"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

10 abr. 2010

Despedido el 4 de Julio


Permanecía yo delante de aquel colchón, de pie, con las manos en la cintura, observando, oliendo. Como un perro de presa. Como el pelirrojo protagonista de una serie de forenses. Paseando por las invisibles carreteras que el aire dibujaba, permitiendo la circulación de un leve olor a almizcle fundiéndose con el de los pétalos de rosas esparcidos sin orden por encima de las blancas sábanas. Volví a mirar todo aquellos trozos de flores que ahora carecían de vida. Puede que aun quedase algo de orden en aquel caos. Me fijé nuevamente. Los pétalos dibujaban en realidad una invisible figura. Entornando los ojos y moviendo la cabeza rápidamente de un lado a otro -como el que escapa de una juguetona avispa- alcancé a ver que en aquel caos había existido una femenina figura. Gruesa. Gorda, vaya. Alguien había estado allí, estirada, después otro alguien había dejado caer cientos de pétalos de rosas encima del cuerpo de la oronda mujer, quizás miles. Después ella se había levantado apoyando ambas manos en el costado derecho, allí los pétalos estaban aplastados. ¿Quien era ella? ¿Quien le había visitado? ¿Por que todos aquellos pétalos? Cualquier objeto puede desvelarte el pasado, un leve movimiento, una mancha, una sombra, un aroma. Había que ser muy gilipollas para no darse cuenta de que allí había sucedido algo sucio y hermoso al tiempo. Miré a ambos lados, una ventana abierta, una puerta también abierta. ¿Por dónde había entrado yo? Por la puerta, claro. Así pues, habían huido por la ventana. Me acerqué y eche un vistazo al exterior. La altura hasta el callejón no era mayor que mi estatura. Entonces recordé que estábamos en una planta baja. ¿Qué había sucedido? De vuelta a la estancia pude ver un trozo de ropa en el suelo. Una camisa azul con un nombre bordado en el exterior. Conocía aquel nombre, no era el de ninguna mujer. Solo conozco una mujer que se llama "Manolo" y conduce un camión de 16 ruedas. Afuera no había aparcado ningún camión. Indudablemente el tal Manuel había estado allí y había perdido hasta la camisa. ¿Donde estaba la oronda mujer? Un poco mas al fondo una nueva prenda. Ropa interior de mujer. La cogí con la punta de los dedos procurando no manipular ninguna prueba. Una talla 56. Una mujer obsesa, sin duda, podía ser ella la que había estado encima de aquellos pétalos de rosa. Volví a mirar los pétalos aplastados. Una talla 56, sin lugar a dudas. La mujer obesa y el tal Manolo habían hecho el amor encima de todos aquellos pétalos. O al menos lo habían intentado hasta algo les había hecho huir. Manolo. ¿De que me sonaba ese nombre? No era el mio, desde luego.
Entonces apareció alguien por la puerta. Un tipo grande con expresión de disgusto. Fumaba un gran puro mordisqueado.
-¿Has visto a mi esposa? -preguntó el tipo.
-¿Cómo es su esposa? -pregunté yo sin dejar de poner mi mirada de acero de policía pelirrojo de serie televisiva de Lunes por la noche.
-Una mujer gruesa, rubia teñida, con voz de canario flauta.
Negué con la cabeza.
-¿Y que haces con sus bragas en la mano?
Escondí las bragas detrás de la camisa. El hombre se acercó y cogió ambas prendas.
-¿Que ha sucedido aquí?
Había llegado mi momento. El momento de sacar a relucir que no era tan gilipollas como todos creían.
-Comienzo: el tal Manolo y la mujer de la ropa interior han estado fornicando aquí, eso seguro, o al menos lo han intentado. Después han salido por la ventana cuando han escuchado ruidos.
El hombre grande se acercó y le dio una patada al sucio colchón que estaba en el suelo. Los pétalos de rosa saltaron unos segundos en el aire, al unisono, luego cayeron de nuevo, como desprovistos de vida.
-¿Estas seguro de eso, nene? -preguntó el tipo grande.
-Completamente seguro, jefe.
Al fondo, Manuel, el encargado, me miraba con cara de pocos amigos al tiempo que negaba con la cabeza. Aquel cuatro de Julio de 1982 perdí mi trabajo de mozo en un vivero de rosas por culpa de mi afición a las novelas de Sherlock Holmes. Hay que ser muy gilipollas...

76 comentarios:

  1. Bueno...pero seguro que lo pasó bien investigando a to el mundo!!

    ResponderEliminar
  2. Eres un muy buen gilinarrador y gilientretenedor. Y no lo digo por lo de las poyas sino por la frescura.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo creo que seguro no era el trabajo de su vida y es mucho mas divertida la historia, asi que no se martirice caballero, mozos de viveros hay muchos pero narradores tan sorprendentes escasos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡¡Eres muy bueno!!!

    Perdón. Sr. CG, es usted muy bueno contando sus historias.

    No me quito el sombrero, porque he decidido que será lo único que me deje puesto.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Si es que la curiosidad... jajajaja
    Venden tangas de esas magnitudes? pa verlo!!!!
    Un beso y que tengas un fin de semana genial, Mr.G

    ResponderEliminar
  6. Es una lástima que lo hayan despedido de un trabajo asi... me parece muy interesante eso de las investigaciones etc... pero esto no es lo mejor que le puedo decir para animarle verdad? jeje
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Si es que te lo he dicho mil veeeeeeces, dónde esté la olla no metas la...

    en fin, ya sabe a lo que me refiero queridisimo G. mío.

    ResponderEliminar
  8. Perdió su trabajo de mozo en un vivero de rosas pero descubrió su talento detectivesco. Y las series de forenses le deben su inspiración.

    Una gran aportación a la historia de la humanidad.

    Kotinussa.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, seguro que desde 1982 esa pérdida laboral ya está superada. A mi aún me faltaban aún 2 años para ser un cigoto. Así que teniendo en cuenta los años que tengo más dos ha tenido usted tiempo de superarlo. ¿O lleva cobrando el paro desde entonces?

    Por cierto, aprovecho para decir que no me dio tiempo de firmar el anterior post pero me he quedado a cuadros al leer que le han mandado correos acusándole de machista y homófobo. Publicamente salgo en su defensa como mujer y lesbiana que le firma todas las entradas que lee y en nigún momento me he sentido ofendida.

    Un beso a usted y otro al comité de la moralidad y al foro de la familia. Esos si que me ofenden.

    ResponderEliminar
  10. Querida DANYGIRL, todos tenemos un espíritu cotilla y malmetedor. Es la parte mas divertida de la vida.

    Querida emejota. Giligracias por sus giliamables gilipalabras. La frescura de mis textos solo es achacable a que antes de postearlos los introduzco dos horas en la nevera.

    Querida minerva, sigo pensando que el trabajo de mozo de vivero era el sueño de mi vida. Todas las mujeres me llamaban "mozo" y siempre podia llevar un capullo en la mano sin temor a que me denunciasen.

    Querida Alís, le queda a usted de miedo el sombrero. En efecto, no se ponga mas... como la canción de Joe Cocker.

    Querida Silvia_D. Venden tangas de todas las magnitudes, incluso tangas que rozan la tragedia. Buen fin de semana a usted también, le deseo un largo y placentero fornicio.

    Querida Trasto. Lo mejor que puede decir para animarme no se dice sino que se hace... le agradezco la intención de todas formas. dijo...
    Querida Butterflieswithoutwings por degracia el dicho de "dónde esté la olla no metas la..." no aplica. Por desgracia no metí mas que la pata.

    Querida kotinussa, de todo se aprende, en efecto. Sobretodo de las tragedias. Yo cada dia aprendo cientos de cosas.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  11. Mi querida Bruja Truca. Usted, incluso de zigoto, ya tenía buen gusto (sobretodo por el cine y las mujeres). Yo llevo cobrando el paro desde que nací pues no he hecho otra cosa que quedarme quieto, es la mejor manera de no equivocarse.
    Usted no se ofende de mis bromas sobre la homosexualidad (masculina o femenina) igual que muchas otras personas inteligentes. Hay que reírse de todo, comenzando por uno mismo. Resumen; hay que reírse.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  12. Siempre termino esbozando una sonrisa o una carcajada cuando te leo y cuidado con tanto Sherlock Holmes. Una lástima la perdida del empleo y debo reconocer que me perdí entre la gorda y su talla "56". Te envio un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  13. que sublime ! Le hubiera salido la jugada mejor si hubiese dicho que la folló usted. Al menos le hubiese dado un aire drástico a la historia.

    Me imagino a usted huyendo corriendo con las bragas en la mano ondeándolas al aire para terminar usted tirándose por cualquier barranco y que dichas bragas hicieran su función de paracaídas mientras suena la canción de Indiana Jones a la vez que usted le hace un corte de mangas a ese infeliz que ha sido engañado por la gorda de su mujer con el tal manolo y descendiendo lentamente en el aire hacia aterrizar suavemente en lo hondo del barranco.

    Espero que no se lo tome a mal. Me ha inspirado.

    ResponderEliminar
  14. ¿Sabe?, querido Gilipollas, cada vez me recuerda usted más a los personajes protagonistas de las novelas de Eduardo Mendoza... Debería usted sacar más partido a su gilipollez y a sus vivencias; quién sabe, quizá le pudiera convertir en un 'deseado' y 'acosado', por universitarias ávidas de conocimientos gilipollescos, autor de culto.

    Eso sí, vamos a medias, ¿vale?

    ResponderEliminar
  15. Lo que dice Bruja Truca es verdad. No sólo no es usted homófobo, sino que quiere ser una maricona loca con tal de sacarme una sonrisa. A mí me parece encantador.
    Me sirve un gilipollas, claro que me sirve, al fin y al cabo yo soy subgilipollas.
    Deliciosos relatos los suyos. Qué pluma tienes! (fíjese qué paradójico)

    un abrazo

    ResponderEliminar
  16. ¡Buenísimo! ¡Muy bueno! al menos que yo sea una gilietc.

    Saludos cordiales.

    Sos muy buen escritor.

    ResponderEliminar
  17. Mi querida * C@p3rucilla Roj@ * Muchas gracias por sus amables palabras, mucha gente se ríe de mi, usted es de las que se ríe conmigo. Resulta reconfortante.

    Querida Maya Rincón. Le aseguró que no fui yo quien aplastó a la oronda contra el lecho de rosas. Aunque no por falta de ganas. No obstante su descripción de la huida me ha dejado impresionado. "Bragaspente", se llama el nuevo deporte de riesgo.

    Querido Rai. No sabe usted nada. Yo hago el trabajo y usted se beneficia de ello. Hombre, soy gilipollas, pero no tanto. dijo...

    Querida Nere. Para usted soy cuanto desee. Hacerla sonreir es recompensa mas que suficiente.

    Querida Pluma Roja, muchas gracias por sus amables palabras. No soy un buen escritor, creame. Si lo fuese en vez de escribir un blog desde el cuarto de baño escribiría novelas desde una mansión al borde del mar.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  18. Jajajajaajajaj. siento que perdieras el curro pero la historia es muy buena...

    Ya has despertado la curiosidad, seguro que vuelvo.

    Un besico y gracias por pasarte por mi casa.

    ResponderEliminar
  19. Lo invito a que venga a mi mansión al borde del mar. Será un gusto ser su secretaria. Nunca suya. Aída

    ResponderEliminar
  20. vaya,, pues es una sensacion que gustar mucho, no gusta, no?:)
    no se porque todos buscamos el amor.. xdd

    ResponderEliminar
  21. Muy buen relato, me causó mucha gracia. Abrazo

    ResponderEliminar
  22. Querida gloria. Vuelva cuando desee, la llave está siempre debajo del felpudo (eso va sin segundas).

    Querida Pluma Roja, ¿tiene usted una mansión al borde del mar? Pues sepa usted que acabo de enamorarme de usted.

    Querida Maybe. Todos buscamos el amor, en efecto, por desgracia solo unos cuantos lo encuentran. Por desgracia para ellos, claro está.

    Querido gustavo. Un abrazo. Sin mariconadas, eso si.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  23. No corra usted peligros innecesarios!
    algún día puede ser atrapado por tangas enormes y voraces!!!

    Será entonces muy Felíz!, porque se le da muy bien hacer reir a la gente,

    :D
    Abrazos,

    ResponderEliminar
  24. Me emociona usted mi siempre Gilipollas.

    Simpre suya

    Aída

    ResponderEliminar
  25. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  26. Bueno don C.G. piénselo de esta manera....el que nació el 4 de julio terminó en una silla de ruedas...
    Después de todo tan mal no le fue.

    Y si a todo esto le sumamos que su pérdida de trabajo le significó a Usted semejante ganancia literaria....Bingo!

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  27. "Fired on the fourth of july" starring Completo Gilipollas. Bastante más recomendable que el tostonazo que nos regaló Oliver Stone unos añitos después.
    Le pasa a usted cada cosa querido amigo... de nota!

    Besos en su bolsa de papel.

    ResponderEliminar
  28. Mi querida Silvia, soy terriblemente feliz, no lo niego. Pero gracias a sus respectivas felicidades (las de ustedes). Tampoco lo niego.

    Querida Pluma Roja, al menos le hago algo!!!


    Querido El Vocero, es usted un optimista redomado. Seguro que lo dice porque duerme al lado de alguna mujer despampanante cada noche. No es mi caso.

    Querida ♥ Ana ♥, gracias. ¿Y que nota me ha puesto? ¿Suspenso?x ¿Me hará usted un examen oral?
    Voy a tener que cambiarme la bolsa de papel... tantos besos.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  29. sr completo gilipolla me encantado su entrada y a sido muy graciosa, que triste qu a ya perdido el trabajo de sus sueñ, pero pofria buscar en otro vivero.
    y quisas nos traiga una historia tan graciosa como esta omas.
    pero aprendido una lección no jugar al Sherlock Holmes.
    YO a diferencia de aida no tengo casa en el mar, pero me gustaria.
    Mi familia tiene una finca con picina quisas algun dia lo invite para que me relate mas historias y me haga reir.
    Su ferviente admiradora Genesis.
    Si quiere se pasa por mi bhttp://genesissa15.blogspot.com/log

    ResponderEliminar
  30. Nooooooooo se si convertilo en el prota de mi relato a medio terminar jaja


    Despues de haberle leído ganas no me faltan


    Un saludito.

    ResponderEliminar
  31. Excelente entrada a lo Terry Pratchet: gran comienzo literario para una página después soltar el chiste sobre todo el asunto. Aunque, que lo sepas, hiciste lo correcto. Te lo dice otro gilipollas ;P

    ResponderEliminar
  32. Querida Genesis, tomo nota y agradezco sus amables palabras. Agradezco sus amables palabras y tomo nota.

    Querida Capri, si me hace protagonista de algo que sea de un jacuzzi junto a usted, hágame ese favor.

    Querido amigo dezaragoza. Gracias, yo siempre creo que hago lo equivocado. Incluso cuando hago lo correcto me equivoco.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  33. Estimado amigo, me apena que perdiera su trabajo...sólo por ser tan gilipollas, pero creo que con este trabajo (el de escribir su blog) estamos todos muy satisfechos!

    A sus pies, que espero huelan a rosas

    la maga maggie

    ResponderEliminar
  34. Mi querida maga, agradezco sus comentarios pero tengo que darle una mala noticia: mis pies no huelen a rosas precisamente.
    Lenvantese...
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  35. ¿Y quién soy yo para ponerle a usted nota? Lo del examen oral suena bien, lo pensaré, lástima que no sea tan inteligente como para poder examinar a nadie ¿o no se refería usted a eso? Me despido de usted esta vez sin beso ya que le desagrada tanto :(

    ResponderEliminar
  36. Mi querida Ana. En cuanto a lo del examen oral no se preocupe quien examina a quien. Lo importante es aprobar.
    Y puede besarme en la bolsa... que yo soy muy facil
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  37. Soy Tontaina,

    Mi querido Gilipollas, le he dicho ya que le encuentro hoy muy guapo, es usted mi héroe. Estoy decidida a dejar al quiosquero, a pesar de que mi abuela diga que es un hombre con porvenir por aquello de que tiene un negocio propio. Es un soso, no como Usted que me hace reír.

    Por la pérdida de su trabajo no se preocupe hombre, y por ser gilipollas tampoco. Los tontos y los gilipollas podemos vivir muy tranquilos. ¿Usted sabe la vida tan estresante y fatigada que deben llevar los listos?. Además nosotros tenemos unas prebendas de las que ellos no gozan.
    Nosotros podemos hartarnos de decir tonterías en cualquier foro que nadie dice nada porque nadie espera nada de nosotros, y eso evita muchas tensiones en la vida. Sin embargo ellos todo el día midiendo sus palabras, procurando que sus opiniones tengan criterio. Todo el día manteniendo la compostura, porque a los que ejercen de inteligentes no se les debe notar demasiado que en el fondo son como nosotros, retontos y gilipollas de remate, ellos tratan de disimularlo y algunos hasta lo consiguen. Además lo nuestro es una estrategia de supervivencia, nadie ve en nosotros una amenaza. Querido Sr. Gilipollas mediante el ejercicio de la estulticia, la gilipollez y la locura se alcanza la libertad.Persistamos en lo que somos y sin complejos.

    Por cierto, ¿ estará buscando trabajo verdad, Sr. Gilipollas?. Entenderá que si dejo al quiosquero tengo que ir pensando en mi futuro.

    ResponderEliminar
  38. Madre mía! Qué polifacético es usted! Me ha encantado la historia, sobre todo la forma de contarla. Espero que se decida a continuar con la saga detectivesca.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  39. descubri el diario gilipollas por un casual y yo que siempr eme he sentido un tonto del culo que no un gilipollas, ya verdad que me ha encantado y me quedo contigo. me gusta. un saludo

    www.falsario.org

    ResponderEliminar
  40. Sí, si gilipollas es, sin duda...
    Pero tengo una pregunta...
    ¿Por qué cojones cree que soy una mujer?

    ResponderEliminar
  41. Es usté un genio hasta con bragas en la mano, joder. Aunque sea un completo gilipollas, y aunque a mí no me lo parezca tanto, la verdad ;)

    ResponderEliminar
  42. Querida Tontaina. Hágale saber a su abuelo que tengo trabajo, casa y coche. Que con usted solo tengo intenciones honestas. Me he enamorado de usted después de leer que sabe poner la palabra "estulticia" en una frase con sentido.

    Querida SU, estoy pensando seriamente en dedicarme a la literatura policíaca. "Gilipollas, detective privado" o algo así. Necesito una musa ¿dispuesta?

    Querido Falsario, bienvenido a la familia. Las primas fáciles están en el cuarto de la costura.

    Querido/a loquemesacademiscasillas. Siento haberle confundido de sexo, ahora que se que utiliza "cojones" en las frases ya se que a usted no debo tirarle los trastos. Me quita usted una gran responsabilidad de encima. Gracias.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  43. Querida Elektra. Soy un gilipollas por tener las bragas en la mano. Si fuese listo tendría la mujer desnuda en la mano.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  44. Ays... las novelas de misterio nunca traen nada bueno...

    Besitos!

    ResponderEliminar
  45. Mi querida Cris... las bragas ajenas nunca traen nada bueno...
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  46. Continúe con la narrativa.
    Acabo de escuchar un Ohhhhhh, ahhhhh, ehhhhh,, en la pared.

    Amantes impertinentes.

    ResponderEliminar
  47. Mi querida urbanoyhumano. Sus deseos son ordenes. Seguiré narrando.
    Y sepa usted que envidio esos sonidos. No les envidio a ellos, los amantes. Lo que envidio es no poder estar junto a usted esuchando esas impertinencias.
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  48. Jajja. Eres un crack, me he reído a carcajadas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  49. Gracias amigo Jauroles. No lo diga muy alto que el crack tambien es una droga.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  50. Me encanta que seas un gilipollas ya que cualquiera no puede relatar y cauticar con sus relatos de principio a fin, yo noengo una 46, mas bien una 38, pero tambien soy capaz de aplastar los capullos.
    Besazos de esta tu gilipollas.

    ResponderEliminar
  51. Me encanta que seas un gilipollas ya que cualquiera no puede relatar y cauticar con sus relatos de principio a fin, yo noengo una 46, mas bien una 38, pero tambien soy capaz de aplastar los capullos.
    Besazos de esta tu gilipollas.

    ResponderEliminar
  52. ¿Mozo en un vivero de rosas?
    ¡Joder qué trabajo más chulo! Perfume gratis. Una pena que le despidieran.

    ResponderEliminar
  53. me encanta lo que escribes,
    con ese humor que te caracteriza je, je...

    un besazo de Cora

    ResponderEliminar
  54. Sois todos geniales jaajajaja

    Sr. Gilipollas, tiene ud. a lo mejorcito de la blogsfera por aquí(no me incluyo, que soy mala), le felicito.
    Besos y risas!

    ResponderEliminar
  55. Mi querido amigo y a que se dedica ahora, además de decirnos cosas bonitas a todas las feminas que le visitamos?.


    Un besote jefe.

    ResponderEliminar
  56. Amigo Completo:

    Teniendo en cuenta su nivel de gilipollez, es complicado hacerse el misterioso, perder el trabajo era una consecuencia lógica.

    Sin acritud, ¿eh?

    ResponderEliminar
  57. Querida Amor. No importa que la 46 del relato sea en realidad una 38. La realidad siempre es mas exigua que la ficcion. Por desgracia también es mas esquiva. Pero me alegra saber que compartimos conidición de gilipollas

    Querido Jimmy. ¿Perfume gratis es sinónimo de trabajo chulo? No se yo...

    Mi adorada Cora, me alegra que la encante como escribo, a mi me encanta que la encante y me premie con besazos. No podría estar mejor pagado.


    Querida Silvia_D. ¿Tener lo mejorcito? Yo siempre he querido lo peorcito... no podía aspirar a mas.

    Querida ODRY. Ademas de dedicar todo mi tienmpo a decirles cosas bonitas a todas las feminas que me visitan, me dedico a esperar a ver si alguna se dedica a traspasar la virtualidad para hacerla mi esposa. Atrévase.

    Querido chapete. Siento ser evidente. Pero es lo que tiene ser un completo gilipollas. Los finales tristes siempre se escribieron para los gilipollas.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  58. Es una pena que le despidieran, si llevaba razón, pues llevaba razón...
    Pero si no se hubiera comportado como un completo gilipollas desvelando a Manolo, este relato no tendría la oportunidad de ser leído por todos nosotros, así que no le quedaba más remedio como un gilipollas.
    Eso sí, espero que, al menos, despidieran a Manolo, ¿no?

    ResponderEliminar
  59. Más vale que lo suyo es ficción porque... La mujer sale siempre un poco mal parada en sus relatos, no? Y quítese esa bolsa de encima si tiene 2 huevos! ;)

    xoxo
    B* a la Moda

    ResponderEliminar
  60. jajjajaja es usted mi sherlock Holmes favorito!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  61. Mi querida Claudia. Debe usted saber que Manolo, cual protagonista de "el cartero siempre llama dos veces", asesinó al dueño del vivero y huyó con la oronda mujer hasta que la policia truncó su nueva felicidad. Por suerte mientras sucedia todo eso yo estaba en la cola del paro.

    Querida B a la Moda. Siento no poder hacer realidad su deseo. No puedo quitarme la bolsa de la cabeza porque tengo un solo huevo. El otro lo perdí en una apuesta en un asilo de ancianas en las afueras de Tudela.

    Querida Rosa. Gracias, usted tambien es mi Rosa favorita (¿se ha dado cuenta que en el relato hay cientos de usted misma?


    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  62. 1982...

    ¿ Y ahora a que se dedica a parte de deleitarnos con su texos varipintos?

    ¿Que fué de Manuel y de Manolo?

    Espero continuación de sus memorias ( no me venga con la escusa de que un gilipollas no la tiene, acaba de relatarnos un hecho de hace bastantes años terrestres)

    Besos desde mi mar.

    ResponderEliminar
  63. Que gran descubrimiento de su blog!!. Me ha dejado anodada con su relato!!. Que mala suerte la suya en el vivero, es que cuando se tiene alma de cotilla no hay más remedio que seguirla XD

    Besetss

    ResponderEliminar
  64. Pues otro más que se va a engrosar las filas del INEM...¡madre mia!

    Saludos.
    Arwen

    ResponderEliminar
  65. Mi querido y adorado Gilipollas, soy Tontaina. Debo decirle que me levanto pensando en Usted, me acuesto pensando en Usted, salgo a la calle y veo Gilipollas por todos lados. Hasta mi abuela el otro día me dijo:

    -¿Qué te pasa Tontaina, que estás alelá?

    Señor Gilipollas, no dude que en cuanto haya posibilidad plantearé a mi abuelo las nobles intenciones que Usted tiene para conmigo. Pero debemos ser realistas Sr. Gilipollas y esperar que el Alzheimer venga en nuestro auxilio, dada la honda huella que su blog dejó en mi abuelo.

    Mientras tanto, vivo emocionada, y le permito que piropee y que se cite con otras mujeres, no veo en ello amenaza para nuestros solidos quereres. Sin embargo no puedo decir lo mismo de la cartera, ¡no me gusta un pelo!

    Su arrrobada Tontaina

    ResponderEliminar
  66. aaaah! (eso fue un suspiro)

    quien fuera la gordita de la cama de rosas!

    ResponderEliminar
  67. Mi C.G. Yo soy suya desde el mismo momento en el cual usted empezó sus coqueteos, soy facilona, no lo puedo evitar.

    Un besote

    ResponderEliminar
  68. Que gracia tiene usted en contar las historias...todavía se dedica al mundo de las rosas?
    Y al manolo no lo despidieron?
    Yo tb soy una gran fan de Sherlock Holmes y Poirot.
    Siempre suya.
    So urban so chic

    ResponderEliminar
  69. Querida Ondina, mis memorias son tan escasas como mi memoria. Si quiere puede venir a acompañarme. El médico me ha dicho que el mejor remedio para recuperar la memoria es el amor. Si no... siempre nos quedará el sexo. Manuel y Manolo creo que se llevaron un saco de ostias del doce.

    Querida Pio. Yo tengo alma cotilla por una única razón: la vida de los demás (de cualquiera) siempre será mas interesante que la mia. Bienvenida. Los albornoces están en el armario.

    Querida Arwen. No se preocupe por el INEM, esto sucedió hace demasiado. Gracias a Dios (y a una escopeta de cañones recortados) los bancos siguen prestándome dinero a un irrisorio interés.

    Amada Tontaina, convenza a su abuelo y la cartera será solo un recuerdo del pasado. Estoy esperándola (si me lo permite me vestiré para no coger frío).

    Mi amada Adriana. Usted siempre suspirando. Me encantan sus suspiros sean del tipo que sean. Incluso me encanta cuando no suspira usted. Nunca deje de suspirar...

    Querida ODRY ¿si es fácil porque duerme en el lecho de otro? El uniforme de enfermera comienza a coger polvo. Coja esa caravana de la que tanto alardea, póngase el salto de cama y venga ya mismo.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  70. La gordas también tienen derecho a echar un polvo.
    Es mas yo,echaría ahora mismo un polvo gordo.
    Siempre suya,señor mio.

    ResponderEliminar
  71. Mi (secretamente) adorada So Urban So Chic. No me dedico al mundo de las rosas, ahora solo me dedico al mundo de los capullos (el mundo que mejor conozco, debo confesar). Manolo fue despedido, por supuesto, pero el había encontrado el amor. A mi me despidieron sin arte ni parte, sin culpa ni premio.
    Y no me diga eso de "siempre suya" que se me saltan las bujías...
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  72. Querida S. Yo no le niego el sexo a la oronda señora. Lo que le niego es que no lo echase conmigo, solo eso. Yo ahora mismo la ayudaría aunque de gordo solo tengo mi barriga cervecera.
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  73. jajajajajajaj lo que no te pase atiii...! Muy bueno! y me gusta como escribes, no esta nada mal para ser un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  74. Mi querida Ane, gracias, pero todo lo que escribo lo hace un negro. Literalmente. Lo encontré en el Senegal y es el único que sabe poner los acentos en su correcto lugar.
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  75. Estaba decidida a convertirlo en mi próximo icono sexual (con permiso de Palop y Guardiola).

    Pero veo que usted se burla inmisecordimente de la pericia de mi Horatio Caine: Pelirrojo cifósico y contrahecho donde los haya pero trabajado, y su postura seguro que figura en los manuales del "quién es quién" de la sociedad policial.

    Es sabido que sus técnicas detectivescas son lo más novedoso del mundo mundial y debemos tomar ejemplo de su intelecto y de su carácter.

    Señor D. Gili...¡Si es que Ud. se va cerrando puertas...a ´espuertas´!

    El caso es que Ud me estaba gustando, pero claro..no creo que me permitan compartir con Ud. secretos de Estado.

    Lloro...

    ResponderEliminar
  76. Mi querida Fiebre. Es imposible no reirse de Horatio y su pose de brazos en jarras (posición de salida para todo buen cantante de jotas) y su mirada de acero (de chicle diría yo). No crea que mis dotes detectivescas son secreto de estado. Mas bien son algo digno de "la leche es blanca" o "el agua moja". No voy más allá. Y lo de la leche no es ningún símil mi querida y febril amiga.
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar