"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

30 jun. 2010

El truco del lápiz


Queridos míos, el post de hoy está dedicado a explicar un sencillo (a la par que eficaz) truco para conseguir contacto real cualquiera de los congéneres que les atraiga, sean ellos hombres o mujeres o loros disecados. El truco de hoy se llama "el truco del lápiz" y se llama así porque es un truco y se necesita un lápiz. Si fuese una letanía que contase sobre la vida del santo Job se llamaría "la letanía del Santo Job" y no "el truco del lápiz". Hasta yo lo entiendo, así pues, no se aceptan preguntas. Después de esta imprescindible aclaración procedo a enumerar los elementos necesarios. ¿Preparados? Apunten: para "el truco del lápiz" se necesitas un lápiz. Opcionalmente también usaremos un teléfono móvil pero no es necesario porque sino el truco se llamaría "el truco del lápiz y el teléfono móvil", Aunque bien pensado también podría haberse llamado "el truco del lápiz y el teléfono móvil no necesario". En fin, sea como sea. Cuando localicemos a nuestra presa sacaremos un lápiz al que previamente le habremos quitado la punta (con un mordisco puede ser pero no se traguen la mina de grafito, provoca flatulencias y "el truco del lápiz" también conocido como "el truco del lápiz y el teléfono móvil no necesario" perdería eficacia y ganaría en ridiculez.). De acuerdo, estoy complicando lo simple. ¿Alguna pregunta? ¿Ninguna? Continuemos: cogemos el lápiz y el móvil y nos acercamos a la presa con el móvil en la oreja y el lápiz "despuntado" en la mano. No lo hagan al revés, las presas no suelen reaccionar demasiado bien cuando nos ven hablando con un lápiz. Cuando estemos junto a ellas fingiremos que necesitamos apuntar algo y les mostraremos la punta desnuda. La del lápiz, me refiero (al principio se impone la decencia, no es conveniente mostrar ninguna otra punta desnuda en el primer contacto). Mostrando la punta desnuda le preguntaremos a nuestra presa si tiene algo con lo que apuntar. Mientras no saque una pistola y nos apunte a nosotros habremos entablado un primer contacto. También llamado "encuentro en la primera fase", Y mientras nuestra víctima rebusca en su bolso o en su bolsa maricona (los hombres de verdad no utilizamos esas "boutades") aprovecharemos para decirle al odio una frase definitoria de lo que sucederá tipo "te deseo con tanta locura que ya he reventado dos botones de los tejanos" o "al ver tus músculos viriles chorreo tanto que creo que he roto aguas". Puede que ustedes piensen que estas frases son demasiado agresivas pero deben saber que en el campo de batalla se impone contundente estrategia o seremos nosotros mismos quienes sufriremos la mas humillante derrota. Si nuestro objetivo sonríe y comienza a jugar con los rizos de nuestro pelo (sea del lugar que sea), ese es síntoma de que hemos conseguido el objetivo. Si por el contrario llama a la policía o rompe en nuestra cabeza la botella de cerveza que estaba bebiendo entonces simplemente debemos reescribir la estrategia. No hay derrota en la guerra del amor, solo pequeños contratiempos.

Se preguntarán ustedes como me ha ido a mi con "el truco del lápiz". Sinceramente, nunca ha funcionado. Pero resulta que yo solo soy un completo gilipollas. Estoy seguro que ustedes lo conseguirán. ¡Valor, un lápiz (móvil opcional) y al toro (o al loro... disecado)!

28 jun. 2010

Tipos de blogs (3)


Los blogs de gadgets tecnologícos: nos presentan aparatejos que poseen cientos de utilidades aunque realmente no sirven para nada, cuestan un dinero abusivo y son imposibles de comprar en ninguna tienda. Hornos microondas con red 3G y cambio de marcha automático sin conector biodegradable. Gafas robotizadas con aire acondicionado y maquina de café expreso incluido. Todo vale y todo es tan ridículo como los orgullosos propietarios del primero de esos gadgets que sale al mercado y se hacen una foto sosteniendo los apartejos como diciendo "Jodeos todos, soy el primero de todo el país que se ha gastado 6000 euros en una tostadora con TDT ¿A que tengo suerte?". Pues no, no tienes suerte: te han timado y además eres un friki. Sus autores suelen cerrar los blog se gadgets cuando encuentran novia o la mujer les da a escoger entre el sexo o los gadgets.

Blogs "voy a contar mi vida aunque a nadie le interesa": Estos son realmente la joya de la corona. Es gente que cuenta su vida día a día explicando lo mucho que sufren o cuanto se divierten. Suelen poner fotos de ellos rodeados de gente de fiesta para que veamos que son seres sociales pero curiosamente utilizan motes o iniciales a las personas que mencionan para que nadie pueda reconocerlos. Y digo yo: ya que nadie les pide que cuenten sus aburridas vidas, al menos que no sean tan gilipollas de poner la foto de sus amigotes y después llamarles "el tete", "el porra" y "el manolin guatanamero". Creen que la vida real es un post y al mismo tiempo creen que los post son la vida real.

Los blogs de anorexicas: suelen poner una cinta métrica al principio del blog donde marcan su peso actual. Las entradas son del tipo "me siento gorda" o "llevo tres días ayunando". Las fotos que las acompañan dan mas miedo que ver toda la saga de SAW con sobredosis de café.

Los blogs "pude haber sido analista político/deportivo/cultural... vamos que podía hacer un telediario yo solito, pero me gusta la simplicidad de un blog." Son personajes que se creen redactores-jefes del "New York Times" pero que como no les contratan porque todo el inglés que saben es el de las canciones de los Beatles -y chapurreao-, entonces abren blogs para analizar sesudamente cualquier cosa que los periodistas ya han analizado antes con la única diferencia que los periodistas lo hacen bien (y además ganan dinero). Sueles reconocer fácilmente los blogs del "periodista frustrado" porque las entradas tienen miles y miles de palabras que hablan sin decir nada y suelen acabar con frases lapidarias dándonos a entender que nos han abierto los ojos. Yo los abro cada mañana sin necesidad de leer estos blogs. También cada mañana voy al baño exactamente a las 7:37 después del café y el cigarrillo a sacar lo mejor de mi: talmente como estos blogs.

Blogs absurdos que hablan sin contar nada: Suelen esta escritos por personas que han acabado todos los puzzles de 5000 piezas que existen en el mercado y no les queda mas distracción que juntar palabras como si de piezas se tratase. Hablan de todo sin contar nada porque no tienen nada que contar. Suelen ser entradas breves donde se diseminan adjetivos, verbos y sustantivos como el que abona el campo mientras baila breakdance.

Blogs de música: Siguen anclados en los años 70 diciendo que era la mejor música de toda la historia o anclados en el futuro mencionando grupos que nadie conoce aun. Son enemigos acérrimos de "Los 40 principales" y suelen hacer crónicas sin darse cuenta que la música se escucha, no se lee. Lo blogs de música se subdividen a su vez en estilos que se odian entre ellos porque todos se creen mejores que el resto. Suelen redactar las crónicas de los conciertos con la resaca puesta lo cual se nota en la redacción. O eso o no saben escribir. O las dos cosas.

Blogs religiosos: de entrada es difícil encontrar el texto pues estos blogs están sobresaturados de grandiosas imágenes de santos o de cruces. Cuando encuentras texto suelen ser siempre del tipo "si no creéis en lo que yo creo iréis al infierno". Hablan del pasado y siempre lo hacen en clave se santos o vírgenes. Quienes no están con ellos están contra ellos. Como un partido político mas, vaya. Si quieren salvarme que me den 2000 euros y así podre ir al prostíbulo de lujo y no con la meretriz anciana que fuma puros en el bar de la esquina y me ha pegado ya media docena de enfermedades venéreas.

Blogs de viajes: Estos los hacen personas a las que sus amigos y familia apalean en masa cada vez que sacan el proyector de diapositivas del armario. Creen que es mas fácil mostrar sus fotos de viajes o sus itinerarios al resto del mundo como si de un descubridor del siglo de Oro se tratase. Se creen Cristobal Colón o Marco Polo porque bajan cinco minutos del autocar de la agencia de viajes y hacen fotos a un árbol que hay dos metros escondido en la selva. Suelen acudir a estos blogs personas que quieren repetir el mismo penoso viaje de su autor lo que confirma que el hombre es el único gilipollas que tropieza dos veces en la misma piedra. También algunas mujeres.

Blogs de autoayuda "la fuerza la llevas en tu interior": Creen que Osho o Jorge Bucay son lo mas parecido a un robot de cocina: que sirven para todo. Hablan siempre con diminutivos como si estuviesen enamorados y creen que todo se cura con buenas palabras y buen rollo. También creen que el cosmos esta enviando ondas invisibles hacia el planeta tierra y solo los puros de corazón y fuertes de mente como ellos sobrevivirán al caos. Son algo así como un blog religioso pero con fotos de elefantes lavándose los dientes o perros vestidos para ir a trabajar en vez de estampitas religiosas. ¿Es que son incapaces de explicar las cosas sin convertir en humanos a los animales?

Blogs que intentan venderte productos que hacen ellos mismos: Son manitas que hacen botones de colores, colgantes, platos decorados o pañuelos pintados a mano. No se dan cuenta de que los tienen que vender por Internet porque ninguna tienda querría exponerlos en sus aparadores.

El blog dónde echar toda la mierda que uno no se atreve a decir a la cara a las personas que conoce: Estos blogs son realmente divertidos, sus entradas son como ir al lavabo en plena noche aquejado de una terrible diarrea, una explosión sin control. No puedes comentar las entradas porque te dicen cosas del tipo "¿y a ti quien te ha dado vela en este entierro?". Y me pregunto yo ¿si explican su odio a todo el mundo a través de Internet porque después siguen odiando a quienes les leen?

Como siempre, se aceptan sugerencias de tipos de blogs para continuar siendo destripados por el que suscribe.

24 jun. 2010

Tipos de blogs (2)


Aprovechándome de su tiempo libre (que no de ustedes) continuaremos con la serie "tipos de blogs" que tanto les gusta (ustedes siempre disparando a matar. ¿verdad?). Algunos de los siguientes tipos de blogs han sido sugeridos amablemente por ustedes en sus comentarios. Otros han sido sugeridos mediante amenazas o prometiéndome favores sexuales que mi decencia me ha obligado a rechazar. Gracias a todos por sus inestimables ideas pero deben saber que si con todo esto consigo dinero o fama negaré conocerles.

Dejen de comerse las uñas (sobretodo las de los pies): habrá una tercera parte...



Los blogs solidarios: en estos blogs las personas que tienen tejanos de marca y cenan en restaurantes de moda y se compran televisores de 142 pulgadas nos echan en cara al resto de los mortales que seamos incapaces de donar veinte euros para que un niñito del África pueda caminar 20 kilómetros cada día hasta la escuela con zapatillas en vez de ir descalzo. Y yo me pregunto: ¿por que no vendes tu televisor de 142 pulgadas? ¿Por que no cenas arroz con gusanos como los negritos? ¿Por que no vas en taparrabos en vez de gastarte 90 euros en unos "Levys levantaculos"? Haz todo eso y entonces me plantearé donar los veinte euros. O no. Pero es mi decisión e igual que yo respeto que tu seas un falso, respeta tu que yo sea un insolidario. Los blogs solidarios nunca entenderán que si no somos solidarios tampoco iremos al infierno. Se creen los heroes del siglo XXI y llevan camisetas con estampados tipo "salvemos los caracoles colombianos" o "todos por la escuela para los negritos descalzos". Todavía no se han dado cuenta de que en Internet solo buscamos fotos de rubias con grandes pechos, no fotos de negritos desnutridos.

Los blogs de cine: Como decía uno de los comentarios, lo que mejor define estos blogs son: "Sé un huevo de cine, y se lo voy a demostrar a toda la blogosfera... os vais a cagar con mi sabiduría cinéfila....". Son capaces de comparar la tortuga que salia cinco segundos en una película turca con un vaso de agua que bebe el protagonista de una película de acción norteamericana y asegurar que ambas son analogías del costumbrismo y del metalenguaje. En realidad no entienden nada de lo que ven ni tampoco saben nada de cine pero fabrican eternas criticas con terminología incomprensible, juntando docenas y docenas de adjetivos escogidos al azar y citando a directores que nadie ha visto nunca (e incluso puede que ni existan). Son blogs destinados a decir "yo veo donde vosotros no veis". A todos estos cinéfilos virtuales les diría: vegan a ver mi retrete que hace medio año que no limpio a ver si ven donde yo no veo... y después hacen una sesuda critica, claro está.

Los blogs del tipo "que listo soy yo, que tontos sois vosotros": estos blogs suelen estar escritos por desequilibrados a los que nadie hace caso en la sala de café del trabajo y sus familias les tienen por apestados porque usan calcetines de diferentes colores. Se creen en posesión de la verdad y todo es del color del cristal con el que ellos miran. Suelen explicar sus emociones contando cosas que a todo el mundo se la trae floja y acaban los post poniendo muchos signos de admiración y frases del tipo "¡¡¡y si ellos no se dan cuenta es que están ciegos!!!!" o "¡¡¡cuando aprenderán!!!". Se creen que la población mundial conspira contra ellos porque son mas listos que nadie. Suele acabar en lugares donde les regalan una bonitas camisas con los brazos anudados a la espalda o durmiendo debajo de puentes. Pueden reconocer este tipo de blogs porque además nadie comenta sus entradas o los comentarios son del tipo"cuanta razón tienes, compañero" o "es verdad, nadie se da cuenta, están todos ciegos". Evidentemente quien deja estos tipos de comentarios son gente como ellos o gente que busca sexo desesperadamente.

Los blogs de pintores fracasados, estos blogs los hacen señores y señoras que pintan cuatro rayas torcidas en embalajes de neveras y aunque lleven 40 años pintando son incapaces de hacer una raya recta. Como nadie les compró un cuadro los exponen en internet pensando que algún mecenas alcholizado les rescatará de sus aburridas vidas de funcionarios y amas de casa. Son pintores nefastos que suelen hacer dibujos donde las cabezas son mas pequeñas que las manos o los perros tienen un ojo mas grande que el otro y el sol es violeta. No se atreven a poner el precio de sus cuadros porque las risas se escucharían mas allá de Neptuno.

Los blogs de política
: como siempre el que escribe este tipo de blog suele creerse en posesión de la verdad única y absoluta con el añadido mentalmente insano de que todos los que no piensan como ellos son unos delincuentes que quieren destruir países o morales. No se diferencia demasiado de los blogs sobre religión. Lo mas divertido de los blogs de política es que aunque sus autores se creen sesudos e imparciales analistas de la actualidad siempre llaman a los políticos afines por el apellido y a los políticos que no les son afines con ridículos motes. Un blog de política suele ser el mejore lugar al que acudir si uno padece de insomnio. Lo único que vale la pena de estos blogs es cuando en los comentarios los blogeros comienzan a enzarzarse en acaloradas discusiones y acaban llamando el nombre del puerco a los que no piensan como ellos. Fiel reflejo de lo que es la política, supongo.

Los blogs de arquitectura
: estos son realmente interesantes, se trata de blogs donde unos señores ponen fotos y planos de casas o edificios que nunca visitaremos y donde nunca viviremos con la única intención de hacernos morir de pura envidia. Y digo yo... ¿que interés puede tener ver los planos de un edifico de tres plantas en Noruega? ¿Vive una top-model noruega dentro? ¿Por que no te dejas de planitos y pones las fotos de la top-model? Los blogs de arquitectura demuestran, una vez mas, que el frikismo no entiende de razas ni clases. Eso si, suelen ser blogs excelentemente diseñados con un concepto minimalista del espacio, es decir: no hay tetas. Aburridos como los que mas.

Los blogs de fotografía: suele comenzarlo alguien cuando se compra una cámara fotográfica a peso y cree que una foto es buena solo por hacerla en blanco y negro. y girada. Suelen hacer fotos de las escaleras de su casa, de los adoquines de la calle, de las pintadas urbanas y no se hacen una foto de sus culos porque no llegan. Entrar en estos blogs es lo mas parecido a ir a casa de unos amigos después de las vacaciones y que comiencen a montar la maquina de diapositivas: para echarse a temblar. Lo mejor son los comentarios que les hace la gente del tipo "excelente foto" o "muy buena composición" cuando en realidad piensan "vaya mierda de foto" o "¿estabas borracho cuando hiciste la foto?"

Los blogs del tipo no tengo ni idea de lo que hablar y por eso hablo de todo en general pero de nada en particular: suelen ser escritos por gente que tiene envidia de que todo el mundo tenga un blog menos ellos. La misma gente que se de alta en facebook para coleccionar amigos e incluso abren grupos para hablar sobre ellos mismos que no pasan de los 2 seguidores (ellos y un primo lejano de Murcia que nunca han visto en persona). Los blogs estilo "hablo de todo sin hablar de nada" suelen provocar cefaleas, vómitos y sobretodo una profunda somnolencia. Acompañan sus (breves) post con fotos de calles mojadas por la lluvia o flores o estatuas que no tienen nada que ver con el texto. Los títulos de sus post suelen ser "me siento extraña" o "hoy es un buen día" o "reflexionando sobre mi". Podría llegar a convertirse en un gran ejercicio de egocentrismo sino fuese porque no son ni tan solo egocéntricos. Escriben porque es mas gratificante que caminar por la calle hablando solos y nunca dan la cara ni dicen su nombre por miedo a ser reconocidos en la panadería del barrio.

Me gustaría volver a remarcar que todo está escrito desde el punto de vista del humor, el que suscribe intenta no ofender y me gustaría que ustedes intentasen no sentirse ofendidos. Como en el anterior post, existen excepciones para casi todo. Hay muchos blogs que entran en estas categorías y no obstante son magníficos. Vuelvo a repetirlo: esos son los suyos, ¡faltaría mas!

Como siempre, se aceptan sugerencias de tipos de blogs para continuar siendo destripados por el que suscribe.

20 jun. 2010

Tipos de blogs (1)



Soy consciente que comenzar esta serie de “tipos de blogs” creará una animadversión de ustedes (a su vez autores de blogs) hacia mi. Entenderé que si a partir de ahora nadie comenta y dejan de visitarme lo tendré bien merecido. Pero la humanidad merece saber a que se enfrenta cuando entra en la blogsfera.

Los blogs de macrame y patchwork: Son blogs de manualidades hechos por señoras de mediana edad que no les queda mas emoción en la vida que coser botones y trozos de telas a otras telas y después hacerles fotos. Me imagino a sus maridos viendo el fútbol despanzurrados en el sofá y repitiendo mecánicamente “te ha quedado precioso, cariño... precioso, ponlo en el blog, claro” sin apartar la vista del televisor. El patchwork y la menopausia son primos lejanos.

Los blog de relatos eróticos: su nombre lo define a la perfección, sus textos suelen venir acompañados de sugerentes fotografías. El problema es que los textos son tan breves que sugieren en vez de explicar y las prácticas onanistas de sus lectores siempre se quedan a medias. Antes de entrar a estos blogs se nos pone sobreaviso que el contenido es para adultos, cuando los leemos nos damos cuenta de que el contenido es tan osado que podría emitirlo por televisión justo después de los dibujos animados.

Los blogs de recién nacidos: Una señora madre tiene un hijo y como no le queda otra cosa que hacer en casa se dedica a poner fotos de su retoño, contarnos como crece, sus primeros pasos, etc. No me interesan mis hijos y me van a interesar los de los otros... (esto lo diría si tuviese hijos, claro). Estos blogs también suelen venir acompañados de maridos con barriga cervecera que desde el sofá repiten: "claro cariño, pon la foto de la primera caquita del nene en el blog, claro" sin dejar de mirar los partidos del Mundial de Fútbol.

Los blogs de jóvenes enamoradas: suele ser escritos por quinceañeras que creen que el amor es algo bonito y doloroso. Cuando lleguen a los 30 y vuelvan a leerse comenzarán a hacer esfuerzos para recordar cual era la contraseña y borrar para siempre esta muestra de desequilibrio hormonal. Estos blogs son claros ejemplos de lo cursi que puede ser la adolescencia si se abusa de las novelas de vampiros. Suelen decir cosas como “me muero sin ti” o “el dolor cuando te vas es insoportable”. Lo único insoportable son sus blogs pero la sobredosis de azúcar les impide verlo. Es un problema que se cura con la edad.

Los blogs de esoterismo: fotos de magas, de duendes, de runas e incomprensibles nombres. Suelen estar escritos como si el autor pensase que Tolkien se ha reencarnado en la punta de sus dedos. Curiosamente las fotos suelen ser mas grandes que los textos y esta lleno de estrellas que brillan al tiempo que suenan canciones celtas. Es como entrar de repente en una discoteca del siglo XVI.

Los blogs de "soy un gran escritor pero nadie me entiende": estos blogs son realmente curiosos, se trata de gente que (como yo, lo reconozco) es incapaz de escribir dos lineas con un mínimo de calidad literaria y como nunca en la vida podrían publicar ni un anuncio por palabras se dedican a novelar en sus blogs capítulos y mas capítulos de unas historias que no interesan ni tan solo al que las escribe.

Los blogs de animales: Mirad que perro lamechochos mas pequeño y feo me he comprado, le hago fotos con un chalequito de lana y lo amo mas que a las personas porque soy tan insoportable que las personas no me aman a mi. Curiosamente los dueños nunca salen en las fotografías, para no ser reconocidos, claro. O eso o es que son aun mas feos que sus mascotas.

Los blogs de Manga o Anime o como coño se llamen: Sus autores creen que viven en japón y son superheroes disfrazados de escolares. A su vez los autores se disfrazan de superheores frikis y se hacen fotos con otros frikis que muestran sin el menos pudor a todo el mundo. Ahora entiendo porque los superheroes ocultan sus rostros evitando ser reconocidos.

Los blogs como mola mi coche, mi moto o mi bici: Fotos y mas fotos de los orgullosos propietarios mostrando sus tuneados vehículos. Vídeos de animales de feria haciendo locuras en moto o de automóviles tan llenos de pegatinas que los de la ITV tienen que pedir audiencia para pegar la suya. Estos blogs son la mejor demostración del onanismo cerebral (pajas mentales, vaya). Lo mejor son los comentarios a las entradas del tipo "pues yo le quite el condensador de fluzo y le coloque un pioneer de 2600 watios y no veas como rula cuando hago trompos en los polígonos de la zona hermética"

Los blogs de moda: Señoritas que se creen modelos y posan con vestidos del Zara en el parque de su pueblo creyéndose que son una de las protagonistas de “Sexo en Nueva York”. Continuaría criticando estos blogs pero son los únicos en los que sus autoras se muestran con diferentes tipos de ropa y solo por eso ya merecen mi mas rendida admiración. Además, están todas buenisimas. Lo mejor es acudir a estos blogs cuando llega el verano.

Los blogs tipo "diario de un completo gilipollas": estos blogs los suelen escribir gordos sebosos con alopecia galopante y tanto éxito con las mujeres como Robinson Crusoe en una fiesta AXE, con la esperanza de que alguna despistada se enamore de ellos y forniquen y forniquen hasta el amanecer. Por desgracia eso nunca sucede y los gilipollas continúan escribiendo hasta que les echan del trabajo por hacer de todo menos trabajar. Se ríen de todo pero no permiten que nadie se ria de ellos. Son egocéntricos, peligrosos y siempre suelen tener alguna loca que acude al blog porque es mas barato que acudir al psicólogo. Huyan de estos blogs lo mas lejos posible y sobretodo, respecto a sus autores, nunca les den de comer después de medianoche, no los mojen y nunca nunca nunca queden con ellos.

Cuando los leo todos es cuando pienso “bueno, tampoco estoy tan mal...” y sobretodo como dijo el gran Groucho: “puedo parecer un gilipollas y actuar como un gilipollas. Pero no se dejen engañar. Soy realmente un gilipollas”. Todo está escrito con el ácido humor que me caracteriza, no se ofendan, solo pretendo continuar sonriendo todos unos minutos mas.

Como en todo, hay excepciones. Hay blogs de moda, de literatura, de hadas o de animales que son magníficos. Y estos son los suyos mis queridos lectores: faltaría mas.

Como siempre, se aceptan sugerencias de tipos de blogs para ser destripados por el que suscribe.

17 jun. 2010

El hombre que envidiaba a los perros


Cuanto y cuanto me gustaría ser perro, caminar todo el día en pelotas por todos lados ajeno al temor de un nuevo juicio por exhibicionismo (otro mas, aclaro). Cuanto me gustaría ser perro y poder lamerme los testículos cada cinco minutos sin temor a partirme la clavícula, lamerlos y quien sabe que mas (lo se pero la decencia me impide contarlo aquí). Cuanta envidia. Me gustaría ser perro y olisquear los sexos ajenos sin temor a que me abofeteen o denuncien. Y si sucede que otro perro (que no perra) me olisquea los testículos le mordería sin temor a que me internen en un psiquiátrico con un bozal modelo Hannibal Lecter. Temo continuar siendo humano pero no poder ser yo mismo. Me gustaría ser perro y no tener que madrugar ni tampoco trabajar. Cuanta envidia. Poder hacer mis necesidades en la calle y ladrar alegremente canciones de perro a cualquier hora, despertando a los vecinos mas incómodos. Me gustaría ser perro para que constantemente acariciasen mi lomo y me dijesen lo guapo que soy. Me gustaría ser perro para acomodarme en el sofá y ver la tele horas y horas sin mas problema que verla en blanco y negro. Me gustaría ser perro para no hacer nada mas que vivir, y vivir bien. ¿No tendríamos todos que ser perros? Cuanto me gustaría ser perro para poder montar cualquier perra y llamarla "perra" mientras la monto. Y a otra perra. Y a otra. Y fornicar con todas las perras. llamándolas "perras". Y luego dicen que es una vida de perros. Peor es la vida de gilipollas, se lo aseguro. Cuanto y cuanto me gustaría ser perro.... por el amor de Dios (del Dios de los perros, aclaro).


14 jun. 2010

Objetivo de Julio: Conocer gente


¿Cómo hacen ustedes para conocer gente? En pleno Siglo XXI el abanico de posibilidades es tan amplio y conocido como las posaderas de Jenifer Lopez. Podemos conocer gente en internet, por teléfono, videoconferencia, trabajo, transportes públicos, vendedores a domicilio, vis a vis carcelarios, bodas, bautizos, comuniones, etc. O a la antigua usanza, como hago yo: acosándolas en el metro y consiguiendo una copia de la orden de alejamiento donde consta el domicilio de la acosada. ¿Cómo conocen usted gente? Un amigo mío (en realidad un conocido, el único amigo que tengo es un mono amaestrado para robar tangas de los tendederos) dice que la mejor manera de conocer a una mujer es abordarla directamente en la calle y decirle que la ama. Si la mujer le rechaza, se habrá ahorrado tiempo. Si la mujer continua la conversación, también habrá ahorrado tiempo. Si el marido le rompe la nariz por tres sitios, es que la mujer está casada. Que sencillo ¿no? Moraleja: reconozcan siempre el terreno antes de entrar en guerra. Es un buen consejo que ahorra tabiques nasales fracturados. Otro conocido asegura que la mejor manera de conocer gente es fingir desmayos en el metro a hora punta. Las veces que lo he puesto en práctica solo he conseguido que me roben la cartera, el reloj, unos pantalones de tergal de los 80 y que vuelva a casa con un extraño dolor en... bueno, obviemos eso. Ni abordar a una mujer en la calle ni tampoco fingir desmayos sirve de demasiado. ¿Que diablos hacen ustedes que les veo caminar a diario en pareja, en grupo o incluso vestidos de tunos y cantando alegres canciones sobre balcones y rosas rojas? Les envidio con todas mis fuerzas (que no son muchas). Yo no tengo amigos, no tengo pareja y mi familia no me habla desde el desafortunado incidente en la boda de la prima Emilia (que les relataré otro día), en realidad solo me carteo con la tita Gekkeikan y ella vive en Japón. Mis vecinos se esconden e incluso los acreedores prefieren evitarme que hacer su trabajo. ¿Acaso me huele el aliento? ¿Acaso parezco un obseso sexual? ¿Acaso la naturaleza ha hecho de mi un remake de Quasimodo? De acuerdo, la respuesta a todo eso es "si". Que crueles son ustedes, por el amor de Dios. Pero esa no es razón para que la sociedad evite a un gilipollas como yo. ¿Acaso no podría ser yo la alegría de una fiesta de jubilados? ¿O el stripper de una despedida de soltera? Seguro que debo tener un puesto entre algunos de los grupos que ustedes integran. Pero no se como conocer gente. Como conocer mujeres (o hombres descaradamente heterosexuales que solo hablen de mujeres). Porque claro, para un gilipollas el principal objetivo de conocer gente es el fornicio, el segundo el bebercio, el tercero la amistad (aunque este último no es imprescindible). Estoy completamente seguro de que ustedes no tienen problemas para conocer gente porque son listos, guapos y el aliento les huele a ambientador de pino (son ustedes tan perfectos que casi les odio). Otros (mucho mas gilipollas) nos limitamos a abrir un blog donde exponemos nuestras desventuras con la lejana esperanza que alguna mujer se apiadará de nosotros y nos pedirá una cita. Este verano cogeré a mi burro José y me dedicaré a pasear por todos los pueblos de España en busca de todos ustedes (mejor de "todas"). ¿Les apetece que un completo gilipollas les visite por sorpresa, se siente a su mesa y convierta su existencia en un infierno? Seguro que si. Prometo comer con cubiertos y no acosar a ninguna muchacha menor de 18 años ni mayor de 90. De acuerdo, eso no es del todo cierto: no iré en burro, iré en moto. El resto es todo verdad. ¿Qué van a hacer ustedes en Julio? ¿Les apetece adoptar a un completo gilipollas?


11 jun. 2010

el misterioso caso del ladron de mecheros


Todo comenzó cuando tenía yo ocho o nueve años, la época en que empecé a fumar e acudir a bares de mala reputación. Se preguntarán como un niño de ocho años puede alcanzar la barra, no se preocupen, en los bares a los que acudo siempre hay un borracho tirado en el suelo al cual subirse. Excelente lugares para niños, enanos y gente que han perdido las piernas jugando a fútbol con dinamita. Y fue comenzando a tan temprana edad mi periplo de alcohol y tabaco por tugurios de mala muerte que adquirí conocimiento de que, igual que existe el hombre del saco o el duende de los calcetines, también existe el ladrón de mecheros. Y esta vez no se trata de una leyenda urbana. ¿Por que cuando enciendes un cigarrillo en un bar al cabo de diez minutos desaparece tu mechero? Con el paso de los años (y la acumulación de sustancias en mi organismo) he llegado a la conclusión que todos los bares tienen su particular ladrón de mecheros hábilmente escondido entre su nada selecta clientela... y no soy yo. Yo lo único que soy capaz de robar es ropa interior femenina de los tendederos de ropa pero después de olisquearla siempre la devuelvo, que conste. Bueno, alguna vez me la he probado pero siempre la devuelvo, que conste.

¿Como reconocer al ladrón de mecheros en un bar? Primero deben saber que la mayoría de las veces el ladrón de mecheros es el dueño del bar que a su vez vende mecheros. No era tan difícil ¿no? La típica táctica del planchista quien, amparado en la oscuridad de la noche, raya coches o la táctica del banquero que nos presta dinero para después quedarse con nuestra casa. Ladrones los hay en todas las profesiones, los camareros no escapan a la corrupción, créanme. La manera mas fácil de cazar a un camarero ladrón de mecheros es hacerle una marca a nuestro mechero y después comprarlos todos para ver si nos los está revendiendo. Lo reconozco, no es una táctica ni sutil ni barata (deberemos comprar alrededor de 50 mecheros para descubrir al ladrón) pero desenmascarar la corrupción no entiende de géneros ni condiciones. Debemos hacerlo. De todas formas desconfíen del camarero tanto como del amigo amable o de la suegra simpática. El siguiente sospechoso es nuestro amigo del alma, exacto, ese que nos invita a cerveza o nos dice cuanto nos quiere. La amistad no entiende de cleptomanía. Si le descubren robándoles el mechero pateenle el hígado y después háganle tragar el mechero, las llaves (llavero incluido) y dos docenas de albóndigas en mal estado (eso es fácil de encontrar en un bar). Les aseguro que se le pasará las ganas de agenciarse mecheros ajenos.

No obstante si no encuentran al ladrón de mecheros en el camarero o en sus amigos, el caso es mas difícil. En un bar todos son potenciales ladrones de mecheros. Incluso los que no fuman. Un mechero de colores es como el anillo del señor de los anillos. Genera una atracción indiscutible que nos seduce y nos obliga a cometer tan terrible delito. ¿La solución a todo esto? Utilicen cerillas mojadas. No sirven para mucho pero nadie roba cerillas mojadas. ¿Que otro consejo esperaban de un gilipollas?

8 jun. 2010

La Farmacéutica


Esta semana he quedado con La Farmacéutica. Casi cincuenta años, delgada, ojos verdes, pelo teñido de un color imposible de definir y casi tan guapa como simpática. (no se puede tener todo) Pero sobretodo: es dueña de una farmacia. Entiéndanme, no soy materialista pero ligar con una mujer que sea propietaria de una farmacia es como abrir una galleta de la suerte y que dentro te diga "hoy vas a fornicar con Judit Mascò". Pero aun mejor, como si después Judit Mascò te pagase ochocientos euros cual gigoló de alta alcurnia.

Cuando me enfrento a nuevos encuentros siempre intento mostrar mi mejor perfil o lo que es lo mismo, bebo una cerveza tras otra y evito abrir la boca mas de lo necesario entre ingesta y respiración, respiración e ingesta. No es que considere que mi conversación sea aburrida, ojalá lo fuese. Cuando abro la boca lo estropeo todo porque la mayoría de las veces las frases acuden a mis labios sin pasar antes por mi cerebro. No pueden ni imaginar lo peligroso que resulta hablar sin pensar. Pero resulta que yo no se hacer dos cosas al mismo tiempo. O hablo o pienso.

Quedamos en un céntrico bar, bebimos y hablamos y cuando pensaba que el amor (en realidad codicia) comenzaba a instalarse confortablemente en mi estado de ánimo, entonces caí en la cuenta de que aquella mujer no iba a ser la futura señora gilipollas que me retirase del peligroso mundo del trabajo de oficina. Éramos tan diferentes que por unos momentos creí que éramos iguales. Me di cuenta de que aquella mujer no era para mi justo cuando me di cuenta de que estaba hablando solo en un bar y el camarero me dijo que La Farmacéutica se había ido media hora antes. Sin pagar, además. Tal había sido mi amor -o mi codicia- que ni había caído en la cuenta de que estaba hablando solo. Lo que hace el amor... o la codicia... o una docena de cervezas.

5 jun. 2010

En el supermercado


-¿Puedo ayudarle? -una risueña voz femenina rompió el silencio justo encima de mi hombro derecho.
Me di la vuelta, una joven pizpireta de pelo corto y ojos grandes deliciosamente vestida con el ceñido uniforme de la tienda me miraba de manera inquisidora. Acababa de enamorarme.
-Buscaba una cerveza, buena. Pero solo una.
-¿Solo una?
Las mujeres hermosas suelen ser las mas incrédulas.
-Mi presupuesto no da para mas. Eso si tuviese presupuesto.
Hice una pausa, la muchacha no sonrió siquiera. Incrédula y además sorda. O eso o yo le resultaba tan interesante como el calculo renal de una octogenaria. Suele suceder, mis chistes no gozan de demasiado éxito entre las mujeres hermosas.
-¿Que cuesta una de estas cervezas especiales? -pregunté señalando la parte noble de la estantería.
-De tres hasta siete euros.
-Madre mía. ¿Por menos de tres euros cual es la mejor cerveza?
-Esta es una tienda de delicatessen, por ese precio solo puede llevarse esta cerveza -dijo señalando una Furzenburguen Tostada de Alsacia de doble fermentación-. Está de oferta. 2,10 euros.
Furzenburguen Tostada de Alsacia de doble fermentación surgida en la abadía Furzenburguen fundanda por San Furzenburguen en 1128 en Furzen (cerca de Bruselas) Los monjes Furzenburguenianos hicieron de la cerveza su producto base para mantenerse y poder sobrevivir. El diseño de la botella de Furzenburguen está basada en la propia abadia de Furzenburguen. Que les den a todos los Furzenburguen del mundo, yo solo quería una cerveza.
-¿2,10 euros el pack de cuatro?
-Una sola.
Confirmado: que les den a todos los Furzenburguen... era demasiado cara.
-¿Que significa "doble fermentación"?
-Que ha fermentado dos veces -contestó ella de manera resignada levantando la vista al techo.
Debía hacer algo de inmediato, con tan solo media docena de frases ya había conseguido aburrirla. Y eso que yo era un cliente. Se imponía un golpe de efecto.
-¿Estás enamorada? -pregunté.
La muchacha dio dos pasos hacia detrás y me observó confundida. Había conseguido captar su atención.
-Eso no es asunto suyo.
-Lo se, pero quiero hablar con alguien que esté enamorado.
-¿Por que?
Podrá haberle dicho la verdad, que todo no era mas que una excusa para ablandar su gélido corazón y llevármela al catre. Pero no lo hice, si quieren acostarse con alguien lo único que han de hacer es confundir. Yo lo hago a todas horas, incluso ahora escribiendo esto.
-Porque nunca he estado enamorado, o eso creo.
Al fin y al cabo no era una mentira.
-¿No es usted capaz de amar?
-Por supuesto que si, en todas las posiciones posibles. Diría también que con todas las especies posibles pero hasta ahora solo lo he intentado con mujeres y no he tenido demasiado éxito.
-Eso es sexo.
-También es amor.
-Amor es lo que sentirá por esta cerveza cuando se la beba. ¿Habrá sexo?
-Nunca he tenido sexo con una botella.
-Yo si -dijo la muchacha guiñándome un ojo.
-No te creo.
-Compre esa botella, quien sabe lo que pasará esta noche.
-Eres una excelente vendedora.
-No lo sabe usted bien.
Salí del supermercado con media docena de cervezas de importación y sin dinero en el bolsillo. Le había dado la dirección de mi piso a la muchacha quien lo había lanzado de inmediato al suelo. No importaba, sabía que en cuanto yo me fuese ella iría corriendo a recuperar el trozo de papel.
Ella nunca me llamó y yo me acabé en una sola noche todas las botellas de cerveza de importación.
Borracho y confuso descubrí que se podía tener sexo con una botella. ¿Que otra cosa podía hacer?
Gracias San Furzenburguen...

1 jun. 2010

La del Tantra


Hace unas semanas acudí a una sesión de tantra. He de reconocer que todas esas terapias alternativas, energías interestelares o terceros y cuartos ojos, me son absolutamente indiferentes. La combinación de un completo gilipollas y un absoluto escéptico me hace impermeable a todo cuanto huela a incienso y buen rollito. Pero resulta que un conocido me dijo que por 60 euros una hermosa mujer había estado mas de 90 minutos masajeandole y al final le había proporcionado un final feliz digno del capitulo 100 de Bricomania. Así que ahorre durante el siguiente año y me planté en el piso de la susodicha con mis mejores billetes y la ropa interior recién planchada (ojalá me hubiese dado tiempo de lavarla también).

La “facilitadora” (así se hacía llamar) era una atractiva muchacha de poco mas de 30 años, delgada y vestida como si acabase de salir disparada de la maquina del tiempo desde Ibiza en los 60. Olía a marihuana y sal.

-Hablemos un poco antes -dijo ella mientras cogía mis 60 euros y me invitaba a tomar asiento en el suelo- ¿Cómo te sientes?

Me sentía excitado y a punto de lanzarme a hundir mi cara entre sus pechos.

-Bien -respondí apretando los muslos.

-¿A que has venido exactamente?

¿A que narices creía que había venido? Estábamos en una pequeña habitación con una camilla, ella estaba vestida con vaporosas ropas que dejaban ver hasta la marca de su ropa interior y le acababa de pagar 60 euros. No había venido a hacer ceniceros de barro, eso no, desde luego.

-No lo se.

Cuando no se que decir siempre digo “No lo se”. Una mentira a medias es como una verdad a medias. Me gustan las mujeres con medias. Aquella mujer llevaba calcetines de colores.

-Quítate la ropa y túmbate en la camilla.

Por fin. Ahora nos entendíamos. La obedecí y me tumbé en la camilla que crujió bajo el peso de mis escasos 182 kilos (la operación bikini 2010 obra milagros en mi). Entonces ella comenzó a rociar mi cuerpo con aceite y comenzó a masajearme lentamente, comenzando por la espalda. Un comienzo es un comienzo, vaya. Solo debía tener paciencia. Al cabo de media hora me pidió que me diese la vuelta, lo hice mostrando una mas que impresionante erección de mi mcropene que rápidamente hizo bajar dándole unas cuantas bofetadas con fuerza. ¿Aquella hippie acababa de abofetear mi micropene? Sus manos se posaron en la cima de mi abultada barriga.

-Siente la respiración en el estomago. ¿La sientes?

Lo único que sentía era su respiración en mi cara y un dolor de huevos mas que considerable.

-Claro que la siento.

Su mano comenzó a deslizarse lentamente hacia el sur pero justo cuando tenía que pasar por encima de mis genitales hizo un rápido movimiento esquivándolos y acabado entre mis piernas. Uno de sus dedos comenzó a presionarme en ese desconocido lugar que hay entre los testículos y el ano.

-¿Sientes el último chakra?

Lo único que sentía era su dedo demasiado cerca del túnel prohibido.

-¿No serás usted familiar de un camionero de Soria? -pregunté justo cuando una de sus manos presionaba esa delicada parte y la otra presionaba mi cabeza.

-¿Sabes donde está el perineo? -preguntó ella.

-Yo no tengo de eso.

-Lo estoy presionando.

-¿En la cabeza?

-Con la otra mano, gilipollas.

Así pues aquella parte que me estaba presionando y que me acompañaba desde que era gilipollas se llamaba perineo. Pues que dejase de presionarme el perineo y se dedicase a maniobrar con el mástil del amor porque me estaba poniendo nervioso. Cerré los ojos y me dejé llevar aunque no demasiado, había comido garbanzos y dudo que el incienso pudiese disimular lo que se estaba acumulando bajo sus manos.

Entonces sucedió el milagro, una de sus manos pasó por encima de mi micropene. Erección, una nueva bofetada, más dolor de huevos. ¿Que diablos estaba sucediendo?

-Intenta controlar tu deseo, el sexo ahoga todos tus instintos.

Ella tenía razón pero yo seguía sin entender cual era el problema. ¿Tanto le costaba agitar un poco la coctelera?

-El tantra no es sexo -dijo ella.

Después de una hora, de tocarme por todos lados y de cobrarme 60 euros resultaba que el tantra no era sexo. ¿Que era pues? Me imaginaba volviendo a casa con una erección de caballo, un cenicero de barro y 60 euros menos. ¿Cómo acabó aquella visita? Con diez agujas de acupuntura en la cabeza, una erección de caballo y 60 euros menos. La próxima vez entro en el chino y me compro un cenicero de esos con mujeres desnudas grabadas en el fondo. Se lo juro a todos ustedes.

¡Ah, lo olvidaba! Y para mi que todo ese incienso es para poder relajar el cuarto ojo y dejar escapar flatulencias sin efectos colaterales: o sea, para disimular el olor a pedo. Tanto tantra y tantas ostias... a mi no vuelven a pillarme.