"El secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla... está hecho" (Groucho Marx)

19 abr. 2011

Mi nombre es Gilipollas, Fernando Gilipollas.



Siempre he admirado esas películas donde un tipo repeinado con gomina y vestido con impecble smoking se lleva al catre a todas las mujeres que se le ponen por delante, sean amigas o villanas. Incluso a las mujeres que se le ponen por detrás. Exacto: las películas de James Bond. Y jugando  ser  invidente podría ahora preguntarme que tiene ese atractivo agente secreto que no tenga yo. Puede que tan solo gane en volumen al personaje en cuestión pero eso se debe tan solo a que he descuidado algo mi apariencia en los últimos 44 años. Pero, como dice un amigo mio (que cumple condena en la cárcel modelo por atracar bancos): el secreto está en la actitud. Es guapo el que se cree guapo. Sobretodo dentro de un smoking y dentro de un casino. 

La primera parte de mi plan consistiría en conseguir un smoking, atuendo que –aunque actualmente en desuso- resulta indispensable para calzarse apariencia de agente secreto. Aunque sea la apariencia del Anacleto, el agente secreto patrio también merece una oportunidad. Y para ello ya no hace falta acudir a un sastre de renombre que te mide sospechosamente la entrepierna con una cinta métrica. Ahora cualquier chino te alquila un segunda mano de la boda de su primo Lu-Chin y problema solucionado. Puede que sean smokings para enanos que brillan como un faro en plena tormenta. Pero son baratos. Una vez dentro del atuendo me miré en el espejo del ”todo a 1 euro” y -aunque me asemejaba a una morcilla que hubiese pasado demasiado tiempo en la barbacoa- decidí que cumplía los mínimos estéticos para emprender mi aventura. Lo cual, viniendo de mi, no es decir demasiado. Y de esta guisa, con un smoking de tergal dos tallas mas pequeño y los zapatos de charol de mi abuelo, me dirigí al Casino de Barcelona con paso decidido aunque no demasiado firme. Los zapatos me apretaban y el smoking me rozaba en mis partes mas vergonzantes.

Reconozco que hubiese resultado mas aparente llegar al casino montado en un Aston Martin pero sucede que ni tengo coche ni tampoco creo que cupiese en uno así por lo que me monté en el autobús y media hora mas tarde ya estaba en la entrada del casino mostrando mi carné de identidad a un tipo de expresión aburrida que se escondía tras un ordenador.

-Pollas. Gilipollas -dije darme cuenta de la obscenidad que resultaba mi apellido convertido al mito Bond.

El tipo me miró con desgana y me devolvió el carné.

-¿Sabe cuanta gente me hace la misma broma? -preguntó.
-¿Todos?
-Casi todos, pero reconozco que ninguno con su apellido. ¿De donde ha sacado ese traje?
-Bonito ¿eh?
-Yo no me atrevería a decir tanto.
-Dentro de poco me verá salir con dos mujeres del brazo. Eso es lo que importa.
-Ardo en deseos de ver eso.
-Hasta ahora amigo -dije despidiendome de mi nuevo amigo con un gesto como si disparase un arma con los dedos.
-Hasta luego señor Pollas.

Dentro de la sala del casino todo era moqueta del siglo pasado, tipos aburridos con pantalones a cuadros jugando a las tragaperras y algún que otro turista bebiendo en el bar. ¿Dónde estaban las rubias? Cambié 20 euros en fichas y me dirigí a una de las mesas donde podía verse una brillante ruleta dorada rodando sobre si misma. Las fichas eran de 1 euro. O sea, 20 fichas que con el primer movimiento se me desparramaron todas por el suelo. Al agacharme a recogerlas escuché el característico sonido de la tela rasgándose. Alguien rió a mi espalda. Me di la vuelta y vi a una mujer de mediana edad embutida en un traje de color rojo y con un bolso dorado. Puede que no fuese una de esas hermosas mujeres que aparecían en las películas del agente secreto. Pero era una mujer.

-¿Quiere acompañarme? -le pregunté- Quizás me de usted suerte.

La mujer se encogió de hombros y me acompaño hasta la ruleta mientras un sospechoso aire frío se colaba por mi entrepierna. Acababa de descubrir que parte del smoking había perdido su textil integridad.

Aposté un euro al numero 23. Después otro euro al numero 2. Y así los otros 18 euros restantes a números que parecían ni existir en aquella ruleta. A los cinco minutos me había quedado sin fichas. Y entonces sucedió el milagro. La mujer se acercó a mi oído y me susurró lo que sigue.

-Frente al casino hay un hotel, te espero en media hora en la habitación 223.

Y diciendo esto desapareció.

¿Y ahora qué? ¿Acaso el completo gilipollas no puede estar tocado de un breve instante de brillantez en toda su vida? Por fin los cielos se habían abierto y el mismismo Dios me señalaba con su dedo acusador.

Hoy fornicarás, hijo mio.

Media hora más tarde estaba aporreando la puerta de la habitación. La mujer abrió y me invitó a sentarme en un sofá. Yo obedecí inmediatamente. Si me hubiese invitado a arrancarme la piel con un abrelatas oxidado habría obedecido también con igual rapidez.

-Primero tenemos que hablar de dinero -dijo ella.

Dios, en su infinita sabiduría me había enviado a una mujer que además de pretender sexo con el que suscribe iba a pagarme. Imaginé que era una de esas mujeres ricas que aparecían en los realitys de la televisión. Para que luego digan que James Bond es un personaje de ficción. En ese momento levanté de nuevo la cabeza a los cielos y guiñé un ojo. Gracias.

-Son 300 euros la hora -dijo ella.
-Bueno, me halaga usted. Acepto esos 300 y le haré una rebaja del 10%, se lo dejo en 270 euros.
-¿Que estás diciendo?
-De acuerdo, 250 euros y no hablamos mas. Acepto cheques y efectivo.
-Tu me tienes que pagar a mi, imbécil.

Levanté de nuevo la vista al cielo e imaginé al mismo Dios revolviéndose se entre sus nubes acompañado de grandes carcajadas. Gracias señor. Gracias James Bond. Gracias prostituta de lujo.

Iros todos a pasear a la playa. 




51 comentarios:

  1. ay, madre... ni con smoking!!
    jajaja.
    y eso que el plan pollas, gili-pollas parecía infalible.
    algún día conseguirá fornicio, querido mío, algún día.
    además para eso es primavera, para estar alterado y encontrar a alguien hasta el culo de antihistaminicos, con los ojos llorosos y un poco salido. perdón, salida en su caso, no volvamos por los derroteros homosexuales...
    le deseo buena suerte y le envío un beso.

    ResponderEliminar
  2. ¿la diferencia?
    Un Guión favorable.

    ResponderEliminar
  3. Ni se le ocurra gastar ese dinero en fornicio!!!
    Tengo un plan que le conseguirá fornicio gratis y durante mucho tiempo mucho más barato.
    103 euros le costará: un vestido y unos zapatos en la sección tallas grandes, más una peluca en los chinos y un CD virgen.
    Se disfraza usted de mujer y se baja lo último de Bisbal, por poner un ejemplo, le pilla la SGAE y le condenan a cadena perpetua en una CARCEL de MUJERES!!! Se lo imagina más barato no puede ser: comida, alojamiento y fornicio gratis (alguna acabará cayendo... no cree)
    Los 200 restantes se los gasto yo como de costumbre.

    Un beso azul.

    ResponderEliminar
  4. Gran error apostar al rojo... ;)

    ResponderEliminar
  5. !!Hola Fernando G!
    !Bravo,ha sido increible,!

    ¿Fernando la mujer seria un espectáculo andante para cobrar 300 euros por una hora de fornicio?
    !Q dineral!
    Maravilloso post
    un besazo enorme fernando

    ResponderEliminar
  6. Sr. Pollas.. parece mentira, después de tantas experiencias pase usted por inocente...
    ains...

    ResponderEliminar
  7. James Bond es un patan. Vivan los mil intentos (y ojala algun acierto, incluso en la ruleta) del espía Pollas.

    Una pregunta casual: porqué el autobus? donde esta Jose?? no ha participado desde la última desventura del hospital, no me haga imaginar lo peor...

    un saludo (preocupado)

    ResponderEliminar
  8. Si señor, el secreto esta en la actitud, ni smoking ni nada, actitud. Y usted tiene mucha.

    Yo de los 300 euros no digo mucho porque el sólo mencionarlo me parece un barbaridad (de dinero).

    Un saludo, y ya lo llevo en GReader.

    ResponderEliminar
  9. Quizá le vió con una bolsa en la cabeza y le tomó por Pollas, Gili-pollas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Yo si quiere me embuto en un bikini tipo Ursula y probamos a arrasar en Sitges mismo...pero le auguro bochorno a tutiplén....ahí queda dicho.

