"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

13 ago. 2014

13 de Agosto

Entre las muchas actividades que pueden hacerse en una gran ciudad en Agosto (como son aburrirse o aparcar donde quieras) también están los conciertos al aire libre. Por delante he de decir que, cual Espartaco local, rechazo cualquier cosa que signifique "aire libre" ¿Acaso hay aires que no sean libres? Y peor aun... ¿acaso nadie se da cuenta que "aire libre" en agosto se traduce como "masacre de mosquitos?". El ser humano es el único animal lo suficientemente idiota para montar actividades en plena noche de Agosto y poner luces para anunciar a los mosquitos: "eh colegas, nos hemos reunido todos los tontos aquí para que nos saquéis la sangre". Pero en Agosto montamos conciertos, proyecciones cinematográficas e incluso recitales de poesía en plena noche. Vayamos por partes, todas esas actividades se hacen porque como estamos de vacaciones y no hay que madrugar, al menos ocupamos la noche en algo cultural. ¿Que hay de cultura en ir a ver una zarzuela en una noche de Agosto? Lo que realmente llenaría nuestras mentes (y nuestros estómagos) sería comernos una zarzuela de marisco en plena noche. Pero no, como somos tan modernos, hay que ir a ver cosas culturales las noches de verano. No hay gran ciudad que se precie que no monte eventos al respecto. Fuentes luminosas, fuegos artificiales, cine, teatro clásico, etc. Nada que incluya gente desnuda que, precisamente, es la quintaesencia del verano.

El espectáculo al que acudí anoche se llamaba "Alegoría de una noche de verano" y se celebraba en el patio de un museo donde habían dispuesto un puñado de incomodas sillas de madera en torno a un escenario circular donde una señora entrada en carnes y vestida con la túnica de Rappel, recitaba estrofas de obras de Shakespeare mientras un tipo de dudosa sexualidad y enfundado en una especie de frac, se esforzaba en rasgar un violín para sacar alguna nota aunque pareciese que le estaba retorciendo la cola a un gato. Para ser sinceros he de confesar que yo acudí para ver si pillaba cacho entre tanta cultureta despistada. Pero tampoco. El problema es que a esas horas de la noche y ante tan apasionante espectáculo, morfeo se apropió de mi voluntad y comencé, primero a dormitar y después a roncar como si de un terremoto de clase 6,5 se tratase,

Me echaron de allí y tampoco forniqué. Dos cosas a las que comienzo a estar demasiado acostumbrado.

10 comentarios:

  1. No tiene usted remedio, me temo. Me he reído mucho con lo de los mosquitos. ¡Cuánta razón! De todas formas, y, a pesar de la mala suerte que tiene, variedad si que busca. Algo de lo que el lector se alegra. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  2. ¿Y le picaron los mosquitos? Porque, si no, no disfrutó al cien por cien de la experiencia. Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pica todo, querida. Sobre todo después de visitar clubs de carretera de dudosa reputación. Los mosquitos son como los inspectores de hacienda, si no pican y joden, su vida carece de sentido.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  3. Mi pésame ante tanta desventura, pero ya para éstas alturas debe saber que todo lo pseudo cultural acaba mal oues generalmente es oficialista, para gente que ante la falta de imaginación toma algo paseé y lo presentan mal interpretado.
    La hubiese logrado mejor en cualquier calle o cualquier bar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Carlos... ¿en serio que no hay un traductor online o algo parecido para entenderle a usted? Le tengo en gran estima y creo que es usted un genio de la palabra... pero nunca entiendo un carajo de lo que dice.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  4. Todavia quedan tres semanas, no se desanime... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya empecé el verano desanimado, querida...

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  5. Qué divertido!!! ya he comprobado que no desiste de su verano, jejeje. A ver si hay suerte para la próxima vez.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Desistir? Del fornicio nunca hay que desistir, en todo caso insistir.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar