montones la pin up zombi..... casi dan ganas de tatuársela y todo jope

    ResponderEliminar
  37. Bueno, bueno, bueno!!! Gilipollas querido, HA MOJADO por fín!!! qué más da que fuera una zombie... es seeeeexo!!!
    Besos mil.

    ResponderEliminar
  38. Querido Gili, despues de leer su experiencia y luego su comentario a punto estuve de salir por pies ¿quiere comernos a todos?, habia oido de relaciones que dejan a uno tocado ¡pero tanto! encima le cambió el color de la piel ¿cómo es un Gili verde?, no alcanzo a imaginarlo.
    La próxima vez procure tropezarse con un zombi menos descompuesto, será más agradable.
    Besinos pero a distancia, por si acaso.

    ResponderEliminar
  39. Martha, siento no haber esperado pero cuando el hambre aprieta y el alcohol abunda, ya se sabe...

    Doña Maria, láncese al río que voy a por sus nietas.

    Akimania: en el suyo.

    Gracias a todos/as por alegrarse de mi éxito sexual aunque sea pagando un alto precio por ello. Cuando quieran les muerdo y sean bienvenidos al mundo de los zombies.

    Ahora que llega la operación bikini se lo recomiendo, no engordas un gramo y se te cae la carne a trozos.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  40. No quiero pensar en la halitosis del cadaver Señor Completamente Gilipollas!!!
    Es usted un héroe

    Suya
    Perfida

    ResponderEliminar
  41. JAJJAJAA! He leído su comentario, para no engañarle. Que sepa que le seguiré engañando. ¿Qué tal va llevanod el éxito?

    xoxo
    B* a la Moda

    ResponderEliminar
  42. Confío que habrá hecho recuento de todos sus apéndices... En cuanto a la zombie, esa avidez, esa imagen... No sé porqué pero uno de los sueños eróticos con el alcalde de mi pueblo fué así, voraz y pestilente, con la Sagrada Familia cayéndonos encima en el momento crítico.
    Casi estoy peor que Vd., ya ve.
    Va el mordisco!.

    ResponderEliminar
  43. 1) me reconforta pensar que la zombie la pasó bien, puede ser que yo tambien.

    2) es asqueroso.

    3) digame que esas cosas le ponen y comprenderé lo de la bolsa de papel en la cabeza.

    4) es asqueroso

    5) me da la sensación que Ud. vive en el 69.

    6) es asqueroso.

    7) la necesidad tambien se llama ryanair y se viene a tomar unos vinos finos.

    salute!

    ResponderEliminar
  44. gilipollas, no se que decirle, me da asco la zombie, y me da lástima con ella tambien...

    ResponderEliminar
  45. Puedo contar con Vd cuando me coman los gusanos?....
    O prefiere que sea antes?

    ResponderEliminar
  46. Ya tienes 300 folowers! Felicidades!!

    Por cierto, no eres gilipollas, solo muy cochino XD! Al menos la zombie tuvo lo suyo uwu...

    Pero iwal, pueaaaaaj xD

    Muaacks!

    ResponderEliminar
  47. Si alguna vez conozco a un zombi le voy a proponer jugar al parchis, que cuente veinte y se largue a comer a otra

    jiji

    besos desde mi mar, in... decente-

    ResponderEliminar
  48. Queridas mias, pueden ustedes devorarme ahora o dentro de unos años, cuando y cuanto deseen.
    Desde el primer dia saben que soy suyo.
    Y no me resisto...
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  49. Sr. Gilipollas, no se queje, usted practica un sexo mortallllll....

    Está empezando a convencerme, que lo sepa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  50. jajajaj... la zombie me ha dado un poco de asquito que me la he imaginado en plan Thriller, pero bueno, me alegro de que finalmente usted triunfara...
    Lo de ir a por las nietas de los abuelitos... eso, que me he reído mucho con su relato.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  51. No pierde usted oportunidad alguna. Está claro que la cerveza que le dieron era de la misma calidad que el reloj.

    ResponderEliminar
  52. Oish, hay que ver...

    ¿Y el sexo oral conmigo es perjudicial para la salud?

    ResponderEliminar
  53. Querido completo gilipollas hace mucho que no pasaba por aquí!
    muy bueno el texto, tiene usted un don!

    saludos :)

    ResponderEliminar
  54. Joder! No sé qué es peor, si la momia o el zombi! Pero no conoce Ud. nunca a una mujer medio normal? :D

    Lo del sexo oral me ha matao! Qué asco! jaja! :D

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  55. Mi querido Don Completo, ¡qué terrible aventura! a mi me sucedió algo parecido, pero era un vampiro y créame, en ese sentido el sexo oral si fue satisfactorio...otras partes de encuentro sexual dejaron mucho que desear, por no decir que se fue sin despedirse a la mañana siguiente.

    A sus pies, caballero.

    La Maga Moderna

    ResponderEliminar
  56. jajaja!! me ha encantado!, que imaginación tiene Ud.! digo porque encontró a la zombie en plena calle acompañada de una pobre víctima, porque en realidad ... no le ha pasado a Ud. alguna vez que le da la impresión de estar en la cama con una completa zombie? en mi caso muchas veces con un completo zombie que lo único que busca es realizar el acto depredador después de haber pasado el día gruñendo, esperando que por tener el contrato nupcial una tiene que aceptar y aguantar el repelente ataque ... mmm ... no, realmente no me sorprende este post. Además confieso que me he portado tipo zombie también, claro, las cosas por igual no?
    En fin, creo que prefiero el ataque de un verdadero y completo zombie o mejor en este caso el ataque de un completo gilipollas ahora zombie, supongo y espero que me trate con un mínimo de cariño para finalmente atacarme, prometo que sería una experiencia digna de "thriller".

    ResponderEliminar
  57. Debe ser morboso eso pasar un momento de placer a la vez que corres el riesgo de morir, pero yo... No lo probaria! Mejor quedarse para vestir santos, que para desvestir zombies!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  58. Demonios, qué tío. Reconforta encontrar gente aún más gilipollas que uno mismo. Me mola este sitio.

    Viendo su anterior entrada, no se preocupe, ni por visitarme ni mucho menos por comentarme, no le doy demasiada importancia a estas cosas de bloggers. Saludos!

    ResponderEliminar
  59. que bueno eres!Esta historia en concreto me ha encantado y creo que no es tan fantasiosa¿quien no se a levantado alguna vez junto a un zombie?
    Por cierto,he leido tu post del éxito del que disfrutas,que no he tenido tiempo hasta ahora de leer lo que tenia retrasado en tu blog y solo decirte,que yo no me iré de tu blog aunque ahora la fama te reste tiempo¡yo le seré siempre fiel Sr.Gilipollas!

    un beso

    ResponderEliminar
  60. me encanta...completamente gilipollas me quedo! que cosas!!!

    ahora me toca (si puedo asombrarte)

    www.myspace.com/mappry

    espero que guste

    ResponderEliminar
  61. yo a eso le llamo necesidades peligrosas, sexo en el infierno,

    ResponderEliminar
  62. Oye, ¿Gritaba mucho? ¿Cuál es la postura favorita de una zombie? ¿Podría ser ideal para una sesión de sado-maso?

    Puff! Cuántas preguntas y cuánta ignorancia me envuelve!

    ResponderEliminar
  63. estimado gilipollas, como siempre es todo un "placer" pasar por este rincón y leer lo que nos ofrece

    un beso enorme

    ResponderEliminar
  64. Creo que estoy de acuerdo con Pluma Roja y me parece a mi que ste apasionado encuentro zombiniano fue solo fruto de su calenturienta y alcoholica mente y de su necesitado cuerpo.De todas formas me ha encantadado esta original historia de amor a primera vista jajajajaja

    ResponderEliminar
  65. Ñe... No sé... Acostarse con un zombie debe ser un poco soso. Son lentos y torpes, no?

    Besitos!

    ResponderEliminar
  66. Y que tal es una zombie en la cama???
    Igual si me la encuentro mato a dos pajaros de un tiro!

    ResponderEliminar
  67. Sr. Gili,
    Lo primero que he pensado cuando he leido su nueva historieta, es que se habia dormido en el sofá despues de una gran comilona, viendo "la noche de los muertos jodientes", pero he buscado en google y no existe... ¿estaria en mal estado algo de la cena?

    ResponderEliminar
  68. Guau. Seguro que fue la experiencia más brutal que has podido tener estando etílicamente muy afectado.

    ( Por cierto, veo que todas tus seguidoras te llaman con nombres como ''gilipollas'' o similar, pero a mi no me gusta, así que simplemente te llamare ''el completo'' )
    :)

    ResponderEliminar
  69. Estupendo encuentro, lamento si su ya lamentable aspecto ha empeorado, y me preocupa saber si la bolsa de papel le protegerá como hasta ahora, o deberá acompañarla de pequeñas bolsitas donde ir depositando aquellos pedacitos que se desprendan.
    En cualquier caso, si alcanzó su objetivo y consiguió sacar de su cama y de su vida a la interfecta, mi más sincera enhorabuena.
    Si París bien vale una misa, ¿que no valdrá un polvo?

    ResponderEliminar
  70. La gozaste, gilipollas, la gozaste. Ni don Juan Tenorio habría realizo tal hazaña.
    (Me ha gustado tu historia).
    Un saludo de esos que se ven des de china.

    ResponderEliminar
  71. jajjajaja
    me encanto
    el consejo
    " nada de sexo oral a un zombie "
    no podrias haberlo terminado mejor
    jajaja
    saludos!!!

    ResponderEliminar
  72. sr gili: soy nueva en su blog, ya veo que esta rodeado de chicas al menos en la web, se lo merece ya que escribe genial! lo invito a mi verjel.

    ResponderEliminar
  73. De nuevo gracias a todos por sus amables comentarios, estoy realmente asombrado de que, pese a no contestarles uno a uno, sigan comentando.

    Les estoy infinitamente agradecido, en cuanto pueda les enviare una bolsa de peladillas a todos y cada uno de ustedes que sobró de mi comunión. De acuerdo, puede que estén un poco rancias pero el valor sentimental es lo que cuenta.

    Como acostarse conmigo: estoy rancio pero el valor sentimental es lo que cuenta...

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  74. Sr. CG:
    Entonces (si es lo mismo), déjese de peladillas y ahorre un paso
    Un beso

    ResponderEliminar
  75. Claro que no es una buena idea el sexo oral...fíjate la de años que debe llevar el bicho muerto!

    ResponderEliminar
  76. jajaja, qué genial!
    y cómo se levantó la muchacha al día siguiente?

    ResponderEliminar
  77. Cuando uno lleva unas copitas de mas, da igual que sea un zombie que un vampiro! Si usted estaba necesitado estaba necesitado y eso lo escusa todo.

    Un beso (de humana)

    ResponderEliminar
  78. Jajajja mas de un@ a ternimado la noche al lado de un ser asqueroso, al menos usted, lo supo desde el primer momento, normalmente la gente se da cuenta a la mañana siguiente.
    :-)

    ResponderEliminar
  79. He llegado a este blog hace poco y creo que va a ser lectura de cabecera ... gracias

    ResponderEliminar
  80. Si alguna vez me acuesto con un zombi prometo olvidarme de todo...un beso
    Te enlazo en mi blogroll

    ResponderEliminar
  81. Jajajaja me ha encantado el comentario del sexo oral aunque entonces vaya mierda no? sin sexo oral no es lo mismo...

    Oiga, hablando en serio ¿no ha pensado nunca en escribir un libro o hacerse guionista o algo asi?? me encanta la imaginación que tiene y como escribe... propongaselo, alomejor asi deja de ser un autentico gilipollas (ojo!! yo ni digo que lo sea eh? lo dice ud.)jeje.

    ResponderEliminar
  82. Queridas todas, gracias por sus consejos...
    Y mi adorada trasto: me propongo demasiadas cosas que soy incapaz de cumplir... ¿para que comenzar una mas?
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  83. Wow!!! Qué sesión de sexo más gore!! Tiene Ud. mucho peligro... o está muy desesperado.

    Gracias por el consejo sobre el sexo oral. Nunca se sabe. Jajaajajaj!

    ResponderEliminar
  84. Definitivamente tras leer esta entrada... ¿de verdad que no tiene usted su agenda llena de números de féminas dispuestas a eso que usted dice que no hace? Es usted capaz de beneficiarse a una zombie, por dios!!!
    Enhorabuena, que usted me hace sonreír. He hecho un gran descubrimiento, si señor.

    ResponderEliminar