"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

24 dic. 2014

Elogio de la navidad


"Esta noche es Nochebuena y mañana Navidad, sácate el refajo María que te voy a empotrar..." 

De acuerdo, puede que el villancico no dijese exactamente eso, pero eso es lo que todos pensamos. Y cuando hablamos de "María" nos referimos a nuestra cuñada, la amiga de nuestra mujer o la vecina del tercero. Porque, queridos amigos, la Navidad es ese momento por excelencia para la infidelidad en nuestro circulo mas intimo. ¿Quien no ha deseado meterse bajo el jersey de su cuñada o dentro de los pantalones de su cuñado durante la euforia alcohólica de las celebraciones navideñas? Vamos a besarnos todos, puede que durante el resto del año no nos hablemos, nos critiquemos e incluso nos peleemos. Pero olvidemos eso durante la noche en que ellos se visten como oficinistas y ellas como prostitutas. Vamos a hacer ver que la Navidad sea la celebración del buenrollismo. Y claro, pasa lo que pasa. Que el roce (y el alcohol) hace el cariño.

Este elogio de la Navidad va para que durante la cena os quitéis los sostenes y los calzoncillos, seáis libres, os morreéis con la abuela (ojo con la dentadura  y bailéis una lasciva lambada con un familiar de vuestro mismo sexo (a poder ser, mayor de edad). Buscamos desesperadamente la felicidad en Navidad y lo hacemos encorsetados en una convenciones y unas convicciones que nada ayudan a la felicidad. Follad entre vosotros e intentad hacerlo con alguien con quien no lo hayáis hecho antes.

Regalad vibradores a ellas y películas porno a ellos. Llenad el estofado de Navidad de marihuana. Escuchad trash-metal en vez de villancicos. Bebed todo lo que podáis hasta que no sepáis ni donde habéis aparcado el coche.

Muchas personas, cuando llega la noche de Navidad, sacan esa vena sentimentaloide de película de sábado por la tarde y comienzan a recordar a los que ya no están. Pues debéis saber una cosa, los que nos han dejado, si viesen nuestras cenas de navidad, volverían a dejarnos una y otra vez. Vivimos la navidad dentro de unos estándares que nada tiene que ver con lo que realmente deseamos. Si queremos tocarle las tetas a nuestra cuñada la noche de navidad... ¿por que nuestra cuñada nos regala unos calcetines de los chinos que dentro de tres semanas se habrán roto?

Desde esta humilde tribuna y con el eterno tono de cabreo de Pablo Iglesias, os invito a todos a que reconvirtamos nuestras navidades en una orgia de sexo y alcohol donde, una noche al año, todo vale. ¡Vamos compañeros! ¡Acabemos con la casta navideña que nos ha oprimido durante tantos y tantos años! 

Y ahora, si me permitís, abandono este mitin por unos minutos que se me están quemando las galletas de jengibre que tengo en el horno y aun tengo que preparar la mesa de navidad y buscar el cassete de villancicos. No... no me mireis asi... yo ceno solo. Quienes teneis que aprovechar para follar sois vosotros que tenis cuñados y amigos. Yo voy a ponerme el video de "¡Que bello es vivir!" y a abrir una botella bien fria de sidra El Gaitero.

¡Feliz Navidad!


10 comentarios:

  1. Pues feliz navidad y hasta le dejo un beso, eso sí, sin tocamientos.
    :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si no nos tocamos no hay besos... que yo para eso soy muy zorrón.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  2. Feliz Navidad!! Qué desmadre, jejeje.
    Saludos, Fernando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz navidad querida. Tengo aquí sus regalos, bueno, su regalo. No es muy grande en realidad.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  3. Pues no pinta mal tu cena con el gaitero, seguramente mejor que la de muchos con la suegra o muchas con el cuñado faltón. Zorionak!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zorionak? Si comenzamos a insultarnos en navidad no iremos a ningún lado!!!

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  4. Felicesssssssssssssssss Fiestassssssss Sr. Gili espero año que viene venga usted a nuestra cita.

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre voy querida, el caso es que usted nunca está. Feliz navidad.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  5. Lo de las galletas de jengibre me ha llegado al alma (ya que lamentablemente no a la tripita)
    Feliz Navidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se preocupe querida... las galletitas son solo eso... galletitas. Yo prefiero 500 euros, para ser sinceros.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar