"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

30 mar. 2011

Historia de una vecina casual


Esta historia comienza cuando, por cuestiones laborales, me vi obligado el verano pasado a mudarme a la bonita población de Cáceres. La Universidad de Extremadura necesitaba mi ayuda. No se equivoquen, no era mi contenido lo que necesitaban sino mas bien mi voluminoso continente. Es decir, necesitaban voluntarios para un proyecto científico cuyo propósito una cláusula de confidencialidad me impide revelar lo cual significa que estoy obligado a callar que era el objeto del experimento llamado "Obesidad versus gravedad versus flexibilidad" del departamento de ciencias. Cuando me lo propusieron imaginé tres meses rodeado de jovencitas en bata (blanca, no de boatiné) y mucho dinero. ¿Quién podía negarse a eso? Me pagaban el viaje y un pequeño apartamento. Mucho dinero, poco trabajo. Hay que ser muy gilipollas para negarse a eso.

Sucedía en verano del año pasado, aún recuerdo como el 1 de Junio me planté en el que sería mi nuevo apartamento por los siguientes tres meses. Un diminuto cuchitril con una habitación, una cama, un lavabo, un sofá y una nevera. Bueno, pensándolo bien tampoco era tan raro ¿Quién quiere dos sofás o dos neveras en su casa? Me asomé a la ventana para admirar el fantástico paisaje de una pared de cemento sembrada de ventanas, en una de ellas, un piso por debajo del mío estaba asomada una encantadora joven de grandiosos ojos, labios sobresalientes, pelo lacio recogido en una coleta y una deliciosa naricilla de ratón. Una atractiva joven, pequeña de tamaño que no de armonía estética, pero lo que más me impresionó de su rostro era el escote que insinuaba en su camiseta. De repente ella levantó la vista y yo me precipité instintivamente hacia el suelo con las manos en la espalda y repitiendo “no la he tocado señor agente, lo juro”. Un acto reflejo, nada más. Cuando volví a echar un vistazo, había desaparecido.

Esa misma tarde fui a la universidad donde me explicaron la naturaleza del experimento a la que apenas presté atención pues mi mente permanecía ocupada en el escote que había visto esa misma tarde. Creo que debería haber prestado más atención atendiendo a todo lo desagradable que sucedió después en el laboratorio de ciencias. Pero esa es otra historia.

Por la noche volví al apartamento, el calor era asfixiante así que abrí la ventana e instintivamente se deslizó a toda velocidad hasta la ventana de ella. Había luz y lo que vi solo puede clasificarse de milagro omnipotente. Allí estaba, sentada en una silla junto a la ventana, tecleando en un ordenador, vestida tan solo con unas pequeñas braguitas azules con un lazo rosa. Nada más. Sus pechos, cuál dos rodajas de melocotones en almíbar coronados por dos fresones, eran una invitación a alimentarse única y exclusivamente de esa fruta nada madura. Su estómago, liso pero no tanto y coronado por la redondez de un ombligo circularmente pluscuamperfecto, era otra invitación a comer lomo de 1a especial hasta extinguir cualquier animal cuyos lomos comestibles fueran. Sus piernas, delgadas y del color del amanecer, su pelo precipitado alrededor de aquel magnifico rostro. Debía inmortalizar aquel momento así que fui corriendo a por mi cámara fotográfica nueva pero como aún no había leído las instrucciones tuve que conformarme con coger un bloc de notas y hacer el dibujo que acompaña este post como testimonio del significado de la palabra “hambre”.

Después de estar una hora y media con medio cuerpo fuera de la ventana dibujándola, ella movió la cabeza y me miró.

-¿Te gusta lo que ves? –preguntó a viva voz.

Yo volví a tirarme instintivamente al suelo con las manos en la espalda y repitiendo “no la he tocado señor agente, lo juro”. ¿Qué quieren que les diga? Cada uno tiene sus tics. Cuando volví a la ventana ella había desaparecido. Dos minutos más tarde alguien daba golpes a mi puerta, abrí y me la encontré dentro de una camiseta y unos pantalones cortos.

