"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

22 abr. 2013

Elogio del tanga


Ahora que llega el verano es mi deber regalarles este mi particular elogio del tanga, esa prenda que debería ser de obligado uso para toda mujer y cuando digo "toda mujer" me refiero a las gordas, las flacas, las altas y también a  las bajitas, me refiero a todas excepto a las que visten camisas de franela en verano o conducen camiones de 16 ruedas (que suelen ser hombres con Rimmel). Desconozco quien inventó el tanga pero habría que darle un premio Nobel a quien se le ocurrió la económica idea de sustituir la braga-faja de la abuela por un breve trozo de seda dental. Porque reconozcámoslo, quien inventó eso solo pudo ser un hombre. Las mujeres diseñan abrigos de lana con dibujos de renos y pareos para hombres. Soberana estupidez la de los diseñadores de ropa de alta costura. ¿Acaso el tanga es alta costura? Pues no, y miren: la prenda mejor diseñada y mas admirada del mundo. Además invita a ser creativos, ¿qué me dicen de esos tangas que asoman por los pantalones en verano? Dan ganas de estirar con fuerza y lanzar ese culo por los aires cual proyectil de gigantesco tirachinas. Eso sólo puede ser un invento masculino. Ustedes lo desconocen, queridas, pero si enseñan cualquier parte de un tanga a un hombre, ese hombre será su esclavo para el resto del día, de la semana y de toda su vida. Entiendo que esto pueda parecer sexista, pero estamos hablando de tangas, no de fisión nuclear.

Ahora que llega el verano, tengan ustedes un buen culo o no, pónganse un tanga y el mundo estará en sus manos (y en sus culos). Hablo de mujeres. Tu no, Jorge Javier, con tu reportaje del Primera Linea ya hemos tenido suficiente.