"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

27 ago. 2014

27 de Agosto

Ayer, paseando por el paseo marítimo (valga la redundancia) vestido con gabardina, gorro y pasamontañas (recuerden la que es mi última insolación), me topé con un espectáculo ciertamente turbador (o mas que eso). Alguien había colocado una especie de tarima gigante en la playa, sobre la cual, una especie de camionero transexual hacia un movimiento tras otro al ritmo de la música mientras cientos de mujeres la imitaban (con menos fortuna) desde la arena. Después supe que era una clase de Zumba, curioso nombre para una actividad donde se suda, se pasa calor, se hace ejercicio... pero nunca se zumba. En realidad el camionero transexual era una mujer solo que tenía los gemelos mas grandes que mi cabeza y mas músculos la espalda de Schwarzeneger en los años 80s. De femenina tenía bien poco pero estaba en forma, claro. Aunque lo que me llamó la atención no fue la profesora en si sino las decenas de mujeres que había en la arena intentando imitar al camionero transexual con sugerentes y rítmicos movimientos. Si eso no es provocar, que baje Moisés y nos de un onceavo mandamiento, porque no entiendo tal ejercicio de lascivia colectiva. 

Efectivamente, me quedé como dos horas contemplando aquello, sudando como un cerdo en el matadero ante aquel magnifico espectáculo de carnes bamboleantes de todos los colores, texturas y tamaños. Como un catalogo de mujeres del IKEA en 3D.

Hacer ejercicio no es nada sano, lo se por experiencia. Pero que los demás hagan ejercicio si que lo es. Si además son mujeres en bikini y se cuentan por decenas, es la cosa mas reconfortante que uno puede encontrar (además de los huevos estrellados y el porno en internet).

Mujeres del mundo, haced zumba en la playa, no tengáis vergüenza. Los hombres (y el alcalde de Valladolid) necesitamos espectáculos así para continuar confiando en  perpetuar la raza humana.


8 comentarios:

  1. Lo último que se me ocurriría es ponerme a dar saltitos en la playa, con lo cansado que es eso y el calor que hace... Le invito a un helado. ¿Hace?

    Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo si me promete que ese helado se derramará por su escote y me permitirá limpiarlo con mi apéndice lingual... me hace.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  2. Curiosa asociación de términos la de los huevos estrellados y el porno, aún le estoy dando vueltas. Bueno, mejor no.

    Un abrazo y tal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los huevos estrellados nunca se dan en el porno pero si en la vida real, sobre todo cuando tu mejor amigo te encuentra en la cama con su mujer.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  3. nah. odio el zumba. Prefiero sudar en una discoteca bailando salsa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que soy mas de follar.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
    2. Yo soy de los suyos. El deporte es malo, mire cuantas lesiones se produce la gente. Sólo es bueno si se hace en horizontal o si es para entretenernos a otros. Desde la marcha de Xabi Alonso no sé a qué deporte engancharme ahora...

      Eliminar
    3. Xabi Alonso es al deseo sexual lo que Belén Esteban a la física cuantica. Hay que escoger mejor, un tipo aburrido con barba falsa pegada y permanente mala leche no es atractivo. Yo en cambio, si (a ver si cuela).

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar