"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

23 ago. 2013

Sinsentido del humor


Siempre le doy vueltas al tema de si el humor ofensivo puede considerarse como humor. Y cuando digo siempre es siempre: en el desayuno, la comida, la cena y durante las poluciones nocturnas (soñando con Mercedes Milá haciendo popó en la ducha). Y resulta que siempre llego a la misma respuesta: el humor ofensivo si que es humor. Las preferencias políticas, los equipos de fútbol, los defectos físicos, la condición sexual o la profesión de cada uno. ¿Pero quién dice lo que es correcto o no? Podemos decir lo que es humor: humor es lo que nos hace reír, quizás sonreír o quizás nos hace desternillarnos de tal manera que echamos de menos no haberle robado los pañales al abuelo.


Reírse es lo mas sano y barato que hay después del sexo con desconocidos y no creo que haya nada tan trascendental como para no hacer humor con ello. O eso o soy un hijo de la gran puta que ríe con cualquier sandez porque créanme cuando les aseguro que si el humor es de calidad, me importa bien poco de que diablos nos estamos riendo. Soy así, que le vamos a hacer, soy un completo gilipollas que se ríe de lo que no debe. Pero no me juzguen ustedes por ello, la risa es algo impredecible y quizás estén ustedes riéndose de algunas de los chistes visuales que acompañan este texto y de inmediato se arrepienten de ello como aquella noche cuando llamaron a su ex completamente borrachos.


Hace poco, en una cena con unas amigas dominicanas que cobran cien euros la hora y trabajan sensualmente apoyadas en una farola, una sacó un teléfono móvil donde había un chiste realmente bueno -en forma de imagen y texto- (por no decir que era de lo mejor que he visto nunca) y realmente ofensivo (de lo más ofensivo que he visto nunca). ¿Qué sucedió? Todas pasaron por el mismo proceso, primero sonrieron y luego esa sonrisa se convirtió en rictus de culpabilidad y pasaron el teléfono a la siguiente como quien acaba de sacarse un moco en una boda. Mi evidente erección dio paso entonces a una gran curiosidad por el proceso que estaba aconteciendo. Lo de la erección es porque las dominicanas que tarifican el amor suelen cenar con la ropa tan breve como ceñida. Una característica cultural que, por desgracia, otros países no hemos sabido copiar.


A lo que vamos… ¿aquel humor que acabábamos de contemplar era algo reprobable? Posiblemente, pero no por eso dejaba de ser divertido. Pero resulta que vivimos en un país donde todos creemos que nuestra moralidad y nuestro pene son mejores que el del vecino y aprovechamos cualquier agujero para meter los dedos y mostrarnos mejor que los demás (me temo que este símil en una cena como aquella se presta a dobles sentidos). Hoy en día cualquier persona que haga humor salvaje en internet pierde cienes y cienes de seguidores (o "amigos") con la misma facilidad que un político pierde la memoria. Creemos que decirle a alguien que su humor es de hijoputa o borrarle de twitter o facebook hará que ese (aprendiz de) humorista se suicide entre gritos de “¡Un desconocido ya no me admira!”. La raza humana es tan maravillosamente estúpida que en vez de joder unos con otros, nos jodemos los unos a los otros. Si algún humor no les gusta a ustedes (especialmente el mío) les recomiendo que vuelvan por donde han venido pero no se crean mejores que los demás. Todos somos igual de gilipollas. Y la risa es demasiado valiosa para desperdiciarla entre interminables debates morales.


12 comentarios:

  1. De acuerdo con que el humor es algo muy serio.
    Hay que reír hasta del dolor y la muerte en especial cuando ocurre a desconocidos o ajenos.
    Los solemnes y los políticos crean humor involuntario con sus idioteces.
    Tratar de ser políticamente correcto en el humor es error de gente con mierda en el cerebro.
    Todo puede traernos la risa, el chiste está en que tenga gracia.
    Solemnizarse es para quienes rechazan ver su condición microbiana en el universo.
    Si Elvis murió cagando, ¿Qué nos queda al resto de nosotros?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El humor es algo muy serio que debemos tomarnos con mucho humor. Es cierto que Elvis murió cagando aunque eso no se si tiene gracia... supongo que tendría mas gracia si descubriésemos que murió al descubrir que se había acabado el papel de Wc.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  2. Lo vemos todo normal hoy en día?? A veces me sorprendo de que ya nada me sorprenda, o casi nada. Yo siempre digo: ríete conmigo, pero no de mí. No siempre funciona.
    Saludos Fernando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El humor no normaliza las cosas, simplemente es una válvula de escape para minimizar ciertas tragedias. Yo siempre digo, si no me río de mi no me puedo reír de los demás.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  3. Señores.. la risa es el remedio infalible contra el mal humor u aburrimiento. Pero debemos reírnos con los demas y no a costa de los demas.
    Reírse de las desgracias de otras personas nos convierte en seres crueles y detestables. Si no fuera asì sr Gilipollas, yo pudiera reírme a pierna suelta de tu progenitora y no estaría mal, verdad?. jajajajajaja.

    Firma-El tonto de capirote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Anónimo
      Si la broma fuese realmente divertida no me importaría que se riese usted de mi progenitora. No hay que confundir humor con critica ni tampoco humor con burla. Por desgracia vivimos en un país donde la demagogia es el único idioma y tendemos a confundirlo todo con todo. Pero si se ríe usted de mi progenitora yo me reiré de la suya, claro. Todo con el mejor y mas fino de los humores ingleses ¡por supuesto! ¿Qué problema hay en eso? Parece que el único argumento demagógico para todo en este país es "¿y si se lo hiciesen a tu madre?", aun nos falta mucho por aprender...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  4. El humor siempre es humor. Otra cosa es el tema de los gustos... Es como los que dicen que los cuadros de Miró no son arte porque los podía hacer un niño de cuatro años. Parece que cuando algo no nos gusta pierde la categoría de su verdadera esencia. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez, en un museo, un tipo estaba delante de un Tapies riéndose con otro tipo y diciendo "mi sobrina pinta eso mejor", no pude evitar decirles "pues bien tonto que eres porque ahora podríais ser millonarios".

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  5. Las risas son básicas, vitales, fundamentales, casi más que el sexo... Vaya, esto último sí que ha tenido gracia.

    El humor puede ser "ofensivo" y ser humor si es inteligente, no cuando resulta agresivo y sin más propósito que humillar. La cena de los idiotas, por ejemplo, tiene su gracia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que los que hagamos humor y disparemos hacia todos lados lo hagamos con ganas de humillar, simplemente pensamos que hay que reírse de todo. No hay que confundir humor con crítica.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
    2. No lo tenía a usted catalogado en ese tipo de humor cuyo propósito es más ofensivo que saludable, que es la gran terapia que ofrece la risa.
      Siga usted disparando sin temor estimado amigo.

      Eliminar
  6. Hay gente a la que le gusta cualquier tipo de humor, personas a las que les encanta el drama, y enamorados de la crítica ácida hacia cualquier cosa.

    En mi opinión, me importan todos un zurullo. Y obviamente, mi opinión es la correcta.

    ResponderEliminar