"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

27 ago. 2013

El truco de el extranjero

En esta enciclopedia del saber que es el blog que tienen ahora mismo frente  ustedes, hay un grueso tomo dedicado al arte de seducir al contrario (o al homónimo si son ustedes unos desviados que merecen morir en el infierno entre horribles estertores junto a políticos corruptos y tertulianos de Intereconomia). Voy hoy a proceder a desvelar hoy al mundo un nuevo capítulo que les abrirÁ los ojos -y quizás otras partes del cuerpo-. El truco de hoy se denomina: "El Extranjero".

Lo primero en todo ardid es el disfraz así que deben ustedes vestir de la manera mas hortera posible, tomen mi vestimenta habitual de ejemplo, después salir a la calle pertrechados de una cámara de fotos colgada al cuello y un mapa de la ciudad mal doblado. A continuación salgan a la calle de su capital, ciudad, pueblo o aldea y comenzar a mirar hacia todos lados como si se hubiesen perdido. Este truco, como en el sexo, funciona mejor cuanto más grande es el lugar. En cuanto a su lado pase una persona que atraiga su atención lo suficiente para querer matar a nuestra pareja actual, deberemos acercarnos a nuestra presa sigiliosamente y soltar un poderoso "escusmi", que atendiendo a que ustedes son un pelín incultos en el dominio de las lenguas muertas les informo que en castellano quiere decir "perdone". Una vez captada la atención de nuestra víctima le enseñamos el mapa señalando cualquier lugar lo suficientemente cercano para que nuestra víctima se ofrezca a acompañarnos dos o tres calles mas allá. Durante este trayecto es cuando deberemos seguir hablando a nuestra víctima en el famoso inglés inventao de Jose Mota para que, caso que nuestra victima sea un Español que sepa idiomas (cosa rara), no nos ponga en un compromiso. Mientras hablamos, deslizaremos hábil y sutilmente nuestra mano en la espalda de nuestra victima para propiciar un contacto físico que es el imprescindible prólogo de todo contacto sexual que se precie (excepto si está usted en un sex shop echando monedas en el espectáculo de una estriper, cristal mediante). Puede que nuestra víctima nos rechace en primera instancia y es en ese momento en que le volvemos a señalar otra hoja del mapa donde habrenos colocado con anterioridad un billete de cincuenta euros al tiempo que decimos "ol llurs". De ahí a la gloria carnal , solo un paso.

Se preguntarán ustedes si el truco funciona realmente y he de confesar que sin el billete de cincuenta euros, el truco flojea bastante hasta el extremo que todo el sexo que van a conseguir es que un delincuente les robe la camara de fotos, la cartera. ¿Y con el billete de cincuenta euros? Bueno, todos sabemos que el dinero es un maravilloso desengrasante de conciencias pero tampoco he podido probarlo atendiendo a que mi nímia economía solo me permite hacer el truco con una moneda de cincuenta céntimos, la cual no desengrasa demasiado.

No obstante y atendiendo a que aun queda algo de verano, les invito a que salgan a la calle, prueben el truco de el extranjero y me informen si realmente funciona. A no ser que sean ustedes realmente extranjeros que entonces no se que coño hacen ustedes leyendo este blog si no entienden un carajo de lo que estoy diciendo.


10 comentarios:

  1. Creo el el truco de la extrajera funciona mejor.

    Un beso castizo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi mientras la cosa acabe en fornicio me da igual como se llame el truco.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Usted si que sabe...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  3. A mí hubo una época que me daba por hacerme la brasileña. Me quedaba con el personal cosa mala. Mucho éxito en su proyecto. Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tanga de hilo incluido?

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  4. A mí siempre me funcionó el tradicional YO SÉ FRANCÉS
    Y ME CONTESTAN vulevu cuche ave moa se soar....
    Besos

    ResponderEliminar