"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

15 ago. 2013

¡Free pollinos! ¡Lechuzas no!

Hace poco tuve el dudoso privilegio de visitar el zoo de Madrid.  Para quien no conozca Madrid les informo que el zoológico está ubicado en la Casa de Campo que es algo así como un trozo de montaña pelada llena de señores de dudosa sexualidad fingiendo hacer deporte enfundados en llamativos ropajes mas ajustados de lo que un cardiólogo o la revista Vogue recomiendan. Lo que resulta más curioso de la Casa de Campo es su nombre, si pretendes bautizar un lugar ponle un nombre que le diferencie del resto: ¡España esta repleto de casas en campos, rediós! A lo que íbamos, el zoo es un lugar repleto de animales que huelen mal, siempre esta durmiendo o escondidos a la sombra, hace un calor infernal y los refrescos son tan baratos como un collar de diamantes en la joyería Tiffany's de Nueva York. No entiendo porque los padres llevan a sus hijos a un lugar así a no sea que alberguen la esperanza que alguna bestia los devore junto a su suegra. A lo que íbamos, en el Zoo de Madrid hay una zona algo así como una granja donde los niños interactúan con los animales, hay cabras, lechuzas, gallinas e incluso un gato despistado que duerme al sol en medio del camino, el más feliz de todos, sin lugar a dudas. También hay un criadero de pollinos donde los niños admiran embelesados como se incuban los huevos y pueden comprobar decenas de diminutos pollinos jugando alegremente todos juntos. ¿Y que hay a continuación? Pues la jaula de las lechuzas donde esos mismos niños pueden contemplar aterrorizados como las lechuzas devoran a los pollinos que yacen muertos unos encina dos otros, en una esquina de la jaula. Supongo que la idea del sádico encargado de la zona es la de mostrar a los niños el ciclo de la vida pero a juzgar por la expresión de los pequeñas parecía que contemplaban una matanza caníbal. 

Y desde esta tribuna proclamo: ¡Basta ya de la crueldad innecesaria! ¡Basta ya de políticos corruptos y de películas de Isabel Coixet! Los niños han de ser niños y vivir en la maravillosa mentira de un mundo donde no hay hipotecas, no hay que trabajar y los  adorables pollinos no son devorados por lechuzas. ¡Basta de crueldad innecesaria! Y yo proclamo al mundo ¡FREE POLLINOS, LECHUZAS NO! (Que digo yo que un eslogan siempre queda mejor en inglés). 

Voy a fundar un partido político que defienda a los pollinos de las lechuzas, que defienda a los ciudadanos de los políticos y que defienda a la literatura de Lucia Etxebarria. ¡FREE POLLINOS, LECHUZAS NO! (Que repito yo que un eslogan siempre queda mejor en inglés).


8 comentarios:

  1. malo husbiese sido que vendiesen patas de pollinos a la vuelta...

    ResponderEliminar
  2. Yo me hice amiga de una cabra... Bueno, más bien de un cabrón enorme con unos cuernos más grandes que yo pero había que ver cómo venía a pedirme mimitos... Recuerdo que la última vez que fui, escuché a un niño decirle a su madre frente a la jaula de las lechuzas "Mira, mami, tiene hijitos". No, nene, no. Tiene comida... Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Estoy contigo, deberían cerrar los zoos como espectáculo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el Congreso de Diputados...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  4. !Hola,Fernando!

    Me ha puesto los pelos como escarpias lo de devorados por las lechuzas.
    Que ansia de devorar hay en todo,pobres pollinos.

    A mi ya me puede apuntar en ese partido que quiere fundar.
    Un post magnifico,querido Fernando.

    Te beso y abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Y yo que pense que los pollinos eran asnos.....! Debio visitar la filial espanola del circo de la noticia.
    http://www.elmundo.es/elmundo/2013/08/15/internacional/1376544845.html

    Saludos asilvestrados

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tambien estaba convencido que eran asnos, lo cual hace la entrada más espeluznante si cabe...

      Eliminar
    2. ¿Una lechuza comiéndose a un asno? Madre del amor hermoso... esa idea es infinitamente mejor. Voy corriendo a hablar con el director del zoo de Madrid.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar