"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

9 feb. 2011

Biografía gilipollas -3- (de 1976 a 1978)


A los diez años y con la llegada de mi nueva (y única hermana) mi madre perdió el trabajo en la fábrica de bicicletas. Sucedió poco después de volver a la fábrica tras la maternidad, cuando le fue asignado un nuevo puesto colocando los sillines de las bicicletas. El llanto de mi hermana por las noche (y consiguiente no dormir de la madre) forzó un descuido y mi madre dio el visto bueno a un pedido de veinte bicicletas con destino a la congregación de monjitas Vírgenes de la Caridad habiendo olvidado colocar antes el sillín. Después de eso la congregación tuvo que dejar de llamarse “Vírgenes de la Caridad”, claro. Mi madre volvió a casa y reunió a la parte mas importante de la familia para comunicarles el hecho. Esto significa que reunió a mi hermana de tres meses, a mi abuela sorda y a un señor que pasaba en aquel momento por la calle mientras mi padre danzaba en torno a una tostadora y yo espiaba a mi vecina del primer piso (teniendo en cuenta que vivíamos en el octavo y dos calles mas arriba era realmente difícil).

Sin sueldo que traer a casa y con una hija y dos gilipollas que mantener, mi madre Pepita tuvo que tomar la difícil decisión de convertirse en la primera mujer lanzadora de enanos profesional. Puede que ustedes nunca hayan oído hablar de los lanzadores de enanos pero en aquel tiempo eran muy comunes las apuestas clandestinas de lanzamientos de enanos. Mi madre pronto se convirtió en una celebridad en el oculto submundo de los enanos voladores y el dinero volvió a entrar a espuertas por las ventanas de nuestra (ya no humilde) morada lo que permitió que mi padre pasase de bailar alrededor de una tostadora a bailar alrededor de un pony albino o de una nevera industrial. No hay nada mas divertido que observar a un nuevo rico. Mi madre había descubierto la manera de mantener ocupado a mi padre. Para ser honestos debo reconocer que mi padre dando vueltas alrededor de objetos era la mejor contribución que aquel tipo podía hacer a la humanidad. Mi madre contrató también a una institutriz para cuidar de nosotros, una mujer alta, anciana y delgada que vestía siempre de negro y respondía al nombre de Fräulein Schönenberg y a la que yo comencé a sobornar con todo lo que tenía a mano a fin de que me permitiese probar las mieles del amor. Si es que quedaba algún tipo de miel en aquel enjuto y seco cuerpo. Deben entender que con once años yo apenas sabía distinguir entre “institutriz” y “meretriz” y esta confusión me llevo a creer que Fräulein Schönenberg había sido encontrada (a la par que contratada) en el club “El buen yantar horizontal”  lo cual me hizo ganar mas de un bofetón y me regaló la valiosa enseñanza de que no todo se puede comprar en la vida. Sobretodo si hay mujeres de por medio.

Mientras mi madre continuaba lanzando enanos y batiendo récords yo me dediqué con todo mi esfuerzo a los estudios en el convencimiento de que mi apellido no era mi condición. ¡Cuan equivocado estaba el pequeño Gilipollas! A la pregunta de examen “¿Cuanto suman dos mas dos?” yo respondía “Napoleón” o a la pregunta “¿Capital de Francia?” yo contestaba “bocadillo de anchoas”. No me pregunten el motivo, en mi imaginación el mundo era así. O eso o es que yo era un completo lerdo. Tampoco contesten a eso, todos sabemos la respuesta. De repente mi apellido comenzaba a hacer honor a mi penosa condición. O viceversa.

A los dos años mi hermana ya había descubierto cinco formas de cocinar la tortilla de patatas sin patatas y había ganado el premio de Miss España 1978. Ni que decir tiene que debido a estos logros ajenos fui definitivamente apartado de las atenciones de mi madre y dado por imposible. Contaba entonces yo la tierna edad de 12 años y pesaba 104 kilos. Mientras eso sucedía mi padre continuaba danzando alrededor de animales exóticos y electrodomésticos de gran tonelaje. Fue entonces cuando tomé una de las decisiones mas importantes de mi vida...


41 comentarios:

  1. No hay nada más divertido que observar a nuevos ricos... qué grande y certera es esta frase.
    Lo absurdo de su vida es realmente una diversión para los demás...
    y que siga
    besos

    ResponderEliminar
  2. Pues aunque priorice hacer reír al prójimo, cosa que logra bien y lo sabe, yo sigo teniendo ganas de saber lo que le hace reír y llorar a usted de verdad. Incluso aunque no pueda hacer que me entienda cuando le hablo.

    ResponderEliminar
  3. No he dejado de reírme en todo el post. ¿Dónde puedo hacerme lanzador de enanos? Con lo que me gustan a mí los ponys albinos...

    Ah, doce años. Ya va quedando menos para entrar al buen yantar horizontal

    Abrazo

    ResponderEliminar
  4. Tonterias las justas. Pero hay gente patoooo

    ResponderEliminar
  5. Querida cruela. Reírse del poderoso es, además de sano, la única arma que tenemos contra ellos.

    Querida pazzap. Me hace reír un buen chiste y me hace llorar Mariano Rajoy. Bueno, Rajoy también me hace reír. Para que vamos a engañarnos.

    Querido sunseeker, el lanzamiento de enanos es una práctica prohibida y lumpen donde las haya. O sea, solo debe ir a google y ahí tiene millones de páginas con información.

    Queridísima savia. Hay gente para todo, en efecto. Mirenos a nosotros dos, por ejemplo.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  6. Ríase del lanzamiento de enanos, ríase, pero yo recuerdo perfectamente las polémicas montadas al respecto. Su madre también, seguro.
    Y digo yo... si dicen que a las mujeres hay que hacernos reir como primer paso para la seducción, ¿cómo es posible que no tenga usted que apartárselas a escobazos?
    Ainsss, y ahora a esperar a que nos cuente cual fue su decisión. Tiene usted una vida muy normal. Casi como la de todos. ;D
    Besos mil.

    ResponderEliminar
  7. Querida CQM. Tengo una escoba en cada que la he utilizado tantas veces para espantar admiradoras que para barrer: ninguna vez. Tanto mi vida sexual como mi casa están sucias y descuidadas.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  8. esa bicicleta se ve MUY interesante...

    ResponderEliminar
  9. Lo de las bicicletas me ha recordado aquel seketch maravilloso de Martes y Trece en el que Millán iba vestido de monja en una bici sin sillín... cantando La, Lara, La, Larala, La...
    El lanzamiento de enanos es algo cruel, pero que arrgló problemas... Y hombre, con 11 años intentando meterle mano a la criada de los nuevos ricos... en fin, fué usted precoz.
    Y recuerde amigo 2+2=5, como dicen los Radiohead. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Yo también he oído hablar de los lanzadores de enanos. Siéntase orgulloso de descender de una lanzadora de enanos. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Buenísimo el "monólogo" jajaja madre mía, digno de un buen chiste en el club de la comedia ^^
    Me ha gustado, sí señor.

    http://insolitadimension.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  12. !!!Hola querido fernando G!!

    Me he imaginado a la institutriz en el buen yantar y no he parado de reír

    Y su ingenuidad para q ella le dejara probar las mieles del amor

    !!Genial Fernando!!
    Estoy deseando saber cual fue esa decisión,estoy impaciente,de verdad

    !!Gracias por regalarme estos momentos!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. No sabía que tambien en 1978 había ganado el concurso de Miss España una Gilipollas. En su familia hay unas cuantas que han ganado el concurso, lo que no sabía es que se podían presentar a Miss Mundo representando a otros paises.

    ResponderEliminar
  14. No puedo contigo! Te como! (esto sé que se entenderá mal pero lo mismo me da que me da lo mismo).
    Haces que ría y mucho, GRACIAS!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  15. Deseando estoy de leer la próxima entrega de su cada vez más interesante a la par que inquietante vida.

    ResponderEliminar
  16. Señor C.G.
    Su biografía me tiene asombrado. Veo que en sus primeros años ha llevado una vida muy complicada, precoz en algunos aspectos pero muy retardada en otros.
    No sé por dónde seguirán esas vivencias que nos está contando, pero empiezo a sospechar que su futuro será negro, vamos que acabará mal.

    ResponderEliminar
  17. Cada día me impresiona más su vida señor G.


    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Si tu padre se pasaba el día bailando algo aprenderías... qué tal se te da bailar?
    Pobres enanos!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Lo que más me ha gustado: su padre de nuevo rico, muy bueno.

    ResponderEliminar
  20. Lanzadora de enanos, realmente una afición sorprendente, incluso para una mujer capaz de casarse con su padre.
    Lo que no termino de entender es porqué la despidieron, que falta de visión, ya me imagino la nueva línea de bicicletas especialmente destinadas a mujeres que buscan la satifacción sin más compromiso que la protección del medio ambiente, pero claro en esa época...
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Sí, es cierto eso que dice Ud. de los nuevos ricos: se vuelven de un tonto que es realmente divertido de observar.
    En cuanto a su padre, podría haber aprendido a hacer algo de más provecho que danzar alrededor de objetos, no? Vamos, digo yo...
    Y lo de su madre: imperdonable el descuido con los sillines de las bicis. Que no hubiera pasado nada si las bicis hubieran ido a cualquier otro sitio. Pero claro, yendo como iban a la Congregación de las monjitas Vírgenes de la Caridad... Sin sillín... aysss...
    En fin, esperamos ansiosos una nueva entrega de su autobiografía surrealista.
    Besos!!!!

    ResponderEliminar
  22. Deduzco que esa decisión importante no fué hacerse el harakiri, aunque todo puede ser, siendo tan gilipollas puede que lo hiciese y le saliese mal.

    ResponderEliminar
  23. Quirida Adriana. “Esa bicicleta se ve MUY interesante” es la misma frase que dijo la madre superiora antes de que todas las monjitas saliesen a pasear en bicicleta. Después del paseo encargaron 40 bicicletas mas.

    Estimado Savoy Truffle. Si Radiohead dicen “2+2=5” yo añado “por el (censurado) te la (censurado)”.

    Estimado Ddmx. Me siento orgulloso de tener una madre lanzadora de enanos, por supuesto. Aunque creo que el detalle que cada vez que ella me ve me escupe indica que el sentimiento poco tiene de recíproco.

    Querida Melodi Inetiketable. He intentado ir varias veces a “El club de la comedia” pero siempre me rechazan argumentando que la tarima del viejo teatro donde se graban los monólogos no resistiría 187 kgs de aburrimiento.

    Querida viridiana. Me alegra hacerla reír aunque no oculto que mas me alegraría haciéndola otras cosas que la decencia me impide aquí reproducir.

    Querido Outsider. Ganar el concurso de Miss España una Gilipollas a los 4 años es una costumbre extendida entre las féminas de mi familia.

    Querida María. Después de leer “Te como!” no he podido continuar sin una ducha fría. Agradecería que me aclarase si es un silogismo, un aforismo,cualquier recurso literario al uso... o un deseo carnal.

    Querida un ratón. ¿Está deseando leer la próxima entrega realmente? Estoy emocionado. Es la primera vez que una mujer desea algo mio.

    Estimado amigo Prejubilado. Yo también sospecho que mi futuro será negro, básicamente para no romper la tendencia de los últimos 44 años.

    Estimado Tíferet Neverstand. A mi también me impresiona cada vez más mi vida, sobretodo cuando miró atrás. No es una buena impresión precisamente. En realidad mi presente no es mucho mejor... y no digamos el futuro.

    Querida ElenaNito. A mi bailar se me da estupendamente, sobretodo los primeros quince segundos antes de marearme y caer desmayado al suelo.

    Querida NI la breve. Mi padre sigue vivo y danzando alrededor de objetos. Si quiere se lo presente será un placer (para él, claro) pero debo advertirle que ahora es un anciano viejo rico.

    Querida Pilar. A mi madre la despidieron porque, aunque las monjitas encontraron un nuevo placer nada espiritual en sus vidas, la santa sede presionó para que no volviese a suceder a riesgo de que el voto de castidad se convirtiese en un mal chiste.

    Querida La gata. Ha de saber usted que mi padre intentó hacer algo mas de provecho que danzar alrededor de objetos. Durante dos años intentó que los objetos danzasen alrededor de él con infructuosos resultados.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  24. Querido hijoeputa. ¿Hacerme el harakiri? Soy gilipollas pero no tanto...

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  25. Querido Sr. Gilipollas, espero ser capaz de moverme acertadamente entre tanto formalismo verbal yo, que soy más bien de andar por casa. Al usted le cogí manía desde que mi padre me obligaba a usarlo para dirigirme a mi abuelo, pero como le da cierto ambiente exótico tanto a usted como a su blog, no seré yo quien venga a romper la magia. Una vez aclarada esta no tan baladí cuestión, quisiera yo preguntarle por la condición de los enanos, pues me surge la curiosidad de si ejercían de proyectiles profesionales o se prestaban a ello para pasar el rato. Atentamente.

    ResponderEliminar
  26. Te como! hay muchos variantes:
    Te como a besos!
    Te como a mordiscos!
    Te como vuelta y vuelta... en fin, un, dos, tres...
    En este caso es 'te como a carcajadas'.
    Estamos (en general) muy necesitados de reir y leerte es un regalo (qué bonito me ha quedado, por Dios!).
    Aquí no añado ¡más, más, quiero más! que la voy a liar.
    Muá

    ResponderEliminar
  27. Me encanta que tu padre solo baile alrededor de objetos y que tu madre lance enanos como profesión... cada vez que leo una entrada tuya, me río muchísimo!

    Gracias :)

    ResponderEliminar
  28. Querida Amaranta. Referente a su duda le aclaro que los enanos son usados a modo de dardos con una gigantesca diana pintada en el suelo. Quien consiga diana gana. Quien mate al enano queda descalificada.

    Querida Maria. Soy todo suyo. Yo le doy lo que sea menester.

    Querida Ausencia Silenciosa. Me alegra que se ria con mis padres. Cuando tenga hijos hablaré de ellos para que pueda usted reírse con toda la familia.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  29. Cada vez que imagino a un menda bailando alrededor de algo en un salón me entra risilla floja.


    (Jijijijiji...)



    Choque esos cinco.

    ResponderEliminar
  30. Creo que la monjas estan muy agradecidas a su madre, igual le pusieron unas velas para que a su madre le fuera bien con los enanos.
    Tengo una curiosidad imperiosa por saber cual fue la decisión más importante de su vida

    ResponderEliminar
  31. ¿Dónde puedo adquirir una bicicleta como la de la fotografía?
    Estoy realmente interesada.

    Besos y más besos.

    ResponderEliminar
  32. Querido gilipollas, resulta que usted y yo tenemos una amiga (para mí casi familia) en común, la señorita Lucia un vestido azúl, si es que el mundo es un pañuelo..dígalo sí lleno de mocos..
    Un beso.

    ResponderEliminar
  33. Estimado Mister G.
    Me tiene usted ensimismada buscándole una explicación filosófica, tántrica, teológica y no digamos física a la pregunta:

    - ¿Capital de Francia?
    - Bocadillo de anchoas!

    Un poeta, es usted un poeta... :)

    Un beso, señor mío

    ResponderEliminar
  34. !!Hola Fernando.G!!
    Me quedo una duda

    Podría usted preguntarle a su hermana
    ¿cuales son las cinco formas para cocinar la tortilla sin patatas?
    Me vendría muy bien saberlo con los tiempos de crisis q corren.
    Lo dicho,es usted genial jajajaja
    Besitos

    ResponderEliminar
  35. Creo que somos parientes... yo vengo de los "Gilipollas profesionales" es posible que seamos primos? jajaja
    Me encanta tu biografía y me he reído muchisimo con ella. Permiso para seguirte.
    Un saludo de una Kamikaze.

    ResponderEliminar
  36. Querida Mariette. Si lo desea puedo ir a su salón a bailar alrededor suyo...

    Querida Blog A. Ninguna decisión ha sido importante en mi vida. Al menos no para bien. Pero hay que mantener la intriga de alguna manera...

    Querida Lola. Yo se la vendo. Puede probarla en el comedor de mi casa si lo desea.

    Querida Little Chloé. En efecto, el mundo es un pañuelo. Aunque en mi caso un kleenex.

    Querida volare. No me magnifique, yo tengo tanto de poeta como un político de honrado.

    Querida Alais. Me alegro conseguir despertar un ansia en ustedes. Aunque sea algo mortalmente casto.

    Querida Viridiana. El secreto de la tortilla de patatas sin patatas es algo demasiado valioso. Aunque podría usted intentar sobornarme convenientemente desvestida.

    Querida kamikaze. Puede usted seguirme si lo desea pero ya la aviso que no voy a ningún lado. Y espero que seamos primos, ya sabe "cuanto mas primos, mas te la arrimo".

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  37. quiero una bicicleta de esas sin sillin ya ¡¡¡¡ pero ya ¡¡¡¡

    jajja un besote grande gilipollas.

    ResponderEliminar
  38. jaaaaa ha puesto el dibujo!! que lindo!! :D

    ResponderEliminar
  39. Querida Mara. Atendiendo a la excelente acogida que tienen las bicicletas sin sillín entre ustedes, no acierto a comprender porque echaron a mi madre de la fábrica.

    Querida Adriana. ¿Lo dudaba? El diseño del blog comienza a ser mas suyo que mio. Y aun queda San Valentín. :)))

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  40. He decidido comentarle también esta entrada señor gilipollas, a riesgo incluso de que termine pegándose el cocido y tengamos que comernos los codos un nuevo día más. Intuyo que tiene usted una vida maravillosa y cargada de aventuras y como la curiosidad es un rasgo muy humano aligual que la gilipollez pues volveré...Última pregunta de hoy...¿le importa que le llame señor gilipollas con "J", es que me suena como más cercano.

    Hasta otro rato señor jilipollas, que tenga usted un buen día.

    ResponderEliminar