"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

3 feb. 2011

Biografía gilipollas -1- (de 1966 a 1973)


Hasta el momento y en este modesto espacio virtual, he contado sobre mis lamentables antepasados y algo mas sobre mi actual -y desafortunado- devenir cotidiano para escarnio público y risas generalizadas. No es un reproche. Cada uno de nosotros fue forjado con una virtud. Yo he descubierto que la mía consiste en provocar la risa ajena. Así sea pues. Y es en esta aventura que también he adquirido conocimiento de lo poco -o nada- conocen de mi desde mi alumbramiento hasta el famoso incidente del mundial de fútbol de 1982 del que tanto menciono aquí como referencia a la última experiencia carnal.

Pero verdad es que de 1966 a 1982 todo transcurre en las brumas del intencionado olvido. Y así debería continuar si pretendo mantener algo de dignidad en mi vida. Cuando has tenido un desafortunado paso por el mundo, una biografía es tan buena idea como quedarse en calzoncillos, untarse de brea, revolcarse en plumas de oca y salir corriendo a la calle. El silencio es el mejor aliado de los desgraciados.

He estado reflexionando sobre ello (como cinco minutos o así) para llegar a la conclusión de que existe un incomprensible interés por su parte (la de ustedes) hacia mis partes (yo). Supongo que saber de mis desgracias les hace sentir mejor. O quizás simplemente sucede que mis aventuras convierten sus ociosas cotidianidades en algo mínimamente llevadero. Pero también observo como crece el número de seguidores, el número de comentarios, el número de correos amenazándome y pienso “ya soy una celebrity” y como todo célebre que se precie debería tener una biografía autorizada (y varias desautorizadas) así que voy a ponerme ello y a brindarles el primer capitulo de mi aburrida y escasamente interesante vida para que puedan ustedes seguir revolcándose en el pecado de la mofa por la desgracia ajena. Que grandes personas son mis lectores...

Creo recordar que nacer fue de las primeras cosas que hice y sucedió a finales de 1966. Mi madre no ayudó mucho pues había tenido un día durisimo en la fábrica de manillares de bicicleta y cuando se estiró en la camilla del paritorio lo primero que hizo -gran conocedora del procedimiento del parto- fue decir “que empuje otra”. Yo, desde mi escondite, observaba por una rendija a los doctores, todos con cara de querer azotarme así que imaginé que lo mejor que podía hacer era esperar una distracción para huir, cosa que sucedió al cabo de cuatro horas cuando los doctores se recostaron contra la pared para echarse unos cigarritos. Eran otros tiempos. Aproveché aquel pequeño descanso para salir rápidamente del lugar donde siempre he querido volver (aunque no el de mi madre) y comencé a correr por la sala de partos hasta que el cordón umbilical no dio mas de si y la física de la elástica me hizo volver a entrar de golpe en las entrañas de mi progenitora. A la segunda ocasión los médicos ya habían aprendido la lección y cuando volví a intentarlo uno me cazó al vuelo con una red que habitualmente se utiliza para atrapar estorninos mientras el otro cortaba el traicionero cordón umbilical. Después de anillarme y de catalogarme como una nueva especie de estornino obeso, me llevaron a una de esas cunas en una sala donde habían otras cunas y otros niños en su interior. Creo que estar con todas aquellas gentes que después serían personas de provecho o asesinos en serie es lo mas cerca que estaré nunca de una orgía, todos desnudos y gritando. Días después mi madre volvió a por mi y me llevó al que sería mi futuro hogar donde conocí a mi padre, un señor de 1,90, negro como el carbón, vestido con una túnica de colores y danzando todo el día alrededor de un periódico en llamas en medio del comedor. En efecto, ese era Ngai Gilipollas. Se preguntaran ustedes como es que mi madre se había casado con un africano que aun creía estar en África aunque llevaba toda la vida viviendo en Barcelona. En su descargo he de decir que mi padre era de trato fácil porque no había aprendido a hablar castellano (un marido que no puede llevarte la contraria es el sueño de toda ama de casa que se precie) y también ahorraban mucho en calefacción porque todo el día mi padre lo pasaba recopilando basura que luego quemaba en el centro del comedor a forma de hoguera. Ni que decir tiene que la casa estaba siempre tan llena de humo y hollín que mi madre no descubrió que yo era blanco (y no negro) hasta mis catorce años cuando me pilló una noche recién duchado saliendo de la ducha. Eramos una familia modesta. Una madre trabajadora, un padre gilipollas que se creía el rey de una tribu masai y un hijo (yo) que a los cinco años ya pesaba 72 kilos sin ropa y 72,1 kilos con ropa. No eramos una familia de posibles y no gastábamos demasiado en ropa, lo reconozco. No saben ustedes la vergüenza que pase yendo al colegio siempre vestido con un taparrabos que había hecho mi padre con una cascara de coco y lleno de hollín. De hecho ninguno de mis compañeros de colegio descubrieron que mi piel era blanca hasta séptimo de EGB cuando comenzaron a adquirir la costumbre de lanzarme cada miércoles a un estanque cercano, costumbre que perdura hasta hoy en día, todos los martes a las 4 de la tarde en un estanque cercano. Pensarán ustedes que soy un calzonazos incapaz de rebelarse ante esta burla y desprecio que dura más de 30 años. No es eso, es que me sabe mal quitarle la ilusión a los muchachos y total así aprovecho para darme mi baño semanal. Todos ganamos algo y siempre resulta divertido para mis vecinos ver a media docena de cuarentones comportándose como niños y llevando en brazos a un gordo que acaban tirando a un estanque.

Pero volvamos a mi época de tierno infante. Pronto mis padres se dieron cuenta de que yo no sería un buen estudiante pues en la guardería mientras los niños ordenaban letras y figuras yo me las comía. Quizás por eso escriba ahora, para devolverle a la sociedad todo cuanto he ingerido, como una suerte de justicia poética. En fin, que yo no estudiaba, tampoco me relacionaba socialmente con los niños del barrio (aun menos las niñas) y me pasé hasta los siete años encerrado en mi cuarto contando las flores del papel pintado.

¿Que sucedió a los 7 años? Tendrán que esperar al segundo capítulo de esta apasionante biografía.



69 comentarios:

  1. Me encanta leer su historia y además de reirme, observar que se supone usted de mi edad. Por cierto "recién duchado de la ducha" me parece mucha ducha para alguien de baño semanal. Cuídese y por favor continúe.

    ResponderEliminar
  2. Querida NI la breve. Si he de ser el juguete sexual de cualquiera de ustedes pueden presuponerme la edad que deseen. Mi edad es flexible de manera inversamente proporcional a mi enquilosado cuerpo.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  3. Estimado señor G:

    Sin duda su vida es una caja de sorpresas, y me encantan sus siete primeros años de vida. A saber qué le pasó después. Espero ansioso la siguiente entrada.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Estimado Sr. Gili. cada nuevo dato sobre su vida incrementa mis impulsos de acercarme a darle un abrazo, lástima que tenga los brazos cortos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Buenísimo!
    Quiero más!
    Tu padre era un hombre sabio, ahorraba en luz y en calefacción!
    Y cuando venía un viento qué hacías con el taparabos?

    ResponderEliminar
  6. Mr. Gili… 844 seguidores… no es para menos! Es Ud. adorable. J

    ResponderEliminar
  7. Querido Tiferet Neverstand. Mi vida es apasionante, no crea. Lo que no significa que haya sido la mejor vida.

    Querida Pilar. A mi no se me abraza, como mucho se me puede rodear. 187 kilos, recuerde.

    Querida ElenaNito. Siempre caminábamos de espaldas al viento, por eso en el barrio también nos conocían como "esos gilipollas que caminan de espaldas".

    Querida Julieta Buitrago. Lo importante no es el número ni el tamaño. Ejem. Usted también es adorable y -para mi desgracia- inalcanzable.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  8. Estimado Sr. Gilipollas:
    Anodadada me hallo, estoy fascinada con sus desventuras por este mundo, y no para mofarme como usted piensa, no le veo mas bien como un heroe, superviviente a cualquier comtratiempo.
    Espero con impaciencia la 2º entrega.
    Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  9. A ti te gusta provocar la risa ajena y a nosotros reírnos de ti, que no contigo, o sí... no sé.
    Esta vez me he leído tu entrada entera y quiero leer más, mi madre esta orgullosa de verme leer, porque soy joven y es mi obligación de cada día.
    Un beso Gili.

    ResponderEliminar
  10. Un blog genial, me encanta. Tienes un magnifico sentido del humor G.
    Saludos de L.

    ResponderEliminar
  11. Querida ALICEDIVINE. Gracias por sus amables palabras. A mi lo que me fascina es que alguien como yo consiga fascinar a personas fascinantes como usted. Pronto vendrá la segunda entrega, y una tercera y cuarta... y así hasta la última donde usted y yo yaceremos en el lecho nupcial para envidia del mundo entero. El mundo virtual, me refiero.

    Querida Snow. Lea usted mucho. Escriba mucho. En definitiva, piense usted mucho. Su madre no está equivocada.

    Querido Luis. Gracias por sus amables palabras. Un saludo de G a L.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  12. Lo que me he reído, Gilipollas!!! Mire, que cada vez me extraña menos su vida presente viendo cómo empezó la cosa. Ardo (como las hogueras de su padre) en deseos de seguir leyendo.
    Besos mil

    ResponderEliminar
  13. Vaya familia la suya Completo Gilipollas. Es impresionante. De tal palo, tal astillita, se suele decir, pero en su caso fué astillón... joder 72 kilos a los 5 años... usted no comía, ¿deboraba?
    La verdad es que también se descubre usted un poco masoca, eso de dejarse tirar al estanque por otros 30 años seguidos... masoquismo, más que nada. Seguiré atento sus andanzas. Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Querida CMQ. Me encantaría poder apagar su ardor con mi manguera del amor. Hasta que eso suceda seguiré apagando sus ansias con futuros capítulos de mi lamentable biografía.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  15. Querido Savoy Truffle. Le aseguro que no soy masoquista. Solo soy gordo. Y gilipollas, claro.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  16. Su madre me intriga y no le digo su padre...
    esperando pues la segunda parte...
    besos

    ResponderEliminar
  17. Querido Completo G:

    Quiero darle mi más sincera enhorabuena por este post absolutamente genial.

    Un saludo.

    p.d.: quizá deba corregir 1996 con 1966 cuando empieza a relatar.

    ResponderEliminar
  18. "La mano que mece la cuna es la mano que domina el mundo"... así vamos Sr. Gilipollas¡. Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Pues en la foto no parece usted gordo... Y, ¿nació en 1996? o es una errata lo que pone al comienzo del párrafo?
    Estoy deseando leer el capítulo de su adolescencia.

    Soni

    ResponderEliminar
  20. Querida Cruela. ¿Y yo no la intrigo? Pena me da.

    Queridos Daniel Rioja y Sonia Martinez. Corregida la errata de 1996 por 1966. Si hubiese nacido en el 96 sería tan joven... que envidia.

    Querida Catalina. El gordo que es gilipollas es el gordo dominado por el mundo. Pero con una familia como la mía... ¿que esperaba?

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  21. Esperando impaciente a más entregas de su gran biografía...

    ResponderEliminar
  22. Me he reído mucho entre las extravagancias tribales de su señor padre, y su afición por comer letras en la guardería.

    De hecho casi agradezco que se las comiera, si ése es el motivo que nos permite disfrutar de sus delirantes historias.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Es como de Gila, me quito el sombrero estimado gilipollas. un 10.

    ResponderEliminar
  24. AY SEÑOR GILIPOLLAS, YO NACÍ DE PIE A LOS 10 MESES..PREFERÍ SALIR DE MI MADRE ANDANDO...
    SABE USTED LLAMARME LA ATENCION CON GRACIA...
    Fdo: SU FIEL FAN .

    ResponderEliminar
  25. Era usted una monada...
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  26. Es el único Gilipollas que conozco que lleva el nombre con orgullo. El mundo está lleno de familiares suyos, bastardos o no, que lo llevan con mucha propiedad, más ninguna honra (sin necesidad de entrar en cuestiones semánticas sobre lo que es honroso o no).

    ResponderEliminar
  27. Querido deZaragoza, me alivia leer que espera próximas entregas de mi relato, no de mi persona. Comenzaba a pensar que era usted una especie de serial-killer que coleccionar trozos de gilipollas. He de hacer constar que el alivio es casto.

    Querida Lola Madriz. No se engañe, usted ya es mayor y nada gilipollas. Quizás deberíamos pensar seriamente en lo de las reencarnaciones.

    Querida Ebony. Me alegra que a usted (especialmente) la alegre. Espero pronto saciar su hambre. De biografía me refiero.

    Querido DDmx. Ya me gustaría ser como Gila... de ese tipo de humoristas solo hubo uno y se rompió el molde. Conmigo también se rompió el molde pero fue por el peso no por la genialidad.

    Querida Paloma. Me alegra saber que es usted mi fan. Siempre quise ser rockero para que una legión de groupies zarandeasen mi camioneta pidiéndome sexo. Estamos en ello. ¿No?

    Querida La Perfina Canalla. Soy una monada, en efecto. Pero porque me parezco a un mono, nada mas que por eso.

    Querida Maria. Me ha dicho usted lo que siempre he querido escuchar de los labios de una mujer. Ya puedo morir en paz.

    Querido Outsider. No me queda otra que llevar mi nombre con orgullo. Para una cosa en la que destaco no voy a ocultarla...

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  28. ¿Y donde queda ese estanque?...ya sabe, por no perderme el espectáculo. ;DD

    ResponderEliminar
  29. !Hola Fernando G !
    Me fascinan tus relatos y la forma q tienes de narrar y adornar tus vivencias.
    Me rió muchísimo contigo,pero seria incapaz de reírme de tus desgracias. Aunque pienso seguir leyendo tus aventuras por mucho tiempo.
    Son tremendas jajajaja
    Espero q tu brazo este mejor
    felicidades por tu blog

    Un beso

    ResponderEliminar
  30. asi que tiene ascendencia afro??? puede ser que bajo esa bolsa de supermercado se escondan unas rastas a lo bob marley??
    estoy seguro que su padre le habrá enseñado alguna que otra cosa interesante, además de prender fuego la casa...

    saluttesss

    ResponderEliminar
  31. Querida Adriana, dice usted "jajaja excelente! mas mas mas". Por desgracia todas las mujeres me dicen "jajaja" pero ninguna dice "excelente! mas mas mas".

    Querida El guardian del Faro. Ese estanque queda justo donde nunca quiero que me lancen. No me sea obscena. Si quiere verme desnudo y mojado quedemos en una sauna aunque ya la pongo sobreaviso que es de los peores espectáculos que una mujer puede ver. También un hombre.

    Querida Viridiana. Gracias por sus amables palabras. Usted tiene un nick que me causa admiración. La mejor película del mejor genio... Puede reírse de mis desgracias si quiere siempre que lo haga con ropa interior roja.

    Querido Jeremias, ¿se puede hacer rastas alguien que es completamente calvo? Pues eso... Mi padre me enseñó también a llevar taparrabos y la respuesta es "no"... no pienso enseñarle a usted mi taparrabos ni tampoco como lucirlo.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  32. Señor Gili. Yo tb naci en el 66, y empiezo a recordar un niño de mi guarderia que me hacia llorar siempre:se comia las ªaª, de forma que no podia escribir nunca mi nombre, y me enseñaba una cosa que tenia guardada en un coco (yo no sabia entonces lo que era).
    Quizá me encargue de escribir una biografia no autorizada ..

    ResponderEliminar
  33. Me encanta usted, oiga. Usted y la manera de hacerse el gilipollas.


    Choque esos cinco.

    ResponderEliminar
  34. Ya me gustó el nombre y al leer terminé por enamorarme del blog :) jaja

    ResponderEliminar
  35. Buenas noches señor G.
    ¡Qué buena su historia! Espero que aguantase o le aguantasen en su casa durante mucho tiempo, porque debe de ser muy divertida esa convivencia familiar narrada con sus "letras regurgitadas" de la guardería. Estoy deseando leer el capítulo siguiente.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  36. Querida Mila. Si ese niño le robaba la ropa interior para meterla entre dos trozos de pan para, a continuación, comerselas entonces... no soy yo.

    Querida Mariette. Me alegra que la encante. Usted también me encanta. A nuestro primer hijo le pondremos "encantado". Si es hija "encantada". Y si es un perro lo llamaremos "encontrado".

    Querida Marianila. Mejor que se enamore de mi blog que de mi. Lo segundo puede traerle consecuencias desastrosas. Lo primero es inocuo.

    Querida Sara. ¿Que si me aguantaron en casa? Ya le avanzo que cada semana cambiaban la cerradura. Pero yo siempre conseguía entrar.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  37. He llegado a tu blog de rebote y me ha gustado lo que he leído hasta el momento.
    Cuentas con una seguidora más :)

    Salut!

    ResponderEliminar
  38. Querida amelie. Hay rebotes especialmente dañinos, esta es la muestra. Dice usted que cuento con una seguidora mas, preferiría leer "cuenta usted con una amante mas" pero para eso tendría que haber alguna... en fin. Sea como sea, gracias por sus amables comentarios. No me siga muy de cerca, tengo manía persecutoria...

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  39. ¿Otro que se aburre?, anda pasate.
    Un saludo,¿es posible que todo eso te lo haya hecho una mujer?.

    ResponderEliminar
  40. Querido/a ying-yang. Discúlpeme si no me paso, es que tengo cosas mejores que hacer con mi aburrimiento como practicar onanismo zurdo o perfeccionar el montaje de puzzles en la completa oscuridad.

    Y no, todo esto no me lo ha hecho una mujer. Fueron varias. Todas me rechazaron, claro está.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  41. Habrá que estudiar lo de la reencarnación, pues. Pero no se engañe, tengo más de gilipollas que de mayor.

    ResponderEliminar
  42. Querida Lola Madriz. ¿Entonces no es tan mayor usted? Al menos será mayor de edad. Que si no me veo en la cárcel y eso sería un grave inconveniente porque a mi siempre se me cae el jabón en la ducha.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  43. A 5 de Febrero y todavía no hay una segunda parte de su vida??? vamos que estamos todas deseosas "de leerle" evidentemente... las ilusiones, las justas, y no es tan mayor como para no acordarse de su vida, así que aligere que la vida es corta.. y la suya más que yo soy más joven.

    saludos!

    ResponderEliminar
  44. Buenas compi de blogger!!!
    Andaba echándole un vistazo a los blogs literarios y de casualidad topé con el tuyo; creo que te puede interesar el mío si te gusta leer literatura personal (microrrelatos, reflexiones, poemas, relatos), informarte sobre la actualidad (belleza, salud, videojuegos), debatir sobre los acontecimientos de la vida y filosofar un poco, y por supuesto publicitar tu blogspot en mi Web para compartir tus inquietudes.

    http://insolitadimension.blogspot.com/

    Únete si lo deseas. Gracias ^^

    PDTA: ¿Todo lo escribes tú?

    ResponderEliminar
  45. Y va a seguir con más entradas sobre su biografía? a mí me parece que queda TODO completamente explicado con este fragmento.
    Es usted una víctima inocente de una infancia desgarradora.
    Le acompaño en el sentimiento.
    Un beso!

    (post estupléndido!!!!)

    ResponderEliminar
  46. Querida Mi Mundo es Sonido. Me alegra saber que es usted joven aunque espero que no lo suficiente para que podamos yacer juntos... respecto a la segunda parte de la biografia, estoy en ello. Pero hacer memoria es tan cansado...

    Querida Melody Inetiketable. Todo lo escribo yo, en efecto. Tengo un mono amaestrado que corrige mis innumerables faltas de ortografia, eso si.

    Querida Aliena. Espere a leer las siguientes entregas y comprenderá aun mejor mi compleja personalidad.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  47. Yo la verdad es que creo que ud de verdad es gili, porque escribir todas sus desgracias y defecto, no creo que le ayude mucho a ligar. Deje de hacerse el pobrecito y digame cuando...


    un saludo

    ResponderEliminar
  48. Vaya suerte, querido C.G. Observo que cada día es usted más famoso. Solo espero que sepa sacar buen provecho de ello, siguiendo en su misma línea de simpleza e imbecilidad, y no se nos convierta en otro famosillo tipo "Sálvame". Por cierto, y en referencia a su principio de biografía, solo puedo decirle que: De tal palo, tal astilla...

    Un afectuoso saludo CG.

    ResponderEliminar
  49. Señor. C.G.
    Están claras sus dotes de inventiva y ocurrencia. Eso le permite adornar sus escritos, elaborando unas historias muy personales. Ya veo que solamente le pierde el sexo, la ausencia de. En fin, le vigilaré de cerca

    ResponderEliminar
  50. Ala, ahora tengo curiosidad jajaja
    Me encanta la foto de ésta entrada, ¿es usted, por algún casual?
    un beso Sr. Gilipollas.

    B.

    ResponderEliminar
  51. Querida Yo, me alegra que después de casi 150 entradas exponiendo mi gilipollez llegué usted ahora a la conclusión de que soy un gilipollas. Ha costado pero al final lo he conseguido. Respecto a lo de ligar, le he respondido siempre a lo de "cuando" cambiando una letra de su nombre: ya.

    Querida May, la fama sirve para bien poco cuando no consigues lo que buscas. Yo no buscaba fama sino fornicio. Además creo que para ir a "Salvame" hay que demostrar que te has acostado con un torero. Y no es el caso.

    Estimado prejubilado. El sexo no me pierde, básicamente porque no lo consigo. Me pierde la falta del mismo.

    Querida B. Cualquier foto que encuentre con un tipo que se oculta posiblemente sea yo quien esté debajo. Si viese mi desafortunado rostro me lo agradecería en vez de preguntarlo.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  52. Hola! Qué tal estás? Recuperado?


    xoxo
    B* a la Moda

    ResponderEliminar
  53. Queridisma B a la Moda. Estoy mejor, recuperandome... aunque no tan bien como usted!

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  54. No me haga sentir especial, mi señor. Sabe usted que soy muy fácil...

    ResponderEliminar
  55. Querida Ebony. No me haga sentir especial usted a mi. Sabe que las mujeres fáciles vuelven loco a los gilipollas. ¿O lo de "mi señor" es literal? ¿Voy sacando el látigo? Es comprado en el Sorly... de plástico barato, aclaro.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  56. Barato??? Creía que usted y yo ya habíamos hablado de esto...

    ResponderEliminar
  57. Querida Ebony. Soy mas pobre que las ratas. Creí que ya habíamos hablado de eso.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  58. Buenas Sr. Gilipoyas me alegro de volver a leerle y ver que sigue en plena forma, llevo un tiempo desconectado de interné pero veo que sigue en plena forma y con un nuevo look a su blog. Felicidades por su premio, la ultima vez que tuve oportunidad de leerle estaban esas votaciones odiosas de pormedio, me alegro de que saliera victorioso.
    Casualmente cuando vuelvo me encuentro una entrada asi y desgraciadamente me viene usted a la cabeza, sin animo de ofender, pero creo q son unos pardillos barbacas que se les han acabado las chorras seudopoliticas que contar, asi que que opina de esto http://www.lanacion.cl/el-arte-de-la-masturbacion-y-sus-tecnicas/noticias/2011-01-12/142522.html
    Me alegra ver que sigue en plena forma, un saludo.

    ResponderEliminar
  59. Estimado Arkady. Haciendo una excepción he leido la web que ha adjuntado y solo tengo una cosa que decir: leer sobre la masturbación es tan aburrido como una misa papal. En el caso del onanismo la mano se ha de utilizar de arriba a abajo, no de derecha a izquerda con letras.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  60. Querido Sr. Completo!! Ud también fue un tierno infante!!! Claro que, de 72 kilos... Por cierto, cuándo empezó a ponerse la bolsa de papel en la cabeza? O nació ya con ella?
    Y hay una cosa que no me cuadra, (tonta que es una): si su padre era negro y Ud es blanco, una de dos: o el negro no era su padre biológico o..., o no sé.
    Creo que tengo que leer las siguientes entradas para salir de dudas.
    Besos gatunos!!

    ResponderEliminar
  61. Muy señor mio, de niño estaba usted para comerselo, o eso pensarian los korowai

    ResponderEliminar
  62. Querida Blog A. De mayor también estoy para comemrme. Pero acabaría usted empachada.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  63. Buenos días señor gilipollas acabo de terminar el primer capítulo de su bigrafía y con su permiso voy a continuar leyendo el próximo...

    Por cierto una pregunta..¿su vida diaria también la tiene dividida por capítulos?

    Hasta ahora mismo.

    ResponderEliminar
  64. ... me voy a la segunda parte .... jijiji ..

    ResponderEliminar