"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

26 oct. 2010

Curso de cocina para principiantes


Como ustedes saben (y si no a estas alturas deberían saberlo) el 99% de mi tiempo lo dedico a intentar conocer mujeres para perpetuar la estirpe gilipollas. O al menos intentarlo. Cualquier lugar es válido para conocer mujeres. Desde un bar de carretera a un congreso feminista. La experiencia me ha demostrado que es mas seguro hacerlo en un bar de carretera. También mas caro. Hace poco un amigo me dijo que lo mejor que podía hacer para ligar era apuntarme a clases de cocina. Están llenas de mujeres o algún que otro hombre que no representan contrincante alguno. Todos los hombres que saben cocinar son gays o famosos cocineros (o famosos cocineros gays) y dudo que ningún famoso cocinero se apuntase a un curso de cocina para principiantes. Solo mujeres y gays. Perfecto escenario para la caza de la hembra salvaje. Cerca de mi casa había una vieja escuela donde el ayuntamiento impartía clases de varias cosas para adultos. Una de las clases se titulaba "cocina para principiantes". Perfecto. 60 euros el trimestre. ¿Que diablos era un trimestre? Alguna herramienta de cocina seguramente. 60 euros. La compraría en una tienda de chinos, nadie iba a darse cuenta. Pero resulta que la mala dicción del chino y mi desconocimiento de las herramientas de cocina hizo que en vez de un trimestre me vendiese un tridente. Nunca entendí que tipo de salchichas gigantes había que ensartar en aquel pincho gigante. Después descubrí mi error. Un trimestre son tres meses, analfabetos.

El día del comienzo del curso me puse mis mejores galas (ya saben: pantalones de tergal, camiseta hawaiana y sandalias con calcetines blancos) y me presenté en el aula con mi tridente. Nadie dijo nada. Todos rieron. Peor para ellos. Cinco minutos mas tarde y sentado entre mis compañeros comencé a maldecir el consejo de mi amigo. Allí solo habían ancianas con el pelo teñido de rojo y tipos con barba descuidada y gafas de empollones. Menuda decepción. Pronto apareció el profesor, un argentino con el pelo largo y un ojo de cada color. ¿Y yo que se por qué tenía un ojo de cada color? Pregúntenle a él. Yo solo soy el gilipollas del tridente.

Después de presentarse (se llamaba David) apuntó algo en la pizarra. ¿Que era eso? Ah ya se: el nombre de un laxante por si algún plato nos salía mal. "Alexitimia".

-En esta primera clase -comenzó David- hablaremos por encima de la relajación muscular progresiva de Jacobson como medio de atacar la alexitimia.

Imaginé que el tal Jacobson sería un famoso cocinero del tipo Arguiñano o Ferrán Adriá- ¿Pero que o quien era alexitimia? No parecía probable que fuese un laxante así que levanté en la mano como recordaba hacer en el colegio.

-¿Tu nombre es? -preguntó el profesor de los ojos de distinto color con voz suave.

Menos mal, odio que me pregunten por mi apellido. No entiendo por qué la gente se rie cuando digo que me apellido "Gilipollas".

-Fernando.
-Dime Fernando. ¿Cual es tu pregunta?
-¿Que es la cosa esa de la lecitina?

Algunos rieron.

-Alexitimia -corrigió el maestro- Ahora lo iba a explicar. Primero debeis saber que las raíces de la alexitimia son pentadimensionales; biológicas, vivenciales, de conducta, cognitivas y asertivas.

De nuevo llamé la atención del profesor esta vez golpeando con mi tridente en el suelo.

-¿Que es lo que no entiende Fernando?
-Esta vez no he entendido absolutamente nada. ¿Este no es el curso de cocina para principiantes? Imaginé que nos enseñarían a cortar cebolla, pelar patatas, cosas por el estilo.
-¿Cócina? No por favor, está usted en es "analfabetismo sentimental". ¿No asistió al curso previo llamado "flexibilidad emocional"?

Me levanté del asiento, me di la vuelta y salí corriendo. ¿Flexibilidad emocional? ¿Analfabetismo sentimental? ¿Conducta asertiva? ¿Alexitimia pentadimensional? Solo les faltaba vestir túnicas azules y llevar un cucurucho de papel dorado en la cabeza. Menuda secta, me había salvado por los pelos. Seguramente lo siguiente era sacrificar una cabra.

Me costó cerca de media hora encontrar la clase donde impartían el curso de "cocina para principiantes" corriendo de un lado a otro con mi tridente en la mano mientras la gente huia despavorida cuando me veían llegar. Para cuando llegué ya habían repartido los alumnos por parejas de cocina. ¿El resultado? Todas las mujeres estaban emparejadas menos yo que tuve que emparejarme con el amanerado profesor que nada tenía de famoso cocinero.

Efectivamente, esa fue mi única clase de cocina que no en realidad ni llegue a acabar pues salí corriendo cuando el profesor me dijo que me enseñaría a pelar un nabo.

¿Que cómo estoy de mi gilipollez? Estable dentro de la gravedad...


65 comentarios:

  1. Mi estimado gilipollas, no insista usted tanto en hacer gala a su nombre. Dese una tregua.

    ResponderEliminar
  2. ¿Un tridente como neptuno para conseguir alguna almeja?
    xD xD xD

    ¿Tu nueva fobia es pelar nabos?
    JAJAJAJAJAJJAA

    ¿¿Quién te hace esos dibujitos tan graciosos??
    Completo gilipollas, ¿tienes un artista dentro?

    Si... hoy me apetecía preguntar...

    ResponderEliminar
  3. Yo siempre quise un novio cocinero para que me hiciera buenas comidas.

    ResponderEliminar
  4. jejejejejejejejejejjajajajajajajjaja.
    Usted no sabe lo que me rio con sus ocurrencias,de hecho creo que estoy perdiendo barriga y endureciendo abdomminales, muchas gracias. Lástima que no podamos hacerle reir a usted tanto.
    En cuanto al curso, espero que le devolvieran los 60€.

    ResponderEliminar
  5. y que hizo con el tridente?
    lo usa como espumadera en la cocina¿

    ResponderEliminar
  6. jajaja, dicen que se conquista por el estomago, la verdad es que el que tu pareja te cocine tiene su punto, deberiaq intentarlo de nuevo, pero esta vez , asegurese que sean clases de cocina, no se equivoque y suerte

    besos

    Adis

    ResponderEliminar
  7. Camisa hawaiana, sandalias, calcetines blancos y tridente, mmmmmmm... ¿Cuando quedamos?

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja que dolor de tripaaaaaa con lo del nabooo jajajaa. TREMEBUNDO.

    Abrazos (jajaja)

    ResponderEliminar
  9. pero que bien documentado está Usted Gilipollas! :)
    (todo el dia mirando su blog y no logré ser la primera...)

    ResponderEliminar
  10. Hacía tiempo que no me reía tanto con un texto, señor gilipollas, puesto que ya no va a usarlo, ¿me regala su tridente?

    ResponderEliminar
  11. jajaj ayy pobrecillo ¡¡¡,si quieres te enseño yo...,podemos empezar con la comida que mas te guste..,cual es??

    PD:soy una mujer,aunque a veces me gustaría ser un tio pa rascarme la entrepierna en público.

    besos.

    ResponderEliminar
  12. Me gusta el nuevo look, como su camisa "hawaaiana", claro que he notado algo o mejor dicho he dejado de notar algo en sus "fotos" en el panel derecho... q se vea delgado (con 100kls menos) no le hará ligar, al menos no en la vida real.
    sin embargo la bolsa le queda de maravilla.... una pena q no saliera bien la clase de cocina, yo insistiría en algo internacional!

    Bss!

    ResponderEliminar
  13. Debe ir a un curso de cata...no de cocina....jajajaajajajaj digo yo que a si se comera algo..no'???


    Muackssssssssssssssssssssssssssssssssss


    Una fan incondicional.

    ResponderEliminar
  14. Sin comentarios. Genial!!!!

    Un abrazo, pero no se anime, eh!!!

    ResponderEliminar
  15. Tenía que haberse apuntado al avanzado de repostería; ahí te dejan meter mano a la masa; algo es algo!

    ResponderEliminar
  16. Usted lo que busca es amor, y no fornicio, a mi no me engaña...

    Y creeme que es demasiado inteligente como para ser gilipollas, aunque pensando un momento...yo tengo un gran amigo que le encanta que le llamen imbecil, aunque no anda tan salido jejeje. Para él es un halago que se lo digan. Usted disfruta con sus gilipolleces, perdone mi atrevimiento, siendo éste mi primer comentario en su blog, pero creo que no me parece hombre de prejuicios ni nada escrupuloso, ¿me equivoco?.
    Llameme loco, pero metase mientras en mi cama, la locura se contagia...

    ResponderEliminar
  17. Desde Argentina y sin piedad (Que no te quede dudas), sos 100% un pelo tudo. Sin más que decir. Ahora usalo para tu marketing de hostias que por ahí vas bien, bien definido esta a que parte perteneces

    ResponderEliminar
  18. Se puede Ud imaginar, Don Fernando, que mi tesis fue sobre la Alexitimia? Me ha parecido hasta nostálgico que recurra a este problema emocional precisamente.
    Por cierto, mi tesis era para cargarme el concepto, conste.
    Cuando quiera le preparo yo una lasaña nada alexitímica que va a chuparse los dedos (los suyos, no sea guarro.)

    ResponderEliminar
  19. Le han aconsejado mal, donde de verdad se liga en los Centros Civicos son en las actividades de macrame y encaje de bolillos. Tambien es cierto que hay que tener buena boca y comer de todo.

    ResponderEliminar
  20. Me voy directa a San Google a ver qué es eso de la alexitimia, si ningún Gilipollas me lo quiere explicar.

    ResponderEliminar
  21. JAJAJAJ!! muy bueno!!! Lo cierto es que yo fui a un curso de cocina para principiantes... y efectivamente, todo mujeres y pocos chicos ( ninguno gay, pero aún así, no para mí)

    Veo que ha cambiado el fondo del blog, me gusta y me gustan sus nuevas fotos, muy guapo.

    ResponderEliminar
  22. Jaaaaaaaaaajajajajaaja, ay dios Mr Gilipollas que cosas le ocurren, menos mal que se lo toma con humor, muchos besos!!

    ResponderEliminar
  23. ¿Seguro que no estaba usted en Raticulin?....
    Me tienes muy preocupada Fernando....muy pero que muy preocupada....
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  24. Querida Eva, me alegra hacerla reír. No niego que me alegraría aun mas hacerle otras cosas. No me obligue a decirles cuales. Soy un caballero y nunca le diría que me gustaría untarme en miel y jugar a "agarreme a ese fantasma".

    Querida NI la breve. Uno no puede darse tregua de lo que es. Por desgracia la cotidianeidad se encarga de reafirmar mi apellido a cada día que pasa.

    Mi adorada ElenaNito. Yo las almejas las capturo solo en los jacuzzis. Siento decepcionarla pero esos excelentes dibujitos no son míos, son de una buena amiga (y excelente artista) llamada Adriana. Puede ver una muestra de sus maravillosos dibujos aquí: http://artefactosdibujados.blogspot.com/

    Querida Juno. Un novio cocinero no siempre hace buenas comidas pero puede intentarse siempre que no le moleste acabar pringada de salsa verde.

    Estimado papacangrejo. Tampoco es necesario que me haga saber que está usted endureciendo sus abdominales gracias a mi. La gente puede malinterpretarlo. Me alegra hacerle reír, solo reír, quedémonos ahí. Gracias. Siento decepcionarle pero seguro que hay otros hombres en la blogsfera deseosos de ver sus abdominales. :)))

    Querida montse rodriguez. El tridente lo utilizo para capturar los tangas del tendedero de mi vecina.

    Querida Adis. No tiene su punto que tu pareja te cocine. Tiene su punto que tu pareja te cocine. Las ciudades están llenas de restaurantes y como dice mi amigo Federico: ¿para que hacer algo cuando puedes pagar para que te lo hagan? Se refiere a la cocina, malpensada.

    Querida María. Quedamos cuando desee. Yo me presentaré con camisa hawaiana, sandalias, calcetines blancos y tridente, Seré fácil de reconocer. Preséntese usted con un tanga rojo y sombrero de copa. Será aun mas fácil de reconocer.

    Estimado Sunseeker. Usted solo fijándose en el nabo, con el bonito texto de amor que he escrito... si es que van ustedes a lo obvio...

    Mi adorada artista Adriana. Usted siempre será la primera... no se preocupe.

    Querida Mei. Mi tridente viene conmigo, si se lo regalo se lleva además un gilipollas. Medítelo bien junto a una botella de tequila antes de contestar, Mejor si la botella está llena.

    Querida mara. La comida que mas me gusta es la top-model crudita en un lecho de sabanas de seda. Me gusta tanto que puedo repetir una docena de veces.

    Querida calma. A mi los huevos no me gustan ni fritos, sepa usted. Soy demasiado hombre para comerme unos huevos, aunque sean de gallina. Nunca me gustaron los hombres cobardes.

    Querida Silvia. Los artistas siempre tienden a idealizar a sus modelos. Adriana me ha quitado unos 100 kilos. Con mi peso actual no cabía en el marco del dibujo. Bien por ella.

    Querida mariangi. El único curso de cata al que he acudido era de quesos franceses y no me sirvió de nada. Bueno, si, una cosa si que fue positiva, podía ir al curso sin duchar y con los mismos calcetines de hace dos meses y nadie se daba cuenta.

    Querida Chus. Por favor, no puede entrar en un sitio donde se comenta y comentar "sin comentarios". Recapacite. Tampoco soy genial, soy un gilipollas. Venga, le doy otra oportunidad. Si lo hace mejor el premio soy yo y si lo hace peor el castigo soy yo completamente desnudo.

    Querida Jo Grass. Mi dietista me ha prohibido apuntarme al curso de repostería. También los organizadores me lo ha prohibido. Incluso la policial me lo prohibió. Sucedió hace cinco meses, no puedo hablar de ello por orden judicial pero le puedo decir que fue un incidente con nata montada, una de las alumnas y cinco litros de sirope.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  25. Querida Mayte. Yo busco fornicio, no se engañe usted. Y si tengo que engañar a una mujer fingiendo amor (para conseguir meterme en su lecho) pues lo fingiré. Cosas peores he fingido para conseguir fornicio. Está usted en lo cierto, no me molesta que me llamen gilipollas (es mi apellido), no tengo prejuicios (el fornicio con quien sea siempre que se cumplan las famosas tres normas de "sea mayor de 18 años, haya nacido mujer y respire") ni soy escrupuloso. Si comiese usted cada día en el bar de debajo de mi piso tampoco sería escrupulosa. O eso no come. Yo me meto en la cama de quien sea siempre que no me saque un marido a golpes de licuadora. ¿La he convencido?

    Estimado Javier Sarmiento. Gracias por sus amables palabras pero las mías no son marketing. Nada consigo porque nada pretendo.

    Querida Amanda. Será un placer compartir lasaña con usted. Siempre es bueno comenzar la velada chupando algo aunque sean mis propios dedos. Ya es un comienzo. ¿Cuando me invita?

    Querido Dr.Mikel. Yo tengo buena boca y como de casi todo. Las salchichas, los nabos y los pepinos me producen acidez, de eso paso. Tambien me producen acidez los bares llamados "machotes aceitosos" o "cuero sudado".

    Querida Paranoica empedernida. No hace falta que acuda a San Google. Ya le explico yo lo que es la alexitimia siempre que usted acceda a escucharme desvestida tan solo con un conjunto de encaje rojo mientras bebemos vino barato. Barato si tengo que invitar yo... la crisis hace estragos en mi economía, tiene que saberlo antes de que nos prometamos.

    Querida IFS. Gracias por todo, la próxima vez que se apunte usted a un curso de cocina llámeme, yo la acompaño. Prometo no meter mis manos en su masa en la primera clase.

    Queridisima Little Chloé. Si no me tomase lo que me sucede a diario con humor haría como 44 años que me habría descerrajado la cabeza de un tiro. Eso si es que un bebé puede apretar un gatillo. Olvide lo que acabo de decir, menuda estampa por Dios...

    Querida La Perfida Canalla. Se lo juro por Carlos Jesús (o Cristopher) que no estaba yo en Raticulin. No se preocupe, sigo vivo y entero, eso es lo que cuenta. Demasiado entero para mi gusto, eso si.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  26. A partir de ahora habrá que llamarte neptuno...

    ResponderEliminar
  27. amigo gilipollas, yo una vez también recibí un consejo envenenado de estos... me dijeron "apúntate a bailar salsa: está lleno de tías". Por suerte, todavía me queda dignidad, y rehusé la oferta sin cortesía alguna, que para algo era amigo y a los amigos, ya se sabe, hay confianza como para enviarlos a tomar pol culo. Odio la salsa, ese baile y esa música. Pero la curiosidad me picaba, y le preguntaba a mi amigo por las clases. "Hay un montón de tías buenas", me decía, y acto seguido abría su facebook para mostrarme la cantidad de mujeres de buen ver que acudían a ese curso. Sin embargo, la realidad es cruda y de una dureza que pocos pueden realmente darse cuenta. Las chicas que van a salsa suelen ir a bailar, que es lo que buscan. Los tíos no, van a intentar follar. Y una mujer no se dejará impresionar por un patán por más compañero de salsa que sea. Incluso se organizaban salidas nocturnas a locales salseros para practicar todo lo aprendido. ¿Resultado? Mucho baile y nada más. O como dirían en mi barrio, mucho lirili y poco lerele. Y alguna vez, cuando salimos a alguna discoteca, el chaval intenta marcarse algún paso de esos rídículos, y sí, alguna chavalita le hace gracia y le sigue. Luego, como viene, se va... con otro más guapo, más interesante, más molón, más rico... qué se yo. Se va y punto. Moraleja... ni cocina ni salsa. Vaya a la puerta de un cole y haga ver que espera a su hijo pequeño... eso enternece mucho a las madres. El problema es cuando espera, espera y el niño no sale nunca (básicamente porque no tiene ningún hijo) pero esa es una circunstancia que ya afrontará a su debido tiempo.

    ResponderEliminar
  28. Ya no sé ni qué iba a decir, se me ha ido la olla del todo con el comentario de kar XDDD

    Por cierto, que me gusta mucho el cambio que le ha dado al blog.

    ResponderEliminar
  29. La cocina emocional es la que nos obliga a pensar en lo desaboridos que somos todoS?¿
    quita quita
    menos mal que pudo salir de allí a ver si conseguían que usted deje de ser un gilipuertas
    Besos

    ResponderEliminar
  30. Querida Ababoll. Mejor llameme "querido Neptuno" o "completo Neptuno". E incluso si le llama "deseable Neptuno" se lo agradecería aun mas.

    Querido Kar. Al contrario que su comentario, no tengo palabras.

    Querida Wen. Gracias. El cambio en el blog es también gracias a Adriana que es toda una artista.

    Querida Cruela. Salga de donde salga o entre donde entre yo siempre seguiré siendo un completo gilipollas. Hay cosas que no cambian, gracias a Dios.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  31. Muy estimado señor Gilipollas. Ya que compra el caldo, por favor escoja ud. el conjunto lencero que a mí se me dan fatal estas cosas, pa lo que duran puestas...

    A la espera de sus explicaciones quedo.

    ResponderEliminar
  32. Querida Paranoica Empedernida... ¿talla? No se asombre si el conjunto lencero es breve y transparentoso.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  33. Jajaja, ¡qué bueno!, sobre todo lo de la lección para pelar el nabo, jajaja.

    Es usted auténtico, mi querido gilipollas, ¡qué pasada de hombre!

    ResponderEliminar
  34. Fantástico una vez mas. Yo ando ahora en solicitud de cursos de esta envergadura, no me planteaba el tipo de compañeros que pueda tener, pero me fijaré en hombres con bolsa. Los títulos confunden (no se lo que querrá enseñarme el profesor@).

    ResponderEliminar
  35. Y q hizo d con el tridente???jajajaja...no m lo imagino como alumno...x cierto m encantan los nuevos dibujos.Son suyos o d algun alumno??

    Saluditos de la chica desastrosa en la cocina.

    ResponderEliminar
  36. Señor Gilipollas,

    42 y 95 C.

    Si compra lencería roja no olvide traer el tridente, le daremos uso en un imaginativo juego de roles.

    ResponderEliminar
  37. Pues he tenido que preguntarle a un profesional que tenía a mano...y sí, entre la alexitimia y la anosognosia...vamos apañaos.
    Menos mal que le tenemos a usted para que nos recuerde cómo es la vida.
    Besos, emocionalmente conscientes.

    ResponderEliminar
  38. Esa imagen de un completo gilipollas llamando la atención del profesor con unos golpes de tridente me ha hecho tirarme al suelo de la risa. Sin duda una de sus aventuras más simpáticas.

    Un saludo Gilipollas.

    ResponderEliminar
  39. Deberías tratar esa alexitima hombre, si es que...

    ResponderEliminar
  40. Estimado Sr. Gili.
    Me lo imagino tridente en mano en clase con el argentino, y ya perdonará pero cómo hubiera sido de ilustrativo que no la hubiera abandonado. ;)

    ResponderEliminar
  41. JAJAJAJAJAJAJAJA!!! Yo con mucho gusto asistiría a clases de cocina con esas aventuras :D hahahahahaha!!

    ResponderEliminar
  42. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  43. Ya me lo imaginaba disfrazado de Arguiñano encarando bellas mujeres con delantalcitos blancos, una pena.
    Paso a comentarle también que me parece un acierto los dibujos de Adriana que tan bien se insertaron en el blog, felicitaciones a la autora y a usted.

    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  44. No da usted ni una a derechas... Si es que ser tal gili no puede ser bueno... para el que lo es. Los demás, en cambio, se lo pasan pipa a su costa.

    ResponderEliminar
  45. Querida Nélida. Usted siempre fijándose en los nabos... su trastorno se llama "nabofilia". Se cura con una sobredosis de nabo. Cuando quiera comenzamos el tratamiento. Prometo ponerme guantes de látex.

    Querida mila. Cuando solicite cursos de cocina recuerde siempre: un nabo se pela con cuchillo y sobretodo no caiga en la típica trampa del novato de "no hay que llevar nada de ropa debajo del delantal". Yo lo hice y no vea las risas cada vez que me agachaba a recoger algo.

    Querida Isabel de León. El tridente lo utilizo, como apunté en un comentario anterior- para robarle los tangas a mi vecina del tendedero. No pregunte mas. Los dibujos son obra de esta magnifica artista: http://artefactosdibujados.blogspot.com/

    Querida Paranoica empedernida. Voy comprando la ropa interior y sacando brillo al tridente. ¿Que día le va bien? Disculpe... ¿que noche?

    Querida El guardian del Faro. Yo no les recuerdo como es la vida. Yo les recuerdo como serían sus vidas si fuesen gilipollas lo que les hace valorar realmente lo que tienen. Unos tenemos que sufriri para que otros puedan disfrutar. Cuestión de equilibrio.

    Orballo. Mis aventuras son simpáticas por que no las sufre usted en sus carnes (las cuales espero que no sean tan fofas y descolgadas como las mias)

    Estimado dezaragoza. Siento informarle que la alexitima solo se cura con el fornicio. Enfermedad crónica para lo que me queda de vida, ya ve. Las mujeres de mal vivir no las costea el seguro.

    Querida Pilar, usted me imagina tridente en mano en clase con el argentino, yo la imagino desvestida con una copa de champán en la mano frente a mi. Cuestión de puntos de vista.

    Querida Lexy, cuando desee podemos compartir aventuras. Espero respuesta.

    Querido jeremias. Felicidades a Adriana, por supuesto. Excelente artista y mejor persona. Visiten su obra, es impresionante (pero en el buen sentido, no como yo.) http://artefactosdibujados.blogspot.com/

    Querida Duschgel, Me alegra no dar ni una a derechas. Soy mas de izquierdas. Aunque vendería mi voto incluso a la extrema derecha a cambio de fornicio. Me alegra que se lo pase pipa a mi costa. Para lo que desee...

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  46. Que quería usted? Inventar el plato con canela y orégano??

    Muy buen post, trate de combatir la alexitimia, será mejor que combatir italianos de metro ochenta y le será más útil!

    ResponderEliminar
  47. A mi cocinar me relaja, amigo Completo.

    Intente meter en su cocina a alguna incauta, con la excusa de pelar nabos, tendrá alguna oportunidad de esconder la salchicha... si no la caga, como siempre!!!

    ResponderEliminar
  48. Vaya tela, su apellido debería ser Pringado en vez de Gilipollas....jijijijijijiji

    ResponderEliminar
  49. mi querido señor gilipollas, quizás usted debería haberse quedado en la clase anterior.... jajajaja

    ResponderEliminar
  50. Debiera usted haber usado el tridente para defenderse del ataque del profesor pelanabos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  51. Queridisima Cuentacuentos. Entre combatir la alexitimia y combatir italianos prefiero combatir con usted en la calidez de mi lecho. Llámeme tonto y deme un billete de 500 euros.

    Querido Chapete. A mi cocinar también me relaja hasta el momento en que llegan los bomberos a apagar el fuego que consume la cocina. Tomo nota de su consejo para enseñar el nabo a mis visitas.

    Querida Isabel Fotógrafa. "Pringado" es mi segundo apellido.

    Querida Juana La Loca. Lo que yo debería haber hecho es no salir de casa.

    Querdo iResponsable. No me imagino una pelea tridente contra pelanabos. O si. ¿Pagarían ustedes por ver algo así?

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  52. Que grande Señor G, si el pobre hombre solo quería un poco de cariño! xD

    ResponderEliminar
  53. Querida Jo T. Todos queremos un poco de cariño. Yo lo compro en los clubes de carretera.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  54. Que cosas mas lindas dice usted de mi en su blog! Para mi es un PLACER hacer esos dibujos y un HONOR que usted los use...

    ResponderEliminar
  55. Pero qué divertido... La próxima vez, llegue más pronto.
    El tridente quizá le reste puntos con las mujeres.
    Desde Marte
    Mirna

    ResponderEliminar
  56. Yo ya me he comprado el último disco de Alex y Timia, me encanta el tema del "Hago chas y aparezco a tu lado con mi tridente entre las piernas y el avecrem entre mis dientes".

    ResponderEliminar
  57. Querida Adriana. Es usted una artista, el honor es mio por permitirme que ponga sus dibujos.

    Querida Mirna. El tridente me resta puntos con las mujeres... eso si tuviese puntos, claro. En cuanto una mujer me ve los puntos pasan a ser todos negativos.

    Querido El condón de Aquiles. No beba tanta colonia y devuelva el disco a la tienda. Me han dicho que no lo ha comprado, ladronzuelo.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  58. Pero Fernando....
    De toda la vida de Dios hay que meterse un sol y sombra entre pecho y espalda antes de salir al campo....
    Mira que te lo tengo dicho...
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  59. Querida La Perfida Canalla. Yo si me meto un sol y sombra antes de salir al campo le aseguro que de donde no salgo es del bar. Aquí el sol y sombra se le conoce como "barecha" (mas o menos seria "mezcla" en un catalán castellanizado). Para quien no lo sepa el sol y sombra es una copa con mitad de coñac y mitad de anis anís y lo suelen beber los trabajadores de la construcción o de fabricas a primera hora de la mañana antes de entrar a trabajar. Benditos ellos que pueden.


    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  60. Buena elección de gilipollas del mes

    ResponderEliminar
  61. Es verdad ¿
    ¿Por qué las mujeres mayores se tiñen el pelo rojo?

    ResponderEliminar
  62. Querida Jos... gracias.

    Querida Blog A. Porque el rojo es el color de la pasión. La menopausia hace subir la pasión de un pelo a otro mas arriba...

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  63. He soltado carcajadas a tres por locha, como decimos en Venezuela. Me he reído muchísimo leyendo su blog, Sr. Gilipollas, que de gilipollas, por cierto, no tiene nada. Un saludo, le sigo, y le leo.

    ResponderEliminar