"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

20 ago. 2013

Breve historia gilipollas del mundo (Tercera Parte)


Lección 5: El renacimiento
El renacimiento es esa época en la que alguien oprimió el interruptor de la luz (que aun no se había inventado) y pintó un poco de color en la vida de todos aquellos humanos que se alisaban el pelo cada mañana para no hacer nada mas durante el resto del día. Los ricos maquillaron sus caras de blanco, se pusieron pelucas y continuaron puteando a los pobres, algo así como un banquero el día del orgullo gay. Fue una época de mosqueteros saltimbanquis, de señores que cantaban como señoras y de la invención de la comida de diseño que constaba en trocear una pierna de cordero para que no pareciese una pierna de cordero, llenarla de salsas de colores y cobrar tres veces su precio. El renacimiento se supone que es famoso por la importancia del arte pero hoy en día también surgen nuevas tendencias artísticas y vivimos una época de mierda así que supongo que el renacimiento fue famoso porque los hombres podían maquillarse y ponerse peluca sin temor a parecer un presentador de Telecinco. Como hemos dicho, en el renacimiento hubieron grandes avances en arquitectura y cualquier otra suerte de arte pero todo eso son chorradas comparado con la invención de los cigarrillos mentolados, la base de maquillaje y las tartas de frambuesa. Sin todo eso, hoy en día, las mujeres no serían nadie.

Lección 6: Las revoluciones

He optado por aglutinar toda la época que va del renacimiento al siglo XXI atendiendo a que ha habido tantas revoluciones, desde la revolución Francesa a la Revolución Industrial pasando por la revolución familiar cuando Jean Jacques Renaud, un comerciante francés, se negó a dejarle el mando del aire acondicionado a su suegra, hecho este del todo curioso si tenemos en cuenta que aun no se habían inventado las suegras. Y he tomado esta revolucionaria decisión de juntar todas las revoluciones en un mismo apartado por tres motivos, lo primero para salvar arboles, lo segundo para que en el futuro los niños no vayan cargados con un grueso tomo de esta Historia del Mundo y lo tercero  porque no tengo ni puta idea de lo que hablo. Todas las revoluciones nacen del gusto del ser humano por el picante. Siempre hemos puesto guindillas a todo y así nos va, nos encendemos y nos indignamos contra todo lo que se menea. En la Revolución Francesa los plebeyos inventaron eso de cortarle la cabeza a los poderosos, un deporte que -por desgracia- hoy en día ya no practicamos. Lo mas importante de la Revolución Industrial pasamos a la producción de tofú en serie y a la invención del turno de noche. Ah, y exisitó Sherlock Holmes quien, como todas las personas realmente inteligentes, era un personaje de ficción.

(Continuará...)


3 comentarios:

  1. Durante el Renacimiento la gente iba de decente y de pacata pero en el fondo eran todos unos degeneradillos...

    Las revoluciones se supone que marcan un antes y un después (de otra Revolución, supongo). Besos.

    ResponderEliminar
  2. si! que le corten la cabeza a alguien!

    ResponderEliminar
  3. Esa foto no es del renacimiento querido, es del rococó ! unos dos siglos después !:)

    ResponderEliminar