"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

11 jun. 2010

el misterioso caso del ladron de mecheros


Todo comenzó cuando tenía yo ocho o nueve años, la época en que empecé a fumar e acudir a bares de mala reputación. Se preguntarán como un niño de ocho años puede alcanzar la barra, no se preocupen, en los bares a los que acudo siempre hay un borracho tirado en el suelo al cual subirse. Excelente lugares para niños, enanos y gente que han perdido las piernas jugando a fútbol con dinamita. Y fue comenzando a tan temprana edad mi periplo de alcohol y tabaco por tugurios de mala muerte que adquirí conocimiento de que, igual que existe el hombre del saco o el duende de los calcetines, también existe el ladrón de mecheros. Y esta vez no se trata de una leyenda urbana. ¿Por que cuando enciendes un cigarrillo en un bar al cabo de diez minutos desaparece tu mechero? Con el paso de los años (y la acumulación de sustancias en mi organismo) he llegado a la conclusión que todos los bares tienen su particular ladrón de mecheros hábilmente escondido entre su nada selecta clientela... y no soy yo. Yo lo único que soy capaz de robar es ropa interior femenina de los tendederos de ropa pero después de olisquearla siempre la devuelvo, que conste. Bueno, alguna vez me la he probado pero siempre la devuelvo, que conste.

¿Como reconocer al ladrón de mecheros en un bar? Primero deben saber que la mayoría de las veces el ladrón de mecheros es el dueño del bar que a su vez vende mecheros. No era tan difícil ¿no? La típica táctica del planchista quien, amparado en la oscuridad de la noche, raya coches o la táctica del banquero que nos presta dinero para después quedarse con nuestra casa. Ladrones los hay en todas las profesiones, los camareros no escapan a la corrupción, créanme. La manera mas fácil de cazar a un camarero ladrón de mecheros es hacerle una marca a nuestro mechero y después comprarlos todos para ver si nos los está revendiendo. Lo reconozco, no es una táctica ni sutil ni barata (deberemos comprar alrededor de 50 mecheros para descubrir al ladrón) pero desenmascarar la corrupción no entiende de géneros ni condiciones. Debemos hacerlo. De todas formas desconfíen del camarero tanto como del amigo amable o de la suegra simpática. El siguiente sospechoso es nuestro amigo del alma, exacto, ese que nos invita a cerveza o nos dice cuanto nos quiere. La amistad no entiende de cleptomanía. Si le descubren robándoles el mechero pateenle el hígado y después háganle tragar el mechero, las llaves (llavero incluido) y dos docenas de albóndigas en mal estado (eso es fácil de encontrar en un bar). Les aseguro que se le pasará las ganas de agenciarse mecheros ajenos.

No obstante si no encuentran al ladrón de mecheros en el camarero o en sus amigos, el caso es mas difícil. En un bar todos son potenciales ladrones de mecheros. Incluso los que no fuman. Un mechero de colores es como el anillo del señor de los anillos. Genera una atracción indiscutible que nos seduce y nos obliga a cometer tan terrible delito. ¿La solución a todo esto? Utilicen cerillas mojadas. No sirven para mucho pero nadie roba cerillas mojadas. ¿Que otro consejo esperaban de un gilipollas?

43 comentarios:

  1. Pues si que da de sí la historia del mechero...¿y si le ponemos cadenita como los bolis de las ventanillas de correos?.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Sr.G,
    Cuando fumaba tabaco tenía la curiosa y happy happy idea de que los mecheros no tenían dueño y saltaban de persona en persona según sus necesidades.... Ahora que no fumo tabaco pero sí porrillos.... he cambiado de opinión por completo. Mi mechero amarillo con una pin up tetona es sólo mío....y si alguien se aproxima a él le corto la mano. :D

    ResponderEliminar
  3. Querido Gili, tiene usted toda la razón: existen los ladrones de mecheros, sí, no sólo en los bares, también en los pisos compartidos.

    Simpatizo y me hago cargo de la frustración que despierta comprar un mechero cada día y que te lo roben para que aparezca una semana más tarde dentro del bolsillo del pantalón de un mamarracho que debe coleccionarlos o tener un contenedor de 50 litros repleto de ellos.

    PD: Lo de las cerillas no funciona, también las roba (no sé para qué hostia lo hace, ya que deben tener como 3000 encendedores guardados)

    ResponderEliminar
  4. Estimado Sr. Gili.
    Cuánta luz ha derramado sobre nuestra negra zozobra, toda una vida perdiendo mecheros y ahora descubro que no sólo me pasa a mí y es mi amiga Paloma la que no pudiendo satisfacer otras ansias me quita el mechero siempre, y luego tiene la desfachatez de darme fuego con él.

    Por cierto ¿me dá fuego?

    ResponderEliminar
  5. Sr CG
    Lo del camarero no he tenido la ocasión de comprobarlo, pero lo del amigo del alma es cierto. ¿No encuentro mi mechero? No tengo más que buscar en sus bolsillos y aparecerá.
    La idea de las cerillas mojadas me parece muy buena (pese a ser de un gilipollas), fundamentalmente porque me he planteado dejar de fumar. Creo que eso me ayudaría.
    Por último, le pido un favor. Robe mi ropa interior del tendedero siempre que quiera, pero si la prueba, deje una nota advirtiéndomelo al devolverla. Es para poder olerlo...

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Yo te dibujo a tí y ahora tu hablas de mí¡¡
    Pues si¡
    Picar mecheros es una afición muy extendida y se aprende con el tiempo.
    Ya te enseñaré mi colección de mecheros¡
    jajajajjaaja

    ResponderEliminar
  7. A alguien se le habrá acabado alguna vez un mechero? yo creo que todo el mundo lo ha "perdido" antes.

    ResponderEliminar
  8. cuanta sabiduría!
    Yo soy una ladrona de mecheros, no fumadora, asmática, siempre llevo un mechero.. por si hay que prender algo!
    ....

    ResponderEliminar
  9. Valla pensaba que preferías gastarte el dinero en putas que en compra mecheros para cazar al camarero.

    ResponderEliminar
  10. Buenas,

    Debo estar de suerte, pues yo no tengo ese problema puesto que nunca llevo mechero. No fumo. Eso si, soy fumadora pasiva para mi desgracia.

    Quizás gaste el poco dinero que tengo para comprar mecheros y así poder jugar a detectives en un bar. Luego cuando descubra al ladrón lo aseñalare con el dedo incide y le diré - No te da vergenza - Seré la salvadora de todo vuestros mecheros.

    Se una solución mejor a la suya ... dejar de fumar. Así no necesita mechero. Fácil sencillo y para toda la f*

    Puede estar tranquilo Gili ... yo cuidaré de sus mecheros mientras toma sus cervezas.

    DEW

    ResponderEliminar
  11. Lo reconozco, yo soy una ladrona de mecheros. Si sirve de atenuante lo hago inconscientemente. Casi siempre llevo tabaco y mechero, así que asocio encender un cigarro con guardarme el mechero de forma automática. Menudas broncas tenía con mi madre cuando vivía con ella porque le quitaba los mecheros. Se ponía histérica. Y yo con el bolso como un polvorín

    ResponderEliminar
  12. Cuán certera es la entrada esta!!!!!! Cierto siempre cierto. Siempre te roban los mecheros!!! Yo descubrí quién me los robaba porque al cabo del tiempo mi amigo del alma se reveló así mismo y me dijo que tenía una caja en la que guardaba todos los mecheros que encuentra... sospechoso emmm

    ResponderEliminar
  13. Nuevamente caigo rendido ante tamaña sabiduría. No, solo caigo.

    ResponderEliminar
  14. Hace 6 años que no fumo, pero sí que recuerdo que nunca tenía mechero, desaparecen por arte de magia. Usted dice que es el camarero? No sé, tal vez, lo que está claro es que provocan una fascinación tremenda. Sólo espero que luego se hagan pis en la cama, como dicen las malas lenguas de los que juegan con fuego.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. No se preocupe queridisimo amigo G., la ladrona de mecheros por excelencia soy yo. Pero a mi me perdonara la vida no? despues de aquel incidente en Torremolinos de la falda el latigo un peluche de Snoopy y su escopeta, me lo debe...

    ResponderEliminar
  16. Yo fui un ladrón de mecheros, los cogía para ligar con las chikillas y nunca los devolvía.

    Ya estoy curado, pero ya no ligo!!!!

    ResponderEliminar
  17. Cómprese uno bonito o que le diga algo, como el caso de Wen, y ya verá como dejará de ser descuidado con él. El único modo de salvarlo.

    ResponderEliminar
  18. Lo increíble es cuando luego de un rato pides fuego y la persona en cuestión saca de su bolsillo, TU Mechero...

    Por eso no hay que fumar.

    me das fuego?

    ResponderEliminar
  19. Sr C.G ( sigo sin poder poner su nombre completo por aquello de no perder el glamour)

    Me ha llamado poderosamente la atención su afición de robar la ropa interior y no sólo de robarla sino de olerla y probarsela. Ahora ya sé quien hizo que mi tanga negro parezca una 40 en lugar de la 36 que uso.

    Y yo no uso mecheros no me hacen falta para encender lo que quiero.

    Un saludo y no fume sólo haga el amor!

    ResponderEliminar
  20. A parte de las cerillas húmedas puede llevar usted una antorcha. Si, a ver quien es el bonico que se la roba.

    Choque esos cinco.

    ResponderEliminar
  21. Sr. Gilipollas, qué precoz ha sido Ud., ahora entiendo muchas cosas ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  22. xdios hoy con los mecheros jajaja..
    me parto

    un besazo de Cora

    ResponderEliminar
  23. jajaja, seguiré robando mecheros a todo quisqui mientras pueda!!! me dan fuego y de ahí al bolso directo!!! Lo único que hago es fomentar las compras, que tiene de malo?
    Besos Sr Gili

    ResponderEliminar
  24. Pero alma de cántaro, ¿cómo se le ocurre comprar mecheros?. Está Ud. prescindiendo de un arma que en su caso puede ser muy fructifera.

    Le recomiendo las películas de Humphrey Bogard. Estudie sus poses, ensaye y seleccione una víctima, acerquese con el cigarillo ladeado y susurrele:

    -¿Tienes fuego, neeeena?.

    (Tenga cuidado con la bolsa no vaya a ser que en este trance se le prenda).

    Fíjese si mi amor es altruísta, que le ayudo en sus conquistas, puesto que nuestra relación está en stand by, mientras mi abuelo continue en prisión provisional y Ud. no retire la denuncia.

    Su arrobada Tontaina.

    ResponderEliminar
  25. No fumo, pero sí, he comprobado entre amigos que sí fuman que siempre están pidiéndose mutuamente el mechero, porque les ha desaparecido el suyo...
    Alguien debe de estar haciéndose la colección del siglo, no???
    La solución, a mi modo de ver, sería hacerlos del tamaño (y peso) de un pisapapeles.
    Así nadie tendría lo que hay que tener para robarlos, no???

    Saluditos... y controle bien su mechero. Es su tessssoooooorooooo...

    ResponderEliminar
  26. No fumo, pero sí, he comprobado entre amigos que sí fuman que siempre están pidiéndose mutuamente el mechero, porque les ha desaparecido el suyo...
    Alguien debe de estar haciéndose la colección del siglo, no???
    La solución, a mi modo de ver, sería hacerlos del tamaño (y peso) de un pisapapeles.
    Así nadie tendría lo que hay que tener para robarlos, no???

    Saluditos... y controle bien su mechero. Es su tessssoooooorooooo...

    ResponderEliminar
  27. No fumo, pero sí, he comprobado entre amigos que sí fuman que siempre están pidiéndose mutuamente el mechero, porque les ha desaparecido el suyo...
    Alguien debe de estar haciéndose la colección del siglo, no???
    La solución, a mi modo de ver, sería hacerlos del tamaño (y peso) de un pisapapeles.
    Así nadie tendría lo que hay que tener para robarlos, no???

    Saluditos... y controle bien su mechero. Es su tessssoooooorooooo...

    ResponderEliminar
  28. Vaya, me ha salido el comentario por triplicado... Por cierto, un consejo: no se pruebe Ud. la ropa interior femenina que roba. Si es que...

    Saludos gatunos!

    ResponderEliminar
  29. Joder que me cago de la risa....XDDDDDDDDDDDDDDDDD ains pero tu de donde has salido?:)

    Por cierto le felicito por su blog de lavabos de bares...es precioso xD =)

    BESITOS

    ResponderEliminar
  30. Sr. C.G,he visto su otro blog y me ha llamado la atención la zona por la que toma Ud, sus fotos. Casi todas son cerca de la Ronda de San Antoni!!! Q

    Qué lo pillo Sr Gili!! esta semana iré al bar los tres tombs y comenzaré a gritar, Sr Gili, Sr Gili a ver si aparece Ud.jaja.

    un saludo

    ResponderEliminar
  31. Qué bien que nunca he fumado y no he tenido ese problema porque me pega que los mecheros son como los bolis, que desaparecen todo el tiempo...

    xoxo
    B* a la Moda

    ResponderEliminar
  32. La verdad es que desde que dejé de fumar no paro de encontrar mecheros en todos mis bolsos y bolsillos, mecheros que nunca he comprado, creo que soy una ladrona de mecheros... merezco una muerte dolorosa... en mi defensa diré que creo que es otra personalidad la que se apodera de ellos y que nunca he sido consciente de que lo hacía...

    ResponderEliminar
  33. Los mecheros con publicidad son los que menos se roban, cuando la publicidad es la adecuada...una funeraria...un puticlub...la asociación de leprosos con tuberculosis...
    Salu2

    ResponderEliminar
  34. Por esta razón llevo siempre dos, el zipo.. bien escondido y el bic... por si me lo hurtan... q no robo.

    un saludo.

    ResponderEliminar
  35. Hace poco encontré en la guantera del coche de un amigo una bolsa llena de mecheros, entre los que estaban los cientos que me habían desaparecido a mi de unos años a esta parte.

    Re-robé mis propios mecheros.

    Me lo echó en cara cuando se dió cuenta.

    No le quemé una oreja porque el muy jodio me los había gastado todos......

    ResponderEliminar
  36. Yo nunca he robado un mechero. Tampoc he comprado nunca uno, y sin embargo tengo...

    Curioso...

    Besitos!

    ResponderEliminar
  37. Gracias a todos/as por sus amables comentarios. Compruebo -con terror contenido- que el ladrón de mecheros no entiende de raza, condición ni lugar. ¿Será el mismo? Imagino pues que una conspiración tipo "el código da vinci" se queda en un cuento del elefante Babar al lado de "la conspiración mundial de los arrebañamecheros".
    Seguiremos informando...
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  38. si se acaba de perder un avión y no lo encuentran, figúrate un mechero...ni la interpol

    ResponderEliminar
  39. estoy tras la pista del que me usurparon ayer (...¿tengo un par de amigos gorrones que deben ser los causantes?)

    ResponderEliminar
  40. ayer perdí el último, pero tiene un localizador...¡te pillé!

    ResponderEliminar
  41. yo lo llevo con una cadenita ( es mi zippo y no lo quiero perder que me lo regaló en abuelo).

    ResponderEliminar