    Siempre suya....

    ResponderEliminar
  11. Llevaba los mismos zapatos que muestra desde por lo menos Julio del año pasado en su aventura paralela de wateres de bar? Por cierto, con la camisa de cuadros y la chaqueta vaquera no parece ud tan gordo, jejeje.

    ResponderEliminar
  12. Vaya, vaya, ha visto demasiadas pelis de James Bond... Completo Gilipollas. Además con el pantalón roto no se triunfa nunca, es una mala señal. de todas maneras las tarifas de la chati eran cojonudas... y encima no le dió suerte, si es que todas las mujeres igual... sacando pasta. Tranquilo hombre, algún día llegará su princesa, pero no en un casino.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Lograsteis una mujer
    y ella os dio en qué entender;
    que aquello que pretendía
    acababa en platería
    de vuestra bolsa a la délla.
    Bien debisteis no perdella
    y a la hora de pagalla
    decir con orgullo y talla:
    solamente un dar me agrada,
    que es el dar en no dar nada.

    Vuestro sincero admirador.

    ResponderEliminar
  14. De verdad que tenias que haberte echado atras en cuanto te viste con el traje....¡¡ahora los espias van de sport!!¡
    ¡¿No has visto a Jason Bourne?!!!!
    Amigo, mas que un polvo, lo que necesitas es un estilista....

    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  15. Tiene razón: ella le debería pagar a usted!! QUé gente más desagradecida...
    Le BeXo y hoy, también le Abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Vaya frescas se encuentra usted!
    Querer cobrarle a usted por fornicio, querer cobrarle al Completísimo... No me lo creo! Usted oculta algo (aunque no sea su entrepierna precisamente, no nos lo cuenta todo.

    A besotes voy.
    (Algún día le diré que me fascinan sus relatos ... pero hoy no)

    ResponderEliminar
  17. Yo le hubiera cobrado a la prostituta 200 pesetas, 2 alfileres, y boli bic.

    ResponderEliminar
  18. ella, que se lo pierde a usted, las mujeres con bolsos dorados no son muy inteligentes, no... pero el Dios riéndose a carcajadas del gilipollas, ha estado genial!!! jajaja

    ResponderEliminar
  19. Le faltó el irresistible toque de glamoor de un chorreón de Varón Dandy en los sobacos. Debió documentarse leyendo el espia que surgió del frío de Jonh Le Carré.

    Aunque la verdad sea dicha no le veo yo de espia: poco control emocional.

    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Jajajajaja, me acaba de producir dolores abdominales de tanto reirme.
    Mirelo por el lado bueno...al menos la puta era de lujo no?

    Un beso gratis.

    ResponderEliminar
  21. aaaah, el daño que nos ha hecho el cine... los casinos ya no tienen tipos elegantes, mafiosos divirtiéndose ni rubias peligrosas... si es que en alguna ocasión los han tenido... entre ficción y realidad, hay que elegir siempre, siempre la ficción. Mola más.

    ResponderEliminar
  22. Querida Naar. Gracias por sus amables palabras. Yo también espero que sus augurios sean igual de acertados y algún día yo consiga fornicio. Aunque sea con una votante del PP.

    Estimado papacangrejo. La próxima vez intentaré un remake de “La espía que me amó”. Ese guión nunca falla.

    Querida El-la, voy a invertir esos 103 euros inmediatamente. Espero que usted me traiga bocadillos de mortadela en la cárcel de mujeres además del bis a bis mensual.

    Querida NuNa. Es que apostar al negro no me gusta, me parece racista.

    Querida viridiana. La mujer era, en efecto, un espectáculo andante. Sobre todo por el peinado que traía. Creo que dentro del moño de la susodicha cabían dos bolsas de patatas de 3 kilos cada una y quedaría espacio para un cófrade de paso de semana santa (con el capirote y todo).

    Querida Silvia. Yo siempre paso por inocente. También paso por hombre. Ya ve, soy como las películas en 3D, todo parece real pero es ficción.

    Querida en las nubes. Eso pretendo, sorprenderla. Entre otras cosas...

    Estimado jeremias. José sigue recuperándose de nuestro accidente del pasado Noviembre. Le manda sus rebuznos. Digo… sus saludos.

    Querido Rafael. Yo tengo mucha actitud, demasiada me temo. Así me va. Se me adivina la actitud pero también las intenciones.

    Querida Elma Tambre. Maldita sea… se me olvidó dejar la bolsa en casa…

    Querida Sincopada. Lo que usted propone se parece sospechosamente a Torrente 5. Y no haga rimas, por favor.

    Estimado hijoeputa. Exacto, los mismos zapatos de charol baratos. Da gusto encontrar un lector fiel y atento a los detalles. Acaba de ganarse usted una cerveza. Ya puede bajar al bar a tomársela.

    Estimado Savoy Truffle. Si a usted 300 euros por acostarse con una mujer le parece una tarifa cojonuda no quiero ni pensar el saldo de su cuenta corriente.

    Estimado Carlos Galeon. Que gran verdad. Ella solo quería mi bolsa. Lo malo es que mi bolsa siempre va vacía.

    Querida La Perfida Canalla. ¿Los espías van de sport? Voy sacando el chándal de los domingos, pues. ¿Puedo combinarlo con zapatos de charol?

    Querida Malena. Si usted algún día quiere pagarme a mí a cambio de sexo avise. No estoy preparado para emociones tan fuertes.

    Querida kamikaze. Todas las mujeres que me he encontrado a lo largo de mi vida han querido cobrarme de un modo u otro. Y yo siempre estoy dispuesto a pagar.

    Estimado DDmx. No imagino que ecuación es esa de 200 pesetas, 2 alfileres, y boli bic. Sobre todo porque nadie tiene pesetas. Pero tomo nota por si algún día alguna mujer quiere pagarme a cambio de sexo. ¿Pero qué digo…? Olvídelo.

    Querida Adriana. Las mujeres con bolsos dorados no son inteligentes pero bien suelen ser muy golfas. Mi ideal de mujer, ya ve usted. ¿Quién quiere una inteligente cuando puede tener un golfa?

    Querida mujer asilvestrada. ¿Los espías utilizan Varon Dandy? Maldita sea… y yo perfumándome con aceite de girasol…

    Querida Princesa. La puta no sé si era de lujo pero era puta. Eso seguro.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  23. Querido Rusty James. Siempre la ficción. Tiene razón. Sobretodo cuando alguien tiene una realidad como la mía.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  24. Estimado Sr.Gilipollas, creo que las carcajadas que imaginó divinas eran en realidad de su nuevo amigo desde la acera de enfrente.

    Atentamente,
    Gamma

    ResponderEliminar
  25. Estimado/a Gamma Glo. La acera de enfrente es tentadora pero de momento el semáforo está rojo para cruzar.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  26. Homre CG espero que haya entendido que 300 eran una pasada de caro... era ironía. Saludos.

    ResponderEliminar
  27. Nunca nos descubrieron la vida nocturna o licenciosa, aunque fuera diurna, de nuestro querido Anacleto. Conociendo al gran Vázquez, 007, 008 y los que vinieran puros aprendices, seguro.

    Profundicemos en google para ver si se destapan sumarios secretos de nuestro héroe patrio, y verá ud. lo que es el producto nacional. Cuento con que no se escandalizará (sería difícil).

    Saludos de SuperEhore.

    ResponderEliminar
  28. nunca he podio comprarme en un chino algo de mi talla jajajajaja que suerte tiene jajajajaja

    gracias.. genial...

    besossssss

    ResponderEliminar
  29. Eres un amor, Sr. Gilipollas y por ello vas por el camino equivocado. Tienes que dejarte de suplantaciones y homosexualadas, sé tu mismo y ligarás seguro.
    Fíjate, aquí es donde realmente te destapas, te muestras como eres y te salen interesantes proposiciones de fornicio gratis.
    Piénsatelo.

    Besos Fernando

    ResponderEliminar
  30. Estimado Sr. Gili, esta vez casi casi, quizás vamos por el buen camino.

    Un beso y la próxima apueste a negro.

    ResponderEliminar
  31. Voy a ejercer de "repelente niño Vicente". Iros ó id señor GiKipollas?.

    ResponderEliminar
  32. Estimado Sr. Gili, peazo orgía en la playa...voy a ver si me los encuentro y llevo algo suelto. Un saludo crack!!

    ResponderEliminar
  33. no creo q sea dios el único q se esté partiendo d la risa,créame, pero vamos por partes:
    1º-james bond está pasado d moda
    2º-molan mas los q van de malotes con barba de tres dias
    y 3º y mas importante:nunca se fíe de una mujer q combina un vestido rojo con un bolso dorado¡¡¡pq sólo pueden ser dos cosas. o una puta ,y déjeme dudar q sea de lujo, ó un travesti.

    en fin siempre suya, mara.

    ResponderEliminar
  34. Intentando ser James Bond??? Usted tiene mucho más...emmmm... mucho más que él. Es sólo una cuestión de márqueting.

    ResponderEliminar
  35. un vestido rojo, un bolso dorado y le pidio 300 Euros? Creo que estaba soñando..

    ResponderEliminar
  36. !!Hola Fernando !!
    Dios a veces es un gran bromista,lo se
    Y si yo hubiera estado con usted
    ,seguramente habríamos desbancado el casino.
    Y no hubiera tenido q aguantar a la del moño lleno de sacos de patatas

    Y después nos hubiéramos ido a pegarnos una cena de las q hacen época,eso si,con otro traje sin brillos y yo por supuesto iría con un traje negro de coctel,!faltaria mas!

    Estimado Fernando me voy de vacaciones,espero seguir leyéndole cuando vuelva,ha sido un honor y un placer comentar en su blog
    Besazos Enormes y hasta pronto
    Au revoir mon ami

    ResponderEliminar
  37. jajajajaja hoy me ha hecho reír pero bien Sr. Pollas.

    Un beso

    ResponderEliminar
  38. Estimado Gilibondpolla:
    A ver si se cree que James Bond follaba gratis. Las escenas de la tarjetera y la american express siempre estaban censuradas.

    ResponderEliminar
  39. Creo que usted demostró al final que tiene principios. Eso me gusta! Qué habría hecho James Bond en esa situación?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  40. El hábito no hace al monje, porque debajo de la sotana también tienen erecciones.
    Y tu?

    ResponderEliminar
  41. Hoy en día Anacleto también se moriría de asco....La gente ya no tiene ni para contratar a Pepe gotera y Otilio, como para detectives....puffff
    Como suena un beso cuando se da en los morros?

    ResponderEliminar
  42. Te enlazo. Será interesante venir a leerte.

    Un saludo.

    Andri

    ResponderEliminar
  43. Hola Sr. Gilipollas, cuanto tiempo sin saber de usted, y aquí estoy de nuevo riendome con sus vivencias, esto nos lleva al dicho:
    "El hábito no hace al monje."
    Espero que para la próxima ocasión tenga usted más suerte.
    ;)

    ResponderEliminar
  44. aja, respondiendo a su pregunta, una mujer inteligente (con o sin bolso dorado) sería lo suficientemente inteligente como para volverse lo suficientemente golfa como para pagar por usted, esté o no esté vestida de rojo, eso si...

    ResponderEliminar
  45. Queridisimo amigo D. gili-pollas, me hartao a reir, francamente haberse visto humillado por una vieja puta , con un bolso doradooo jajajja, pero no me puedo creer que vd, con su smoking amorcillado hubiera aceptado a la vieja, porque seguro que era vieja!!! Amigo, quedese tranquilo, todas las que le seguimos fielmente, estariamos dispuestas a prestarle los 300 eurillos para enseñarselos a la vieja y salir corriendo...Lo que me he reido y me sig riendo..es Vd. UN DIOS para alegrar la vida a esta QUENOSALE DE SEMANASANTA PORQUEOTIENEEURIPIOS.
    besitos Rey

    ResponderEliminar
  46. Estimado Savoy Truffle. Ironía es mi segundo apellido. Gilipollas el primero, claro está.

    Estimado Sergio. Conociendo al gran Vázquez (como tuve el honor de conocerlo brevemente en su última etapa de Makoki) le aseguro que Anacleto tiene una vida desconocida mucho más interesante que la de todos los agentes secretos del mundo juntos. Larga vida al Gran Vázquez.

    Querida lunera. ¿Eso significa que todo le va grande o pequeño? A mi todo me va pequeño, evidente.

    Querida Gabriela Amorós. Si me dejo de suplantaciones y homosexualadas solo quedo yo y tenga por seguro que soy la peor arma para conseguir fornicio gratis. En realidad soy un arma de destrucción masiva del amor. Es conocerme y todos los cupidos salen corriendo. O volando.

    Querida Pilar. Esta vez como siempre: casi pero nada. Pero no se preocupe, ya me he acostumbrado a rozar con los dedos las mieles del éxito, nada más.

    Querida mujer asilvestrada. “Iros” o “id”, supongo que ambas dos suenan bien, mucho mejor que su repelente comentario de rata de biblioteca. Voy a proceder a odiarla durante 20 segundos. La venganza es un plato que se sirve frio, aunque tenga usted microondas.

    Estimado Contraindicado. Espero que eso de ir a la playa a ver si lleva algo suelto se refiera a unas monedas y no a una parte de su cuerpo. Odiaría hacerme una imagen mental de eso.

    Querida mara. Como decía Jack El Destripador, vayamos por partes.
    1- James bond nunca estará pasado de moda
    2- Molan mas los metrosexuales, que lo sé yo (aunque a mi no)
    3- Yo nunca me fío de ninguna mujer y en cambio me fío de todas
    Lo siento querida mía, soy el espíritu de las navidades pasadas y también el de la contradicción.

    Querida Marta. Por supuesto que yo tengo mucho más que James Bond. Unos 100 kilos más así a ojo.

    Querida Blog A. Exacto, un vestido rojo, un bolso dorado y me pidió 300 Euros. Puestos a soñar podría haber soñado con una meretriz más asequible a mi presupuesto. 2 o 3 euros, digo yo. Aunque sé que en el fondo de su corazón usted nunca me cobraría.

    Querida viridiana. Si usted hubiese estado conmigo no habríamos desbancado el casino porque hubiésemos estado jugando a cualquier cosa menos a la ruleta. Ya me entiende… Felices vacaciones de semana santa, amiga mía.

    Querida ♥ Ana ♥ Otra cosa me gustaría hacerla bien, para ser sinceros. No piense mal, hablo de fornicio.

    Querido Dr.Mikel. ¿James Bond no fornicaba gratis? Me acaba de desmontar usted el mito. Que mala leche, por Dios. La suya, me refiero.

    Querida Dona invisible. Como dijo el gran Groucho: tengo mis principios y si no le gustan, tengo otros.

    Querida © MEDEA. ¿Por debajo de la sotana los monjes tienen erecciones? Es usted mejor que la wikipedia, diablos. Aunque he de reconocer que es una información que tampoco deseaba conocer. Ahora solo puedo pensar en monjes erectos, maldita sea.

    Querida CHICA POR MIS OVARIOS. Desconozco como suena un beso cuando se da en los morros pero se el sonido de una mujer cuando cierra una puerta.

    Querida Andri Alba. ¿Me ha enlazado? ¿Debo decirle a mi madre que pronto nos casaremos usted y yo?

    Querida Aspirante a Miss Divina. Me alegro volver a verla, a leerla digo (que ya la veo cada noche en mis sueños). Yo también espero que la próxima ocasión yo tenga más suerte, y usted que lo vea (literalmente me refiero).

    Querida Adriana. Sigo descifrando eso de “una mujer inteligente (con o sin bolso dorado) sería lo suficientemente inteligente como para volverse lo suficientemente golfa como para pagar por usted, esté o no esté vestida de rojo”. Llevo 2 horas y un gran dolor de cabeza y aun no lo he conseguido. ¿Existe una versión resumida de su comentario?

    Querida MIStRaPiToS. Puede creerme, humillado por una vieja puta, con un bolso dorado y yo con mi smoking amorcillado. Aunque puestos a prestarme no me preste 300 euros sino 300 besos repartidos por toda mi oronda anatomía. Eso sí que es un buen comienzo.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  47. pequeño... snif...siempre pequeño..

    ResponderEliminar
  48. Mi queridisimo Fernando GIl, ahi van mis 300 besos repartidos por toda su anatomia y deteniendome probablement en algún lugar predilecto por mi XD:)
    300 mas uno de regalo ,con ternura de esas de las hijitas de las vaquiñas
    Feliz semana pecadora.....
    afectuosamente suya

    ResponderEliminar
  49. Por un momento pensé que follabas... por un momento.

    Oish, es más frustrante usted que el coyote pillando al correcaminos, ¿Va a tener q venir un rico tambien a pagarle porque escriba usted una historia donde pilla cacho?

    ^^ besos Señor G

    ResponderEliminar
  50. Querida Lunera, refuerzo las patas de la cama y la llamo.

    Querida MIStRaPiToS. No quiero ni imaginar cuales son sus lugares predilectos. O mejor si... y rezo porque sean los mismos que los míos.

    Querida Mar. Yo también lo pensé por un momento. Mi tragedia es que solo sucede en mi pensamiento. Y créame, si alguien me pagase por escribir... puede que incluso lo hiciese. Soy una prostituta de la cultura.

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar