"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

29 ago. 2012

El oficio de periodista


En el oficio de periodista, como en el de afilador, zapatero o costurera, se respira últimamente con cierta dificultad, conscientes todos de su condición de especie de extinción. Y no porque hayan desaparecido los cuchillos, los zapatos, los descosidos o las noticias. Sino porque se ha quemado el bosque, así de simple. No queda espacio en el planeta para ciertas especies protegidas. Ahora solo hay espacio para peces con tres ojos o caballos con cinco patas, en el circo de Chernobil hay lugar para todos siempre que no sean normales, siempre que hagan caso al jefe de pista. De repente ha dejado de vender la verdad, siendo sustituida por el nuevo oficio de crear la verdad acorde al color del espejo que tenemos delante. Hace 40 años Berenstein y Woodward demostraron el poder de la prensa independiente, el poder de la prensa en democracia  Pero también mostraron a los políticos el peligro de que alguien les muestre lo miserables que pueden llegar a ser en su carrera por ser los amos del puticlub. Así pues los medios de comunicación se convirtieron en circos donde todo salto mortal se hacía con red porque nadie estaba dispuesto a perder su trabajo. Hoy en día Berenstein y Woodward redactarían pies de foto en el "Diez Minutos" o se exprimirían las meninges en rellenar esos globitos del "Cuore" con juegos de palabras. Y no porque estos dos señores hubiesen dejado de ser magníficos periodistas sino simplemente porque un stripper no tiene espacio en una misa de domingo, al menos no en el altar al ritmo de "Macho Man". Adiós a la libertad de pensamiento, hola al pensamiento único, un único a la derecha, otro único a la izquierda, otro único con los banqueros, otro único con los osos pardos despedazando salmones... y así hasta el infinito.

Y no nos llamemos a engaño, existe tanto maniqueísmo en un extremo que en el otro, en cualquier extremo de esta poliédrica democracia. No sirve el argumento de que los medios de comunicación afines a la derecha son partidistas y los afines a la izquierda no. Simplemente porque la estupidez no conoce de ideologías. A todos les gusta manipular por el simple motivo de que a todos nos encanta el poder.

Y hablando de hacer eso que tanto nos gusta en este país que es colocar etiquetas a la gente... ¿quien es el culpable? ¿El empleado o el empleador?

La culpa es de los medios de comunicación: mentira. Los medios de comunicación no son entes pensantes por si mismos. No son mesas de despacho que, cual transformers patrios, se convierten en seres que que hablan y actúan. Detrás de los medios de comunicación hay personas y acostumbran a ser periodistas tan rigurosos como comer pescado congelado en un restaurante con estrellas Michelín. Pero son periodistas, o lo fueron en algún momento antes de golpearse en la cabeza con la puerta del armario donde se escondían.

La culpa es de los periodistas: mentira. No podemos caer en el error medieval de cortarle las manos al mensajero. Si el Rey dice que el cielo es verde, diremos que lo es a riesgo de abonar con nuestros huesos las rosas de la reina. A esto se llama "dar de comer a nuestros hijos".

Pones la televisión y llaman "periodismo de investigación" a mostrar imágenes de huesos quemados, a cámaras ocultas a prostitutas de lujo, a hablar sobre la separación del último famosillo de turno o a atacar a todos aquellos que no piensan como ellos. ¿Son los periodistas culpables de este magnífico despropósito? Acudamos a la RAE (después de habernos bebido un par de Gintonics)...

periodista.
1. com. Persona legalmente autorizada para ejercer el periodismo.
2. com. Persona profesionalmente dedicada en un periódico o en un medio audiovisual a tareas literarias o gráficas de información o de creación de opinión.

"Persona legalmente autorizada". O sea, que lo importante es que tenga un carné de periodismo, no que tenga cerebro. Y la segunda definición ofrece una joya aun mejor: "creación de opinión". Así pues el periodista es un creador de opinión.

Si esto es así entonces no hay nada que reprochar a los actuales medios de comunicación. Por otra parte siempre he creído que un periodista es un profesional imparcial que cuenta unos hechos pudiendo añadir su opinión personal pero no con la intención de crear una opinión. Todos esto es demasiado confuso, es como esas conversaciones que mantienes a las cinco de la mañana con alguien con quien quieres acostarte, hablas y hablas pero al final ni sabes lo que dices.

Recapitulemos. Ya sabemos lo que no es un periodista... ¿y el periodismo?

Bill Kovach y Tom Rosentiel, dos periodistas expertos en comunicación, se dedicaron durante años a entrevistar a cientos de colegas periodistas sobre el oficio del periodismo y llegaron a una conclusión que escribieron a modo de decálogo en el libro "The Elements of Journalism", que son:

1. La primera obligación del periodismo es la verdad. 
2. Su primera lealtad es hacia los ciudadanos. 
3. Su esencia es la disciplina de la verificación. 
4. Sus profesionales deben ser independientes de los hechos y personas sobre las que informan. 
5. Debe servir como un vigilante independiente del poder. 
6. Debe otorgar tribuna a las críticas públicas y al compromiso. 
7. Ha de esforzarse en hacer de lo importante algo interesante y oportuno. 
8. Debe seguir las noticias de forma a la vez exhaustiva y proporcionada. 
9. Sus profesionales deben tener derecho a ejercer lo que les dicta su conciencia

Difícil de cumplir ¿verdad amigos periodistas? Difícil de cumplir ni una sola de estas directrices sin perder el empleo. Porque permítanne adelantarles que si su intención es seguir este decálogo a pie de la letra están destinados ustedes a compartir espacio con electricistas y camareros en una maravillosa y lucida cola del paro.

Pero no se desesperen porque si sucede que carecen ustedes de escrúpulos y son hábiles en el arte de adivinar lo que piensa quien le paga... entonces adelante, pueden comenzar por TVE, Telencinco, Cuatro, Telemadrid, Antena 3, La Sexta, El Mundo, El País, La Gaceta, ABC... porque lo miremos como lo miremos, no se salva ni uno. Da igual con que mano se comete un delito, si con la derecha o la izquierda, el delito es el mismo.

Posiblemente esté equivocado y ustedes periodistas (o no) asegurarán que esto no es así, asegurarán con vehemencia que aun queda espacio en este mundo para Berenstein o Woodwards. Quizás tengan razón pero algo me dice que ese es un espacio tan pequeño que apenas conseguiremos encontrarlo.

Creo que por eso practico el sexo a la hora del telediario. Porque prefiero joder a que me jodan. Aunque no me hagan demasiado caso, solo soy un completo gilipollas.





42 comentarios:

  1. Si tú eres gilipollas yo soy un tio.
    Magnífica entrada. Hoy el periodismo está en el absoluto descrédito porque se les nota demasiado lo perros que son y quienes son sus dueños.
    El poder contamina todo, nada se salva del control de unos cuantos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Ohma. Siento informarle que es usted un hombre. Le acompañaría en el sentimiento pero por otro lado he de decirle que no se preocupe, las duchas frías hacen milagros y tenemos fútbol todo el año.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  2. Los gilipollas pueden ser tan sabios? Si es así yo también quiero serlo(quizás lo sea, pero soy feliz en mi ignorancia).
    Que el panorama de los medios de comunicación es un asco no era un misterio.
    Quien paga manda.
    La gente solo presta atención a lo que le interesa oír.
    Es por eso que los hay que solo leen los apartados de anuncios de mujeres que ofrecen algo más que compañía. Puede que sea lo más sincero de todo el periódico xD
    Un saludo y un beso.
    Si quieres "ver" el telediario acompañado, lo "veo" contigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida ElenaNito. Eso esta hecho...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  3. Hoy se ha sacado usted la bolsa de la cabeza y dió paso a una sinapsis neuronal impresionante; sinceramente Señor Gili, por un momento pensé que estaba en otro blog: percibí asqueo, obstinación y hasta un dejo de humor negro, vocabulario impecable a la par de cabreo cuasi absoluto.
    Pero no, como no soy periodista, no crearé opinión
    Besos formales,
    desde las alturas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida CaroNu, yo nunca me saco la bolsa de la cabeza. ¡Pero que se ha creido usted! Soy todo un caballero.


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  4. ¿Cómo cojones he llegado hasta aquí? Mi muy señor mío, está usted como una cabra.

    Un cordial salido, seguro que es usted gordo.

    De repente quiero que me folles con su minipicha, necesito que ahogues tu polla en mi coño.


    Mira, en fin...sigue escribiendo, lo haces dabuti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Vorena Pullo, me complace informarle que estoy realmente dispuesto a aparcar mi twingo del amor en su cueva de ali babá.


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  5. Me ha quedado la duda... ¿siendo periodista se folla más?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Torpe Mán. No se folla mas pero después puedes escribir una columna sobre la hazaña.


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  6. Aplaudo, Sr. Completo, su entrada. Vamos, que le hago la ola. Yo pertenezco al gremio del que Ud habla, así que suscribo al 100% sus palabras: medios totalmente politizados, convertidos en armas al servicio del Gobierno de turno, temas de los que NO se puede hablar bajo ningún concepto, temas de los que se debe hablar siempre y en toda ocasión, se tercie o no; palabras tabú que no se pueden emplear (ej: imputado); profesionales apartados y relegados por "peligrosos", parcialidad total y absoluta; transparencia cero; ensalzamiento de un partido político y ataque sin piedad al contrario; mediocridad, criterio cero y lameculismo preferibles a rigor, profesionalidad e independencia de opinión. Y así, hasta el infinito. Qué me va Ud. a contar que no hayan visto estos ojitos felinos...
    Gran entrada, Sr. mío. No sabe cuánto se la agradezco.
    Besos gatunos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida La gata, agradecido por sus aplausos aunque mas agradecido estaría si los acompañaran 50 euro. Me alegra saber que es usted del gremio.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  7. Señor Gilipollas, le confieso que me asquea tanto el periodismo que preferiría ver las noticias con usted. Fíjese hasta donde llega el hastío!

    Le mando un ósculo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada coccinellidae. Yo veo las noticias completamente desnudo. ¿Sique ahora opinando lo mismo?


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  8. El periodista es humano,
    y por lo tanto obedece
    a aquel que llena su mano
    antes que a escribir empiece
    sobre un hecho cotidiano.

    Y tendrá mucho cuidado
    a su amo no contrariando,
    pues que acabará aplastado
    si quiere cambiar de bando
    muriendo cual apestado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se echaban de menos sus poemas estimado Carlos... mucho.


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  9. el periodismo esta podrido........ ¿y que no lo está?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los yogures de mi nevera están como el periodismo, en efecto. Pero yo no culparía a la nevera por eso.


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  10. En la definición de Periodista falta una acepción: "Imprescindible si trabaja para Tele5: ser mariconazo o lesbiana o de lo contrario saber gritar más fuerte que el de al lado,para pisarle la voz".
    El periodismo de hoy en día es cacafuti.
    Saludos SR.Gili..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Alicia. En la RAE no pueden decir "mariconazo", que lo sepa. Son mas finos que todo eso. En todo caso "gay" o "trufulluentelo".

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  11. Muy buena entrada, querido Gili,

    cada día que pasa me sorprende usted más. Es usted una bolsa (sobre la cabeza) de sorpresas.

    Le ha faltado un punto a su reflexión: quizá no exista un periodismo objetivo porque la realidad objetiva tampoco exista...

    Yo a un periodista no le pido que sea objetivo (a nadie le pido esas cosas), le pido que sea honesto al presentar las cosas, por muy arbitrario que sea el punto de vista.

    Igualmente, debemos estar contentos: vamos camino de convertirnos en un país tercermundista. ¿Sabe lo que quiere decir eso? Exacto: los pobres siempre han fornicado como conejos... Mire el lado bueno, el turismo sexual podría convertirse en el auténtico motor de nuestra economía. ¡A la mierda la prima de riesgo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Que España se convierta en Tailandia? Dios le oiga querido amigo...

      Yo en cambio al periodista le pido que no manipule una noticia, solo eso.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  12. Sencillamente genial Fernando. Brindo desde mi pequeña taberna galáctica (que grande Josep M. Bea) y salvo por lo de follar, que es tarea harto difícil, lo de no ver las noticias es un deporte compartido.

    p.d.: uno que dice lo que le da la gana en un podcast hasta que éstos chorizos escrocráticos se den cuenta y me fiscalicen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Ray... me alegra que mencione a Josep M. el cual tuve el gusto de conocer hace demasiado tiempo. Inspirándome en el mas sucio de los policías: me ha alegrado usted el día.


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  13. Una entrada soberbia, amigo, me quito el sombrero.

    Hace no mucho tiempo escribí una reflexión en pro de la "desinformación" (http://superehore.blogspot.com.es/2012/07/ojos-que-no-ven.html) y curiosamente me topé con un punto de vista rotundamente opuesto del Sr. Perez Reverte (http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/689/prefieren-no-mirar/)... juzgue usted mismo.

    Me quedo con joder, sin duda.
    De nuevo mi enhorabuena por su texto, y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo Sergio, por mucho que estuviese de acuerdo con el señor Perez Reverte, siempre estoy en desacuerdo por él. Por principios.


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  14. Buenísimo. Aunque se supone que estoy "legalmente autorizada" creo que nunca volvería a ejercer el periodismo. Poderoso caballero es Don Dinero y, lamentablemente, cualquier anunciante de cualquier periódico (o incluso pasquín) está, en cierta forma, ligado a un partido político. Eso que nos contaban en Facultad sobre la imparcialidad queda muy bonito sobre el papel pero cuando te empiezas a dar cuenta de que te cortan las alas por no perder anunciantes te empieza a dar mucho asquito. No hacia el periodismo, que como ente es muy necesario, sino por los titiriteros que manejan los hilos. Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Mi Álter ego. Gracias. Mejor no ejerza para lo que esté legalmente autorizada. Es mas divertido ser ilegal o inmoral.


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  15. Hoy se ha levantado usted tirando a matar.
    Me encanta la mala leche que destilan sus artículos, disimulada con un humor de lo mejor que he leído.
    Me gustaría llegar a ser lo gilipollas que usted es.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado/a Anónimo. No quiera parecerse a un gilipollas. Hay cosas mejores que hacer como atracar un banco o acostarse con un torero y contarlo en televisión.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  16. Debe de haber a´un algún periodista que se salve, que se comprometa con la verdad y que diga su opinión, independente de los tiranos que dominen la prensa de un país. Quizás ese algún periodista ni más ejerza su prefesión en los medios convencionales, pero sí en otros medios...Tienes razón en muchas palabras de tu texto, desgraciadamente es cada vez más dificil encontrar alguien que no se venda por un poco de poder, de "gloria" o de mucho dinero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Amor, hay muchisimos periodistas que se salva, la inmensa mayoría. Pero también son personas y tienen la mala costumbre de necesitar dinero para comer o vestir a sus hijos.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  17. PERO QUÉ GILIPOLLAS ES USTED
    POR ESCRIBIR TAN BIEN.
    EN ESTOS LARES,
    LO HA PENSADO?
    YO TAMBIEN SOY UNA PERFECTA GILIPO-Y-AS
    por seguirle fielmente
    y sin desánimo
    siempre suya
    y sin la prima de riesgo
    ni euribor ni ná de ná,.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Anónima. Si quiere llenar el mundo de pequeños gilipollas, aquí me tiene.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  18. Sr. Gilipollas (siempre pensé que se escribía con y griega: No gylipollas, ni gilypollas, sino gilipoyas)..Bueno a lo que voy, (que "me voy por los cerros de Úbeda". Porqué se dirá esto?..), esto del periodismo actual es la Caña..cualquiera que tenga una sóla neurona y además enferma, puede ejercer como periodista e incluso sin titulación!!..Vease los llamados comentaristas de algunos "programas basura",(Ahh.. ¿pero en TV. hay algún programa que no sea basura?)..Es lamentable la cacafuti que se ha infiltrado en esa profesión..Pero oiga, es normal..Ya que si algún buen profesional(que haberlos, hailos) es objetivo y se dedica a ejercer como tal..rápidamente desaparece "por arte de magia".
    Vd. se dedica a Joder a la hora de los informativos, pues yo voy y me pongo a hacer tartas de chocolate, que vienen muy bien como sustitutivo del sexo y matan la ansiedad!!.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Alicia. Todas las profesiones están alcanzando altas cimas de perversión. El problema es la visibilidad del oficio de periodista. Pero creo que todos nos estamos prostituyendo de alguna manera. Como dije antes, tenemos la mala costumbre de comer y vestirnos y eso, de momento, cuesta dinero.


      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  19. creo que sus 187 kilos de peso, los tiene todos en las neuronas. Nos tiene engañados y el 187 es su coeficiente intelectual :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Adriana. Yo no lo creo. Es mas, yo se que soy mas gordo que tonto.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  20. Hola! qué tal? Acabo de descubrir tu blog, le he estado echando un vistazo y me ha gustado mucho, volveré a visitarlo más a menudo, te mando un abrazote!

    ResponderEliminar
  21. Estimado David. Gracias por sus amables palabras. Le devuelvo el abrazo de la forma y manera mas heterosexual que exste que es no abrazarnos.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  22. ¡Oh poder!
    ¡ohhh!

    Dice uste: "dar de comer a nuestros hijos"
    Es la verdad más absulta.
    ¡Todo lo demás es estorbo!
    ¡Todo lo demás es prescindible!

    ¡Oh poder!
    ¡Te quiero!

    El decálogo de Bill, o Tom , me recuerda a los mandamientos de la ley de dios.

    jajaja

    ¿alguién los cumple?

    Caballero jilipollas, como dicen mis amigos del partido SAIN (que es un partido político minoritario):

    ¡Quien paga manda!

    ¿Quién le paga a usted?

    Convierto en pregunta su frase entrecomillada:
    ¿"queda espacio en este mundo para Berenstein o Woodwards."?
    Hummmm
    Hummm
    Hummm

    Pues no.

    :)

    Un saludo de otra persona que se autodegrada. Un saludo de un chimpancé tecleador.

    Pulse los caracteres, que ya los pulsaré yo.

    Sea usted feliz en el absurdo antropocéntrico.
    Obss (saludo chino para que usted se acostumbre)

    ResponderEliminar