"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

22 ago. 2014

22 de Agosto

Hay una magnifica película donde un personaje dice "Se muchas cosas. ¿Sabes como las se? Tengo amigos. Yo no los quiero, pero los tengo". Los amigos, como la comida picante, son algo (no siempre deseado) que tenemos a nuestro alrededor para complementar esa enseñanza que es la vida. A su vez, ellos han aprendido de otros amigos y esos otros amigos han aprendido de otros. Y al final todos vamos a parar a un único grupo de personas de las que hemos extraido nuestra particular sabiduría colectiva. Como el mesías, como Buda, como Paulo Cohelo, todos árbol necesita unas raíces. Mis raíces son ese grupo de personas son los tronistas de "Mujeres, hombres y viceversa". Dicen que la sabiduría es algo que está en los libros o en las universidades. Falso. Nadie de "Mujeres, hombres y viceversa" ha leído nunca un libro ni han pisado una universidad y ahí los tienen, sabios como nadie. ¿Por qué digo que son sabios? Porque la inteligencia solo es útil si sirve para fornicar con quien realmente deseas fornicar (el matrimonio queda excluido).

¿Me considero yo inteligente? No demasiado a razón de lo conseguido en estas vacaciones. Muchos de ustedes pensarán que hacer amigos es ya de por si un regalo. Eso es falso de la misma manera que es falso que los pedos de las top-model no huelen. Hacer amigos es un incordio porque estableces un vinculo que debes mantener alto y mantener las cosas altas siempre requieren un sobreesfuerzo. El verano es para fornicar y olvidar. 

Yo no quiero amigos, tampoco los tengo. Solo quiero fornicar.


6 comentarios:

  1. Que tu deseo se cumpla, creo sinceramente que lo consigues, porque tienes tus prioridades bien definidas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida camila, si usted tiene a bien ser tan amable de ayudarme a conseguirlo sería un placer. Para ambos... claro.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  2. Bueno, a lo mejor se puede empezar por una amistad y luego ya, quién sabe... El que algo quiere, algo le cuesta (eso si lo que quiere es fornicar gratis en términos monetarios). Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y si empezamos por el "quien sabe"? Así nos ahorramos tiempo, calorias y vamos a la parte mas tierna del filete.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Yo tampoco lo entiendo querida... y lo he escrito.

      Siempre suyo
      Un completo gilipollas

      Eliminar