-Hola –dijo ella.
-Soy gilipollas –dije yo.
-No te preocupes, no pasa nada por haber echado un vistazo. Todo el mundo me mira pero sucede que hace demasiada calor para tener vergüenza.
-No, no. Me refiero a que me apellido “Gilipollas”.
-¿Tienes nombre?
-Fernando.
-Yo me llamo Lorna.
-Lorna, luz de mi vida –comencé hincando la rodilla en tierra- fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lor-na: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lor-na.
-Qué bonito, pero en Lorna no hay una tercera sílaba. Solo dos. Y eso es de “Lolita”.

De improviso ella me arrancó el papel que sostenía en la mano derecha. Su retrato. Después me lo devolvió y desapareció.

¿Entienden ustedes a las mujeres? ¿Acaso alguien entiende a las mujeres? Yo no. Nunca más volví a verla. Durante tres meses estuve asomado a la ventana mientras descansaba de las maratonianas –y dolorosas- sesiones en la universidad. Durante tres meses estuve aporreando su puerta y esperando que ella aporreara la mía. La puerta me refiero. Nunca se repitió el milagro. Veía luz en su ventana, bajo su puerta. Pero ella nunca volvió a mí, tampoco me permitió que yo fuese a ella. ¿Qué diablos había sucedido? ¿Qué hice mal si apenas había hecho nada? Necesito saberlo.

Pienso en bisontes y ángeles, en el secreto de los pigmentos perdurables, en los sonetos proféticos, en el refugio del arte. Y esta es la única inmortalidad que tú y yo podemos compartir, Lolita.

Digo... Lorna.



75 comentarios:

  1. Querida Mamá Española en Alemania. Ya sabe, cuando me dan a escoger siempre digo lo mismo que cuando me dicen "¿A quien quieres mas, a papá o a mamá?

    Pues al butanero.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  2. Quien iba a saber que Lorna había leído Lolita.

    ResponderEliminar
  3. Estimado DDmx... yo no lo sabía, para mi desgracia. Eso me pasa por copiar siempre. También me da por copiar a Rocco Siffredi y tambien fracaso siempre.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  4. Sí señor, ha demostrado usted que sabe escribir además de ser ingenioso. Me ha gustado mucho. Están muy bien las descripciones.

    ResponderEliminar
  5. Son cosas que sólo pueden pasar en Cáceres...

    (Besitos)

    ResponderEliminar
  6. Querida NI la breve. Ingenioso puede pero me da vergüenza escribir y citar a Vladimir Nabokov en el mismo texto. Pero gracias...

    Querida Cris. Ardo en deseos de volver a Cáceres. Literalmente.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  7. El problema no era usted, era ella. ¿Le suena?

    ResponderEliminar
  8. Querido papacangrejo. Me suena: es la historia de mi vida.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  9. Pero Gili, por que eres tan lanzado?. Diplomacia hombre!. Que es eso de arodillarte y decirle todas esas memeces...invitala a algo hombre. Las veces que has contado tus fracasos con las mujeres ha sido por tu impetu!!. Tienes que ser más diplomatico hombre!
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Querido Luis

    Intento ser diplomático pero mis erecciones me delatan.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  11. Lo vuestro no es entendellas
    es el no saber tratallas,
    pues habríais de invitallas
    para poder conocellas.

    Presentarse es ya de inicio
    cual caballero educado,
    mas que os vean ejercitado
    que ya sois hombre de oficio.

    Del oficio no ocuparos,
    lo importante es la presencia,
    pues que ésta indica tenencia
    de dineros sin reparos.

    Si no disponéis de medios,
    una vez ya conseguido
    lo que fue por vos querido,
    poned tierra de por medios.

    ResponderEliminar
  12. Querido Carlos Galeon. No soy muy de poesia pero se reconocer el talento de un poeta cuando lo tengo delante. Usted no lo tiene. Pero siempre agradezco sus poemas.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  13. pues en este caso, me pongo de su parte... no sé qué pudo fallar. alguien que te dibuja desnuda y te cita una novela interesante merece un poco más de respeto, de tiempo, de interés.
    pienso, que esta vez, la gilipollas era ella.

    ResponderEliminar
  14. Las mujeres son así. Lo mismo te buscan que te abandonan, todo en el mismo minuto. ¿Cuando nos acostumbraremos a sus rarezas? Vuelva usted a Cáceres, que tiene que haber segunda parte...

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Su piernas delgadas del color de amanecer... mmm Señor gilipollas, por su culpa ser gilipollas está empezando a parecerme agradable y no quiero confundirme.

    ResponderEliminar
  16. Pues creo que efectivamente no, no hay quien entienda a las mujeres.
    Yo ahora mismo estoy intentando explicarme a la vez que intentando entenderme... vamos que estoy hecha un lío...

    ResponderEliminar
  17. Querida Naar. Yo si que se que pudo fallar: el gilipollas de siempre (yo).

    Estimado Sunseeker. Ya se que las mujeres son así. El problema es que los hombres nunca lo recordamos.

    Querida Blog A. No se confunda, es literatura, sigo siendo un gilipollas obeso que solo pretende fornicio. ¿Mejor?

    Querida Miss Takes. Yo en cambio estoy intentando entenderla en vez de explicarme. Creo que deberíamos coordinarnos. Sin duda sería mucho mas divertido.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  18. ¿Estaba usted limpio al recibirla?
    Hay quien tiene le da importancia a eso.

    ResponderEliminar
  19. Querida/o Gamma Glo. Maldita sea... una camiseta llena de agujeros y manchas. Eso era...

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  20. Me alegra haber sido útil.

    Atentamente,
    Gamma

    ResponderEliminar
  21. Estimado Sr. Gili. un dato, trate de no escogerlas cultas. Besos

    ResponderEliminar
  22. Querido/a Gamma Glo. La utilidad se la dire cuando conozca su sexo. No literalmente, al genero me refiero.

    Querida Pilar. ¿Usted cree que la escogí porque era culta? Estaba desnuda!

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  23. No se preocupe, eso nos ha pasado a todos alguna vez. Que nos ignoren digo, meter la pata de esa manera es de... bueno, ustéd me entiende.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  24. Querido Elvis. El problema es que a mi no me pasa alguna vez. Me pasa siempre.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  25. Lolita??? Que edad tiene Lorna???? . jajajaja bueno que le quiten lo bailo, por lo menos tuvo buenas "vistas"

    Una fan incondicional ajjaja

    ResponderEliminar
  26. Estimado Lord Completísimo,
    Me enorgullezco de sus progresos. Viviendo una historia amorosa-sexual y obsesiva, producto de una fijación ficticia, de lo que usted al igual que Humbert cree ver en esa chica...
    (y no hablo de los melocotoncitos... )
    He tenido que estudiar para hacer este comentario... y al final, incluso, he tenido que leer a estudiosos del tema, que de todo hay!!!
    Saludos literarios!

    ResponderEliminar
  27. Querida marinagi. Le informo a usted y a los guardias civiles que ha tenido la amabilidad de enviarme que Lorna, aunque pequeña de cuerpo, era mayor de edad.

    Querida kamikaze. No me diga que ha tenido que ir a la wikipedia a descubrir que el gilipollas de Lorna era el Humbert de Lolita. No malgaste el tiempo en ese tipo de búsquedas. Internet se inventó para buscar porno.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  28. Sr. Fernando,
    Dejaré de lado el tema de la peluca.
    Propongo: entre usted a web´s. tipo meetic y nos cuenta como le va...
    No es q insinúe q quiero q nos entretenga con sus andanzas.. o bueno sí... pues eso, q opina?

    ResponderEliminar
  29. Hola fernando G!!
    Un post excelente,me ha gustado mucho
    Enhorabuena
    besazos enormes

    ResponderEliminar
  30. ¿cómo que sus erecciones le delatan?? no quedamos en que es un señor bastante... grande, con micropene? ay ay.. a ver si lo que tiene.. son lapsus de memoria..

    me encantan sus escritos..un beso..

    ResponderEliminar
  31. Querida Silvia. Ya escribí en su momento sobre esas webs de contactos. Si en el 1 a 1 siempre fallo imagine en un lugar donde hay cientos de hermosos hombres mordiéndose las mejillas por dentro en la foto cual Enrique Bunbury.

    Querida Viridiana. Muchas gracias. Un beso.

    Querida lunera. No... no... ustedes siempre se fijan ahí y saben distinguir entre "algo", "poco" o "nada". En mi caso "poco" es "erección".

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  32. A lo mejor es que ella esperaba que usted también estuviera desnudo, Quid pro quo...

    Un beso

    ResponderEliminar
  33. Sr. Gilipollas, al menos conserva usted su dibujo, un recuerdo para revivir ese momento siempre. Por otro lado, tengo un amigo que intentó por todos los medios entender a las mujeres y me dijo que su conclusión, literalmente, fue: las mujeres son fuego, sólo encontré fuego. Pues eso, no trate de entenderlas, o se encontrará abrasado.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  34. Querida Ana.¿Quién esperaba que yo estuviese desnudo? ¿Ella o usted? Confiese mujer...

    Querida dona invisible. Si la teoría de su amigo de que las mujeres son fuego entonces estoy salvado. No soy bombero pero tengo manguera.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  35. Ambas por supuesto, ya que aquella mujer era yo.

    ResponderEliminar
  36. Si intenta entendernos se volverá aún más loco, pero si le diré que pobre de la mujer que utilice para guiarse en la vida la vista y no el corazón.
    MUakkkk

    ResponderEliminar
  37. Oh, es que con esa descripción me he enamorado hasta yo... ( de su ex vecina, se entiende ), y eso que me considero bastante heterosexual..

    ResponderEliminar
  38. Bueno, bueno, esta vez si que estuvo cerca Completo Gilipollas, parece que ella incluso hasta se lo pensó, el problema es que los calores atontan, pero en este caso no lo suficiente. Desde luego que la chica debía estar de buen ver, aunque creo que, según cuenta, también le gustaba que la miraran. De todas formas, aquí ella falla claramente. Usted la dibujaba como era...
    P.D.: Aprenda a usar la cámara rápido, se obtienen bonitos regalos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  39. esos parecen los actos reflejos de Berlusconi mas bien!, besos gilipollas

    ResponderEliminar
  40. Querida Ana. ¿Y ahora me lo dice? Mardita zuerte la mia.

    Querda MEDEA. Pues en mi caso todas las mujeres se guían por la vista. Así se entiende que siempre salgan corriendo.

    Querida Wen. Si la hubiese visto en vez de leer la descripción se habría puesto usted una camisa de franela y se habría cortado el pelo a lo garçon. Bollo power, que le llaman.

    Estimado Savoy Truffle. Si los calores atontan entonces entiendo muchas cosas. Yo siempre estoy sudando.

    Querida Adriana. Berlusconi... el Dios del Gilipollas.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  41. Cómo? Que estuvo usted viviendo en mi ciudad? Pues he de decir que bonita es un rato, pero en verano, más bien julio y agosto, mejor que ni se acerque por los calores. No me extraña que la pobre Lorna anduviera en braguitas... ahora me preguntará si todas las cacereñas hacemos top less en las ventanas en verano. No se lo digo, lo mismo se mudaría aquí de por vida!!! :D

    ResponderEliminar
  42. Querida Volare. No había caído en la cuenta de que quizás Cáceres sea la cuna del topless de terraza interior. Si la respuesta es afirmativa... ya me veo viviendo ahí.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  43. Qué tía más tonta, ud me parece el gilipollas más sexi de la blogosfera.

    ResponderEliminar
  44. Pse, a falta de mar...buenas son terrazas (pero no terrazas de verano, no se crea usted que nos tomamos las cañas así de ligeritas...bueno...emm, no sé. Olvídelo.

    ResponderEliminar
  45. Debo tener el dia gilipollesco ya que no me he enterado de nada y no me ha hecho esbozar usted ni una misera sonrisa.
    Saludos primaverales.

    ResponderEliminar
  46. Sabía usted que en Internet hay fotos de hombres ligeros de ropa? Esto es el porno?

    ... oups Y ahora qué?

    Un besote Completote!

    ResponderEliminar
  47. Ella se lo pierde.
    Con lo que me gusta que me dibujen... no la entiendo.
    Besos

    ResponderEliminar
  48. Querido Fernando (compañero Gilipollas) Me ha encantado esa descripción que ha hecho de la tal Lorna, por un momento me sentido prota de su dibujo, ayyyy XD como lo he vivido, sin embargo no entendi a esa nenota, probablemente agilipollada por los años no supo ver su encato , no se preocupe amigo Fernando (se llama vd, como mi fallecido perro, YORKI, 187 GRAMOS al que adoraba !!!, bueno al rollo yo que vd, le hubiera intentado ofrecer una coca bien fria qui tando el taponcillo con su boquita y mirándola muy fijamente, ella no se hubiera podido resistir, y si ademas Vd. le hubiera dicho que tenia los mejores pechos que habia visto, guauuu hubiera tenido problemas para quitarsela de encima, bueno ya sabe si tiene hambre llameme, yo siempre tengo para el hambriento...ya sabe aplico aquello de "DAZ DE COMER AL HAMBRIENTO" cosas de mi abuela nunca lo olvidé, ella daba de comer a todo el pueblo..masculino se entiende, aquiiiii estoiiiii no lo olvide muack

    ResponderEliminar
  49. Querida calma, si yo le parezco el gilipollas mas sexi de la blogsfera le recomiendo que acuda a toda prisa a su oculista. Hay politicos mas sexys que yo.

    Querida volare, acabo de imaginar todas las terrazas de Cáceres en verano llenas de mujeres en topless bebiendo cerveza. Ya se donde voy a pasar el verano.

    Querido Lorenzo. No se que decir. Pruebe a volverlo a leer con un diccionario.

    Querida kamikaze. ¿En serio internet está lleno de hombres desnudos? Voy corriendo a dar de baja mi ADSL, pues.

    Querida Maria. Cuando quiera la dibujo.

    Querida DIOSAS AlAtaQue. Tengo hambre.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  50. Pues el dibujo es realmente sugestivo, me gusta. Si yo hubiera sido Lorna le hubiera pedido que me lo regalara, dándole la oportundad de regatear. ¡Qué lástima!
    Un abrazo, Sr. G.

    ResponderEliminar
  51. El dibujo es realmente bonito. Yo me hubiese sentido halagada si alguien (digo usted) me hubiese dibujado.

    Por lo demás, la descripción de Lolita... digo Lorna, genial. Me ha gustado hasta a mí.

    Aún así creo que hay que tachar a Lorna de la lista.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  52. Querida noaguantoamijefe. Si usted hubiese sido lorna habría pasado de dibujarla y me habría lanzado de ventana a ventana cual ágil ninja habiendo caído por el patio de luces, seguramente.

    Querida Ebony. Nunca tacharía a Lorna de la lista. Si tachase a todas las mujeres que me rechazan de la lista estaría mas solo que Robinson Crusoe en la isla. La esperanza es lo último que se pierde.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  53. Por cierto, cuando llegue a los 1000 seguidores, el blog explota?

    ResponderEliminar
  54. No me extraña que no volviera a verla. Se fue tan deprisa que ni apagó la luz de su habitación.
    Lo que me gustaría saber es lo que hay detrás del dibujo. Hay está el motivo de su huida.
    Para entender a las mujeres solo hay que compararlas con la electricidad:
    La que es corriente no alterna y si la tocas te sacude. Aplique esta regla si puede.
    Saludos,
    00100100111

    ResponderEliminar
  55. Querido Mr G, para ser usted un gilipollas he de decir que lleva una vida de lo mas interesante.
    Empezo a sentir celos de tantas mujeres a las que describe con tanta pasión, siento que nuestro amor se va apagando...

    ResponderEliminar
  56. Mi querido Sr. Gilipollas Borges se le queda grande, pero buen intento. Un saludo

    ResponderEliminar
  57. Querida Ana. Cuando llegue a los 1000 seguidores el núcleo del planeta tierra implosionará dejando a todas las mujeres sin ropa. El apocalipsis, vaya.

    Estimado COMO-DORE. Su comparación de las mujeres con la electricidad es tan casposa como ingeniosa. Felicidades.

    Mi adorada Little Chloé. Cuando quiera la describo a usted con pasión. Estoy libre todas las tardes de 8 de la mañana a 12 de la noche.

    Querida mujer asilvestrada. ¿Borges? ¿El aceite de oliva? No entiendo nada.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  58. Pero se quitó la bolsa de la cabeza cuando se asomaba por la ventana?. A que va a ser que lo confundió con un terrorista de vacaciones en el interior por alergia a la arena de Benidorm.

    ResponderEliminar
  59. Estimado Dr. Mikel. Pues no me quite la bolsa ni cuando miraba ni cuando abrí la puerta. Maldita sea, era eso. ¿Ve porque necesito un doctor?

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  60. A ver si va a ser por que no le gustó el dibujo?

    ResponderEliminar
  61. Estimado hijoeputa. ¿A ver si va a ser que no le gusté yo?

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  62. Muy bien, pues mantenga a Lorna-Lolita en la lista, no vaya a ser. Lo de su apocalipsis particular... me inquieta...

    Saludos

    ResponderEliminar
  63. Querida Ebony. Mi apocalipsis es el apocalipsis. Tengan cuidado todos. El 2012 está mas cerca de lo que creemos. A 9 meses mismamente.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  64. Si, se lo aclaro, ese final con torsión que pone el relato en boca de Lorna, recuerda bastante al final de la historia La casa de Asterión de Borges, no se me haga el tonto.

    ResponderEliminar
  65. Querida Lorna. El final (último párrafo) es una transcripción -palabra por palabra- del último párrafo de la novela "Lolita" de Vladimir Nabokov. La mayoría de la literatura que hay en este (real) post está inspirado en esa novela.

    Nada que ver con Borges, siento desilusionarla.

    Aunque no le niego que otros posts han tenido influencias Borgianas, pero no le diré cuales...

    :)))

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  66. Lea el cuento que le he citado y luego analice parecidos. Un saludo

    ResponderEliminar
  67. Querida mujer asilvestrada. Con todos los respetos: mi post nada tiene que ver con Borges. Estamos a viernes y lo último que haría un viernes noches es analizar a Borges (o a Saramago). El fin de semana dejo el cerebro en un cajón.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  68. No me refiero al contenido sino a la forma. El recurso literario de cambiar la voz del narrador en el último momento y abrir el relato con otro personaje o realidad es muy borgiano.No me refiero a que haya copiado el relato de Borges, ¿comprende?.¡Es Ud. muy susceptible!. Mire que se lo tengo que explicar todo.

    ResponderEliminar
  69. Le ha salido la vena poética al describirla... Me han entrado ganas de melocotones y fresas... qué cosa!
    BeXo.

    ResponderEliminar
  70. Querida mujer asilvestrada. Debe ser que soy un completo gilipollas.

    Querida Malena. Yo desde ese momento solo hago que comer melocotones y fresas. En almíbar, claro.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  71. Creo que se está usted dulcificando...lo digo por la manera de describir poeticamente a la chavala, en fin, usted sabrá,igual la técnica de osito de peluche gigantesco le da más resultados que esta que viene utilizando sin demasiado exito por lo leído hasta el momento.

    Más saludos.

    ResponderEliminar
  72. Querido acrobata, yo me dulcifico o lo que haga falta con tal de conseguir éxito.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  73. Querido, tome lecciones de arte, aprenda a dibujar, pintar, esculpir o modelar.

    ¿Qué ha pasado? Su deliciosa y frutal ninfa fue a comprobar la calidad de su arte y la posibilidad de garrapatear un artista con cierto renombre. Imagine que fuese usted el nuevo Chagall o un Nabokov pictórico. Otro gallo le habría cantad. A usted y a su Lorna, que se habría colgado de su brazo en su vernissage de LA, y habría pernoctado en su cama, por supuesto.

    Mienta, haga carteles de mentira anunciado sus exposiciones, sea creativo...engañe );-) en la guerra y el fornicio todo vale.

    Siempre mía, Rosa.

    ResponderEliminar
  74. Querida Rosa, soy plenamente consciente de que en la guerra y el fornicio todo vale. Lo que sucede es que para mi el fornicio es la victoria de la guerra y -hasta el momento- me he mostrado como tu pésimo estratega.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar